Tratamiento de personas con riesgo ultraelevado para psicosis

Artículo | Psicosis | 2017-06-21

  • Autor(es): Alison R. Yung.
  • Fuente: World Psychiatry (Ed Esp)
  • Referencia: VOL 15- Num 2- Pags. 207-208
RESUMEN

Resumen Los criterios de riesgo ultraelevado (UHR) se definieron para identificar a las personas jóvenes con riesgo elevado e inminente de presentar un primer episodio de psicosis1 . Los criterios se han estado ahora utilizando en todo el mundo durante más de 20 años y han demostrado validez predictora de trastornos psicóticos en diferentes países y contextos de servicios. Los individuos con UHR tienen riesgo de un 15% a un 30% de presentar un trastorno psicótico completo al cabo de 12 meses, y de más del 36% al cabo de tres años2 . Estas “tasas de transición” son varios centenares de veces mayores que las de la población general. La mayoría de los individuos que presentan un trastorno psicótico tienen un diagnóstico de esquizofrenia o de un trastorno de la gama de la esquizofrenia. Por consiguiente, la identificación de personas con UHR plantea la oportunidad de evitar el inicio de un trastorno psicótico completo, o al menos reducir la discapacidad y retrasar el inicio de la psicosis de primer episodio. El tratamiento de individuos con UHR tiene dos propósitos: tratar los síntomas y problemas presentes y disminuir el riesgo de que se ocurra un trastorno psicótico1. Los estudios de intervención tienden a tener como criterio principal de valoración la “transición hacia la psicosis”, y a veces se incluyen como criterios secundarios de valoración los síntomas, el grado de funcionamiento y la ansiedad. En un metanálisis reciente se estudiaron 10 estudios aleatorizados que comunicaban efectos sobre las tasas de transición de medicación antipsicótica a dosis bajas, psicoterapia conductiva conductual (CBT), ácidos grasos omega 3 y tratamiento integrado, como terapia familiar, terapia cognitiva, aleccionamiento en habilidades sociales y CBT3 . Este estudio reveló que recibir alguna intervención específica disminuiría significativamente el riesgo de que se presentase un primer episodio de psicosis tanto a los 12 meses como a más largo plazo (2-4 años), aunque con menores efectos con el tiempo. El efecto reducido en el seguimiento a largo plazo parece indicar que al menos algunos individuos con UHR persisten con riesgo y que las intervenciones podrían retrasar, más que prevenir, el inicio de la psicosis. Aun así, tal retraso podría ser útil y permitir a las personas, por ejemplo, terminar su formación educativa y desarrollar redes de apoyo fuera de la familia de origen. Asimismo, los individuos que presentan un primer episodio de psicosis después de haberse tratado en la fase prodrómica tienen mejores resultados en comparación con sus homólogos que no recibieron tal intervención tan temprana4.. Acceso al texto completo. Para poder visualizar el texto completo, necesita tener instalado el Adobe Reader, si usted no lo tiene puede bajárselo gratuitamente desde la dirección: http://get.adobe.com/es/reader/



Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-53801
PRÓXIMOS CURSOS ONLINE