Última actualización web: 23/07/2019

Un estudio señala que el sueño ayuda a los jóvenes con TDAH a concentrarse más

Noticia | Trastornos infantiles y de la adolescencia | 10/04/2019

RESUMEN

Los adolescentes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) pueden beneficiarse de más sueño para ayudarles a concentrarse, planificar y controlar sus emociones, según un estudio del Centro Médico del Cincinnati Children's Hospital (Estados Unidos) que se ha presentado en la reunión anual de la Sociedad Fisiológica Estadounidense (APS, por sus siglas en inglés) en Orlando, Florida.

El TDAH es uno de los trastornos neuroconductuales más comunes entre los niños y adolescentes, y produce problemas con la función ejecutiva, que son habilidades que contribuyen a poder concentrarse, prestar atención y administrar el tiempo. Los problemas de la función ejecutiva en los jóvenes pueden interferir con el desempeño académico, las habilidades sociales y el desarrollo emocional.

Investigaciones anteriores han encontrado que la falta de sueño contribuye a un funcionamiento ejecutivo más deficiente en adolescentes de desarrollo típico, pero los adolescentes con TDAH no han sido estudiados. Por eso, estos científicos estadounidenses han medido esta característica después de dos ensayos separados de sueño.

¿Qué les pasa a los niños con TDAH?

– No escuchan, no se fijan.
– Se les olvida, no retienen, o pierden la información sobre lo que tiene que hacer.
– No interiorizan las normas.
– Saben hacer muchas cosas pero no son capaces de llevarlas a término. Hay que estar encima de ellos para conseguirlo.
– El ambiente, el contexto, la situación no les sirve para controlarse, no les llega la información sobre qué es lo adecuado, qué debe hacer o que se espera de él en ese momento.
– Dicen lo primero que se les ocurre, hacen lo primero que piensan.
– Todos los estímulos les entretienen, no saben poner un filtro para atender solo al pertinente y al adecuado a la situación.
– No son capaces de atender mucho tiempo a una sola tarea que les suponga esfuerzo mental.
– No aprenden por las consecuencias.
– No anticipan lo que va a pasar. No evalúan las consecuencias de sus acciones.
– Desconocen que pueden recordar el pasado para saber cómo actuar.
– El castigo no les sirve para aprender a comportarse bien.
– No tienen un tiempo de espera, un tiempo de reflexión antes de actuar.
– Cuando más necesario es que estén quietos, más inquietud les entra.
– No tienen conciencia del tiempo, ni regulan el mismo: o van muy rápido en tareas que se requiere ir despacio, o van muy despacio en tareas en las que se puede ir rápido.

Si todo esto les ocurre en cualquier tipo de tareas: aseo, limpieza, orden, alimentación colaborar en casa y no digamos en hacer los deberes, las dificultades aumentan cuando aparecen las emociones tanto positivas como negativas. Entusiasmo, alegría, frustración cansancio, rabia, miedo… Las emociones les invaden y les desbordan complicando la situación, para el niño y los adultos que le intentan ayudar.

Procedimiento 

Los voluntarios pasaron una semana en la que su sueño estaba restringido a seis horas y media por noche, seguida de una semana en la que se les permitía dormir hasta nueve horas y media. Después de cada ensayo, el equipo de investigación utilizó un sistema que evalúa áreas de la función ejecutiva como la memoria de trabajo, la planificación y la organización, el control emocional, la iniciación y la inhibición.

Las pruebas mostraron déficits significativos en todas las áreas después de la semana de restricción del sueño en comparación con la semana en la que durmieron más. "El aumento del sueño podría tener un impacto significativo y positivo en el funcionamiento académico, social y emocional de los adolescentes con TDAH", concluyen los investigadores.



Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-58656
Etiquetas: sueño, TDAH, concentración, emociones

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
PUBLICIDAD
PRÓXIMOS CURSOS ONLINE
PUBLICIDAD
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana