PUBLICIDAD
Última actualización web: 03/02/2023

Trastornos mentales más frecuentes en los pacientes con enfermedades avanzadas: Ansiedad y depresión.

Autor/autores: Odalys Hernández Quintero , Mónica Arbedo Figueredo
Fecha Publicación: 31/08/2011
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

Los cuidados paliativos recuperan la forma más profunda de comprender y atender al paciente terminal que late en la medicina. Por la situación terminal de enfermedad en la que se encuentran los pacientes que reciben cuidados paliativos, los tratamientos empleados frente al dolor y demás síntomas físicos serán principalmente de intención paliativa. Casi por definición, por su carácter interdisciplinario  y por estar centrada en el paciente, la medicina paliativa es integradora y no supone una exclusión de otros especialistas ni de tratamientos que tengan la misma intención paliativa y miren por el bienestar del paciente. El sufrimiento físico y mental es habitual en las enfermedades terminales. Los pacientes suelen temer que su sufrimiento se prolongue y no lo puedan controlar. El alivio de su dolencia permite al paciente vivir de forma tan completa como sea posible y centrarse en el único problema presente, que es cómo enfrentarse a la muerte. Los problemas emocionales pueden ser respuestas normales frente a eventos catastróficos como el diagnóstico y la evolución de un cáncer. Hemos visto que ambos síntomas coexisten con frecuencia de ahí la importancia de su estudio y tratamiento. La relación de depresión y ansiedad, esta descrita en toda la literatura revisada. Según Hamilton en el 96% de los casos, la depresión se presenta con síntomas ansiosos, la coexistencia de ambos parece constituir un indicador de gravedad.

Palabras clave: cuidados paliativos; enfermedades terminales; depresión; ansiedad.


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-6815

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Hernández Quintero O. Psicologia.com. 2011; 15:28.
http://hdl.handle.net/10401/4344

Revisión teórica
Trastornos mentales más frecuentes en los pacientes con
enfermedades avanzadas: Ansiedad y depresión
Odalys Hernández Quintero1*, Mónica Arbelo Figueredo2

Resumen
Los cuidados paliativos recuperan la forma más profunda de comprender y atender al paciente
terminal que late en la medicina. Por la situación terminal de enfermedad en la que se
encuentran los pacientes que reciben cuidados paliativos, los tratamientos empleados frente al
dolor y demás síntomas físicos serán principalmente de intención paliativa. Casi por definición,
por su carácter interdisciplinario y por estar centrada en el paciente, la medicina paliativa es
integradora y no supone una exclusión de otros especialistas ni de tratamientos que tengan la
misma intención paliativa y miren por el bienestar del paciente. El sufrimiento físico y mental es
habitual en las enfermedades terminales. Los pacientes suelen temer que su sufrimiento se
prolongue y no lo puedan controlar. El alivio de su dolencia permite al paciente vivir de forma
tan completa como sea posible y centrarse en el único problema presente, que es cómo
enfrentarse a la muerte. Los problemas emocionales pueden ser respuestas normales frente a
eventos catastróficos como el diagnóstico y la evolución de un cáncer. Hemos visto que ambos
síntomas coexisten con frecuencia de ahí la importancia de su estudio y tratamiento. La relación
de depresión y ansiedad, esta descrita en toda la literatura revisada. Según Hamilton en el 96%
de los casos, la depresión se presenta con síntomas ansiosos, la coexistencia de ambos parece
constituir un indicador de gravedad.
Palabras claves: Cuidados paliativos, enfermedades terminales, depresión, ansiedad.

Recibido: 23/12/10 - Aceptado: 03/12/10 ­ Publicado: 30/08/11

* Correspondencia: odaher@infomed.sld.cu
1y2 Especialista de 2do Grado en Medicina General Integral. Profesora Auxiliar de FCM 10 de Octubre

Psicologia.com ­ ISSN: 1137-8492
© 2011 Hernández Quintero O, Arbelo Figueredo M.

1

Hernández Quintero O. Psicologia.com. 2011; 15:28.
http://hdl.handle.net/10401/4344

Desarrollo

Depresión y ansiedad en pacientes terminales
La mayoría de los pacientes terminales experimentan algunos síntomas de depresión y/o
ansiedad. En ocasiones son fácilmente reconocidos por los equipos de salud y se les brinda
tratamientos que pueden ser de mayor o menor efectividad, pero en otras se les confunde con
síntomas propios de la enfermedad y/o el tratamiento o se les ve como ¨normal¨ dado el
proceso por el que atraviesa el individuo, no dándoles la atención que requieren. Al no ser
tratados adecuadamente interfiere con el tratamiento, la recuperación y la calidad de vida del
paciente.
Se deben valorar algunos aspectos, tales como:
1-

Prevención

_ La evaluación y el seguimiento inicial son ideales para prevenir una depresión.
_ Manejo escalonado de las malas noticias.
_ Educación al paciente y a la familia.
_ Brindar apoyo con esperanzas realistas.
2- Evaluación inicial
_ Evaluar el manejo del duelo con el paciente y la familia.
_ Identificar episodios previos de depresión u otro trastorno mental.
_ Antecedentes familiares de depresión, suicidio u otra enfermedad mental.
_ Evaluar problemas de temperamento: nerviosismo, inestabilidad, rebeldía, mal humor, etc.
_ Historia de uso o abuso de sustancias.
_ Registrar antecedentes de somatización.
_ Preguntar directamente al paciente sobre ideas o intentos suicidas.
_ Niveles de depresión (PRIME MD, HADS: Hospital Anxiety and Depression Scale).
3-

Facilitar la comunicación

_ Disponer de suficiente tiempo para que el paciente exprese sus sentimientos en relación a lo
que está ocurriendo.
_ Realizar evaluaciones de seguimiento más frecuentes en pacientes más frágiles (se prefieren a
las evaluaciones más largas y menos frecuentes).
_ Reunirse en un entorno adecuado (por ej. paciente cómodo, acompañado).
_ Suministrar información de manera directa y con lenguaje médico sencillo.
_ Responder a las emociones del paciente con empatía.

2

Hernández Quintero O. Psicologia.com. 2011; 15:28.
http://hdl.handle.net/10401/4344

_ Reconocer la necesidad de obtener un balance entre decir la verdad y suministrar esperanza
en el paciente.
_ No ofrecer posibilidades irreales al paciente.
4-

Intervenciones psicológicas específicas

_ Los pacientes y sus familiares que presenten síntomas o signos que interfieran con el
tratamiento o la calidad de vida, son susceptibles de intervenciones psicológicas.
_ Para atender a la familia es necesario que el paciente lo apruebe, asegurándole que no se
romperá la confidencialidad.
_ Permitir al paciente expresar sus miedos y preocupaciones acerca del cáncer y la muerte, al
igual que la confianza que él tiene en el grupo tratante para manejar las complicaciones o
síntomas y signos físicos y psicológicos que aparezcan durante la evolución de la enfermedad.
_ En casos especiales, sugerir al paciente participar en grupos de apoyo, ejercicios de relajación,
entrenamiento conductual y otras intervenciones psicológicas.

En la literatura revisada se señala que el 34% de los pacientes que sufren de ansiedad
desarrollan ulteriormente depresión secundaria. Así como el 49% de los pacientes con
trastornos de ansiedad padecen de depresión .Por lo que existe frecuentemente comorbilidad
entre ambas, pudiéndose agravar el cuadro de las mismas.

Depresión
En cuidado paliativo, la depresión es reconocida como uno de los problemas de salud más
comunes con prevalencias que varían del 5 al 77%.En los pacientes ambulatorios se puede
presentar hasta en el 25%.
Principales manifestaciones en el paciente con enfermedad terminal:
- Tristeza
- Desesperanza
- Indefensión
- Baja Autoestima
- Ideas de culpa
- Sentimientos de inutilidad
Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de síntomas depresivos:
-

Adulto joven (metas no realizadas, vida truncada).
Bajo apoyo social (emocional y logístico).
Alta discapacidad física, dolor (directamente y por aumento de discapacidad).
Lesión directa al Sistema Nervioso Central.
Hipercalcemia.

3

Hernández Quintero O. Psicologia.com. 2011; 15:28.
http://hdl.handle.net/10401/4344

-

Trastornos neuroendocrinos.
Desnutrición.
Infecciones.
Medicamentos
Reacciones inmunológicas.

El diagnóstico de depresión es difícil de realizar en pacientes terminales. La tristeza y el duelo
manifestados son respuestas esperadas después del diagnóstico y en diferentes momentos de la
evolución de la enfermedad hasta los estadios terminales. Adicionalmente los signos físicos de la
depresión (fatiga, anorexia, alteraciones del sueño, etc.) pueden ser atribuibles tanto al cáncer
como a los medicamentos utilizados. El diagnóstico se realiza siguiendo los criterios del DSMIV, sin embargo, algunos síntomas pueden perder validez por ser poco específicos en esta
población. Sin embargo, nada reemplaza una buena historia clínica y un examen físico
detallado, incluyendo una única y simple pregunta: "' ¿Se ha sentido recientemente deprimido,
con desesperanza o decaído?".

Descartar depresión mayor
_ Interrogar durante toda la evolución de la enfermedad sobre sentimientos de desesperanza,
inutilidad, culpa o anhedonia. En caso de incumplimiento de los tratamientos o disfunciones
familiares, considerar la posibilidad de una depresión.
_ Siempre preguntar sobre ideas de muerte o de suicidio.
_ Descartar causas médicas o farmacológicas de depresión en pacientes con Cáncer.
_ Hipercalcemia, disfunción tiroidea, ß - bloqueadores, esteroides, anticonvulsivantes, otras
drogas.
_ Dolor pobremente controlado, persistente.

Intervención ante la depresión
-

Explorar y manejar los temores del paciente y la familia

-

Fomentar mayor apoyo social y familiar

-

Asegurar una atención continuada, con consejería.

-

Profundizar en la relación empática. logrando buena comunicación paciente-familiaequipo profesional

-

Identificar y tratar
hipotiroidismo).

-

Uso de antidepresivos cuando sean necesarios

posibles

causas

orgánicas

(farmacológicas

hipercalcemia,

4

Hernández Quintero O. Psicologia.com. 2011; 15:28.
http://hdl.handle.net/10401/4344

Uso de medicamentos antidepresivos
_ Los antidepresivos forman parte de la terapia recomendada para el paciente
terminal con depresión mayor. También se pueden usar psicoestimulantes como metilfenidato o
pemolina.
_ Debe escogerse el antidepresivo cuyo perfil de efectos adversos se ajuste de la mejor manera al
paciente. Por ejemplo, en pacientes con retraso psicomotor son más útiles las sustancias
activadoras como metilfenidato o fluoxetina. En
pacientes agitados y deprimidos, se recomiendan drogas más sedantes como
nortriptilina, sertralina y paroxetina.
_ Los pacientes con cáncer a menudo responden a dosis más bajas de lo habitual.
Las siguientes son las dosis iniciales recomendadas:
- Amitriptilina 25 mg / día
- Doxepina 25 mg / día
- Fluoxetina 10 ­ 20 mg / día
- Paroxetina 10 mg / día
- Sertralina 20 mg / día
- Venlafaxina 37.5 mg / día
- Bupropión 200 mg / día
- Trazodona 150 mg / día
- Mirtazapina 15 mg / día
- Metilfenidato 5 ­ 10 mg en la mañana y 5 mg en la noche

Los efectos adversos determinan con frecuencia cuál antidepresivo usar:
- Antidepresivos tricíclicos: efectos anticolinérgicos (boca seca, retención
urinaria y constipación), taquicardia, arritmias, hipotensión (bloqueo a-1),
sedación y somnolencia (bloqueo antihistamina H1).
- Inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS): aumento de la
motilidad intestinal, insomnio, cefalea y disfunción sexual, temblor, mareo,
acatisia.
- Venlafaxina: Náusea, incremento de las cifras de presión arterial.

5

Hernández Quintero O. Psicologia.com. 2011; 15:28.
http://hdl.handle.net/10401/4344

- Bupropión: disminuye el umbral convulsivo.
- Trazodone: hipotensión postural (bloqueo a-1), priapismo.
- Mirtazapina: sedación, aumento de peso.
- Psicoestimulantes: hiperestimulación, ansiedad, insomnio, paranoia, confusión.

Ansiedad
La ansiedad es la forma más común de distrés psicológico en pacientes con cáncer: se presenta
hasta en el 95% de ellos. Se caracteriza por elevada activación y abarca manifestaciones de
temor, inquietud y aprensión, además de conductas de evitación La ansiedad en pacientes con
cáncer puede estar presente antes del diagnóstico. El diagnóstico puede desencadenar
preocupaciones anticipadas hacia la evolución de la enfermedad, el tratamiento y eventuales
complicaciones asociadas a la pérdida progresiva de autonomía que antecede la muerte. Puede
adoptar diferentes formas clínicas como:
- Angustia o fobias
- Distres agudo
- Ansiedad generalizada
- Estrés postraumático
Por lo general se presentan como formas reactivas a la enfermedad y los tratamientos.

Factores que predisponen a la ansiedad
- Trastornos de ansiedad previos: dolor no manejado o controlado, medicamentos (esteroides,
antieméticos,
anticolinérgicos,
opioides,
benzodiacepinas,
broncodilatadores,
psicoestimulantes).
- Supresión de drogas (opioides, benzodiacepinas, alcohol).
- Condiciones patofisiológicas (hipoxia, insuficiencia cardiorespiratoria,
hipocalcemia, hipertiroidismo, trastorno electrolítico, sepsis).

hipoglicemia,

Los trastornos de ansiedad pueden ser cognitivos o somáticos. Los síntomas más llamativos son
los somáticos, que incluyen taquicardia, diaforesis, disnea, molestias gastrointestinales, náuseas
y vómito. La pérdida del apetito, disminución de la libido y el insomnio son igualmente
frecuentes, como también la hiperactividad y la irritabilidad.

Evaluación
Interrogar al paciente sobre:
_ Manejo del duelo, síntomas físicos molestos o problemas con los medicamentos.

6

Hernández Quintero O. Psicologia.com. 2011; 15:28.
http://hdl.handle.net/10401/4344

_ Estrés psicosocial y otros posibles estresores.
_ Experiencias previas de ansiedad y problemas de temperamento.
_ Preocupación sobre la condición actual y pronóstico. Fobias asociadas al
tratamiento y síntomas de estrés postraumático.
En el examen físico buscar:
_ Aprehensión, temblor, agitación, temor, inatención.
_ Diaforesis, palidez o enrojecimiento facial.
_ Hipertensión, taquicardia, taquipnea.

Manejo
_ Tratamiento de problemas físicos de base y suspensión de los medicamentos
implicados.
_ Evaluar y tratar de manera agresiva el dolor.
_ Brindar apoyo y seguridad, permitir al paciente expresar sus sentimientos y
pensamientos acerca de la situación y ofrecerle información útil.
_ Entrega escalonada de las malas noticias.
_ Descartar depresión mayor.
_ Psicoterapia de apoyo y terapia conductual.
_ Sugerir técnicas de relajación.
_ Utilizar de manera correcta los medicamentos ansiolíticos:
- Alprazolam 0.75 mg / día
- Diazepam 5 - 10 mg / día
- Clonazepam 0.5 - 1 mg / día
- Triazolam 0.25 ­ 0.5 mg / día
- Hidroxicina 30 - 150 mg / día
- Difenhidramina 75 - 225 mg / día
- Haloperidol 1 - 2 mg / día
- Tioridazina 30 ­ 150 mg / día
- Zolpidem 20 mg / día

7

Hernández Quintero O. Psicologia.com. 2011; 15:28.
http://hdl.handle.net/10401/4344

Información clave
_ Los trastornos depresivos son difíciles de diagnosticar en pacientes con cáncer debido a la
multiplicidad de síntomas relacionados entre ambas patologías.
_ Cerca del 10% de los pacientes con cáncer presentarán un trastorno depresivo mayor que
afectará de manera importante su desempeño.
_ La comunicación y el apoyo son la piedra angular del tratamiento antidepresivo y es a menudo
complementado con la farmacoterapia.
_ Un paciente triste, hipoactivo, con aparente ánimo depresivo, puede cursar un delirio
hipoactivo que puede fácilmente confundirse con un trastorno depresivo.
_ Los psicoestimulantes de acción rápida son útiles como antidepresivos en pacientes
terminales. Sin embargo, los psicoestimulantes deben utilizarse primero como prueba para
evaluar posibles efectos adversos y, si se utilizan, se deben dar temprano en la mañana para
prevenir el insomnio.
_ Los psicoestimulantes están contraindicados en delirio hiperactivo y ansiedad severa.
_ Al igual que con los trastornos depresivos, la ansiedad debe evaluarse y tratarse desde el inicio
con terapia de apoyo y farmacológica.
_ Los psicofármacos deben utilizarse con precaución debido a la posibilidad de interacciones
medicamentosas con otros medicamentos utilizados y a los posibles efectos adversos.

Importa considerar la presencia de síntomas comunes en los trastornos de ansiedad y en la
depresión:


Alteraciones del sueño.



Alteraciones del apetito.



Quejas cardiovasculares y gastrointestinales inespecíficas.



Dificultad de concentración.



Irritabilidad.



Fatigabilidad, falta de energía.

El diagnóstico diferencial debe basarse especialmente en los signos básicos de la depresión:
tristeza, anhedonia, ideación suicida y culpabilidad.

8

Hernández Quintero O. Psicologia.com. 2011; 15:28.
http://hdl.handle.net/10401/4344

Conclusiones
1- Los trastornos mentales como la ansiedad y depresión en los pacientes terminales son
más frecuentes que lo habitualmente esperado.
2- Los mismos se deben tanto a la enfermedad como a los tratamientos que se siguen.
3- Una vez diagnosticados deben ser tratados, para lograr una mejor calidad de vida.

Referencias
1. Hamilton M. Distinguishilg between anxiety and depressive disorders. En: Last CA et al. editores. Handbook of
anxiety disorders. New York: Pergamon Press. 2005.
2. Reyes, M.C. et all. Cuidados Paliativos en pacientes con cáncer avanzado: 120 preguntas y respuestas. Ed. Ciencias
Médicas. Nov. 2009.
3. Breier A., Charney D.S.,Heninger G.R. Major depression in patients with agarophobia and panic disorder. Arch. Gen.
Psychiatry 2004; 41(12): 1129-35.
4. Payne DK, Massie MJ. Diagnosis and Managment of depression in palliative care Handbook of Psychiatry in Palliative
Medicine. Oxford ed, 2000. Chapter 3, 25 ­ 50.
5. Angst J., Dobler- Mikola A. The Zurich Study: VI: acontinuum from depression to anxiety disorders. Eur
Arch.Psychiatry Neurolg Sci 2005; 235(3):179-86.

9

Hernández Quintero O. Psicologia.com. 2011; 15:28.
http://hdl.handle.net/10401/4344

Trabajo seleccionado para su publicación en la revista Psicologia.com, de entre los presentados al XII
Congreso Virtual de Psiquiatría Interpsiquis 2011.

Cite este artículo de la siguiente forma (estilo de Vancouver):
Hernández Quintero O, Arbelo Figueredo M. Trastornos mentales más frecuentes en los
pacientes con enfermedades avanzadas: Ansiedad y depresión. Psicologia.com [Internet]. 2011
[citado 30 Ago 2011]; 15:28. Disponible en: http://hdl.handle.net/10401/4344

10

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar