PUBLICIDAD
Última actualización web: 03/12/2022

Cómo experiencias cercanas a la muerte o no comunes y los psicodélicos cambian la percepción y actitud ante el fin de la vida

Noticia | Neuropsiquiatria | 05/10/2022

RESUMEN

Una investigación llevada a cabo por un equipo interdisciplinar de la Universidad Johns Hopkins ha estudiado cómo las experiencias cercanas a la muerte y los psicodélicos alteran las actitudes ante ella. El trabajo, publicado en la revista de acceso abierto PLOS ONE y que fue realizado con una muestra de 3.192 personas, proporciona la comparación más completa y detallada hasta la fecha de experiencias psicodélicas ocasionales y aquellas no relacionadas con las drogas asociadas con cambios duraderos en las actitudes y creencias sobre la muerte.

Para llevarlo a cabo, psiquiatras, neurocientíficos y expertos en farmacología, entre otros especialistas del prestigioso centro estadounidense, elaboraron una encuesta en la que participaron distintos grupos. Por un lado, estaban aquellos que habían tenido, sin estar bajo los efectos de una droga, experiencias cercanas a la muerte u otras no ordinarias. Por otro lado, los que las habían experimentado bajo los efectos de un estupefaciente, divididos a su vez en función de la droga consumida: dietilamida del ácido lisérgico (LSD), psilocibina, ayahuasca (los participantes más numerosos) y N,N-dimetiltriptamina (DMT).

Estudios anteriores ya habían señalado como algunas drogas psicodélicas clásicas, como la anteriores mencionadas, producen efectos que van desde cambios leves en la percepción sensorial a experiencias de tipo místico caracterizadas por un sentido autoritario de unidad o unicidad y sacralidad, profundo estado de ánimo positivo, inefabilidad y trascendencia del tiempo y el espacio.

Una investigación doble ciego llevada a cabo por el mismo equipo en el 2015 demostró que las experiencias místicas provocadas por la psilocibina se asociaban con cambios positivos en las actitudes, el estado de ánimo y comportamiento que persiste hasta seis meses después de la administración del fármaco, en pacientes con cáncer y síntomas de ansiedad y depresión.

Diseño del estudio y perfil de los encuestados

Para el reciente trabajo se realizó un reclutamiento en un periodo de 3 años desde el 2015 al 2018 y los requisitos para participar consistieron en ser mayor de edad, capaz de leer, escribir y hablar inglés con fluidez, no haber realizado la encuesta anteriormente y haber tenido una experiencia que hubiera alterado sus creencias o comprensión sobre la muerte y el morir.

De las 15.956 personas que en un inicio comenzaron la encuesta, de carácter anónimo, 1.510 no cumplieron con los criterios de elegibilidad y 1.123 abandonaron el test antes de que se pudiera determinar la elegibilidad. De los que cumplieron con los requisitos, 8.157 no completaron las preguntas. Como señalan los autores de la publicación, también se excluyeron las respuestas si el participante indicaba consumo concurrente de alcohol, de cannabis, o el consumo concurrente de cualquier otra droga psicoactiva que no fuera de prescripción médica, excepto cafeína o nicotina, así como el uso de más de un psicodélico clásico entre los encuestados que consumieron  psicodélicos.

La muestra final incluyó 3.192 respuestas, 2.259 en el grupo psicodélico y 933 en el grupo sin drogas. Entre el grupo de psicodélicos, el 40 % indicó que su experiencia fue ocasionada por el LSD (904), el 34 % indicó la psilocibina o las setas de psilocibina (766), el 12 % indicó la ayahuasca (n = 282) y el 14 % indicó la DMT fumada/vaporizada distinta de la ayahuasca (307).

El perfil de los encuestados tendía a ser de mayor edad en promedio en el grupo sin drogas que aquellos que pertenecían al psicodélico, tanto en el momento de la experiencia (edad media 32,0 frente a 25,0 años) como en el tiempo de participación en el estudio (edad media 55,2 frente a 31,7 años). Por otro lado, la muestra del grupo de aquellos que habían estado bajo los efectos de una droga en el momento de la experiencia la constituían predominantemente hombres, con solo un 22 %) de mujeres. Entre otros de los datos que destaca el trabajo, en este grupo había menos participantes que habían logrado una licenciatura o superior en educación, más participantes que nunca habían estado casados y tenían menos ingresos económicos por año en relación con el grupo que no había consumido drogas. 

Utilidad clínica de la percepción de la muerte

Una de las primeras conclusiones del estudio señaló cambios positivos, de persistentes moderados a fuertes, en el bienestar personal tras la experiencia relacionada con estupefacientes y sin ellos.

Alrededor del 90 % de los participantes en todos los grupos informaron una disminución en el miedo a la muerte, al considerar los cambios en sus puntos de vista desde antes hasta después de la experiencia. De acuerdo con los datos, el 85 % del conjunto sin drogas y el 75 % del psicodélico calificaron la experiencia como una de las cinco más importantes a nivel personal y espiritual de su vida.

Cuando los científicos compararon las muestras entre grupos de sustancias psicodélicas, aquellos bajo los efectos de la ayahuasca y DMT tendieron a reportar consecuencias duraderas más fuertes y positivas de la experiencia que los grupos de psilocibina y LSD. Las primeras también tendían a desencadenar cambios de actitud y estilo de vida más positivos que las segundas sustancias.

El grupo que vivió la experiencia cercana a la muerte sin necesidad de drogas tenía más probabilidades de informar que su vida estaba en peligro durante la experiencia (47 % frente al grupo de psicodélicos, 3 %), de estar médicamente inconsciente (36 % frente al grupo de psicodélicos, 10 %) o de estar clínicamente muerto (21 % frente al grupo de psicodélicos, menos del 1 %).

Como concluía el trabajo, tanto las experiencias psicodélicas como las no relacionadas con las drogas pueden producir efectos positivos y duraderos. Cambios en las actitudes acerca de la muerte, sugieren la importancia de futuros experimentos prospectivos y estudios observacionales clínicos para comprender mejor los mecanismos de tales cambios, así como su potencial utilidad clínica para mejorar el sufrimiento relacionado con el miedo a la muerte.


Fuente periodística: Univadis

Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-68754
Etiquetas: muerte, psicodélicos, experiencias


¿Eres psiquiatra o psicólog@?

Mantente informado y capta nuevos clientes.

Regístrate gratis en psiquiatria.com


Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Publicidad

LIBRO RECOMENDADO

Lecciones de psiquiatría

Actualiza y completa los contenidos de la primera edición. Incluye una sección dedicada a la p...

COMPRAR AQUÍ

VER MÁS LIBROS RECOMENADOS
PUBLICIDAD
Próximos Cursos Online
Apúntate ahora y obtén hasta un 50% de descuento en la mayoría de nuestros cursos.
Abordaje interdisciplinar del duelo y las fases finales de la vida
PUBLICIDAD