PUBLICIDAD-

Actualidad y Artículos | Disfunciones sexuales   Seguir 21

Me Gusta   0 0 Comentar  0 0

¿Por qué el deseo sexual ausente/bajo es un trastorno mental?

  • Autor/autores: Leslie Margolin



0%
Artículo | 05/05/2023

Este ensayo analítico desafía la práctica psiquiátrica de tratar la ausencia/bajo interés/deseo/excitación sexual como un trastorno mental. Lo hace llamando la atención sobre el hecho de que la asexualidad se trata de manera diferente a otras orientaciones no heterosexuales. El DSM actual no contiene ningún diagnóstico psiquiá...

Estás viendo una versión reducida de este contenido.

Para consultar la información completa debes registrarte gratuitamente.
Tan sólo te llevará unos segundos.
Y si ya estás registrado inicia sesión pulsando aquí.

Este ensayo analítico desafía la práctica psiquiátrica de tratar la ausencia/bajo interés/deseo/excitación sexual como un trastorno mental. Lo hace llamando la atención sobre el hecho de que la asexualidad se trata de manera diferente a otras orientaciones no heterosexuales.


El DSM actual no contiene ningún diagnóstico psiquiátrico que tenga como síntoma principal el deseo sexual entre personas del mismo sexo. Sin embargo, el mismo DSM ofrece diagnósticos como el trastorno del deseo sexual hipoactivo masculino y el trastorno de interés/excitación sexual femenino que tienen, como síntoma principal, ausencia/bajo interés/deseo/excitación sexual.


Una de las consecuencias desafortunadas de tratar el deseo sexual ausente/bajo como un trastorno mental es que perpetúa la falsa creencia de que aquellos que experimentan su sexualidad de manera diferente a la norma de la 'sexosociedad' heterosexual son menos saludables y más disfuncionales.


También es preocupante debido al sesgo de género implícito: las mujeres son más propensas a experimentar falta de interés/deseo/excitación sexual que los hombres y es más probable que se les diagnostique un trastorno de interés/deseo/excitación sexual.


Los deseos sexuales de las mujeres, o la ausencia de los mismos, son, por lo tanto, más propensos a ser vistos como anormales. Dado que ese juicio se ha utilizado durante mucho tiempo para presionar a las mujeres a tener relaciones sexuales que no desean, la inferencia inevitable es que la tradición psiquiátrica de diagnosticar el deseo sexual ausente/bajo como patológico ha colocado y continúa colocando a las mujeres en mayor riesgo de sufrir problemas sexuales. 


El remedio: dejar de tratar el deseo sexual ausente/bajo como patológico. Reconozca que las personas son sexualmente diferentes y tienen derecho a desear mucho, poco o nada de sexo, lo que se sienta bien para ellos.


Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original:https://www. tandfonline. com/

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Recomendamos

GOLDBERG, STAHL. PSICOFARMACOLOGÍA PRÁCTICA

Goldberg y Stephen M. Stahl. Prologo de Alan F. Schatzberg. Durante las últimas cuatro décadas, l...

VER MÁS
VER TODO
desvenlafaxina antidepresivos
Publicidad

Próximos cursos


Mindfulness práctico para clínicos: El modelo de la Universidad de Zaragoza

Inicio: 09/10/2024 |Precio: 150€

Ver curso