PUBLICIDAD

Actualidad y Artículos | Depresión, Trastornos depresivos   Seguir 88

Me Gusta   0 0 Comentar  0 0

Asociación de la dieta Western con la depresión



0%
Artículo | 10/10/2022

La carga global de estilo de vida crónico como mediadora de enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares, la obesidad y la diabetes tipo 2, se ha vuelto
sustancial, en gran parte debido a los cambios en la dieta y hábitos de ejercicio de las poblaciones en los países desarrollados y en desarrollo mundo.
La depresión y la ansiedad también son altamente enfermedades crónicas prevalentes, sin embargo, mientras que la dieta y la nutrición pueden modular los procesos biológicos que sustentan los trastornos de depresión, como inflamación, plasticidad cerebral y función, el sistema de respuesta al estrés, y procesos oxidativos, la psiquiatría carece de evidencia basada estrategias de prevención primaria y tratamiento basadas en la dieta modificación.

En la revista The American journal of Psychiatry se ha publicado un estudio que analiza la asociación de la calidad de una dieta habitual y la alta prevalencia en trastornos mentales en un estudio epidemiológico de mujeres australianas de un rango de 20-94 años de edad.
Los resultados concluyeron que un patrón dietético que incluía verduras, frutas, carne de res, cordero, pescado y alimentos integrales, se asoció con una menor probabilidad de trastornos depresivos y de ansiedad, mientras que un patrón dietético que incluía alimentos procesados y "no saludables" se asoció con una mayor probabilidad de síntomas y trastornos psicológicos, este segundo patrón es característico de la dieta Western. Por tanto, esta dieta, se asoció positivamente con mayores probabilidades de depresión mayor o distimia.

Esto se explica porque la enfermedad depresiva está influenciada por factores genéticos, hormonales, inmunológicos, bioquímicos y neurodegenerativos. La dieta modula cada uno de estos factores y, como resultado, tiene un impacto importante en el desarrollo y curso de esta enfermedad.
Se cree que los procesos inflamatorios juegan un papel etiológico en el inicio y mantenimiento de los trastornos depresivos. De hecho, las dietas de tipo occidental y las dietas altas en carbohidratos refinados se asocian con niveles más altos de proteína C reactiva, un marcador de inflamación de bajo grado, lo que confirma esta asociación.

Por otro lado, los factores nutricionales también ejercen una influencia directa y potente sobre la fisiología neural. Una dieta de estilo occidental según otros estudios puede disminuir los niveles del factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF) en poco tiempo.
Además, la dieta influye en los procesos oxidativos, que también pueden estar implicados en la fisiopatología de las enfermedades depresivas.

En conclusión, la dieta es un indicador de los patrones generales del estilo de vida. Una dieta con unos alimentos determinados, en este caso estudiados, los alimentos que caracterizan a la dieta Western, pueden favorecer el desarrollo de trastornos como la depresión. Saber que un factor como este, que es tan modificable, es decir, que podemos cambiar si queremos, puede influir tanto en nuestro cuerpo a través de tantas vías; procesos inflamatorios, neurológicos, oxidativos…es una ventaja y una herramienta clave con la que trabajar para mejorar nuestros hábitos, influyendo directamente en una mejor salud.

ABRIR ENLACE FUENTE

Fuente: The American journal of Psychiatry
Palabras clave: alimentos, trastornos depresivos, dieta Western
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-68810

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Lundbeck - de la depresión se sale
Publicidad

Recomendamos

GOLDBERG, STAHL. PSICOFARMACOLOGÍA PRÁCTICA

Goldberg y Stephen M. Stahl. Prologo de Alan F. Schatzberg. Durante las últimas cuatro décadas, l...

VER MÁS
VER TODO
Daridrexant
Publicidad

Próximos cursos


Terapia de compasión basada en los estilos de apego

Inicio: 14/08/2024 |Precio: 150€

Ver curso