Última actualización web: 20/07/2019

Cultura terapéutica y cultura de coacción. La delgada línea roja

Seguir

Autor/autores: José Antonio Barbado Alonso
Fecha Publicación: 19/06/2019
Área temática: Psiquiatría general , Psicología general , Salud mental .

Psiquiatra y Psicoterapeuta. Co-director de MIMAPA Centro de Psiquiatría y Psicología

RESUMEN

El ser humano es un animal social. Tiene un largo periodo de maduración que necesita una guía, es la crianza. El ejercicio de la autoridad es imprescindible en este proceso. Pero es fácil atravesar esa línea roja que va de la persuasión y la coacción moral al abuso de poder. Es aquello de Hobbes, “el hombre es un lobo para el hombre”. Cooperar y cuidarnos conviven con la amenaza y el daño. Seguramente sea inevitable. Se me ocurre pensar el ciclo del apego: apego—ruptura —reparación.

No podemos evitar el daño, pero podemos aprender a repararlo. Miremos alrededor: ¿Cuánto daño interpersonal, cuánto daño social es reparado? Poco. La reparación suspende las ondas de propagación del trauma, tanto a nivel individual como colectivo. La reparación es un acto consciente, reflexivo, voluntario, adulto.

La crítica a la “cultura terapéutica” debe hacernos reflexionar a los psicoterapeutas. Porque lo que decidamos pensar sobre la condición humana va traer consecuencias sociales. Y debemos darnos teorías que pongan al sujeto en el centro de la ecuación, a un sujeto libre y responsable. Me preguntaría ¿esto que estoy haciendo y diciendo a mi paciente le hace más libre, más dueño de su vida, más responsable de su conducta?

Palabras clave: Trauma, Apego, Psicología, Psiquiatría, Cultura de la Coacción, Cultura Terapéutica


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-9704

Comentarios de los usuarios


"Poner al sujeto en el centro de la ecuación", lúcido criterio que implica reconocer quién es el real protagonista y cuál el rol de quien acompaña la búsqueda en el vínculo terapéutico. Pocos tienen el coraje de evitar la autoreferencia y no ofrecer "recetas" sobre cómo se debe vivir. El coraje y la ternura para aportar a una REPARACIÓN que habrá de ser compartida. Está clara la necesidad de resignificar la historia, el trayecto de daños colectivos infligidos por los llamados factores psicosociales, pero asimismo no es menor la atención que impone la reparación de la historia futura, la libre construcción del proyecto de vida. Aunque, claro, la dignidad es un valor y una ética que no encajan hoy en la reingeniería social en curso. La 'cultura terapéutica', si no conlleva la duda y la capacidad de conciencia crítica, resulta "otro ladrillo más sobre el muro".

Raúl Eduardo Toer
Psicólogo - Argentina
Fecha: 01/07/2019



Total valoraciones realizadas: 1, Valor medio: 5'00
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana