Última actualización web: 23/04/2019

La medicina poligénica progresiva en psiquiatría a través de registros electrónicos de salud

Artículo | Psiquiatria general | 26/03/2019

  • Autor(es): Cathryn M. Lewis y Saskia P. Hagenaars
  • Título original: Progressing Polygenic Medicine in Psychiatry Through Electronic Health Records
  • Fuente: JAMA Psychiatry
RESUMEN

La depresión fue una llegada tardía a la fiesta de descubrimiento del estudio de asociación genómica, con metanálisis iniciales que no mostraron evidencia de variantes genéticas asociadas con la depresión a pesar del tamaño de las muestras que han conducido al éxito en la mayoría de los otros rasgos físicos y mentales. Con la persistencia y la colaboración, metanálisis recientes han sido más exitosos: más de 100 loci independientes ahora están asociados con la depresión en estudios del Consorcio de Genómica Psiquiátrica, Biobanco del Reino Unido y otras cohortes. Los fenotipos de depresión incluidos en estos estudios van desde los casos de trastornos depresivos mayores en cohortes clínicas hasta la depresión autonotificada en 23andMe y una pregunta sobre la ayuda para la búsqueda de depresión y ansiedad en el Reino Unido Biobanco.Para el descubrimiento de loci genéticos, utilizando fenotipo amplio las definiciones de depresión mayor aumentan el poder, y las altas correlaciones genéticas entre cohortes con reclutamiento diverso respaldan la validez de esta estrategia. Sin embargo, estas cohortes heterogéneas dificultan la evaluación de la relevancia de los hallazgos genéticos en un entorno clínico. El artículo del estudio iPSYCH danés realizado por Musliner y colaboradores en este número de JAMA Psychiatry comienza a llenar este vacío de información, y plantea la pregunta de cómo el riesgo de la depresión del primer episodio se confiere por las responsabilidades genéticas de la depresión mayor, el trastorno bipolar y la esquizofrenia.
 
Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original:https://jamanetwork.com



ABSTRACT

Depression was a late arrival at the genome-wide association study discovery party, with early meta-analyses showing no evidence for genetic variants associated with depression despite sample sizes that have led to success in most other physical and mental traits. With persistence and collaboration, recent meta-analyses have been more successful: more than 100 independent loci are now associated with depression in studies from the Psychiatric Genomics Consortium, UK Biobank, and other cohorts. The depression phenotypes included in these studies range from major depressive disorder cases in clinical cohorts to self-reported depression in 23andMe and a question on help seeking for depression and anxiety in UK Biobank. For the discovery of genetic loci, using broad phenotypic definitions of major depression4 increases power, and high genetic correlations between cohorts with diverse recruitment support the validity of this strategy. However, these heterogeneous cohorts make it difficult to assess the relevance of genetic findings in a clinical setting. The article from the Danish iPSYCH study by Musliner and colleagues in this issue of JAMA Psychiatry begins to fill this information gap, asking the question of how risk for first-episode depression is conferred by genetic liabilities for major depression, bipolar disorder, and schizophrenia.


Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-58227

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
PUBLICIDAD
PRÓXIMOS CURSOS ONLINE
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana