PUBLICIDAD-

Blog de psiquiatria.com

  Seguir al autor Blog de psiquiatria.com

Depresión y Pemolina

Autor/autores: Jorge Luis Morea
Fecha Publicación: 10/03/2023
Área temática: Depresión, Trastornos depresivos .

UNR

PEMOLINA Y DEPRESIÓN

Jorge Luis Morea, Argentino, Médico.
El desarrollo de este trabajo tiene como objetivo, (aunque sea en forma pública y no directa) poder hacer llegar a entidades como la FDA, el ANMAT, la TGA, ciertas observaciones personales sobre el principio activo denominado Pemolina Magnesio.



El 30% de las depresiones endógenas unipolares, lamentablemente son refractarias a todos los tratamientos, ya sea desde los primeros en aparecer como hasta los actuales. Pero en muchos años y por diferentes formas de actuar, cada uno de los nuevos fármacos presentados han tenido como vía final común, inhibir la recaptación de Serotonina, Noradrenalina y/o Dopamina. Y ninguno a podido devolverle la felicidad a ese 30 % de pacientes que padecen depresión endógena unipolar refractaria.


Recién ahora se ha integrado un nuevo tipo de fármacos, con otro nuevo lugar de acción cerebral donde actuar, y nuevo mecanismo de acción, o sea actuando sobre los receptores exitatorios de Glutamato, en especial el NMDA presentes en la corteza cerebral. Me refiero a la aprobación por parte de la FDA de Estados Unidos de la Esquetamina inhalatoria y al Dextrometorfano asociado a Bupropión; y de parte de la TGA Australiana de la Psilocibina (presente en los Hongos Alucinógenos). Todos mostraron importante acción antidepresiva, en un alto porcentaje de pacientes refractarios a otros tratamientos. Soy optimista y es mi deseo que lleguen a ser buenos antidepresivos. Pero hay que tener presente, que estos compuestos químicos, son psicodélicos ( con efectos alucinatorios),y que producen efectos disociativos entre las diferentes esferas que componen la mente humana. Por otro lado hay que considerar el potencial aditivo de estos principios activos.
Luego de tratar de mostrar mi visión general de los fármacos antidepresivos, ahora quiero continuar haciendo una descripción de la forma en que evolucionó en el tiempo mi propia depresión endógena unipolar refractaria. Y posteriormente su comportamiento ante la Pemolina magnesio.
En los inicios de mi carrera de medicina, yo estudiaba mucho, y me fue bien en los tres primeros años, pero de pronto comencé a tener una dificultad para poder mantener presente lo leído previamente. Tal es así, que se me dificultó mucho la terminación de mi carrera; me llevó 9 años poder terminar. Y así y todo nunca tuve ningún insuficiente. Según recuerdo, a este cuadro sintomático, en aquellas épocas se lo llamaba surmenage, y hoy Desorden Depresivo Persistente. Este fue evolucionando hasta un Estado Depresivo Endógeno Unipolar Refractario a todos los antidepresivos que por diferentes caminos terminaban en una inhibición de la recaptación de serotonina, noradrenalina y/o dopamina. Este tipo de depresión es un estado de gran tristeza acompañado de anhedonia y estos antidepresivos le permiten a uno solo suavizar estos síntomas, pero sin hacerlos desaparecer. Es difícil la descripción, pero haciendo uso de una comparación, de uso frecuente entre quienes padecen este tipo de depresión, expresando que es " como sentirse en un profundo pozo, inmerso en una profunda tristeza sin motivo alguno; una tristeza que duele por dentro," como una opresión dolorosa en todo el pecho, llevando a la persona a preferir no estar vivo, incluso llegar al suicidio para poder salir de ese estado de intenso sufrimiento.


Con los medicamentos usados hasta ahora (después de 15 a 30 hasta 60 días) solo se logra "asomarse al borde del pozo, y mirar al resto del mundo," y solo se aminora ese intenso dolor psíquico, abandona parcialmente las ideas de suicidio y se sale del negro, para pasar a ver la vida en un gris, sin poder nunca llegar a ver el blanco de la luz. Quién no tuvo dicho estado depresivo, nunca va a poder llegar a imaginar, lo indescriptible de esa opresión en el pecho, que acompaña a ese intenso y profundo grado de tristeza. Solo quienes padecen este tipo de depresión, saben y conocen, de ese estado de anhedonia y de esa opresión precordial, que acompañan a tan intensa y desagradable tristeza. Continuando con la la descripción de mi depresión endógena unipolar refractaria, quiero decir que a pesar de haber estado sin ganas de continuar viviendo este tipo de vida, como médico, dije "resistiré, hasta que alguna vez, se encuentre algo que me pueda liberar de esta depresión". Con lo único que lograba algo de mejoría era agregando 100 mg de cafeina varias veses al día a la medicación antidepresiva (venlafaxina 150 mg). Luego, continuando con la búsqueda de encontrar algo que me produzca alguna mejoría, es que probé agregar al antidepresivo la mitad de 37.5 mg de Pemolina magnesio; casi 19 mg y esta fue la primera vez que notaba un cambio. Luego, pasando a tomar 37.5 mg de Pemolina no solo mejoró mi estado de ánimo y se fue mi tristeza, sino que apareció nuevamente la voluntad y las ganas de hacer cosas, y todo esto me continuaba sorprendiendo, dado que iba recuperando también mi capacidad de concentración y mi memoria. Después de todo lo vivido, gracias a la pemolina pasé a vivir la vida con ganas y salí de aquella horrible oscuridad. Salí de ese pozo donde solo había tristeza dolorosa difícil de describir. Repito, es algo que quién no lo sufre, no lo puede imaginar. Esta acción de la Pemolina también fue muy notoria, en aquellos pacientes de mediana y de mayor edad. Luego del inicio con pemolina, fui notando que con el pasar de los meses, progresivamente mi MEMORIA, mi CAPACIDAD DE CONCENTRACIÓN, mi ESTADO DE LUCIDEZ,, mi FUNCIONES COGNITIVAS, mi CREATIVIDAD se iban RECUPERANDO y luego incluso INCREMENTANDO.


Por esto es que luego me refiero a que la Pemolina, a mi manera de ver, tiene una importante acción NOOTRÓPICA. Cuando la Pemolina fue retirada del mercado, pude observar como los pacientes fueron perdiendo su buen estado de ánimo, su voluntad para hacer cosas, y se fueron hundiendo en la tristeza, la anhedonia, la astenia, y la oscuridad. Los familiares o ellos mismos iban reiteradas veces a las farmacias en su búsqueda. Mi situación fue muy diferente, porque había ciertas formas en que se podía conseguir Pemolina. Yo tomé 15 años Pemolina, hasta que hace unos 5 años ya no tuve mas acceso a ella o era de procedencia dudosa (respecto a su síntesis). Había comenzado con 19 a 37.5 mg, y en esos 15 años, debido a la tolerancia que produce, llegue a 150 mg/dia; tomando por la mañana toda la dosis junta, (si se la fracciona no tiene ningún efecto, es una dosis desperdiciada). Mis dosajes periódicos de TGO Y de TGP siempre estuvieron por debajo de los valores máximos normales. Pero hace ya mas de 1 año que mi estado de ánimo y mi voluntad se han deteriorado mucho, y junto a la aparición de tristeza, astenia y anedonia me permitieron apreciar mi recaíca en depresión. Por otro lado, también ya se hacen presentes la perdida de memoria y la dificultad de concentración. Y todo esto a pesar de estar tomando Vortioxetina 20 mg, Venlafaxina 75 mg, Lamotrigina 200 mg,y Armodafinilo 200 mg..
Si yo pudiese volver a tomar pemolina magnesio ahora; y junto a un solo antidepresivo (como Venlafaxina o Vortioxetina) yo estoy casi convencido, que mi estado depresivo refractario, volvería a desaparecer, como en esos 15 años, en que pasé a tener ganas de hacer cosas, recuperar mi voluntad, mejorar mi estado anímico, pasar a vivir la vida con felicidad e incluso, poder volver a disfrutar esa satisfacción especial que produce la creatividad. Por otro lado supongo que luego de haber estado de 5 años sin tomar la Pemolina magnesio, es muy probable que al volver a un nuevo inicio de ese tratamiento, las dosis iniciales se reducirían mucho. Y donde mejor se comportaba esta asociación era en las personas de media edad en adelante,Pero también era muy manifiesto en adolescentes, (el inconveniente principal para esa edad es la tolerancia que produce). Pero como dije anteriormente, comencé con 37.5 mg y en 15 años llegué hasta 150 mg. Y 150 mg para un peso de 75 Kg como el mío, no sería mucho, en comparación con la dosis máxima para un niño joven que padece TDAH y que es de 135-mg. y vuelvo a repetir que en esos 15 años de haber recibido Venlafaxina junto a Pemolina, estuve libre de depresión.

En mi experiencia la Pemolina es un estimulante muy suave (ligeramente superior a la cafeína, pero de efecto mucho mas prolongado) no produce dependencia (la he dejado una semana en varias oportunidades, y no tenía necesidad de tomarla, excepto por la reaparición de síntomas depresivos). Si bien produce tolerancia, no tiene acción simpaticomimética, no produce anorexia, y no interfiere con el sueño. Seguramente para los que padesen TDAH la Pemolina no tenía suficiente efecto estimulante; cuando no tuve mas acceso a la Pemolina en una oportunidad decidí probar metilfenidato y solo tomé un comprimido, porque me produjo fuertes y desagradables efectos simpaticomiméticos, taquicardia, ansiedad irritabilidad y un estado de malestar general,(que por suerte solo duró unas 4 horas) Como fue prácticamente indicada para el TDAH y no produjo los efecto esperados en dicha patología; y si como efecto secundario, causó algunos pocos casos de necrosis hepática (aunque solo un 25 % mas frecuente que en la población en general).Entonces teniendo en cuenta la relación entre poca acción farmacológica favorable en TDAH versus los efectos indeseable, es que la FDA la retiró del mercado hasta que se terminen las existencias. Pero a mi manera de ver no se la consideró lo suficiente en depresión. También a mi manera de ver y de sentir la Pemolina es un gran NOOTROPICO CEREBRAL basando esta apreciación en los efectos que he notado en el incremento de la memoria y las mejoras en las funciones cognitivas.
Como dije anteriormente el objetivo de este trabajo es poder expresar y hacer llegar a las entidades reguladoras mis apreciaciones al respecto. Y dado que las depresiones refractarias a los fármacos disponibles se da en la tercera parte de los pacientes con depresión endógena unipolar, la Pemolina Magnesio, podría devolverles a muchas personas, la felicidad, y las ganas de volver a vivir la vida, hasta que aparezca, algún otro nuevo medicamento con gran eficacia en la depresión refractaria, y con menos efectos indeseables
Finalmente hago un pedido al ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología médica) que permita la introducción al país de una partida de pemolina, y que a través de un proyecto de investigación se la pueda evaluar y considerar como una alternativa más, en el tratamiento de las depresiones endógenas unipolares REFRACTARIAS. Y donde se incorpore como parte de los tratamientos, estudios periódicos y preventivos respecto a posibles alteraciones hepáticas (así como lo dosajes analíticos de las encimas TGO Y TGP tanto previas, al inicio del tratamiento, como en el seguimiento inmediato y progresivo posterior).


Jorge Luis Morea Médico. MP 61.939 PEMOLINA Y DEPRESIÓN

Palabras clave: Pemolina


Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-12147

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!

Publica con Nosotros

La publicación en nuestra plataforma es gratuita y gracias a nuestro excelente posicionamiento en la web, tus contenidos tendrán mejor visibilidad.

Publica tu Contenido

Nuestras Revistas


PUBLICIDAD
Más Cursos Online

El Apego en Psicoterapia

La información proporcionada en el sitio web no remplaza si no que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante y en caso de duda debe consultar con su profesional de salud de referencia.