PUBLICIDAD
Última actualización web: 27/06/2022

¿Son las psicosis por drogas más esquizofre​nia?

Autor/autores: Luis Alfonso Nuñez Dominguez
Fecha Publicación: 30/03/2014
Área temática: Psiquiatría general , Psicosis .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

El objetivo del presente trabajo es confirmar o rechazar la hipótesis de que las psicosis inducidas por drogas son un primer paso hacia la esquizofrenia.

Se lleva a cabo una revisión de casos de pacientes con un primer diagnóstico de psicosis inducida por drogas y se revisa el
diagnóstico actual. Los resultados muestran que el 64, 8% de los pacientes presentan en la
actualidad un diagnóstico de esquizofrenia, actuando como factores de riesgo elcomienzo precoz del
consumo y la presencia de antecedentes familiares de psicosis.

Palabras clave: esquizofrenia

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-8350

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

¿SON LAS PSICOSIS INDICIDAS POR DROGAS MÁS ESQUIZOFRENIA?
Dr. Luis Alfonso Núñez Domínguez*, Dra. María Carmen García Nicolás**, Dr. David Calvo Medel**
* Investigador asociado ICS, Grupo Cerebro y Mente, Universidad de Navarra.
** Psiquiatra, centro de salud Mental de Tudela, Navarra.
luisalfonsorama@gmail.com

RESUMEN:
El objetivo del presente trabajo es confirmar o rechazar la hipótesis de que las psicosis
inducidas por drogas son un primer paso hacia la esquizofrenia. Se lleva a cabo una revisión de
casos de pacientes con un primer diagnóstico de psicosis inducida por drogas y se revisa el
diagnóstico actual. Los resultados muestran que el 64,8% de los pacientes presentan en la
actualidad un diagnóstico de esquizofrenia, actuando como factores de riesgo elcomienzo precoz del
consumo y la presencia de antecedentes familiares de psicosis.


INTROCUCCIÓN
Desde hace años existe en el mundo de la Psiquiatría la controversia acerca de la existencia
de las psicosis inducidas por el consumo de drogas (SIP) como entidad patológica distinta. Algunos
autores (Arendt et al., 2005; Crebbin et al., 2009) niegan la existencia de un cuadro distinto,
considerando que las SIP no son más que un primer paso hacia la esquizofrenia, mientras que otros
(Núñez Domínguez ,2007) consideran que, por ejemplo, las psicosis inducidas por drogas podrían
ser un pródromo de la esquizofrenia, en sujetos más vulnerables genéticamente.
La publicación de dos recientes estudios llevados a cabo en Finlandia y Escocia han reavivado
este debate.
En el primer caso, el estudio finlandés, contempla la mayor muestra de sujetos con psicosis
inducidas por drogas (15787 sujetos) con un seguimiento de 8 años. Los autores afirman lo
siguiente:
1. La sustancia que con mayor frecuencia está presente en estos casos es el alcohol (85,4
%), seguido de las anfetaminas (4,5 %) y el cannabis (0,7 %)
2. La sustancia que presenta un mayor índice crudo de conversión hacia la esquizofrenia es
el cannabis (46 %), seguido de las anfetaminas (30 %) y el alcohol (5 %)
3. Por último, cuanto más tardío es el momento del diagnóstico de SIP, mayor es el riesgo
de evolución hacia la esquizofrenia
El otro estudio, llevado a cabo en Escocia (Semple y cols., 2013), incluye una muestra de
3486 pacientes que han sido admitidos en hospitales psiquiátricos en el periodo comprendido entre
1997 y 2012. El estudio de seguimiento se lleva a cabo hasta el año 2012 o hasta que el paciente es
diagnosticado de esquizofrenia
Los datos más reseñables son:
1. Los casos de SIP son frecuentes son los de abuso de múltiples sustancias (1369
pacientes), con el mayor riesgo de evolución hacia la esquizofrenia (21,5 %)
2. Los casos de SIP relacionados con el alcohol son 1038 y el riesgo de conversión es del
10,6 %, los relacionados con opioides 419 con un riesgo del 19,1 % y los de cannabis son
276, con el 2º mayor riesgo (21,4 %)
3. Si los sujetos requieren hospitalización, el cambio de diagnóstico a esquziofrenia tiene
lugar en los primeros 5 años de seguimiento
El objetivo del presente estudio es valorar el riesgo de conversión hacia un trastorno psicótico
de un grupo de pacientes diagnosticados de SIP y valorar así mismo el peso que pueden tener en
ese riesgo la presencia de una serie de factores habitualmente incluidos en estudios previos
(genéticos, rasgos de personalidad, edad de inicio y duración del consumo)


MATERIAL Y MÉTODOS
Los autores hemos llevado a cabo una revisión de los datos clínicos de pacientes que han
acudido a dos de los centros de Salud Mental de Navarra. Se han seleccionado pacientes cuyo
primer diagnóstico es el de SIP, sin excluir ningún tipo de sustancia.
De los historiales clínicos se obtuvieron datos sociodemográficos (edad, sexo, antecedentes
familiares de psicosis, rasgos de personalidad premórbidos), historia del consumo de drogas (edad
de inicio, principal droga de uso, frecuencia de consumo en el momento del diagnóstico) y
diagnóstico actual

RESULTADOS
La muestra encontrada comprendía 23 sujetos, 19 de ellos con consumo de cannabis como
sustancia principal de uso, por lo que el estudio de los datos se centró principalmente en este
subgrupo de pacientes.
La edad media del inicio del consumo es de 15,9 años, 7 presentan antecedentes familiares
de psicosis, el mismo número (pero no los mismos sujetos) presentaban rasgos anómalos de
personalidad premórbidos y 16 de ellos han mantenido el consumo de cannabis hasta el momento
actual.
En cuanto al diagnóstico actual, 8 estaban diagnosticados de esquizofrenia, 5 pacientes
habían presentado nuevos episodios de SIP con recuperación completa con el tratamiento, 3
presentaban un diagnóstico de Trastorno esquizoafectivo y 2 de Trastorno bipolar.
En cuanto a las relaciones estadísticas entre las distintas variables estudiadas y el diagnóstico
actual, sólo presentaban relaciones estadísticamente significativas el diagnóstico de esquizofrenia
con el consumo actual de la sustancia (p<0,001): el resto no llegaba al valor de p<0,05, dado que
los rasgos de personalidad eran varios y en los antecedentes de trastornos psicóticos en familiares
eran varios los diagnósticos.

DISCUSIÓN
En los últimos años, son varios los estudios que han llevado a cabo un seguimiento con
diagnóstico de Psicosis inducidas por cannabis (PIC), que son los siguientes: Arendt y cols., (2005):
53 % de los pacientes se mantiene con el mismo diagnóstico a los tres años; Caton y cols. (2007):
el 25 % cambia a diagnóstico de esquizofrenia el primer año de seguimiento y Crebbin y cols.,
(2009): 1/3 cambia a diagnóstico de esquizofrenia en dos años La única variable asociada al cambio
de diagnóstico ha sido el continuar con el consumo después del primer episodio.

Estos datos muestran un cambio de diagnóstico, con una frecuencia similar (entre el 20 y 45
% cambia de diagnóstico), con cambios en la duración del cambio. No incluyen el estudio de
factores de riesgo excepto el primero de ellos, que incluye los antecedentes familiares de psicosis.
Pero un alto % de sujetos (más del 60 %) se mantiene con el mismo diagnóstico. En nuestra
pequeña muestra casi un 40 % de los pacientes incluidos han presentado nuevos episodios de PIC,
sin desarrollar una esquizofrenia.
Podríamos hipotetizar que los sujetos que han desarrollado una esquizofrenia presentan
algún tipo de factor no detectado en el estudio, por las características del mismo (revisión de
historial clínico), entre los que podríamos incluir la presencia de alteraciones en los genes (AKT1, Di
Forti y cols, 2012), o la presencia de factores estresantes en la infancia (abuso sexual, Murphy y
cols., 2013), factores éstos que se han asociado en la relación entre el consumo de cannabis en la
adolescencia y la presencia de síntomas y/o cuadros psicóticos en la edad adulta en recientes
estudios epidemiológicos de población general.
Otro factor de difícil control es la concentración de THC en el producto consumido, dado que
con la posibilidad de autocultivo, se han detectado cambios importantes en el % de THC y/o una
disminución del % de cannabidiol, cannabinoide que parece producir un efecto protector frente al
THC (por ejemplo, la variedad skunk o sinsemilla presenta un % de THC superior al 20 %, en
ausencia de CBD)(Di Forti y cols., 2009)

CONCLUSIONES
Los cuadros psicóticos inducidos por consumo de drogas , principalmente el cannabis)
podrían ser una primera manifestación de una psicosis de tipo esquizofrénico en un alto porcentaje
de sujetos (alrededor del 40 %)
Dentro de los factores habitualmente asociados sólo hemos encontrado relación significativa
con el consumido mantenido desde el primer episodio, no apareciendo como significativas las
relaciones con la presencia de trastornos psicóticos en familiares de primer orden (indicativo de
factor genético) ni de rasgos de personalidad anómalos premórbidos. Sí se observa un inicio precoz
del consumo (edad media en torno a los 16 años)
Existiría un grupo de sujetos que no desarrollan cuadros psicóticos de tipo endógeno (por
ejemplo, cuadros esquizofrénicos o Trastorno bipolar), a pesar de mantener el consumo (en torno al
30%). En estos casos se podría pensar en la existencia de una auténtica psicosis cannábica.
El tamaño de la muestra y el diseño del estudio condiciona en gran manera la validez de las
conclusiones, aunque sí apuntan y confirman datos ya obtenidos en otros estudios, por lo que
consideramos que sería preciso llevar a cabo más estudios, con muestras más amplias y una
mitología más eficaz y completa para confirma o refutar lo aquí expuesto.


REFERENCIAS
Arendt

M,

Mortensen

PB,

Rosenberg

R,

Pedersen

CB,

Waltoft

BL.(2008)

Familial

predisposition for psychiatric disoder;: comparison of subjects treated for cannabis-induced
psychosis and schizophrenia.Arch Gen Psychiatry. 2008 Nov; 65(11):1269-74
Crebbin K, Mitford E, Paxton R, Turkington D (2009) First-episode drug-induced psychosis: a
medium term follow up study reveals a high-risk group. Soc Psychiatry Psychiatr Epidemiol,
44(9):710-5.
Di Forti M, Morgan C, Dazzan P, Pariante C, Mondelli V, Marques TR, Handley R, Luzi S, Russo
M, Paparelli A, Butt A, Stilo SA, Wiffen B, Powell J, Murray RM. (2009). High-potency cannabis and
the risk of psychosis.Br J Psychiatry. 2009 Dec;195(6):488-91.
Di Forti M, Iyegbe C, Sallis H, Kolliakou A, Falcone MA, Paparelli A, Sirianni M, La Cascia C,
Stilo SA, Marques TR, Handley R, Mondelli V, Dazzan P, Pariante C, David AS, Morgan C, Powell J,
Murray RM.(2012) Confirmation that the AKT1 (rs2494732) genotype influences the risk of
psychosis in cannabis users.Biol Psychiatry,72(10):811-6.
Kirkbride J (2013) The risk of substance-induced psychosis to schizophenia varies with
substance usec and patients age. Evid Based Ment Health, 16 (3): 65
Murphy J, Houston JE, Shevlin M, Adamson G. (2102). Childhood sexual trauma, cannabis
use and psychosis: statistically controlling for pre-trauma psychosis and psychopathology. Soc
Psychiatry Psychiatr Epidemiol. 2013, 48(6):853-61.
Núñez LA. Cannabis- induced psychosis. In Fujii D, Ahmed I, eds: The Spectrum of Psychotic
Disorders. Neurobiology, Etiology, and Pathogenesis. pp. 369-381. Cambridge University Press,
2007.

-515º Congreso Virtual de Psiquiatria.com. Interpsiquis 2014
www.interpsiquis.com - Febrero 2014
Psiquiatria.com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar