Última actualización web: 01/10/2020
Ver todo

Repercusión judicial de la drogodependencia y los trastornos de personalidad

Seguir

Autor/autores: Eva Maria Picado Valverde , Alfonso Salgado Ruiz
Fecha Publicación: 26/04/2018
Área temática: Adicciones .
Tipo de trabajo:  Comunicación
UNIVERSIDAD DE SALAMANCA UNIVERSIDAD PONTIFICIA DE SALAMANCA

RESUMEN

Este estudio analiza la relación entre el comportamiento delictivo y el adictivo. Se expone desde el punto de vista judicial la relación e implicación del comportamiento adictivo en el Código Penal Español. Posteriormente se analizan sus repercusiones forenses y legales mediante el análisis de 200 sentencias. Diferenciándose (100) las sentencias relacionadas con drogodependencia y las relacionadas con los Trastornos de Personalidad. Se obtiene un mayor número de sentencias donde los sujetos aun aludiendo drogodependencia no se le practica ningún atenuante. Si además incluimos el elemento de Trastorno de Personalidad, prevalecen las sentencias con el Trastorno límite y antisocial relacionado con la drogodependencia

Palabras clave: DROGODEPENDENCIA, TRASTORNO DE PERSONALIDAD, DELINCUENCIA

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-8691

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y

LOS

TRASTORNOS DE

PERSONALIDAD
Eva Mª Picado Valverde, Alfonso Salgado Ruiz.
evapicado@usual.es

INTRODUCCIÓN
Para Goldman (1981) la relación entre delito y drogodependencia presenta comportamientos
pluriformes

y

complejos,

dado

que

intervienen

multitud

de

variables

en

ambos

comportamientos. Drogodependencias y delincuencia conforman un binomio íntimamente
relacionado y de difícil separación (Delgado, 1994, 2001; Esbec y Gómez-Jarabo, 2000). Existe
un consenso entre gran parte de las investigaciones realizadas sobre la relación entre ambos
comportamientos (Huizinga et al, 1989; Jonhson et al, 1991).
Haciendo alusión a la forma en que ambos comportamientos pueden llegar a relacionarse, una
de las hipótesis es que la relación con la conducta delictiva se produce como consecuencia de
la drogodependencia del sujeto. Viéndose el consumo como una necesidad cuya forma de
satisfacerse es mediante la comisión de delitos por la necesidad económica derivada de la
adicción (McBride y McCoy, 1981). Esta hipótesis, conocida con el nombre de necesidad
económica,

postula que la droga causa la delincuencia y en consecuencia se asume que la

conducta delictiva es posterior a la conducta abusiva. Los apoyos empíricos a esta hipótesis
son, entre otros, los de Ball et al (1981); DeFleur et al (1969); McGlothin et al (1978).
Otra hipótesis aún más compleja es la asociación del delito y drogodependencia cuando el
individuo consumidor ha manifestado conductas delictivas anteriores a su adicción (Chambers,
1974; Voss y Stephens, 1973) y estos delitos no fueron la consecuencia de la necesidad
económica

para

cubrir

los

gastos

derivados

del

consumo

de

drogas.

Desde

este

posicionamiento se puede concluir que la adicción genera una mayor delincuencia.
Esta Hipótesis asumiría que la delincuencia provoca el consumo (Chambers y Moffet, 1969;
Coate y Goldman, 1980; Cuskey et al, 1973; Dobinson y Ward, 1986; D'Orban, 1970; Elliott y
Ageton, 1976; James, 1969; Johnston et al, 1978; Kraus, 1981; Rosenthal et al ,1973; Scott y
Willcox, 1965; Vaillant, 1966; Voss y Stephens, 1973).
Una tercera hipótesis explicativa de la relación delincuencia-drogodependencia afirma que no
existe una relación causal entre ambos comportamientos (Collins, 1981; Elliot y Huizinga,
1984; Paino, 1995) de manera que cualquier relación a establecer es simplemente aleatoria y

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

engañosa (Otero y Vega, 1993). De esta forma, Farrow y French (1986) señalan que ambas
conductas forman parte de un mismo proceso en el cual van a intervenir otros factores
extrínsecos (culturales, motivacionales, familiares, grupales, sociales, etc...) que parecen dar
cuenta de cada uno de los comportamientos analizados.
Para Watts y Wright (1990) una posible razón de la mayor propensión de los delincuentes a
consumir y abusar de una variedad de sustancias estriba en que en ambas formas de conducta
desviada subyace el rasgo de personalidad "búsqueda de sensaciones", en función de la cual la
conducta delictiva y la ingesta de drogas es una respuesta a la necesidad constante de
estimulación. Estos resultados han motivado

que el consumo de drogas se utilice como

variable predictora de reincidencia en numerosas escalas de evaluación de riesgo para jóvenes
delincuentes.
Otros estudios como el de Stewart et al (2000) concluyen que los drogodependientes suelen
tener una historia delictiva que precede a su implicación en el mundo de la drogas, su
consumo dispara la conducta delictiva tanto en frecuencia como en gravedad. Aunque en el
mismo estudio se indicaba que los multireincidentes diferían en otras variables de los no
delincuentes, además del mayor consumo de drogas, presentaban mayores tasas de trastornos
de ansiedad y depresión y una mayor tasa de desempleo.
Según Garrido Genovés (1984) entre droga y delito no existe un nexo causal, ninguna droga
es intrínsecamente criminógena ya que los efectos no siempre son los mismos inter e intraindividuos, y por otro lado hay que tener en cuenta la influencia de factores personales y
situacionales. Sin embargo parece que ésta relación existe, ya que la proporción de
drogodependientes en los centros penitenciarios resulta alarmante (García, 1999).
En la encuesta sobre salud y consumo de drogas en internados en instituciones penitenciarias
en el año 2011, se obtiene como conclusión que la población penitenciaria antes de entrar en
prisión muestra prevalencias de consumo de drogas muy superiores a las de la población
general. Dicha prevalencia entre los internos es significativamente menor en prisión que antes
del ingreso y que en comparación con los datos del 2006 se observa una disminución del
consumo de drogas dentro de la prisión.
Según el Código Penal de 1995 y teniendo en cuanta la última modificación legislativa, la
adicción y el síndrome de abstinencia en algunas sustancias químicas se considera atenuante y
eximente, lo que podemos interpretar, que según el legislador lo que exclusivamente modifica
la imputabilidad

de un

futuro penado

son

las únicas situaciones permanentes que

desencadenan comportamientos concretos, y de forma circunstancial, considera la minoría de
edad o la enajenación mental como aspectos consustanciales al sujeto, y no dependen de
ninguna decisión individual.

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

La valoración psicológica de una persona drogodependiente, puede ser un dictamen "no
vinculante" ante el juez si no se relaciona de forma causal con la conducta delictiva. La
consideración

de

drogodependencia

como

una

forma

objetiva

de

modificación

de

responsabilidad criminal, permite la posibilidad de dictar medidas sustitutorias a la privación de
libertad por el juez, siempre bajo circunstancias específicas, como la no reincidencia del
delincuente, que la pena no sea mayor de tres años, la realización de tratamientos en centros
terapéuticos, y el seguimiento por el tribunal de la evolución del proceso de rehabilitación.
Desde el punto de vista del informe pericial psicológico, hay que considerar la importancia de
las consecuencias de las conclusiones del informe, pero sin olvidar las complicaciones que
conlleva relacionar la realidad clínica del sujeto en el momento de los hechos delictivos, de ahí
la importancia que tiene la destreza del profesional en la realización de la entrevista y la
evaluación del sujeto. Ante el interés del juez de determinar esta situación y la relación con su
estado psicológico y la adicción, es imprescindible la recolección de datos e información previos
a la entrevista para poder realizar un adecuado juicio clínico-forense.
En relación a los Trastornos de Personalidad, investigaciones actuales (Coid, J., 2007)
considera que el Trastorno de Personalidad no es un elemento fundamental para el
comportamiento delictivo, siendo en muchos casos exclusivamente un elemento modelador en
ciertos aspectos del delito.
Carrasco y Maza (2005) consideran que ninguno de los Trastornos de Personalidad refleja
alteraciones cognitivas, ni déficit de inteligencia, trastornos en el contenido del pensamiento ni
alteración en la percepción, atención o memoria del sujeto.
Tras estas consideraciones podemos concluir la necesidad de estudiar el nexo de unión entre
drogodependencia y comportamiento delictivo además de la influencia del Trastorno de
Personalidad en el delito. Esta es la razón de este trabajo cuyos objetivos son:
-

Objetivo

1:

Analizar

la

drogodependencia

como

causa

de

disminución

de

la

responsabilidad penal en las sentencias dictadas por la Audiencia Provincial del territorio
español durante los años 2009 y 2014.
-

Objetivo 2: Analizar la tipología del delito en los casos que se hayan practicado

atenuantes o eximentes por drogodependencia en las sentencias de estudio.
-

Objetivo 3: Analizar todos los Trastornos de Personalidad como causa de disminución de

la responsabilidad penal en las sentencias dictadas por las Audiencias Provinciales del territorio
español durante los años 2009 y 2014.
-

Objetivo 4: Analizar la tipología del delito en los casos que se haya practicado atenuantes

o eximentes por Trastornos de la Personalidad en las sentencias de estudio.

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

REPERCUSIONES FORENSES DE LA DROGODEPENDENCIA
En este estudio se han analizado 200 sentencias en la base de datos Aranzadi, en los periodos
desde el año 2009 al 2014. Pudiéndose analizar sólo las sentencias cuyos fallos se dictaron en
las Audiencias Provinciales de todo el territorio español. La búsqueda se ha realizado de las
palabras claves relacionadas con el objeto del estudio, pretendiendo analizar la unión entre
drogodependencia, conducta delictiva y trastornos de personalidad.
Tras la lectura exhaustiva de cada sentencia, se han seleccionado según la modificación de
responsabilidad, tipología del delito y la relación con el trastorno de personalidad, y
drogodependencia.

RESULTADO DEL ESTUDIO DE SENTENCIAS SOBRE LA IMPUTABILIDAD EN SUJETOS
DROGODEPENDIENTES
Se realiza el análisis de 100 sentencias recogidas en la base de datos "Aranzadi en el periodo
comprendido entre el 1 de enero de 2009 y el 1 de enero de 2014, con la palabra clave
drogodependencia, obteniéndose los siguientes resultados:
De las 100 (tabla 1) sentencias analizadas, en 62 de ellas se determinó que no existían causas
de modificación de responsabilidad penal, el juez falló 37 sentencias con atenuante analógica,
y consideró la modificación parcial de las circunstancias de responsabilidad en un único sujeto.
En ningún caso existió eximente completa dentro las sentencias analizadas.
Tabla 1. Cuadro resumen de sentencias analizadas.
EXIMENTE TOTAL EXIMENTE INCOMPLETA ATENUANTE ANALÓGICA IMPUTABLE
0

1

37

62

Sin pretender profundizar en las diferencias entre las opciones posibles determinadas
jurídicamente en cuanto a la modificación de la responsabilidad, se considera eximente cuando
se tienen en cuenta circunstancias o alguna circunstancia, que libera de responsabilidad al
autor de un delito penal. En el caso de la eximente incompleta, se determina cuando no
concurren todas las circunstancias para considerar la eximente completa, pero existe
modificación de responsabilidad. Las atenuantes analógicas son aquellas circunstancias que
disminuyen la responsabilidad criminal contempladas en el Código Penal, directamente
relacionadas con la identidad de razón o estructura, y la motivación de las mismas con las
determinadamente especificadas en la norma. Y la imputabilidad es considerada como la
atribución total de la responsabilidad de un sujeto sobre su comportamiento. Del análisis de las

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

100 sentencias en las que el fallo se relacionaba con la modificación de responsabilidad en
cualquiera de los tipos, se concluye que los delitos más habituales correspondientes a las
anualidades 2009-2013, fueron los delitos contra la salud pública, intento de homicidio y
estafa. (Gráfico 2 y tabla 2)
Gráfico 2. Tipología de los delitos estudiados en las sentencias.

Tabla 2. Relación de sentencias con modificación de responsabilidad.

Resolución judicial

Tipo de delito

Grado de imputabilidad

Pena

o

medida
SJP(158/2011)

Contra

la

salud Atenuante

publica
SAP(560/2013)

SAP(175/2013)

de 1 año de

drogodependencia

Delito intentado de Atenuante

de 6 años de

homicidio

drogodependencia

Tráfico de drogas

Atenuante

Delito

contra

salud pública

la Atenuante

prisión
de 24

drogodependencia
SAP(200/2013)

prisión

analógica

drogadicción

meses

de prisión
de 6 años y 1
día

de

prisión
SAP(37/2013)

Delito

contra

salud pública

la Atenuante

analógica

drogodependencia

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

de 4 años y 6
meses

de

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

prisión

Tabla 2. Relación de sentencias con modificación de responsabilidad (Cont.)

SAP

Delito contra la salud pública

(236/2012)
SAP

drogas
Delito contra la salud pública

(313/2012)
SAP

Atenuante drogodependencia

Delito intentado de asesinato

3

años

y

6

meses prisión

Agravante de reincidencia
Atenuante

de 5 años prisión

drogodependencia

( 129/2012)
SAP

Atenuante grave de adicción a 2 años prisión

Delito de lesiones

(181/2012)

Atenuante

analógica

de 7 meses y 15

drogadicción
Delito de asesinato

Atenuante

días
analógica

de 15 años

SAP

drogodependencia

( 135/2012)

influencia del consumo de

bajo

alcohol y drogas
SAP ( 12/2012)

SAP ( 35/2012)

Delito intentado de homicidio

Atenuante

de 7

drogodependencia
Delito contra la salud pública

Atenuante

Delito contra la salud pública

Atenuante

analógica

drogadicción

SAP ( 51/2012)

y

6

y

6

y

3

meses
de 4

drogodependencia

años

años

meses
de 3

años

meses

Agravante de reincidencia
SAP

Delito contra la salud pública

(256/2011)
SAP ( 65/2011)

SAP (41/2011)

Delito contra la salud pública

Atenuante

de

drogadicción 3

años

simple

prisión

Atenuante de drogadicción

3

años

de

de

prisión
Delito contra la salud pública

Atenuante de drogadicción

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

3

años

prisión

de

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

Delito de quebrantamiento de Atenuante
condena

analógica

de 6 meses

drogadicción

9 meses y 1 día

SAP
Delito de amenazas en el

(359/2011)

5 años

ámbito de la violencia de
prisión

género
SAP

Estimación de

recurso de Atenuante

analógica

de 6

meses

de

(165/2011)

sentencia. Estafa informática

embriaguez

prisión

SAP

Tráfico de estupefacientes

Atenuante de drogadicción

3 años prisión

(400/2011)
SAP

( Delito de homicidio en grado Eximente

664/2011)

de tentativa

incompleta

de 3 años prisión

alcoholismo

Tabla 2. Relación de sentencias con modificación de responsabilidad (Cont.)

SAP ( 347/2011)

Delito continuado de estafa

Atenuante grave adicción a 6meses

Delito continuado de falsedad en
documento oficial y mercantil
SAP (282/2011)

SAP (237/2011)

Delito como cómplice de

las

sustancias prisión

estupefacientes
un Atenuante

delito contra la salud pública

drogadicción

Delito contra la salud pública

Atenuante

analógica

drogodependencia

de 1 año y 6
meses prisión
de 3

años

prisión

En las sentencias estudiadas en las cuales se ha producido modificación de responsabilidad, se
han apuntado tres que incluyen además el agravante de reincidencia. El concepto de
reincidencia presenta dificultades en su explicación, ya que dependiendo de la perspectiva y
ámbito de análisis, se pueden considerar diferentes significados. El concepto legal de
reincidencia en España está contenido en el Código Penal, y según Agudo (2005) se entiende
como "circunstancia agravante genérica de la responsabilidad criminal que opera dentro de los
límites de tiempo legalmente determinados, a partir de la recaída en el delito por parte de un
sujeto precedente, y ejecutoriamente condenado por otro delito comprendido en el mismo
título, y de la misma naturaleza del que es objeto de la actual condena ". La Real Academia de
la Lengua Española (2012) define el término como "la reiteración de la misma culpa o defecto,
II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

así como la circunstancia agravante de la responsabilidad criminal que consiste en haber sido
el reo condenado antes por un delito análogo al que se le imputa ". Según Ossa (2012), la
reincidencia como fenómeno criminológico es un elemento que juega dentro de la interacción
social un papel importante, pero que a la vez, el estado y la sociedad le dan la espalda por ser
una amenaza latente para algunos, sin pensar que para otros es ya una conducta inevitable.
En la sentencia SAP (32/2013) el fallo resolvía imputable al sujeto, aunque existían pruebas de
consumo de drogas:
"El análisis de cabello indica un consumo moderado de cocaína en los dos meses anteriores,
pero no precisa el/los día/s concreto/s. No existen otros análisis para el resto de sustancias
mencionadas, y los testigos no mencionan indicios del mismo en la mañana del 25 de
noviembre, aun siendo posible que los efectos visibles del consumo hubieran desaparecido ya.
Y que como no se puede probar el consumo de alcohol y drogas en los términos descritos en la
proposición 18, este jurado no puede dar por probados las consecuencias del mismo."

RESULTADOS DEL ESTUDIO DE SENTENCIAS SOBRE LA IMPUTABILIDAD EN SUJETOS
CON TRASTORNO DE PERSONALIDAD
En el caso de la responsabilidad penal, no existía ninguna diferencia en cuanto a la definición
del concepto en los casos de trastorno de personalidad. Analizando 100 sentencias contenidas
en la base de datos "Aranzadi", realizando la consulta en Jurisprudencia, se realiza una
búsqueda de sentencias dictadas en el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2009 y el 1
de enero de 2014, con la palabra clave Trastorno de Personalidad, obteniéndose los siguientes
resultados:
De las 100 sentencias analizadas, en 68 de ellas se determinó que no existían causas de
modificación de responsabilidad penal, en otras 19 el juez falló atenuante analógica, en 10
sujetos consideró una modificación parcial de las circunstancias de responsabilidad, y
determinó la capacidad nula de juicio en el momento de los hechos a 2 sujetos. (Tabla 3 y
gráfico 3)

Tabla 3. Cuadro resumen de sentencias atendiendo a trastorno de personalidad.

EXIMENTE TOTAL EXIMENTE INCOMPLETA ATENUANTE ANALÓGICA IMPUTABLE
2

10

19

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

68

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

Gráfico 3. Sentencias analizadas en el estudio atendiendo al grado de imputabilidad por
trastorno de personalidad.

70
60
50
40
30
20
10
0
EXIMENTE
TOTAL

EXIMENTE
INCOMPLETA

ATENUANTE
ANALOGICA

IMPUTABLE

En la sentencia 51/2009 de la Audiencia Provincial de Madrid (sección 27) se exime totalmente
la responsabilidad del sujeto en un delito de asesinato, tras comprobar que además del
Trastorno Disocial (Trastorno Antisocial) dictaminado por los forenses, el sujeto presentaba
una alteración psíquica, con lo que se le absolvió de los diferentes delitos pero se acordó como
medida de seguridad 27 años de internamiento psiquiátrico:
"En aplicación de la doctrina expuesta, conforme a lo propugnado por el Ministerio Fiscal al
modificar sus conclusiones provisionales, de la prueba practicada en el acto del juicio oral no
se desprende sino que el acusado al perpetrar los hechos que se enjuician en este
procedimiento, padecía una anulación total de sus facultades de entender y querer originada
por la enfermedad mental que padecía y que le impedía conocer la ilicitud de sus actos, lo que
ha de conducir al Tribunal a estimar la concurrencia de la meritada eximente."
"En el referido informe (ratificado y ampliado en el acto del plenario por los doctores que
llevaron a cabo) señalaron los facultativos que el acusado presenta un trastorno de
personalidad de base, politoxicomanía y cuadro psicótico complejo, en el que se mezcla
sintomatología esquizo-afectiva predominando la hipomamia y de tipo delirante-alucinatorio,
cuadro que también señalan los forenses se encuentra influenciado por el consumo de
sustancias".
"Como conclusión de su estudio determinan los forenses que el acusado en el momento de la
comisión de los hechos objeto de este procedimiento, se encontraba con sus facultades de
conocer y querer totalmente anuladas, señalando que, en consecuencia, el mismo no actuaba
libremente, ni conocía lo que hacía pues como explicaron, aunque no estaba dormido ni en

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

coma, su nivel cognitivo o intelectivo estaba anulado, no comprendiendo tampoco la ilicitud de
sus actos, afirmaciones categóricamente sostenidas por los facultativos que conducen al
Tribunal a considerar en base a dicho informe unido a los otros datos reseñados a la
estimación de la eximente referida."
Esta sentencia demuestra lo que hasta el momento ha marcado la jurisprudencia y la
investigación con respecto a la modificación de responsabilidad de la conducta de un sujeto, o
lo que es lo mismo las capacidades de comprensión y actuación con libertad.
En la sentencia 51/2009 de la Audiencia Provincial de Madrid (sección 27), la eximente es
causada por la sintomatología presentada en el cuadro psicótico en el momento de los hechos.
Tras el estudio de las 100 sentencias, se puede concluir que en 41 de ellas se reconoce y se
dictamina un Trastorno de Personalidad, en 13 sentencias se ha fallado con un reconocimiento
de trastorno de Personalidad asociado a una drogodependencia, y en 46 sentencias la parte del
acusado defendía un Trastorno de Personalidad pero no se pudo reconocer. (Gráfico 4)
Gráfico 4. Sentencias analizadas según trastorno de personalidad

Analizando las sentencias en las que se ha dictaminado al sujeto con algún Trastorno de
Personalidad se concluye que el más habitual ha sido el Trastorno de Personalidad Mixto,
seguido del Antisocial y el Límite. (Gráfico 5)

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

Gráfico 5. Tipos de trastorno de personalidad dictaminados en sentencia
14
12
10
8
6
4
2
0

El Trastorno Mixto de Personalidad es un patrón de conducta que presenta el sujeto, y que se
puede encuadrar dentro de varios Trastornos de Personalidad sin que haya predominancia. En
las sentencias analizadas, los Trastornos Mixtos que se encuentran con mayor frecuencia son:
-

Trastorno de Personalidad Esquizoide y Evitativo.

-

Trastorno de Personalidad Ansioso-Depresivo.

-

Trastorno de Personalidad Límite-Narcisista.

-

Trastorno Límite-Antisocial.

Analizando las sentencias en las que al sujeto se le diagnosticaba un Trastorno de
Personalidad, se puede concluir que los delitos relacionados eran conductas que generaban un
daño hacia los demás, con manifestaciones violentas, como robos o agresión y
Gráfico 6)
Gráfico 6: Delitos asociados al trastorno de personalidad.
6
5
4
3
2
1
0

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

muerte.(

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

Es habitual en las sentencias revisadas encontrar el delito de quebrantamiento de condena, lo
que significa que el sujeto encontrándose en tiempo de cumplimiento de una condena pero en
régimen extraordinario, no asume la responsabilidad de su conducta sin valorar las posibles
consecuencias de su comportamiento y vuelve a delinquir. Estos dos aspectos están muy
relacionados con los comportamientos propios del Trastorno de Personalidad Antisocial.
En cuanto a la modificación de responsabilidad del Trastorno Antisocial de Personalidad, en las
sentencias analizadas se concluye que en su mayoría no existe tal modificación, ya que se
considera que el patrón comportamental no influye en su capacidad de comprender ni en su
voluntad. En los casos que se ha tenido en cuenta tal modificación es debido a la motivación o
voluntad del sujeto. (Gráfico 7)
Gráfico 7. Modificación de sentencia por trastorno de personalidad.
8
7
6
5
4
3
2
1
0
EXIMENTE TOTAL

EXIMENTE
INCOMPLETA

ATENUANTE
ANALOGICA

IMPUTABLE

En los argumentos recogidos en las sentencias analizadas relacionadas con la responsabilidad y
el trastorno de personalidad antisocial, los jueces fallan que habitualmente el comportamiento
de los sujetos con estos trastornos no influye en el acto delictivo en sí, existiendo
jurisprudencia al respecto que lo reafirma.
Se presenta un ejemplo de las sentencias analizadas, SAP de Toledo, sección 1 (8/2011) "La
doctrina y la jurisprudencia vienen manteniendo que aun cuando se aprecie un trastorno de la
personalidad en el sujeto, ello no conduce necesariamente a la aplicación de una atenuante.
Ha de tenerse en cuenta, en primer lugar, que en el sistema del

Código Penal ( RCL 1995,

3170 y RCL 1996, 777) vigente, el artículo 20.1 ª, y en relación con el 21.1ª y el 21.6ª exige
no solo la existencia de un diagnóstico que aprecie una anomalía o alteración psíquica como

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

elemento biopatológico, sino que a él debe añadirse la comprobación de que tal déficit impide
al sujeto, o le dificulta en mayor o menor medida la comprensión de la ilicitud de la conducta o
bien la actuación conforme a esa comprensión. La jurisprudencia anterior al vigente Código ya
había declarado que no era suficiente con un diagnóstico clínico, pues era precisa una relación
entre la enfermedad y la conducta delictiva, "ya que la enfermedad es condición necesaria
pero no suficiente para establecer una relación causal entre la enfermedad mental y el acto
delictivo" (STS núm. 51/2003, de 20 de enero (RJ 2003, 1359 )

y STS 251/2004, de 26 de

febrero ( RJ 2004, 2245 )).
"El patrón es estable y de larga duración y su comienzo puede ser rastreado, por lo menos
desde la adolescencia o la edad adulta temprana. No puede ser interpretado como una
manifestación o consecuencia de otro trastorno mental, y no se debe al efecto psicológico
directo de una sustancia (por ejemplo, drogas de abuso, medicación o exposición a tóxicos), ni
a una situación médica general (por ejemplo, trastorno craneal). Ordinariamente existen
criterios específicos de diagnóstico para cada trastorno de personalidad (Sentencia Tribunal
Supremo núm. 831/2001, de 14 mayo (RJ 2001, 10313))", para terminar recordando que "en
la doctrina jurisprudencial la relevancia de los trastornos de la personalidad en la
imputabilidad, no responde a una regla general".
De las sentencias

analizadas se ha extraído la tipología de delito más habitual en los

Trastornos de Personalidad, concluyendo que el más frecuente es el asesinato, seguido del
intento de homicidio. (Gráfico 8 Y Tabla4)
Gráfico 8: Tipologías de delito más frecuentes por trastorno de personalidad.

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

Tabla 4. Relación de sentencias con modificación de responsabilidad por trastorno de
personalidad.

Resolución judicial

Tipo de delito

SAP (245/2012)

-Descubrimiento

Grado de imputabilidad
y -Eximente incompleta

revelación de secretos
-Elaboración

Pena / medida

-Trastorno

Mixto

de 9 años y

de Personalidad

24 meses

pornografía infantil
Prisión
-Delito de amenazas

SAP (155/2010)

-Homicidio

-Eximente incompleta

-Maltrato psíquico habitual -Trastorno

Paranoide

de 8 años y

en el ámbito de violencia Personalidad

9 meses

de género
Prisión
SAP (205/2013)

Estimación recurso a la -Atenuante
sentencia J.P. Huelva

analógica

de

Trastorno psíquico

1 año prisión

-Trastorno Inespecífico de
Personalidad
SAP (28/2013)

Asesinato

-Eximente incompleta

16 años prisión

-Trastorno de Personalidad
inespecífico
SAP

Asesinato consumado

( 141/2013)

Asesinato en grado de
tentativa

-Eximente

completa 28 años de medida de

alteración psíquica
-Trastorno

seguridad

internamiento psiquiátrico

Esquizoide

de

incompleta

de 6 años prisión

personalidad
SAP (85/2013)

Asesinato intentado y falta -Eximente
de lesiones

alteración psíquica
-Trastorno de Personalidad
límite y narcisista

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

en

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

SAP
( 112/2013)

Homicidio en grado de -Atenuante
tentativa

analógica

de 5 años prisión

alteración psíquica
-Trastorno de Personalidad
Límite

SAP (63/2012)

Quebrantamiento

de -Atenuante

analógica

de 20 años prisión

condena

drogadicción

Malos tratos habituales

-Agravante de reincidencia

Asesinato en grado de -Trastorno de personalidad
tentativa
SAP (481/2012)

Antisocial

Homicidio en grado de -Atenuante
tentativa

Trastorno

analógico
Límite

de 6 años prisión
de

Personalidad
SAP (245/2012)

Descubrimiento

y Atenuante

revelación de secreto

infantil
Robo

alteración

psíquica

Elaboración de pornografía -Trastorno

SAP (392/2012)

de

9 años y
Personalidad

24 meses prisión

Mixto: esquizoide y evitativo
con

intimidación

violencia
en

e -Atenuante

analógica

de

las alteración psíquica

personas con uso de armas
Delito de agresión sexual

-Trastorno

Antisocial

6 años y 3 meses prisión
de

Personalidad

Tabla 4. Relación de sentencias con modificación de responsabilidad por trastorno de
personalidad.(Cnt)

SAP

Asesinato en grado de Atenuante por analogía de trastorno 7 años prisión

(159/2012)

tentativa

psíquico
Trastorno Paranoide de Personalidad

SAP
( 49/2012)

Atentado

Eximente incompleta de alteración 1 año y 6 meses
psíquica

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

prisión

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

Trastorno Límite de Personalidad
SAP

Homicidio intentado

-Atenuante de análoga significación

(774/2011)

3 años prisión

-Trastorno Límite de Personalidad

SAP

Asesinato en grado de Atenuante simple de alteración psíquica

(467/2011)

tentativa

y

falta

de

lesiones
SAP

Trastorno Personalidad de carácter 14 años y 2 meses
paranoide, esquizotípicas y esquizoides

Agresión sexual

prisión

-Atenuante por analogía de alteración

(297/2011)

psíquica

10 años y 6 meses

-Trastorno de Personalidad

prisión

SAP

Homicidio en grado de -Atenuante por analogía de alteración 5 años prisión

(186/2011)

tentativa

psíquica
-Trastorno Antisocial de la Personalidad

SAP

Robo

con

intimidación -Atenuante por analogía de alteración 4 años y 3 meses

(1345/2010) agravado por uso de arma psíquica
o instrumento peligroso
Delito

continuado

prisión

-Trastorno Antisocial de la Personalidad
de

violación

Tabla 4. Relación de sentencias con modificación de responsabilidad por trastorno de
personalidad (Cnt)

SAP
( 320/2010)

Delito

intentado

asesinato

de -Atenuante

por

analogía

de 7 años y 6 meses prisión

alteración psíquica
-Trastorno de Personalidad

SAP (19/2010) Delito consumado de -Atenuante por alteración psíquica
asesinato

-Trastorno Personalidad obsesivocompulsivo

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

17 años y 6 meses
prisión

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

SAP (51/2009) Asesinato en concurso -Eximente de alteración psíquica
medial

con

quebrantamiento

-Trastorno personalidad disocial

de

(6/2009)
SAP(28/2009)

Delito

intentado

de

internamiento

en

psiquiátrico,

medida de seguridad
de -Eximente incompleta

homicidio

-Trastorno Personalidad Límite

Homicidio en grado de -Atenuante por alteración psíquica
tentativa
Delito de lesiones

SAP (4/2009)

años

centro

condena
SAP

27

Prisión
4 años

-Trastorno Personalidad inespecífico Prisión
con rasgos paranoides y obsesivos

Homicidio en grado de -Atenuante por alteración psíquica
tentativa

7 años y 6 meses

-Trastorno Personalidad mixto

4 años
Prisión

DISCUSIÓN
Del estudio realizado se destaca

que prevalece un mayor número de sentencias que no

disminuyen ni anulan la responsabilidad del sujeto en el hecho delictivo. Tras analizar las
sentencias que otorgaba al sujeto eximente o atenuante podemos destacar que los delitos más
habituales fueron los delitos contra la salud pública, el intento de homicidio y la estafa.
García (1994) analiza el tratamiento jurídico-penal de la drogadicción en 138 sentencias
dictadas por el Tribunal Superior de Justicia en los años 1995, 1996 y 1997. En este estudio se
analizan las sentencias resultantes con el Código penal del año 1995 y el Código Penal
derogado. De las 131 sentencias analizadas con el Código Penal derogado, en 16 casos se
aplica la eximente incompleta (2 por intoxicación, 3 por síndrome de abstinencia, 8 por
drogadicción y 3 por drogadicción asociada a trastornos no psicóticos), en 70 casos se aplica la
atenuante analógica (63 por drogadicción, 4 por síndrome de abstinencia y 3 por drogadicción
asociadas trastornos no psicóticos), y en 7 sentencias se aplica el código penal del 1995. No se
aplica en ningún caso eximente completa, pero sí se aplica en 1 caso eximente incompleta por
drogadicción, en 4 casos atenuante ordinaria por drogadicción y en 2 casos no se atenúa a la
responsabilidad criminal.
En un estudio realizado por Cano et al (2008) se analizaron en diferentes fases a 994 usuarios.
En este análisis de sentencias se extrajeron datos relacionados con el consumo de sustancias y
el tipo de atenuante y eximente aplicada. Las sentencias analizadas procedían del Tribunal
II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

Supremo desde el 24 de mayo de 1996 hasta el 10 de marzo de 2006, siendo de interés
exclusivamente las de vía penal. Las conclusiones del trabajo arrojan que las alteraciones más
frecuentes son los trastornos relacionados con sustancias, siendo la esquizofrenia paranoide el
trastorno más asociado a la eximente completa. La aplicación de eximente incompleta se
asocia a los trastornos por consumo de sustancias, especialmente a la adicción a la heroína. En
el caso de la eximente incompleta por intoxicación o síndrome de abstinencia, los trastornos
más frecuentes son relacionados con sustancias, especialmente a la adicción a la cocaína y
heroína. Los trastornos más frecuentes vinculados a la atenuante analógica son los
relacionados con el consumo de sustancias. Podemos decir que este estudio predice los
trastornos más habituales susceptibles de aplicarse según los artículos que atenúan la
responsabilidad recogidos en nuestro Código Penal, y expone las circunstancias que pueden ser
más comunes de aplicación en el caso de la drogodependencia y el Trastorno de Personalidad.
Comparando los resultados del estudio con los de otras investigaciones, se puede afirmar que,
en la práctica, la drogodependencia no es una causa de disminución de responsabilidad en
hechos delictivos, contrariamente a lo que popularmente se piensa.
En relación a los trastornos de personalidad analizados en nuestro estudio se puede concluir
que prevalecen las casusas de disminución de responsabilidad en los hechos delictivos, siendo
el trastorno antisocial de personalidad y el trastorno mixto y límite los más frecuentes. El 13%
de estas sentencias se pudo relacionar con la drogodependencia, siendo los delitos más
frecuentes aquellos que generaban un daño a los demás con manifestaciones violentas como
robos, agresión y muerte. Diversas fuentes bibliográficas confirman que además de la
prevalencia de los trastornos de personalidad antisocial, la diferencia más significativa se
centra en que el trastorno de personalidad antisocial enfatiza comportamientos y conductas
observables, y la psicopatía mantiene un criterio más restrictivo para sujetos cuyas tendencias
antisociales se originan en diferencias biológicas, temperamentales y disfunciones cerebrales
que dificultan la socialización desde la infancia.
Los sujetos con Trastorno de Personalidad, a diferencia de los que no presentan esta
psicopatología, perciben menor bienestar subjetivo y de autorrealización, tienen más
problemas relacionales, mayor frecuencia de acontecimientos negativos (Torgensen, 2007),
peores trabajos y deficientes relaciones sociales (Andreoli et al., 1989), y sobre todo muestran
peores niveles de ajuste social en comparación con los que presentan otras psicopatologías
(Narud et al., 2005). Lo habitual es que el abuso de sustancias vinculadas a los delitos
relacionados con la violencia aparezca asociado con los trastornos de personalidad Tipo B, en
particular el trastorno antisocial de la personalidad. Otros dos cuadros que también suelen
asociarse con el consumo de sustancias y el trastorno antisocial de la personalidad son la
ansiedad y los trastornos depresivos, pero no con la psicopatía (O'connor et al., 1998).

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

En el ámbito forense es muy discutida la responsabilidad de los actos cometidos por sujetos
con este tipo de trastornos, aunque claramente la capacidad de sus actos en el nivel cognitivo
en cuanto a la comprensión no está afectada ni mermada, hay discrepancias en cuanto a la
capacidad volitiva y la motivación del acto.
Aplicando en la práctica el criterio de dependencia a la sintomatología que presente, podemos
afirmar que este grupo de trastornos no suelen asociarse a implicaciones jurídicas.
Villarejo Ramos (2003) considera que las causas de un delito cometido por un sujeto con
trastorno de personalidad deben ser buscadas en la interacción de la estructura de
personalidad del sujeto, con los múltiples factores ambientales que le rodean. En cuanto a la
causalidad o no entre un hecho delictivo y el trastorno de personalidad, es una tarea
complicada, ya que resulta difícil establecer la predicción de si ese comportamiento
correspondiente al pasado explicará su comportamiento en el presente o en el futuro, siendo
más una tarea de probabilidad que de causalidad. Además sería prescindible encontrar
estímulos situacionales y relacionarlos con la personalidad del delincuente para comprender la
psicogénesis del delito y establecer esa relación de causalidad. Y por último, se podría
establecer la relación de causalidad siempre que se tuviera en cuenta que la conducta es una
consecuencia de la interacción de uno o varios estímulos ambientales específicos con un rasgo
primario o central de dicha personalidad. (Villarejo Ramos, 2003).
En definitiva podemos decir que este estudio demuestra el bajo porcentaje (37%) de la
aplicación del eximente o atenuante en los casos de drogodependencia, aunque socialmente se
percibe como una formula fácil para librarse del cumplimiento de prisión. El mínimo porcentaje
de aplicación puede explicarse por la falta formación de algunos juristas en materia de
drogodependencia. En la experiencia práctica, muchos abogados confunden el resultado de las
pruebas analíticas con el proceso de la adicción. Además, muchos drogodependientes
manifiestan tarde su problema de adicción en el proceso judicial, lo que perjudica en muchos
casos por la dificultad de incluirlo en la fase de prueba. Son muy pocos los juzgados que tienen
una unidad específica de atención al drogodependiente, lo que no facilita la toma de conciencia
de este problema en el ámbito judicial y la posibilidad de detectar a aquellos sujetos que no
están realizando ningún programa de deshabituación, pudiendo ser la detención o la puesta a
disposición judicial un momento idóneo para trabajar la motivación al cambio.
En relación a los Trastornos de la Personalidad, se observa en el estudio que el juez falló este
trastorno en el 29% de las sentencias. En la misma línea que en este estudio se desarrollan los
resultados de la tesis doctoral de Laura González Herrero (2011) sobre los Trastornos de
Personalidad y la influencia en el ámbito forense de la jurisdicción penal, en la que concluye
que los trastornos de personalidad más frecuentemente implicados en los delitos penales son
los trastornos límite, antisocial y paranoide. En nuestro caso coinciden los dos primeros tipos
II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

de Trastornos de la Personalidad, es decir en el límite y antisocial. De este 29% de sentencias
analizadas que presentan diagnóstico de Trastorno de Personalidad, un 13% de las mismas
fueron asociadas a la drogodependencia, lo que tuvo influencia en la atenuación de la
responsabilidad.
En relación a la experiencia profesional en lo referente a los Trastornos de Personalidad en el
ámbito forense es necesario unificar la conceptualización ya que, como se comprueba en las
sentencias, la denominación o identificación de la tipología de este trastorno varía de unos
profesionales a otros. Además habría que realizar un estudio de la implicación de este
trastorno en el delito, puesto que todavía no se considera la influencia del mismo en la
comprensión de la realidad de estos sujetos, ya que sigue siendo necesaria la aparición de un
trastorno mental grave o drogodependencia para darle importancia en la atenuación de la
responsabilidad criminal.

CONCLUSIONES
Tras el análisis de los resultados de las sentencias analizados podemos concluir que:
-La falta de consenso en la explicación de los diferentes conceptos relacionados con los
trastornos o la drogodependencia, con la práctica diaria. Por ejemplo en la sentencia 51/2009
de la Audiencia Provincial de Madrid se denomina Trastorno disocial, cuando en la práctica
clínica ordinaria este trastorno se aplica a sujetos en edades tempranas, y lo más importante
es que no lo incluimos como trastorno de personalidad. En esta misma sentencia hace
referencia a la drogodependencia o al abuso de sustancias como politoxicomanía, cuando éste
ya es un concepto desfasado entre los profesionales asistenciales.

Referente a la

conceptualización del trastorno mixto de personalidad es un concepto no habitual en nuestra
práctica clínica.
-Hay una baja prevalencia del uso de atenuantes y eximentes relacionadas con la
drogodependencia en el sistema de justicia español, contradiciéndose con la creencia popular
de que existe una mayor facilidad para no entrar en prisión aludiendo al consumo de drogas.
Sería importante sensibilizar a los diferentes agentes intervinientes en el sistema de justicia y
penitenciario de los beneficios para la persona desde un punto de vista terapéutico, y para la
comunidad desde un punto de vista de seguridad e integración, que conllevaría la identificación
de las personas con problemas de adicciones y la aplicación de medidas alternativas de prisión.
Además parece conveniente romper con las creencias erróneas de la sociedad con respecto al
otorgamiento de los atenuantes y eximentes, fomentando la sensibilización social para la
aceptación de las medidas educativas y terapéuticas, en contra del castigo y la dureza de las
penas.

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

REPERCUSIÓN JUDICIAL DE LA DROGODEPENDENCIA Y LOS TRASTORNOS DE
PERSONALIDAD

-En la práctica judicial la influencia de la drogodependencia en la responsabilidad penal es de
baja aplicación.
-Los delitos relacionados con la disminución de responsabilidad por causa de drogodependencia
han sido los delitos contra la salud pública, el intento de homicidio y la estafa.

II Congreso Virtual Internacional de Psicología
http://congresopsicologia.psiquiatria.com - marzo 2018. Psiquiatria.com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana