Última actualización web: 23/07/2019

Dependencia de opiáceos en la esquizofrenia: Presentación de caso y revisión de la literatura

Artículo | Patología Dual | 17/02/2014

  • Autor(es): Audrey M. Kern; Sarah C. Akerman; Benjamin R. Nordstrom.
  • Título original: Opiate Dependence in Schizophrenia: Case Presentation and Literature Review
  • Fuente: Journal of Dual Diagnosis
  • Referencia: VOL 10- Num 1- Pags. 52-57
RESUMEN

Resumen En la última década el uso indebido de opiáceos para aliviar el dolor entre la población de los EE.UU. ha aumentado a proporciones epidémicas. Mientras que los EE.UU tienen sólo el 4% de la población mundial, los americanos consumen el 86% de los opiáceos del mundo. En 2011, aproximadamente 13 millones de personas (el 5% de la población de EE.UU.) informó del uso no médico de prescripción de opioides, que ahora son la segunda clase de drogas más comúnmente abusado detrás del cannabis. Es poco el camino de estudio formal que examina la asociación entre la enfermedad mental y el abuso de opiáceos prescritos, pero la evidencia preliminar sugiere una fuerte asociación. Los procesos neurobiológicos implicados en la psicosis y el abuso de opiáceos pueden explicar en parte esta asociación. A pesar de la evidencia convincente del crecimiento en el uso indebido de opiáceos y la posible relación con la enfermedad mental, los pacientes con trastornos mentales y / o abuso de sustancias son excluidos sistemáticamente de los ensayos aleatorios, por lo que es imposible comprender mejor estos fenómenos. Las guías de tratamiento, especialmente en relación con agonistas opiáceos como la metadona y la buprenorfina para las personas con enfermedad mental, son lamentablemente inadecuadas. Presentamos el caso de un hombre joven con trastorno esquizoafectivo que sufrió una lesión y desarrolló un dolor de espalda crónico. Se prescribieron opiáceos y rápidamente progresó a abusar cada vez de mayores dosis de opioides, que finalmente llevaron al consumo diario de heroína. El joven luchó con recaídas repetidas, consecuencias relacionadas con el consumo serio e intentos de suicidio. Este caso pone de relieve el papel del dolor crónico y la prescripción de opioides, la sucesión del uso prescrito al abuso y a la dependencia, y la transición al uso de heroína. Ello demuestra la dificultada que los pacientes pueden tener en la obtención de un tratamiento adecuado para la co-ocurrencia de la enfermedad mental y el abuso de sustancias y cómo se mejoran los resultados cuando se integra el tratamiento para tratar ambos trastornos. El tratamiento integral debe incluir una combinación de gestión de casos y manejo médico, incluyendo una posible terapia de sustitución de opiáceos. Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: http://www.tandfonline.com/toc/wjdd20/current#.UwHtjmJ5PW7



ABSTRACT

In the past decade opioid pain reliever misuse among the U.S. population has increased to epidemic proportions. While the U.S. has only 4% of the world's population, Americans consume 86% of the world's opioids. In 2011, approximately 13 million people (5% of the U.S. population) reported nonmedical use of prescription opioids, which are now the second most commonly abused class of drug behind cannabis. There has been little in the way of formal study examining the association between mental illness and prescription opiate abuse, but preliminary evidence suggests a strong association. Neurobiological processes involved in psychosis and opiate abuse may partially explain this association. Despite compelling evidence of the growth in opiate misuse and the potential relationship with mental illness, patients with mental disorders and/or substance abuse are routinely excluded from randomized trials, making it impossible to better understand these phenomena. Treatment guidelines, especially regarding opioid agonists such as methadone and buprenorphine for people with mental illness, are woefully inadequate. We present the case of a young man with schizoaffective disorder who sustained an injury and developed chronic back pain. Opioids were prescribed and he quickly progressed to abusing increasing doses of opioids, which eventually led to daily heroin use. The young man struggled with repeated relapses, serious use-related consequences and suicide attempts. This case highlights the role of chronic pain and opioid prescribing, the segue from prescribed use to abuse and dependence, and the transition to heroin use. It demonstrates the difficulty patients may have in obtaining adequate treatment for co-occurring mental illness and substance abuse and how outcomes are improved when treatment is integrated to address both disorders. Comprehensive treatment must involve a combination of case management and medical management, including possible opioid replacement therapy.


Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-38284

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
PUBLICIDAD
PRÓXIMOS CURSOS ONLINE
PUBLICIDAD
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana