PUBLICIDAD
Última actualización web: 08/12/2021

Antipsicóticos inyectables de larga duración y su impacto en la calidad de vida, bienestar, funcionalidad y función sexual.

Seguir

Autor/autores: Claudio Cabrera Velázquez , María Martínez Huidobro, José Luis Hernández Fleta, Nieves Ramos Santana, Juan Melián Morales, Javier del Pino Martín Santana, María José Romero Vega, Santiago Navarro Pérez
Fecha Publicación: 20/09/2017
√Ārea tem√°tica: Psiquiatr√≠a general , Tratamientos , Psicof√°rmacos , Trastornos del Sue√Īo .
Tipo de trabajo:  Art√≠culo de investigaci√≥n

Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

RESUMEN

Introducción: La utilización de fármacos inyectables de liberación prolongada (ILD) se considera una de las principales estrategias disponibles en la actualidad para prevenir el abandono del tratamiento. Es nuestro nuestro interés profundizar en los efectos secundarios, tolerabilidad, funcionalidad de los pacientes y aspectos relacionados con los patrones de utilización de los ILD en nuestro medio.

Material y métodos: 53 pacientes diagnosticados de Esquizofrenia, en estabilidad clínica según la CGI, en tratamiento con ILD hemos aplicado las escalas QLS, PSP, UKU, SWAN-K, Salsex y hemos realizado posteriores comparaciones entre los diferentes ILD y observaciones descriptivas sobre los mismos. 

Resultados: Sobre un total de 55 sujetos (38 hombres y 17 mujeres) en tratamiento con ILD encontramos diferencias significativas(P=0,04)al comparar los resultados de PSP en pacientes con 150 mg con los pacientes con 200 mg de Palmitato de Paliperidona (PP) mensuales. La escala SWN-K, muestra significación estadística en su distribución de resultados(P=0,046) (a mayor dosis de PP menor es la puntuación). Según la escala SALSEX para los pacientes con PP indican que el 50% presentaron leve deterioro de su calidad sexual, el 30% moderado y el 19% severo. Los valores medios de la escala UKU para pacientes con PP son 75mg:14,42, 100mg:22, 150mg:14,85, 200mg:14,57. El 87,03% (47) de los pacientes no han reingresado nunca tras el inicio del ILD.

Conclusiones: El PP es la principal elección de los profesionales en nuestro centro de salud en cuanto a ILD y parece ser un fármaco muy bien tolerado según las puntuaciones obtenidas a través de la escala UKU, pero las mayores dosis se asocian con menores tasas de bienestar según la SWN-K. La mitad de los pacientes en tratamiento con PP presentaron leve disfunción.  Encontramos una menor funcionalidad en pacientes con 200 mg de PP con respecto a los que tienen 150 mg. El 87,03% de los pacientes no han reingresado nunca tras el inicio del ILD, sea PP u otro ILD.

 

Palabras clave: antipsicótico, esquizofrenia, inyectable de larga duración, calidad de vida, funcionalidad.

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta p√°gina: http://psiqu.com/1-8507

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

Artículo de investigación

Antipsicóticos inyectables de larga duración
Claudio Cabrera Velázquez1, María Martínez Huidobro2, José Luís Hernández Fleta2, Nieves
Ramos Santana1, Juan Melián Morales1, Javier del Pino Martín Santana1, María José Romero
Vega1, Santiago Navarro Pérez1.
1

Unidad de Salud Mental de Ciudad Alta. Hospital Doctor Negrín. Las Palmas de Gran Canaria
Servicio de Psiquiatría. Hospital Universitario Doctor Negrín. Las Palmas de Gran Canaria

2

Resumen
Introducción: La utilización de fármacos inyectables de liberación prolongada (ILD) se
considera una de las principales estrategias disponibles en la actualidad para prevenir el
abandono del tratamiento. Es nuestro interés profundizar en los efectos secundarios,
tolerabilidad, funcionalidad de los pacientes y aspectos relacionados con los patrones de
utilización de los ILD en nuestro medio.
Material y métodos: 53 pacientes diagnosticados de Esquizofrenia, en estabilidad clínica
seg√ļn la CGI, en tratamiento con ILD hemos aplicado las escalas QLS, PSP, UKU, SWAN-K,
Salsex y hemos realizado posteriores comparaciones entre los diferentes ILD y observaciones
descriptivas sobre los mismos.
Resultados: Sobre un total de 55 sujetos (38 hombres y 17 mujeres) en tratamiento con ILD
encontramos diferencias significativas (P=0,04) al comparar los resultados de PSP en
pacientes con 150 mg con los pacientes con 200 mg de Palmitato de Paliperidona (PP)
mensuales. La escala SWN-K, muestra significación estadística en su distribución de
resultados (P=0,046) (a mayor dosis de PP menor es la puntuaci√≥n). Seg√ļn la escala SALSEX
para los pacientes con PP indican que el 50% presentaron leve deterioro de su calidad sexual,
el 30% moderado y el 19% severo. Los valores medios de la escala UKU para pacientes con PP
son 75mg: 14,42, 100mg: 22, 150mg: 14,85, 200mg: 14,57. El 87,03% (47) de los pacientes no
han reingresado nunca tras el inicio del ILD.

1

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

Conclusiones: El PP es la principal elección de los profesionales en nuestro centro de salud en
cuanto a ILD y parece ser un f√°rmaco muy bien tolerado seg√ļn las puntuaciones obtenidas a
través de la escala UKU, pero las mayores dosis se asocian con menores tasas de bienestar
seg√ļn la SWN-K. La mitad de los pacientes en tratamiento con PP presentaron leve disfunci√≥n.
Encontramos una menor funcionalidad en pacientes con 200 mg de PP con respecto a los que
tienen 150 mg. El 87,03% de los pacientes no han reingresado nunca tras el inicio del ILD, sea
PP u otro ILD.
Palabras clave: antipsicótico, esquizofrenia, inyectable de larga duración, calidad de vida,
funcionalidad.

INTRODUCCI√ďN
El principal objetivo en el tratamiento a largo plazo en la esquizofrenia es la prevención de
recaídas para poder lograr la recuperación de la persona y facilitar la consecución de su
proyecto vital (27). En la práctica clínica, el efecto del tratamiento antipsicótico, se ve
frecuentemente minada por una pobre adherencia a la toma del f√°rmaco por parte del
paciente. El 74% de los pacientes abandonan la medicación antipsicótica de toma diaria
durante el primer a√Īo y medio de tratamiento (30). La falta de adherencia al tratamiento es
el principal factor de riesgo modificable para la prevención de las recaídas en la esquizofrenia
(1, 27). A pesar que no existe una intervención universalmente válida para evitar la falta de
adherencia al tratamiento (2), la utilización de fármacos inyectables de liberación
prolongada(ILP), es decir de tratamientos de depósito, se considera una de las principales
estrategias disponibles en la actualidad para prevenir el abandono del tratamiento en
pacientes con esquizofrenia junto con el uso de Clozapina (3,13), aunque también podemos
encontrar referencias que refutan discretamente estos hallazgos(4). Existen también
referencias que sugieren una mejor eficiencia de estos tratamientos inyectables (24,25)
Así, la utilización las formas depot son cada vez más utilizadas en estos pacientes, ya que
adem√°s de introducir comodidad en los tratamientos por disminuir el n√ļmero de
administraciones y favorecen el cumplimiento y resultados, y pueden ser preferidas por los
pacientes (21, 22). Actualmente en Espa√Īa se cuenta con 4 f√°rmacos inyectables de liberaci√≥n
prolongada en el mercado: Palmitato de Paliperidona (PP), Zuclopentixol decanoato,
Risperidona intramuscular y Aripiprazol de liberación mantenida. Cabe destacar que hasta
hace poco se contaba con otro f√°rmaco depot que ha sido retirado recientemente del
mercado, la Flufenazina decanoato. Así mismo, conviene tener en cuenta que el aripiprazol
de libreación mantenida en un fármaco muy reciente que lleva poco tiempo
comercializ√°ndose en Espa√Īa.

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

2

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

La literatura en relación a la utilización de fármacos ILD con respecto a los antipsicóticos orales
es bastante extensa (5). Asimismo, se han realizado varios estudios de investigación que
pretenden comparar distintas variables entre diferentes tratamientos antipsicóticos de
liberación prolongada (6,7). Sin embargo, se carece de estudios en los que se comparen todas
las formulaciones de dep√≥sito disponibles actualmente en Espa√Īa, teniendo en cuenta una
serie de variables que resultan de interés, como son la calidad de vida, el bienestar subjetivo,
la tolerabilidad, la funcionalidad y la disfunción sexual. En este contexto pretendemos realizar
el siguiente estudio, con el objetivo de determinar cu√°les son las principales ventajas e
inconvenientes de cada uno de los fármacos evaluados, para así poder mejorar la calidad del
tratamiento que brindamos a nuestros pacientes.

MATERIAL Y M√ČTODO
1. Tipo de estudio
Estudio observacional transversal.
2. Población de estudio, criterios de inclusión y exclusión
Pacientes con diagn√≥stico de esquizofrenia, en cualquiera de sus subtipos seg√ļn criterios de
la clasificación de enfermedades mentales CIE-10, que se encuentren estables desde el punto
de vista psicopatológico desde hace 6 meses o más, con seguimiento y tratamiento por la
Unidad de Salud Mental de Ciudad Alta, Hospital Doctor Negrín, Servicio Canario de Salud.
Criterios de inclusión:
- Diagnóstico de esquizofrenia en cualquiera de sus subtipos.
- Evoluci√≥n de enfermedad de m√°s de un a√Īo.
- Que acepten participar voluntariamente en el estudio.
- Estabilidad clínica de más de 6 meses.
Criterios de exclusión:
- Edad menor de 18 a√Īos o mayor de 65 a√Īos.
- Diagnóstico de Retraso mental.
- Otra patología mental concomitante perteneciente al Eje I de clasificación multiaxial
de DSM-IV.

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

3

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

3. Variables estudiadas
·

Tipo de tratamiento de depósito.

·

Variables sociodemogr√°ficas: edad, sexo, estado civil.

·Variables relacionadas con antecedentes
antecedentes familiares psiqui√°tricos.

personales:

enfermedades

org√°nicas,

·Variables relacionadas con el tratamiento de depósito: fecha de inicio, dosis de inicio, fecha
de cambio de dosis, dosis de mantenimiento.
·
Variables relacionadas con ingresos hospitalarios: Fecha de primer ingreso, n√ļmero
de ingresos totales, días totales de ingreso hospitalario, ingresos previos a la introducción
del tratamiento depot (indicando también su duración en días), ingresos totales posteriores
al tratamiento depot (indicando tambi√©n su duraci√≥n en d√≠as), estaci√≥n del a√Īo en que se
ha iniciado cada ingreso.
·Variables dependientes que serán cuantificadas mediante escalas específicas: Calidad de
vida, bienestar subjetivo, tolerabilidad, funcionalidad y disfunción sexual.

4. Instrumentos y modos de medida de las variables
Todas las escalas a continuaci√≥n descritas han sido validadas al espa√Īol.
·
Bienestar subjetivo: Escala del Bienestar Subjetivo con Neurolépticos (Subjective
Well-being under Neuroleptic Scale, SWN-K) (8)
La versión adaptada al castellano de la SWN-K ha mostrado propiedades psicométricas
adecuadas como instrumento autoadministrado de evaluación del bienestar subjetivo en
esquizofrenia. Consta de 20 items, cada uno de las cuales se eval√ļa mediante una escala tipo
Likert de 6 puntos, que pretende cuatificar la medida en que el paciente se siente identificado
con la afirmación propuesta, que va desde "nada, en absoluto", hasta "totalmente".
·
Tolerabilidad: Escala de Efectos Secundarios (Udvalg f√ľr Kliniske Undersogelser,
UKU) (9)
Se trata de una escala descriptiva de registro de signos y síntomas y cuantitativa de intensidad
de los mismos. Define también la interferencia que los efectos secundarios provocan en las
actividades diarias del paciente, y la consecuencia terapéutica que se deriva de dicha
interferencia. La escala consta de cuatro apartados en los que se pretende cuantificar la
gravedad de los efectos secundarios de tipo psíquico, neurológico, autonómico y otros
Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

4

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

efectos adversos, respectivamente. Por un lado se tiene en cuanta la gravedad de los efectos
secundarios, la cual se val√ļa mediante una escapa tipo Likert de 5 puntos, y por otro lado se
considera también la probabilidad de relación causal de estos efectos con el fármaco. Existe
también un quinto apartado, destinado a valorar la interferencia de los efectos secundarios
sobre el funcionamiento vida diaria del paciente, y si se toma alguna medida específica con
respecto a esto. Se trata de una escala heteroaplicada, en la que no se utilizan puntos de
corte. A mayor puntuación, mayor gravedad.
·
Funcionamiento: Escala de Funcionamiento Personal y Social (Personal and Social
Performance Scale, PSP) (10)
La versi√≥n espa√Īola de la PSP es un instrumento fiable, v√°lido y sensible para medir el
funcionamiento de los pacientes ambulatorios con esquizofrenia. La PSP es un instrumento
puntuado por el cl√≠nico que eval√ļa el funcionamiento del paciente en las siguientes 4 √°reas:
autocuidado, actividades sociales habituales, incluidos trabajo y estudio, relaciones
personales y sociales, y comportamientos perturbadores y agresivos. Teniendo en cuenta la
informaci√≥n obtenida, los cl√≠nicos punt√ļan las 4 √°reas seg√ļn los criterios operativos
establecidos, utilizando una escala Likert de gravedad de 6 puntos, que va del 1 (ausente) al
6 (muy grave). Las √°reas 1-3 tienen los mismos criterios operativos, mientras el √°rea 4 tiene
sus propios criterios operativos para facilitar a los clínicos la evaluación de la gravedad de las
dificultades que presenta el paciente.
·

Calidad de vida: Escala de Calidad de Vida (Quality of Life Scale, QLS) (11)

Consta de 21 ítems que se agrupan en 4 categorías: 1) funciones intrapsíquicas (cognición,
conación y afectividad) 2) relaciones interpersonales (experiencia interpersonal y social) 3)
rol instrumental (trabajo, estudio, deberes parentales) y 4) uso de objetos comunes y
actividades cotidianas. Se a√Īade adem√°s un √≠tem Satisfacci√≥n que no punt√ļa en ninguno de
los factores. Cada √≠tem se punt√ļa seg√ļn la escala de Likert de 7 valores que oscila entre 0
(mayor grado de disfunción) y 6 (normalidad). El marco de referencia temporal son las 4
semanas anteriores. Proporciona una puntuación global, a mayor puntuación, mejor
funcionamiento del paciente en esa categoría.

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

5

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

·
Disfunción sexual: Cuestionario de disfunción sexual secundaria al tratamiento con
psicof√°rmacos. PRSexDQ-SALSEX. (12)
Esta escala pretende medir y cuantificar los problemas sexuales que aparecen por la toma de
psicofármacos, así como valorar la interferencia de los problemas sexuales en la adherencia
al tratamiento y el riesgo de abandono. Consta de 7 ítems.: A+ B + 5 items específicos. Los
√≠tems A y B eval√ļan la presencia de alg√ļn tipo de alteraci√≥n en la actividad sexual tras el inicio
del tratamiento con un psicofármaco (item A) y si su comunicación al médico es espontánea
o bien la información se obtiene solo mediante el uso del cuestionario (item B) desvelando la
infracomunicación tan frecuente del problema (80%). Los siguientes 5 ítems evaluan la
intensidad o frecuencia de las siguientes alteraciones de la función sexual mediante una
escala Likert de 0 (menor intensidad o frecuencia posible) a 3 (mayor intensidad o frecuencia
posible): Descenso de la líbido, retraso del orgasmo/ eyaculación, disfunción eréctil/
lubricación vaginal, grado de tolerancia o aceptación de los cambios en la función sexual.
5. Análisis estadístico
Para llevar a cabo las comparaciones entre el PP y el resto de medicamentos, y por la
naturaleza de nuestra muestra en la que hay muy pocos tratamientos diferentes al PP, hemos
englobado por un lado los pacientes en tratamiento con PP, y por otro lado a todos los dem√°s
pacientes con resto de medicamentos de depósito. Se ha calculado la media, desviación típica
y los cuartiles para describir las variables cuantitativas. Se ha utilizado el test de Shapiro-Wilk
para comprobar la normalidad de los datos de las variables cuantitativas. Se ha calculado la
frecuencia y porcentaje en las variables cualitativas. Se ha utilizado el test de Kruskal-Wallis
para comparar una variable categórica con más de dos grupos y una variable cuantitativa. Se
ha utilizado el test de Jonckheere para comprobar si hay una tendencia entre una variable
cualitativa y una cuantitativa. Se ha utilizado el test de tendencia lineal y el coeficiente de
correlación de Spearman como comprobar la asociación entre variables ordinales. El
programa estadístico utilizado ha sido R Core Team (2016), R: A language and environment
for statistical computing, R Foundation for Statistical Computing, Vienna, Austria, URL,
http://www,Rproject,org/.

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

6

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

RESULTADOS
Sobre un total de 55 sujetos (38 hombres y 17 mujeres, cuyas edades se muestran en la
distribución descrita en tabla 1, 10 estaban en tratamiento con Zuclopentixol depot, 43 con
PP, 2 con Risperidona de inyectable, y uno con Aripiprazol de liberación prolongada. La
distribución de las dosis utilizadas se muestra en la Tabla 2.
Los resultados globales de la encuesta PSP se muestran en la tabla 4. Al buscar resultados con
significación estadística con respecto a la variable PSP, hemos encontrado que hay diferencias
significativas (P=0,04) al comparar los resultados de PSP en pacientes con 150 mg de PP
mensuales con los pacientes con 200 mg de PP mensuales. No hemos encontrado diferencias
significativas entre el PP y el resto de medicamentos. El sentido de esta asociación es que a
200 mg de PP hay menor puntuación de la escala PSP que con 150 mg de PP.
Los resultados globales de la encuesta SWN-K se muestran en al tabla 3.
Con respecto a esta variable, hemos encontrado significación estadística (P=0,046), indicando
que a mayor dosis de PP menor es la puntuación de la escala SWN-K.
Los resultados globales de la encuesta QLS se muestran en la tabla 5 y los resultados globales
de la encuesta UKU se muestran en la tabla 6. Los resultados globales de la encuesta SALEX
se muestran en la tabla 7. Con respecto a estas variables ( KLS, UKU y SALSEX ), no hemos
encontrado diferencias entre las diferentes dosis de PP ni entre este medicamento y el resto
de fármacos de depósito estudiados.
Los resultados obtenidos para el PP en cuanto a la calidad de la vida sexual seg√ļn la escala
SALSEX indican que el 50% (n=21) presentaron leve deterioro de su calidad sexual, el 30%
(n=13) moderado y el 19% (n=8) severo. De los que presentaron leve disfunción, el 80%
(n=17) estaban con dosis superior a 100 mg al mes, y 11 de los 17 dosis de 150 o 200 mg mes.
Los valores obtenidos en la escala UKU para los pacientes en tratamiento con PP muestran
unas medias tal cual se indican a continuación (Medias UKU: 75mg:14,42, 100mg:22,
150mg:14,85, 200mg:14,57 ), con una desviación standard de 3,69 y coeficiente de Pearson
de 0,22 sobre la media global de 16,46, indicando poca dispersión de los valores (un 22%).
El 87,03% (n=47) de los pacientes no han reingresado nunca tras el inicio del ILD. Por lo tanto,
el 12,97% (n=7) han presentado proporciones variables del total del tiempo de ingreso tras la
introducción del ILD (máximo 100%, mínimo 10%, mediana 33%).

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

7

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

Tabla 1: Edad de los pacientes
Media

46,38

Desv, tip

10,2

Min

25

P25

35

P50

45

P75

55

Max

65

Tabla 2: Distribución de pacientes por tipo de ILD
Dosis Mensual Mg

N. de Pacientes

Prop. muestra %

50

2

3,57

200

1

1,79

400

7

12,5

50

1

1,79

75

6

10,71

100

9

16,07

150

20

35,71

200

7

12,5

100

1

1,79

150

1

1,79

400

1

1,79

Zuclopentixol
depot

Palmitato de
Paliperidona

Risperidona
inyectable
Aripiprazol de
liberación
mantenida

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

8

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

Tabla 3: Resultados globales de la escala SWN-K
N

56

Media

83,52

Desv, tip

17,76

Min

32

P25

72

P50

84,5

P75

98

Max

116

Test de Normalidad Shapiro-Wilk

0,11

Tabla 4: Resultados globales de la escala PSP
N

56

Media

62,88

Desv, tip

20,23

Min

13

P25

55,75

P50

67

P75

77

Max

100

Test de Normalidad Shapiro-Wilk

<0,001

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

9

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

Tabla 5: Resultados globales de la escala QLS
N

55

Media

57,07

Desv, tip

20,71

Min

20

P25

42

P50

53

P75

72

Max

109

Test de Normalidad Shapiro-Wilk

0,33

Tabla 6 Resultados globales de la escala UKU
N

56

Media

16,84

Desv, tip

13,23

Min

0

P25

7

P50

13

P75

22

Max

62

Test de Normalidad Shapiro-Wilk

<0,001

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

10

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

Tabla 7 Resultados globales de la escala SALSEX
Frecuencia

Porcentaje

Leve

28

50,91

Moderado

15

27,27

Grave

12

21,82

Total

55

100

DISCUSI√ďN
Los tratamientos de depósito son una de las principales vías de abordaje para los trastornos
mentales de severidad que cursan con sintomatología psicótica. Dada la tendencia a la mala
adherencia de la medicación oral puesta de manifiesto en varios estudios, los fármacos de
depósito han demostrado disminuir la tasa de reingresos, al igual que lo han demostrado
medidas antipsicóticas como la clozapina (3,13). En cada recaída se da un deterioro, una
pérdida de tejido cerebral, y se agrava la resistencia al tratamiento (28). Además existe una
pérdida de funcionalidad y calidad de vida y un posible deterioro cognitivo progresivo (29).
En nuestra muestra todos los pacientes estaban en tratamiento con ILP, y hemos encontrado
que tras el inicio de este tipo de medicaciones, los ingresos hospitalarios eran muy
infrecuentes. Esto est√° sustentado concretamente con el hecho de que aproximadamente el
87% de los pacientes no han tenido ingresos hospitalarios tras el inicio del ILD. Esta
información nos invita a considerar que efectivamente los ILD significan una prevención
notable hacia los ingresos hospitalarios de pacientes con Esquizofrenia.
Habiendo disponibles varios tratamientos de depósito, hemos cuantificado que en nuestro
cupo de pacientes afectos de Esquizofrenia Paranoide, el f√°rmaco preferido por los
profesionales es hasta el momento el PP, reflejando un uso mucho mayor de este
medicamento frente a otras alternativas disponibles. Este hecho hace que en nuestra
muestra, la cantidad de pacientes con tratamientos diferentes al PP sea reducido, y por lo
tanto las comparaciones entre el PP y el resto de medicamentos pueden no reflejar de manera
suficiente las diferencias que entre estos pudiera haber. Probablemente por esta razón, las
diferencias significativas que hemos hallado en nuestro estudio se dan entre las diferentes
dosis de PP. Pese a esta pobreza de comparaciones, si hemos hallado datos que encontramos
valiosos desde le punto de vista descriptivo y comparativo en cuanto a los pacientes en
tratamiento con PP.

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

11

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

Un efecto secundario frecuente de los antipsicóticos (APS) es la disfunción sexual, secundaria
en gran medida a la elevación de la prolactina (14). Los APS inyectables de larga duración (ILD)
pueden conllevar este efecto, y es frecuente que no se preste toda la atención al mismo.
Seg√ļn la escala SalSex para la valoraci√≥n subjetiva de la calidad en la vida sexual, con rangos
de puntuación que permiten una categorización del impacto en la vida sexual en leve
moderado y severo, la mitad de los pacientes en tratamiento con PP presentaron leve
disfunción sexual. Sumando los pacientes con disfunción leve y moderada, son el 80%. La
disfunción severa es la menos frecuente (19%). No observamos una relación con las dosis de
PP puesto que hay pacientes con leve impacto en su calidad sexual con dosis de 150 y 200 mg
mensuales. Encontramos nuestros resultados admisibles desde el punto de vista de la clínica,
y ciertamente esper√°bamos encontrar un mayor deterioro de la calidad de la vida sexual en
nuestros pacientes, por lo que nos es grato este hallazgo. Debemos tener en cuenta que
existen otros factores independientes del ALP que merman la calidad de vida sexual en
pacientes con EP, a saber que muchos de ellos tienen un desinterés propio de la
sintomatología negativa del cuadro (15), o presencia concomitante de otros tratamientos que
pueden afectar a la esfera sexual, como por ejemplo el uso de antidepresivos (14, 26). Estos
factores no los hemos tenido en cuenta en este estudio, pero en nuestros pacientes vemos
que el impacto del PP en la calidad de vida sexual parece soportable en la mayoría de los
pacientes.
Los antipsicóticos modernos dicen tener perfiles de efectos secundarios muy tolerables en
comparación con las de primera generación, y debemos ser ambiciosos en cuanto a los
secundarismos. La escala UKU eval√ļa los efectos secundarios de los psicof√°rmacos y los
valores obtenidos muestran una homogeneidad independiente de la dosis de PP, por lo que
el PP parece ser un f√°rmaco bien tolerado seg√ļn las puntuaciones obtenidas a trav√©s de la
escala UKU, escala cuya máxima puntuación posible es de 168 puntos, habiendo obtenido una
media de 16,46 puntos, homogénea en todas las dosis de PP estudiadas.
El bienestar subjetivo en la esquizofrenia ha sido medido con anterioridad (17), así como la
calidad de vida (23). Hemos medido el bienestar de nuestros pacientes tratados con PP
aplicando la Escala "Subjective Wellbeing under Neuroleptic" (SWN-K) y hemos hallado una
relación significativa inversa entre las dosis de PP y la puntuación en la escala SWN-K con un
p valor de 0,046 de forma que las mayores dosis se asocian con menores tasas de bienestar
seg√ļn la SWN-K. El sentido de este fen√≥meno no queda esclarecido, de manera que no
podemos saber si es que los pacientes que por sus características clínicas requieren mayores
dosis de PP para su estabilización sintomática (y que ya por su propia clínica presentan
menores niveles de bienestar) o por el contrario si es el propio tratamiento con altas dosis de
PP lo que est√° generando una merma en los niveles de bienestar de nuestros pacientes. Lo
que sí parece congruente es que a la luz de nuestros hallazgos se sugiere indicar la mínima
cantidad necesaria de PP que permita la estabilización sintomática, como se sugiere como
deseable en otras fuentes (19, 20).
Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

12

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

El Funcionamiento Personal y Social es un factor fundamental dentro del espectro de
fenómenos de la Esquizofrenia (18), y es una diana terapéutica ambiciosa a la que cada vez
se presta más atención. Es de interés conocer el efecto de los actuales antipsicóticos
inyectables de larga duraci√≥n sobre estos factores. La versi√≥n espa√Īola de la Escala de
Funcionamiento Personal y Social (PSP) es un instrumento fiable, v√°lido y sensible para medir
el funcionamiento de los pacientes ambulatorios con esquizofrenia. En nuestra muestra
poblacional hemos encontrado una diferencia significativa en cuanto a los resultados
obtenidos en la PSP (P de 0,04), indicando una mayor puntuación en (mejor funcionamiento)
para pacientes que tiene dosis de 150 mg de PP que aquellos que tienen un tratamiento de
200 mg del mismo f√°rmaco. No se detectaron diferencias entre las dosis de 75 mg y 100 mg.
Por lo tanto, encontramos una menor funcionalidad en pacientes con 200 mg de PP con
respecto a los que tienen 150 mg.

Esto puede ser un reflejo de que las mayores dosis tienden a utilizarse en pacientes con peor
funcionalidad de base, o bien se identifica un empeoramiento de esta funcionalidad en
pacientes en los que se exceden los 150 mg mensuales.

CONCLUSIONES
El PP es la principal elección de los profesionales en nuestro centro de salud en cuanto a ILD
y parece ser un f√°rmaco muy bien tolerado seg√ļn las puntuaciones obtenidas a trav√©s de la
escala UKU, pero las mayores dosis se asocian con menores tasas de bienestar seg√ļn la SWNK. La mitad de los pacientes en tratamiento con PP presentaron leve disfunci√≥n sexual.
Sumando los pacientes con disfunción leve y moderada, son el 80%. Encontramos una menor
funcionalidad en pacientes con 200 mg de PP con respecto a los que tienen 150 mg
mensuales. El 87,03% de los pacientes no han reingresado nunca tras el inicio del ILD, sea PP
u otro ILD.

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

13

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

Bibliografía
1.
2.

3.
4.
5.
6.

7.
8.

9.

10.
11.

12.
13.

14.
15.

16.

17.

18.

19.
20.

Haddad PM, Brain C, Scott J. Nonadherence with antipsychotic medication in schizophrenia:
challenges and management strategies. Patient Relat Outcome Meas. 2014;5:43­62.
Killikelly, Clare, Zhimin He, Clare Reeder, and Til Wykes. "Improving Adherence to Web-Based
and Mobile Technologies for People With Psychosis: Systematic Review of New Potential
Predictors of Adherence." JMIR mHealth and uHealth 5, no. 7 (July 20, 2017): e94. doi:10.2196/
mhealth.7088.
Tiihonen, Jari, Ellenor Mittendorfer-Rutz, Maila Majak, Juha Mehtälä, Fabian Hoti, Erik
Jedenius, Dana Enkusson, et al. "Real-World Effectiveness of
Antipsychotic Treatments in a Nationwide Cohort of 29 823 Patients With Schizophrenia."
JAMA Psychiatry 74, no. 7 (July 1, 2017): 686­93. doi:
10.1001/jamapsychiatry.2017.1322.
Kishimoto, Taishiro, Alfred Robenzadeh, Claudia Leucht, Stefan Leucht, Koichiro Watanabe,
Masaru Mimura, Michael Borenstein, John M. Kane, and Christoph U. Correll. "Long-Acting
Injectable vs Oral Antipsychotics for Relapse Prevention in Schizophrenia: A Meta-Analysis of
Randomized Trials." Schizophrenia Bulletin 40, no. 1 (January 2014): 192­213. doi:
10.1093/schbul/sbs150.
Dong-Jing Fua et al. Paliperidone palmitate versus oral risperidone and risperidone long-acting
injection in patients with recently diagnosed schizophrenia: a tolerability and efficacy
comparison. International Clinical Psychopharmacology 2014, 29:45­55.
Gahan Pandina, Rosanne Lane a, Srihari Gopal, Cristiana GassmannMayer. A double-blind
study of paliperidone palmitate and risperidone longacting injectable in adults with
schizophrenia. Progress in NeuroPsychopharmacology & Biological Psychiatry 35 (2011) 218­226
Joseph P. McEvoy et al. Effectiveness of Paliperidone Palmitate vs. Haloperidol Decanoate for
Maintenance Treatment of Schizophrenia: A Randomized Clinical Trial. JAMA. 2014 May 21;
311(19): 1978­1987. doi:
10.1001/jama.2014.4310.
Sanj√ļan, Julio, Josep Maria Haro, Jorge Mauri√Īo, Teresa D√≠ez, and Javier Ballesteros.
"[Validation of the Spanish version of the Subjective Well-being under Neuroleptic Scale (SWNK) in patients with schizophrenia]." Medicina Clinica 138, no. 4 (February 25, 2012): 151­54.
doi:10.1016/j.medcli.
2011.02.031.
Lingjaerde O, Ahlfors UG, Bech P, Dencker SJ, Elgen K. The UKU side effect rating scale. A new
comprehensive rating scale for psychotropic drugs and a cross-sectional study of side effects in
neuroleptic-treated patients. Acta Psychiatr Scand Suppl. 1987; 334:1-100.
Garcia-Portilla, Mar√≠a Paz, Pilar Alejandra Saiz, Manuel Bouso√Īo, Mar√≠a Teresa Bascaran,
Carlos Guzmán-Quilo, Julio Bobes, and en nombre del grupo de validación de la versión
espa√Īola de la escala de Funcionamiento Personal y Social (PSP). "Validation of the Spanish
Personal and Social Performance Scale (PSP) in Outpatients with Stable and Unstable
Schizophrenia." Revista De Psiquiatria Y Salud Mental 4, no. 1 (January 2011): 9­18.
doi:10.1016/j.rpsm.2010.11.003.
Heinrichs, D. W., T. E. Hanlon, and W. T. Carpenter. "The Quality of Life Scale: An Instrument
for Rating the Schizophrenic Deficit Syndrome." Schizophrenia Bulletin 10, no. 3 (1984): 388­
98.
Montejo AL, Garc√≠a M, Espada M, Rico-Villademoros F, Llorca G, Izquierdo JA, Y Grupo Espa√Īol
de Trabajo Para El Estudio de Las Disfunciones Sexuales Secundarias a Psicof√°rmacos.
Propiedades Psicométricas Del Cuestionario de Disfunción Sexual Secundaria a Psicofármacos.
Actas Esp Psiqui√°tr 2000; 28 (3): 141-150.," n.d.
Marcus, Steven C., Jacqueline Zummo, Amy R. Pettit, Jeffrey Stoddard, and
Jalpa A. Doshi. "Antipsychotic Adherence and Rehospitalization in Schizophrenia Patients
Receiving Oral Versus Long-Acting Injectable Antipsychotics Following Hospital Discharge."
Journal of Managed Care & Specialty Pharmacy 21, no. 9 (September 2015): 754­68.
doi:10.18553/ jmcp.2015.21.9.754.

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

14

Psiquiatria.com. 2017 VOL 21

21. Santini, I., I. De Lauretis, R. Roncone, A. Tosone, V. Bianchini, S. D'Onofrio, R. Ortenzi, L. Giusti,
M. Casacchia, and R. Pollice. "[Psychotropicassociated sexual dysfunctions: a survey of clinical
pharmacology and medication-associated practice]." La Clinica Terapeutica 165, no. 3 (2014):
e243-252.
22. J. Díaz-Morfa. "El Paciente Esquizofrénico Y Su Sexualidad: Conductas Y Trastornos Sexuales."
Psiq Biol. 2006;13(1):22-9, n.d.
23. Leucht, Stefan, Caroline Corves, Dieter Arbter, Rolf R. Engel, Chunbo Li, and John M. Davis.
"Second-Generation versus First-Generation Antipsychotic Drugs for Schizophrenia: A MetaAnalysis." Lancet (London,
24. England) 373, no. 9657 (January 3, 2009): 31­41. doi:10.1016/ S0140-6736(08)61764-X.
25. 17.Haring, Liina, Ren√© M√Ķttus, Peeter Jaanson, Raine Pilli, Kairi M√§gi, and Eduard Maron.
"Subjective Well-Being Under Neuroleptics Scale Short Form (SWN-K): Reliability and Validity in
an Estonian Speaking Sample." Annals of General Psychiatry 12, no. 1 (September 11, 2013):
28. doi:
26. 10.1186/1744-859X-12-28.
27. Nicholl, Deborah, Henry Nasrallah, Isaac Nuamah, Kasem Akhras, Dennis D. Gagnon, and
Srihari Gopal. "Personal and Social Functioning in Schizophrenia: Defining a Clinically
Meaningful Measure of Maintenance in Relapse Prevention." Current Medical Research and
Opinion 26, no. 6 (June 2010): 1471­84. doi:10.1185/03007991003798927.
28. Nyberg, S., B. Eriksson, G. Oxenstierna, C. Halldin, and L. Farde. "Suggested Minimal Effective
Dose of Risperidone Based on PET-Measured D2 and 5-HT2A Receptor Occupancy in
Schizophrenic Patients." The American Journal of Psychiatry 156, no. 6 (June 1999): 869­75.
doi:
29. 10.1176/ajp.156.6.869.
30. 20.Tim Calton & Helen Spandler. "Minimal-Medication Approaches to Treating Schizophrenia."
Advances in Psychiatric Treatment (2009), Vol. 15, 209­217 Doi: 10.1192/apt.bp.107.004028,
n.d.
31. Gabriel Kaplan et al. Impact of long-acting injectable antipsychotics on medication adherence
and clinical, functional, and economic outcomes of schizophrenia. Patient Preference and
Adherence 2013:7 1171­1180
32. Alexandre González- Rodríguez. Profile of paliperidone palmitate oncemonthly long-acting
injectable in the management of schizophrenia: longterm safety, efficacy, and patient
acceptability ­ a review. Patient Preference and Adherence 2015:9 695­706
33. Laurent Boyer et al. Quality of life is predictive of relapse in schizophrenia. BMC Psychiatry
2013, http://www.biomedcentral.com/1471-244X/13/15
34. Thomas R. Einarson et al. Economic and clinical comparison of atypical depot antipsychotic
drugs for treatment of chronic schizophrenia in the
35. Czech Republic. Journal of Medical Economics Vol. 16, No. 9, 2013, 1089­ 1095
36. Einarson TR et al. Pharmacoeconomics of depot antipsychotics for treating chronic
schizophrenia in Sweden. Nord J Psychiatry 2014;68:416­427.
37. Montejo AL, Llorca G, Izquierdo JA et al. Disfunción Sexual Secundaria a ISRS. Análisis
comparativo en 308 pacientes. Actas Luso Esp Neurol Psiquatr. 1996; 24, 6:311-321
38. Bobes García J & Saiz Ruiz J. Impacto Social de la Esquizofrenia. Editorial Glosa, S.L. 2013. ISBN
978-84- 7429-556-6.
39. Nasrallah Henry A. Relapse fuels deterioration in schizophrenia. Sep 2010.
40. Disponible en: http://www.researchreview.co.nz/nz/Clinical-Area/Psychiatry/ Psychiatry/AMore-Rational-Paradigm-for-Treating- Schizophreni.aspx. √öltimo acceso: Marzo 2017.
41. Olivares JM et al. Definitions and drivers of relapse in patients with schizophrenia: a systematic
literature review. Annals of General Psychiatry. 2013;12:32. Disponible en: http://www.annalsgeneral-psychiatry.com/ content/12/1/32. √öltimo acceso: Marzo 2017.
42. Lieberman JA et al. Effectiveness of antipsychotic drugs in Patients with
43. Chronic Schizophrenia. N Engl J Med. 2005;353:1209-23

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148

15

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar