PUBLICIDAD-

Anorexia Nerviosa: un enfoque psicosomático

  Seguir al autor

Autor/autores: Manuel Álvarez Romero
Fecha Publicación: 01/04/2019
Área temática: Medicina psicosomática .
Tipo de trabajo:  Conferencia

CENTRO MEDICO PSICOSOMATICO

RESUMEN

La intención de esta ponencia es tratar de esclarecer el trabajo realizado en nuestras consultas con personas diagnosticadas de Anorexia Nerviosa. Desea ser una aproximación a la intervención con estos/as pacientes desde un abordaje psicosomático, tal como lo aplicamos en nuestro Centro Médico psicosomático. La anorexia Nerviosa, es un trastorno que afecta a los planos físico, mental y social de la persona. Su característica principal y definitoria, es la privación de la ingesta por el rechazo a mantener los valores saludables del peso corporal. Las conductas alimentarias establecidas pueden, además, añadir afectaciones psicosomáticas, como es el caso de las alteraciones cardiológicas (arritmia, muerte súbita, hipotensión, mareos…), amenorrea, ansiedad, depresión, etc.

Dada la intrusión de este trastorno en todos los estados o niveles de la vida de las personas, por lo que consideramos de gran interés este trabajo interdisciplinar en las consultas, donde se atiendan las necesidades de salud en los aspectos físicos, sociales y psicológicos de cada paciente. La frecuente relación con profesionales tan cualificados en el tema como los Dres. Ángel Álvarez Fernández (Centro Médico de Asturias en Oviedo) y Francisco Martínez López (Madrid), nos encauzan en la comprensión de las vías estiopatogénicas que sustentan la profundidad y el enraizamiento de estos trastornos en la mayoría de los pacientes que la presentan.

Palabras clave: PSICOSOMATICA, ANOREXIA NERVIOSA


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-9512

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

"ANOREXIA NERVIOSA: UN ENFOQUE PSICOSOMÁTICO"
Manuel Álvarez Romero
malvarez@psicosomatica. net
Psicosomatica, anorexia nerviosa

RESUMEN
La intención de esta ponencia es tratar de esclarecer el trabajo realizado en nuestras consultas
con personas diagnosticadas de anorexia Nerviosa. Desea ser una aproximación a la
intervención con estos/as pacientes desde un abordaje psicosomático, tal como lo aplicamos
en nuestro Centro Médico psicosomático.
La anorexia Nerviosa, es un trastorno que afecta a los planos físico, mental y social de la
persona. Su característica principal y definitoria, es la privación de la ingesta por el rechazo a
mantener los valores saludables del peso corporal.
Las conductas alimentarias establecidas pueden, además, añadir afectaciones psicosomáticas,
como es el caso de las alteraciones cardiológicas (arritmia, muerte súbita, hipotensión,
mareos. . . ), amenorrea, ansiedad, depresión, etc. Dada la intrusión de este trastorno en todos
los estados o niveles de la vida de las personas, por lo que consideramos de gran interés este
trabajo interdisciplinar en las consultas, donde se atiendan las necesidades de salud en los
aspectos físicos, sociales y psicológicos de cada paciente.
La frecuente relación con profesionales tan cualificados en el tema como los Dres. Ángel
Álvarez Fernández (Centro Médico de Asturias en Oviedo) y Francisco Martínez López (Madrid),
nos encauzan en la comprensión de las vías estiopatogénicas que sustentan la profundidad y
el enraizamiento de estos trastornos en la mayoría de los pacientes que la presentan.

INTRODUCCIÓN
La anorexia Nerviosa (AN) es un trastorno de la conducta alimentaria caracterizada por la
vivencia de una imagen distorsionada del propio cuerpo y un temor patológico a ganar peso,
manteniendo un peso corporal por debajo del nivel mínimo normal para su edad, sexo, altura,
fase de desarrollo y salud física.

Su etiología exacta se desconoce. Por tanto, ¿qué es la anorexia Nerviosa? ¿Cómo definirla?
Podríamos hacerlo como:
a)Un problema adaptativo-reactivo y madurativo (frente a la presión social imperante)

b)Un trastorno psicopatológico y del comportamiento (con una genética y una

neurobiología, con una personalidad previa, y con un condicionamiento sociofamiliar)
c)Una verdadera enfermedad psicosomática y personal.

Quizá se trate, en realidad, de un proceso escalonado en cualidad e intensidad, desde rasgos
y riesgos del vivir de la sociedad actual hasta francos estados de enfermedad.
Sin duda, los modelos integrativo-explicativos permiten justipreciar todos los posibles
factores implicados:

*La presión y la preocupación por la esbeltez y la figura
*Factores genéticos y bioquímicos

Filtrados a través de:
*un contexto familiar y educativo

*una baja autoestima

*el perfeccionismo

Y facilitados / potenciados por:
*acontecimientos de estrés vital

TRASTORNOS DE LA conducta ALIMENTARIA
Insatisfacción corporal dieta restrictiva atracones
Conductas purgativas

Disfunciones
somáticas y
psicoafectivas

Para la práctica clínica, la anorexia Nerviosa muestra ser, eminentemente, un trastorno
psicosomático. En la paciente con anorexia no hay pérdida de apetito: simplemente lo ignora,
lo trasciende. Uno de sus mayores triunfos consiste en superar el apetito negándose a comer.
Esto conlleva una adopción de estrategias inadecuadas para prevenir el aumento de peso:
actividad física vigorosa y/o restricción drástica de la ingesta de alimentos, aplicación de
conductas trucadas para lograr objetivos buscados. Además, la AN puede estar asociada a
atracones de comida y/o conductas purgativas, denominándose anorexia Nerviosa de tipo
bulímico.

La aparición de la anorexia Nerviosa es más frecuente en la adolescencia, dada la magnitud
de los cambios biológicos, psicológicos y de redefinición del papel social en esta etapa de la
vida, asociada a la preocupación por el culto a la belleza. En su mayoría, las adolescentes y
adultas jóvenes están entre los grupos con mayor prevalencia de los Trastornos de Conducta
Alimentaria, aunque la ocurrencia no es despreciable entre los adolescentes varones, tampoco
entre los niños en edad escolar
Cuanto más temprano comienza la anorexia Nerviosa y cuanto mayor es su duración, más
aislada se vuelve la afectada y más se repliega en un pequeño mundo de rituales y obsesiones
con respecto a la comida. A la larga, la anorexia y su aislamiento social pueden configurar
toda su personalidad, basando su identidad en el trastorno que padece.

AFECTACIONES PSICOSOMÁTICAS
Esta conducta patológica deriva, con frecuencia, en afectaciones psicosomáticas, como pueden
ser: alteraciones cardiológicas (arritmia, muerte súbita), amenorrea, ansiedad, depresión
mayor, problemas de sueño, etc. La mencionada amenorrea aumenta, además, los niveles de
cortisol, facilitando la osteoporosis. Y otros síntomas observados son: piel fría, dolor al
sentarse, lanugo, caída del pelo, hipotensión, bradicardia, prolapsos de válvula mitral o
derrame pericárdico.

CRITERIOS DIAGNÓSTICOS
- Restricción de la ingesta energética en relación con las necesidades, que conduce a un peso
corporal significativamente bajo con relación a la edad, el sexo, el curso del desarrollo y la
salud física. Peso significativamente bajo se define como un peso que es inferior al mínimo
normal o, en niños y adolescentes, inferior al mínimo esperado.
- miedo intenso a ganar peso o a engordar, o comportamiento persistente que interfiere en el
aumento de peso, incluso con un peso significativamente bajo.
- Alteración en la forma en que uno mismo percibe su propio peso o constitución, influencia
impropia del peso o la constitución corporal en la autoevaluación, o falta persistente de
reconocimiento de la gravedad del bajo peso corporal actual.
Importante especificar si se da:
·tipo restrictivo o tipo con atracones/purgas

·Remisión parcial o Remisión total

·Gravedad actual, condicionada como:

Leve: IMC 17 kg/m2
Moderado: IMC 16-16, 99 kg/m2
Grave: IMC 15-15, 99 kg/m2
Extremo: IMC < 15 kg/m2

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL
Para diagnosticar a una persona con AN, primero debemos comprobar que el motivo de la
pérdida de peso no es consecuencia de afecciones médicas, tales como: enfermedad
gastrointestinal, hipertiroidismo, cáncer oculto o síndrome de inmunodeficiencia adquirida
(SIDA). Estas enfermedades suelen acarrear una pérdida de peso significativa, pero las
personas que las padecen no refieren preocupación o miedo a ganar peso, ni tampoco
manifiestan una percepción alterada del propio peso o constitución.
Para discernir si hablamos de AN o de trastorno de fobia Social, debemos observar si el miedo
de la paciente está relacionado únicamente con conductas alimentarias. En cuyo caso
estaríamos ante una AN.
Para discriminarlo del trastorno Dismórfico Corporal, debemos indagar si la alteración de la
percepción del propio cuerpo de la paciente, se limita a su peso o constitución, hecho que nos
indicaría estar frente a una persona con AN; o si, por el contrario, esas distorsiones hacen
referencia también a otras partes del cuerpo.
En el caso del trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC), la diferencia con respecto a la AN se da
en que las obsesiones y compulsiones del TOC, no hacen alusión únicamente a las conductas
alimentarias.
Por último, distinguiríamos la AN con episodios recurrentes de atracones y purga, de la Bulimia
Nerviosa, pues las personas con bulimia Nerviosa mantienen un peso igual o mayor que el
límite inferior normal.

EVALUACIÓN
Los trastornos de la conducta alimentaria se asocian a diferentes dificultades en emociones,
conductas y pensamientos que debemos evaluar para conocer la afectación que están
produciendo, y así poder acabar con las conexiones que están manteniendo la dificultad.
Por tanto, debemos realizar una evaluación global de todos los aspectos mencionados:
·Biológico: revisión médica, analítica general y vitamínica, hormonal, exploración de la
medicación, peso, talla, IMC (peso en kg/talla en m2).
·Condiciones médicas; enfermedades.
Condiciones bajo las que los episodios aumentan y se reducen.

·Historia biográfica.

·Hábitos de alimentación.

·Creencias: mitos o ideas falsas sobre el trastorno, actitud hacia el mismo e incluso

actitud de las familias de origen (ideas, conductas, comentarios. . . ).
·Circunstancias de vida: trabajo, pareja, hijos, amigos, economía, etc.

·Factores psicológicos: ansiedad, estrés, depresión, baja autoestima. . . evaluarlos como

factores de inicio o de mantenimiento.
·Factores de personalidad.

·Soluciones intentadas con anterioridad.

·Descripción subjetiva de la imagen corporal.

·Antecedentes y consecuentes (qué factores anteceden y han influido y qué factores

posteriores ha provocado la anorexia a corto y largo plazo).
·Consumo de sustancias y/o alcohol.

·Consumo de fármacos.

Asimismo, los instrumentos de evaluación más empleados en la práctica clínica para la
evaluación de la anorexia Nerviosa son:
·

EDI-2 (Garner et al. , 1983)

·EAT (Garner et al. , 1982)

·Test de Edimburgo (BITE) (Henderson y Freeman, 1987)

·Test siluetas (Maganto et al. , 2008)

·Otros síntomas como depresión (BDI), ansiedad (STAI)

·Autorregistros: hábitos alimenticios, actividad energética, pensamientos asociados,

etc.

TRATAMIENTO
En la práctica clínica, abordamos estos pacientes, mediante un tratamiento multidisciplinar,
siguiendo el modelo bio-psico-socio-eco-espiritual, consistente en una intervención combinada
--médica, nutricional, psiquiátrica y psicológica-- que aúne los resultados de ganar peso con
la resolución de conflictos psíquicos, contemplando tanto la educación nutricional como el
control ambiental de regularización de pesos y comidas, considerando también los aspectos
familiares y los individuales más profundos.

Son parámetros a seguir:
·Objetivo normo-peso. Educación sobre los efectos y consecuencias de mantener un

peso por debajo de lo normal, ayudando a eliminar mitos e ideas falsas acerca de la
alimentación.
·Nivel adecuado de actividad. Frecuentemente nos encontramos que estos pacientes
pueden mostrar un nivel de actividad anormal, con la intención de bajar peso o como una
medida compensatoria por lo que han ingerido. Es fundamental valorar y ajustar de manera
funcional esta parte de su vida.
·Ayuda de la familia para poder establecer los nuevos hábitos y garantizar su

ejecución en casa. Fomentar la confianza junto al realismo.
·Modificación de pensamientos y distorsiones sobre alimentos, dieta, silueta.

Detección de estas ideas y reestructuración cognitiva, desensibilización sistemática y pruebas
de realidad.
·Estrategias de distracción cognitiva para esos momentos en los que la persona

quiere tener medidas restrictivas o purgativas.
o

Técnicas de distracción (focalización de la atención en el ambiente).

o

relajación.

o

Mantenerse fuera de lugares de riesgo.

·Técnicas de resolución de problemas para hacer frente a dificultades de la vida

cotidiana.
·Mejora de la autoestima y el autoconcepto: habilidades sociales, asertividad,

narrativa propia, etc.
·Inclusión de la familia en el proceso terapéutico o intervención familiar: mejora de
habilidades de comunicación, establecimiento de límites, técnicas de refuerzo y extinción, etc.
La pérdida prematura de calcio puede condicionar que desde muy joven la paciente con
anorexia tenga los huesos frágiles y vulnerables a las fracturas. (Aunque hay un importante
reservorio de calcio que estas pacientes mantienen alto, también es elevada la fosfatasa
alcalina que importa en la destrucción del hueso. ) Para subsanar estas deficiencias, se plantea
el tratamiento con hormona de crecimiento y también se sugiere el uso de contraceptivos,
aunque estos mejoran el nivel de estrógenos, pero no la densidad ósea. El ejercicio físico, la
mejor nutrición y el tratamiento hormonal son actualmente las terapias combinadas para
afrontar la osteoporosis en la AN.
En la terapia de la anorexia Nerviosa, debemos acompañar a cada uno de los pacientes en el
difícil e imprescindible trayecto "de la desarmonía al sentido". Aliviaremos el soma enfermo:

a)Suscitando la nostalgia del "ser personal e interpersonal" que ya, lógicamente, conoce

y tiene posiblemente olvidado.
b)Ayudando a recobrar la armonía psicosomática necesaria para el delicado cultivo y

crecimiento de todos y cada uno de los ámbitos que integran la persona que el paciente es.
c)Con estos medios, avocaremos a la bella aventura de que paciente y terapeuta caminen

en la búsqueda serena y continuada del "SENTIDO DE LA VIDA".

CONCLUSIONES
1. Pensamos que el enfoque psicosomático de la anorexia Nerviosa aporta unos valores

añadidos en el diagnóstico y tratamiento que resultan de gran interés. 2. En la mayor parte de los pacientes, el factor disfunción del sentido vital es primordial.

De ahí, la necesidad de que sea finamente evaluado y abordado. Ciertamente, suele requerir
bastante tiempo para su correcto enfoque y consolidación.
3. Procurar una actitud activa del paciente en su centramiento, equilibrio y curación es
meta primordial del terapeuta, a la par que costosa.
Reiteramos el valor de la "soltura" y pericia en la aplicación del paradigma bio-psico-socioeco-espiritual. Especialmente los puntos:
"-psico-": personalidad, hábitos.
"-socio-": entorno y ejemplo ambiental (familiar, escolar, amistades, etc. )
"-espiritual": toma de decisiones libres pero adecuadas. Considerar que la libertad puede ser
un elemento sanador o nosógeno.
4. Muchos terapeutas pensamos en la importancia que conlleva nuestra posición, la cual
ha de respetar la libertad del paciente. Pero también ha de procurar el buen uso de la misma,
la precisa para conseguir el bienestar integral del paciente, en cada una de las fases de su
vida en estado de buena salud o de enfermedad.

5. Y para ello, cual "cuarteto de puntos cardinales", es muy bueno seguir las referencias
del Dr. Ángel Álvarez Fernández (2018) cuando en su texto, aún en imprenta, afirma, citando
a Viktor Frankl "comentando el nacimiento impetuoso de su obra "El hombre en busca del
sentido", en 1945, al poco de sobrevivir al campo de concentración, escribe: "Uno de los
primeros días de mi regreso a Viena busqué a mi amigo Paul Polak y le informé de la muerte
de mis padres, de mi hermano y de (mi esposa) Tilly. recuerdo que pronto empecé a llorar y
le dije: "Paul, debo reconocer que cuando a uno le sobrevienen tantas desgracias, cuando uno
es puesto a prueba hasta tal punto, tiene que haber un sentido. . . algo me está esperando. . . ".
Sevilla, 1 de marzo de 2019.

BIBLIOGRAFIA

Álvarez Fernández, A. (2018). anorexia Nerviosa. Una propuesta terapéutica. (En

preparación). Prólogo: Manuel Álvarez Romero, 2019.
·

American Psychiatric Association (APA). Manual diagnóstico y estadístico de los

Trastornos Mentales DSM-V.

Cabetas

Hernández,

I.  (2004).  Desnutrición en Anorexia Nervosa: enfoque psicosomático y tratamiento multidisciplinar. Nutrición Hospitalaria, 19(4), 225-228.
·Martínez López, F. y Ferrer Delso, V. (2000) anorexia Nerviosa. Paraninfo S. A.

·Portela de Santana, M. L. , da Costa Ribeiro Junior, H. , Mora Giral, M. , & Raich, R. M.

(2012). La epidemiología y los factores de riesgo de los trastornos alimentarios en la
adolescencia: una revisión. Nutrición hospitalaria, 27(2), 391-401.

XX Congreso Virtual Internacional de Psiquiatría
www. interpsiquis. com- abril 2019. Psiquiatria. com

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios


Principalmente, gracias por compartir la información. La AN es sin duda una problemática con la que nos enfrentamos día a día en el ámbito de salud. Desgraciadamente las jóvenes son altamente susceptibles a las modas, la televisión, los estándares de belleza, redes sociales, lo cual las hace vulnerables. Creo que es importante que aportemos este tipo de información para poder alertar y/o prevenir la AN en nuestros días. Gracias por compartirnos la información.

Daniela Flores Garza
Psicólogo - México
Fecha: 12/04/2019


La anorexia es un problema muy serio. Las modas, la cultura, la sociedad en la que nos movemos, los medios de comunicación, las figuras idealizadas que nos presentan en TV... juegan un papel muy importante y en la actualidad vemos que tanto chicos como chicas entran en estos problemas sin apenas ser conscientes del daño que esta patología genera. Por ello cuanta más psicoinformación aportemos, mayores posibilidades de implicar a los pacientes en la búsqueda de soluciones desde un punto de vista bio-psico-socio-eco-espiritual, como muy bien se pone de manifiesto en la ponencia. Muchas gracias por la información aportada y enhorabuena por la exposición.

Ana Mª Bastida de Miguel
Psicólogo - España
Fecha: 09/04/2019



Total valoraciones realizadas: 1 , Valor medio: 5'00