PUBLICIDAD
Última actualización web: 07/12/2021

psiquiatria.com blog

Seguir psiquiatria.com blog

Adicción silenciosa

Autor/autores: Ariadna Gonzalez
Fecha Publicación: 14/09/2021
Área temática: Adicciones .

Universidad de Panamá MINSA/INSAM

Doctor: Las pastillas mágicas para Dormir.



A menudo, nos cuestionamos que estamos haciendo mal, y utilizamos expresiones como pasar la noche en blanco. Porque no logramos, conciliar el sueño cuando, lo proponemos , mantenerlo a lo largo de la noche, o presentamos despertares precoces. ¿Estamos sufriendo de insomnio?
Hemos trabajado todo el día, atendimos la casa, los hijos y aun así, nuestro horario de sueño, nos hace esta mala jugada.



Que está ocurriendo internamente? Bueno nuestro cerebro es el encargado de dirigir los ciclos del sueño. Y lo hace a través del hipotálamo, donde se encuentran los interruptores de off y on, es decir cuando debemos dormir y cuando despertar.
Este reloj interno está controlado por la melatonina, la luz y otras sustancias que promueven o inhiben el sueño. Pero nosotros también le enviamos señales a este interruptor del sueño. Y en algunas ocasiones son incorrectas ,  confunden al cerebro. Por ejemplo cuando utilizamos la cama, para comer, estudiar, ver televisión, chatear por celular. Adicional a esto tenemos los factores del entorno:
el estrés, las preocupaciones relacionadas con finanzas, familia, trabajo, escuela salud. Malos hábitos alimenticios (comer en exceso en la noche), tomar bebidas estimulantes después del medido día (coca cola, café, energizantes), fumar y ejercicio excesivo. Los horarios rotativos, jet lag y consumo de drogas.



Durante el periodo de pandemia, se ha hecho más evidente porque nuestros hábitos de sueño cambiaron, los horarios más flexibles, teletrabajo, las clases virtuales, sedentarismo, y la cibertecnología(luces de  pantallas causan insomnio).
Se inicio a hablar de la “coronasomnia”  o covid-somnia”.



Es el fenómeno que afecta a personas en el mundo, cuando experimentan insomnio relacionado al estrés de la vida durante el COVID-19.
En el Reino Unido, un estudio de agosto 2020 de la universidad de Southampton, mostró que las personas que experimentan insomnio aumento de 1 de cada 6 a 1 de cada 4 . Mayor prevalencia en madres, trabajadores esenciales y minorías.



Simultáneamente en Panamá, ocurría otro fenómeno, en las farmacias del país se agotaban los medicamentos para dormir, “las pastillitas mágicas”.
Sobretodo solicitadas para los adultos mayores, muchas veces sin prescripción médica. La mayoría, desconociendo que estos medicamentos sedantes son la puerta de entrada para fracturas de caderas, deterioro cognitivo, delirium y otras complicaciones. El 22 de abril de este año se publica en el The American Journal of Geriatric Psychiatry, un artículo que alertaba sobre los riesgos de estos fármacos y su abuso en los adultos mayores durante el confinamiento.
Ahora conociendo esta evidencia, podemos identificar si hay una adicción a estos fármacos. Invito a los lectores a contestar las siguientes preguntas:



¿Las dosis de los medicamentos que me han recetado los he aumentado?
¿Necesito una mayor cantidad de medicamento para obtener el mismo efecto?
¿Pido varias recetas , para tener una reserva de medicamentos?
¿He exagerado síntomas o mentido para obtener una receta?
¿Los he combinado con alcohol para potenciar el efecto?
¿Le he sugerido este medicamento a algún conocido o familiar?
No son todas las preguntas necesarias para identificar un consumo perjudicial o una adicción, pero si es un ejercicio que nos permite tomar conciencia del problema. Si te identificaste , te invito a buscar ayuda con el personal idóneo.

Palabras clave: Adicción


Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-11182

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Publicidad

Publica con Nosotros

La publicación en nuestra plataforma es gratuita y gracias a nuestro excelente posicionamiento en la web, tus contenidos tendrán mejor visibilidad.

Publica tu Contenido
PUBLICIDAD

Nuestras Revistas


PUBLICIDAD