Las personas con dolor crónico y trastornos psiquiátricos, en mayor riesgo de muerte por sobredosis de opiáceos

Noticia | Adicciones | 2017-11-28

RESUMEN

MADRID (EUROPA PRESS)
Poco más del 60 por ciento de las personas que murieron de una sobredosis de opiáceos habían sido diagnosticadas con un problema de dolor crónico y muchas habían sido diagnosticadas con un trastorno psiquiátrico, según un estudio de más de 13.000 muertes por sobredosis. El análisis, dirigido por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia (CUMC, por sus siglas en inglés), en Nueva York, Estados Unidos, determinó la proporción de personas con dolor crónico que murieron por una sobredosis de opiáceos.

Según los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos, el número de muertes relacionadas con opioides se ha cuadruplicado, pasando de 8.048 en 1999 a 33.091 en 2015. Los autores de este trabajo --publicado en la edición digital de este lunes de 'American Journal of Psychiatry', analizaron los diagnósticos clínicos y las recetas de medicamentos prescritos para más de 13.000 adultos en el programa de Medicaid -- un programa de Estados Unidos que ayuda con los costos médicos a personas de ingresos y recursos limitados-- que murieron por una sobredosis de opiáceos.

Durante el último año de vida, más de la mitad de estas personas habían sido diagnosticadas con dolor crónico. Muchas también habían sido diagnosticados con depresión y ansiedad. "La frecuente aparición de dolor crónico tratado y trastornos de salud mental entre los fallecidos por sobredosis subraya la importancia de ofrecer servicios de tratamiento de uso de sustancias en clínicas que tratan a pacientes con dolor crónico y problemas de salud mental. Dicha estrategia podría aumentar la intervención clínica temprana en pacientes que están en alto riesgo de sobredosis mortales de opioides", señala el investigador principal del estudio, Mark Olfson, profesor de Psiquiatría en CUMC.

LA COMBINACIÓN DE FÁRMACOS, UN IMPORTANTE PROBLEMA
Aproximadamente, un tercio de los que murieron habían sido diagnosticados con un trastorno por consumo de drogas en el año anterior. Sin embargo, menos de uno de cada 20 habían sido diagnosticados con trastorno de uso de opioides en el último mes.

"Debido a que los diagnósticos clínicos generalmente indican tratamiento, este patrón de servicio sugiere que el abandono del tratamiento farmacológico es común antes de una sobredosis de opioides fatales. Mejorar el mantenimiento del tratamiento con la gestión de contingencia u otras intervenciones conductuales efectivas puede ayudar a reducir el riesgo de sobredosis mortal en estos pacientes", dice Olfson.

En el año anterior a la muerte, más de la mitad tenía recetas de opiáceos o benzodiazepinas, y muchos contaba con recetas para ambos tipos de medicamentos. "Se sabe que esta combinación de medicamentos aumenta el riesgo de depresión respiratoria, que es la respiración inusualmente lenta y superficial que es la principal causa de muerte en la mayoría de las sobredosis de opioides mortales", destaca Olfson, quien agregó que los datos del estudio actual fueron recogidos entre 2001 y 2007.

"En los años posteriores, ha habido un aumento en la proporción de muertes por sobredosis en Estados Unidos que incluyen benzodiazepinas y opiáceos", añade. Los autores instaron a los proveedores a restringir la combinación, en la dosis y duración más bajas posibles, a aquellos pacientes para quienes han resultado inadecuadas estrategias alternativas.



Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-54890
PUBLICIDAD
PRÓXIMOS CURSOS ONLINE

PRÓXIMOS EVENTOS EN Adicciones