Actualizado 10/12/2018

La depresión, un tabú que están rompiendo los deportistas

Noticia | Depresión | 27/11/2018

RESUMEN

La confesión de Andrés Iniesta sobre la depresión que sufrió tras ganar el triplete con el Barcelona, ponen de manifiesto que la vida de una exitosa estrella del deporte puede no ser tan perfecta como parece. Iniesta formó parte de los éxitos más gloriosos de la historia del Barça y la Selección española, pero al mismo tiempo esos logros no solo no le hacían feliz, sino que solo "deseaba que llegara la noche para tomarme una pastilla y descansar".

El manchego también reconoció en 'Salvados' que "cuando estás tan vulnerable es difícil controlar momentos de la vida y piensas en situaciones extremas". Una sensación también admitida por otros deportistas de primer nivel mundial y definida por Gianluigi Buffon como "un agujero negro en el alma". El legendario portero lamentó que "rico y famoso, la depresión me atacó igualmente". 

Los casos de depresión y ansiedad que se hacen públicos son cada vez más frecuentes. Los altos niveles de presión, la exposición a las críticas, no valorar sus éxitos o la falta de adaptación a un nuevo equipo pueden provocarla. Una combinación de estos factores hizo que André Gomes tuviera "miedo de salir a la calle" en su etapa en el Barcelona. Y lo mismo le ocurría al lateral del Tottenham Danny Rose, quien desveló que una lesión, el suicidio de su tío y el ataque racista que sufrió su madre le provocaron una depresión contra la que lucha desde hace meses. Los clubes trabajan desde hace años las actitudes mentales individuales y grupales para reforzar aspectos como la motivación y la confianza. No obstante, un estudio de la Federación Internacional de Futbolistas profesionales (FIFPro) revela que más de un tercio de los deportistas sufren depresión y ansiedad.

 

Más allá del fútbol Esta es una enfermedad que también ha atacado en la NBA. La estrella de los San Antonio Spurs, DeMar DeRozan, fue uno de los primeros jugadores en reconocerlo en su etapa en los Toronto Raptors: "No importa cuán indestructibles parezcamos, todos somos humanos al final del día". El ala-pívot de los Cleveland Cavaliers, Kevin Love, vivió una situación similar, pues fue víctima de un ataque de pánico y aseguró que "era como si mi cuerpo estuviera tratando de decirme estás a punto de morir".

La depresión también alcanzó a uno de los nadadores más laureados de todos los tiempos. Ian Thorpe fue superado por la exigencia de sus entrenamientos y la etiqueta de superestrella que se le colgó del cuello. Tocó fondo en 2014, cuando fue hospitalizado y reconoció que había ocultado los trastornos mentales que le perseguían desde la adolescencia: "Lo que sucede fuera puede ser totalmente diferente a la agonía interior que nos embarga". Algo similar le ocurrió a otro icono de las piscinas. El norteamericano Michael Phelps reveló que durante su carrera "había una parte de mí que ya no quería vivir". Acababa de hacer historia en los Juegos de Pekín 2008, tras lograr ocho medallas de oro, pero se topó con una depresión que le sigue visitando cada cierto tiempo y le dejó muy tocado: "No quería nadar más, ni siquiera vivir más (...) Entonces pensé en el suicidio". Robert Enke, el drama extremo.

Si hay un caso que conmocionó al mundo fue el suicidio en 2009 del portero Robert Enke. El portero de la Selección alemana padecía cuadros depresivos y había sufrido un duro golpe por la muerte de su hija de dos años debido a una dolencia cardíaca y, aunque parecía recuperado, terminó con su vida arrojándose a la vía del tren. Siempre ocultó sus problemas aunque solía comentar a su mujer que "si pudieras entrar en mi cabeza sólo durante media hora, entenderías por qué me estoy volviendo loco".

Los trastornos mentales empiezan a dejar de ser tabú en el deporte y son los propios deportistas quienes se desahogan y hacen pública su realidad. Ronald Reng, autor del libro sobre la historia de Robert Enke, 'Una vida demasiado corta', conoció el drama del portero a través de sus notas personales y sacó una conclusión a tener en cuenta: "El 10% de la población sufre depresión y no existe motivo para pensar que entre los futbolistas ese porcentaje pueda ser menor". 

 



Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-57596

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
PUBLICIDAD
PRÓXIMOS CURSOS ONLINE
PUBLICIDAD
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana