PUBLICIDAD
Última actualización web: 27/11/2021

SALUD MENTAL, ESCRITURA CREATIVA Y PSICOTERAPIA DE GRUPO EN EL CENTRO DE SALUD MENTAL

Autor/autores: Florencio Moneo Martín
Fecha Publicación: 22/03/2017
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Artículo original
Médico psicoterapeuta, escritor. Centro de Salud Mental AMSA-IMQ. Bilbao.Calle Heros 29, 1º dcha. 48009 Bilbao.

RESUMEN

El artículo presenta la primera parte de un estudio naturalístico. El autor comienza con la mención de un apunte de historia. Desde Freud se posee una intelección novedosa y profunda de la realidad literaria y su relación con el crecimiento psíquico de la personalidad de la escritora y del escritor. Él decía que la creación del texto sigue un proceso de tres fases. Winnicott dijo que la escritura es un objeto transicional. Se exponen cuatro casos (tres casos recibieron por el mismo equipo tratante medicación antipsicótica y programas de psicoterapia de grupo- mientras que el caso control sólo recibió medicación antipsicótica). Se cuidaron los aspectos éticos (el caso control no quería integrarse a los programas de psicoterapia de grupo, aunque una vez terminado el período de recogida de datos de campo se trabajó específicamente este déficit. Se logró su participación activa en las psicoterapias) y sus procesos respectivos. Se deja para un segundo artículo la descripción de los programas de psicoterapia de grupos recibidos por los pacientes. El objetivo del trabajo es demostrar que la inclusión en el plan de tratamiento de los pacientes que reciben tratamientos médico psicofarmacológicos, de psicoterapias grupales creativas consigue la mejoría y/o curación junto al desarrollo del yo científico artístico absolutamente singular de cada paciente. De esta manera él y ella se tornan ciudadanos y ciudadanas formadores de tejido social. Son estos tratamientos biopsicosociales los que evitan la cronificación de las enfermedades mentales y no únicamente los psicofármacos de última generación.

Palabras clave: Psicoterapia de grupo, yo artístico, tratamientos psicosociales.

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-5785

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Avances en Salud Mental Relacional
Advances in Relational Mental Health
Vol. 16 - Núm. 1 - 2017
Revista Internacional On-Line / An International On-Line Journal

SALUD MENTAL, ESCRITURA CREATIVA Y PSICOTERAPIA DE GRUPO
EN EL CENTRO DE SALUD MENTAL (*)
Florencio Moneo Martín (Médico psicoterapeuta, escritor. Centro de Salud Mental AMSA-IMQ.
Bilbao.Calle Heros 29, 1º dcha. 48009 Bilbao).
florencio@moneo.e.telefonica.net fmoneo@avancesmedicos.es

RESUMEN
El artículo presenta la primera parte de un estudio naturalístico. El autor comienza con la mención de
un apunte de historia. Desde Freud se posee una intelección novedosa y profunda de la realidad
literaria y su relación con el crecimiento psíquico de la personalidad de la escritora y del escritor. Él
decía que la creación del texto sigue un proceso de tres fases. Winnicott dijo que la escritura es un
objeto transicional. Se exponen cuatro casos (tres casos recibieron por el mismo equipo tratante
medicación antipsicótica y programas de psicoterapia de grupo- mientras que el caso control sólo
recibió medicación antipsicótica). Se cuidaron los aspectos éticos (el caso control no quería integrarse
a los programas de psicoterapia de grupo, aunque una vez terminado el período de recogida de datos
de campo se trabajó específicamente este déficit. Se logró su participación activa en las psicoterapias)
y sus procesos respectivos. Se deja para un segundo artículo la descripción de los programas de
psicoterapia de grupos recibidos por los pacientes. El objetivo del trabajo es demostrar que la inclusión
en el plan de tratamiento de los pacientes que reciben tratamientos médico psicofarmacológicos, de
psicoterapias grupales creativas consigue la mejoría y/o curación junto al desarrollo del yo científicoartístico absolutamente singular de cada paciente. De esta manera él y ella se tornan ciudadanos y
ciudadanas formadores de tejido social. Son estos tratamientos biopsicosociales los que evitan la
cronificación de las enfermedades mentales y no únicamente los psicofármacos de última generación.

Palabras clave: Psicoterapia de grupo, yo artístico, tratamientos psicosociales.

SUMMARY
The article presents the first part of a naturalistic study. The author starts by mentioning a note from
history. Since Freud there is a novel and deep intellection of the literary reality and its relationship with
the mental growth of the writer's personality. He said that the creation of the text follows a threephase process. Winnicott said writing is a transitional object. Four cases are given (three cases received

ASMR. 2017 - Vol. 16 - Núm. 1

-1-

Salud mental, escritura
creativa y psicoterapia de
grupo en el centro de salud
mental (*)
from the same team anti-psychotic medical treatment and group psychotherapy programmes ­ while
the control case only received anti-psychotic medication). The ethical aspects were covered (the
control case did not want to join the group psychotherapy programmes, although after the field data
was collected this deficit was specifically addressed. Active participation was achieved in the
psychotherapies) and their respective processes. A second article has the description of the group
psychotherapy programmes received by the patients. The purpose of the work is to show that the
inclusion of creative group psychotherapy in the treatment plan of the patients who received psychopharmacological medical treatment, achieves an improvement and/or cure together with the
development of the absolutely singular scientific-artistic ego of each patient. In this way they become
social network forming citizens. It is these biopsychosocial treatments which avoid the chronification
of mental illnesses and not only the latest psychiatric drugs.

Key words: Group Psychotherapy, Artistic Ego, Biopsychosocial Treatments.

INTRODUCCIÓN
Freud
Desde Freud (1) (2) (3) se posee una intelección novedosa y profunda de la realidad literaria y su
relación con el crecimiento psíquico de la personalidad del escritor. Él decía que la creación del texto
del escritor sigue un proceso de tres fases. En la primera fase un acontecimiento actual sucedido a la
persona que escribe le produce una impresión emocional que despierta un deseo propio. En la segunda
fase ese deseo se relaciona con un recuerdo encubridor de la infancia que a su vez recupera un deseo
infantil. En la tercera el escritor crea algo nuevo como sustituto del cumplimiento de su deseo infantil
que en origen es incestuoso y agresivo, es decir, anticultural. No olvidamos que el recuerdo infantil
autobiográfico del escritor deriva de la premisa según la cual la creación literaria como la fantasía, es
continuación y sustituta de sus antiguos juegos de niño. La persona escritora posee una cierta
autonomía en la elección del material y de sus variantes. Pero los temas le son dados. Vienen marcados
en lo profundo por el aporte de la historia y la cultura humanas: los mitos, las sagas familiares y las
narraciones populares.
Winnicott
Posteriormente otros autores (4) (5) (6) (7) (8) realizaron aportaciones. El pediatra y psicoanalista
Winnicott describió el resultado de sus observaciones de campo en el tratamiento a niños y niñas.
Decía que el niño y la niña durante el período perinatal hasta los 24 meses de edad, que corresponde
a la fase de desarrollo en la que el yo no se ha separado del ello, ni la persona se percibe

ASMR. 2016 - Vol. 16 - Núm. 1

-2-

Salud mental, escritura
creativa y psicoterapia de
grupo en el centro de salud
mental (*)
completamente diferenciada del mundo exterior, no puede retener la imagen representación de su
madre. Si ve a la madre presente se siente seguro. Pero cuando ella desaparece de su vista para él es
como si ésta hubiera muerto. A partir de un momento evolutivo el bebé logra retener la imagen de la
madre. Cuando ella desaparece el bebé mantiene retenida la representación de imagen y la vive como
si ésta siguiera presente con él. A este fenómeno psicológico lo llamó "constancia objetal". Para llegar
a esto el bebé usa un objeto (9) (10) como representante de la madre y se consuela con él. Le sirve una
almohada, una mantita, un trozo de sábana que toma con el puño mientras se chupa el dedo pulgar
de la otra mano, un osito de peluche, un juguete, una nana cantada por la madre o una postura
corporal. A estos objetos con significación tan personal los denominó "objetos transicionales". Los
pensó en relación muy íntima con los objetos internos de la mente del adulto. De esta manera, los
objetos transicionales los ubicó en la zona intermedia entre la madre y su representación psíquica
construida por el bebé en el proceso de constitución de su psiquismo. Esta teoría extrapolada a la edad
adulta de la escritora y del escritor nos permite pensar en el proceso de la escritura creativa (11) (12).
Moneo
Escribir (13) es formar construcciones. No idealizarlo todo, pero sí hacerlo en pequeña medida,
imaginar una historia con un personaje como mínimo, confeccionar unas descripciones, unos diálogos
y una acción y plasmarlos con los dedos de la mano en papel y/o ordenador. Escribir un cuento es
narrar un cambio. Un personaje, el personaje protagonista, experimenta un cambio. No es el mismo al
comienzo y al final del cuento. Por lo tanto el escritor y la escritora escriben un cambio. Es un cambio
de ficción. Un cambio inventado, apenas diferenciado de su self, que lo ha creado con sus propias
energías psíquicas. Figurar y pintar la representación de imágenes y palabras. Se puede ver el resultado
final, el escrito, como un fetiche que cumple las funciones de un objeto transicional en el bebé que
describió Winnicott (9) (10). No obstante, los cuentos escritos por los escritores y escritoras son
versiones más complejas y sofisticadas que los usos del fetiche creados por el bebé. No son la versión
del paraíso terrenal original, no. En el ciclo vital adulto, en el escritor y escritora se genera entonces,
según Winnicott (11) (12), una ilusión similar y más compleja a la que experimenta el bebé cuando la
madre con sus cuidados hace coincidir el mundo exterior con los propios deseos del bebé anticipados
por ella. En el pasado gracias a la madre el principio de realidad coincide con el principio de placer. En
el ciclo vital adulto el escritor y la escritora hacen su cuento a través de una regresión. Y ofrecen el
producto final ­un libro- a las lectoras y lectores. No les ofrecen el paraíso terrenal actualizado. ¡Qué
más quisieran! Pero no pueden porque es imposible. Tampoco les ofrecen el rechazo ni la ruptura con
la realidad como modelo alternativo, porque avivarían la violencia, el aislamiento y la segregación
social. No. Sería una propuesta antisocial y anticultural. Les ofrecen una versión de la realidad

ASMR. 2016 - Vol. 16 - Núm. 1

-3-

Salud mental, escritura
creativa y psicoterapia de
grupo en el centro de salud
mental (*)
diferente, más próxima a los deseos más comunes de todos los seres humanos en la cultura: esos
deseos similares entre nosotros, respetando las muchas diferencias individualizadas, una realidad más
dulcificada que la realidad actual, más cercana a los sueños de experimentar una vida mejor, una
sociedad mejor y un mundo mejor. Buscan la creación de una sensación de bienestar, grata, benigna,
de buen sabor, olor, visión, textura y sonido. Busca voces de buenos contenidos. Esta ilusión construida
por el escritor y la escritora de cuentos es positiva. Porque permite tanto a las escritoras y escritores
como a sus lectores y lectoras sentir la creencia y el pensamiento de que es posible. Que otra realidad
(14) (15) (16) (17) (18) (19) (20) (21) (22) (23) (24) (25) se puede alcanzar. Que la realidad actual se
puede modificar a mejor. Nos permite tolerar con paciencia las frustraciones de la realidad actual tan
deprimente ­pienso sólo en una imagen, la de las niñas y niños que mueren ahogados aquí cerca,
enterrados bajo el agua en la gran fosa común del estrecho de Gibraltar, en las pateras que intentan
cruzar el estrecho, la de las niñas y niños sirios que fallecen por falta de ayuda nuestra, la de los
europeos y europeas-. Nos invita a hacer algo para cambiar la realidad actual. Nos propone pensar de
forma crítica y soberana en la idea: "se puede conseguir el cambio de la realidad", al modo del cambio
propuesto en el cuento escrito. Escribir es mentir descaradamente para decir verdades muy evidentes
que muy poquitos desearían no leer. Escribir es comprometerse con el grupo social, con la cultura,
porque lo que se dice queda inscrito, grabado, "para siempre". Escribir es soñar para lograr en un
segundo momento la conversión de un sueño en realidad. Escribir es asumir todas las consecuencias
que tal acción irreverente trae consigo: sentir el impacto de la fama y además no creértelo, ser objeto
de las críticas más escandalosas y siempre injustas., sufrir persecución por parte de los más poderosos,
salir perjudicado a nivel económico, es hacer un mal negocio, es recibir adjetivos difícilmente
reproducibles por respeto a la cultura, pero también es dar un regalo, aportar un granito de arena muy
modesto a añadir a la gran playa del grupo social, es avivar un diálogo entre singularidades
absolutamente difíciles de compatibilizar, es animar al otro en la tarea compleja del mantenimiento y
desarrollo del espacio de encuentro de la cultura.

ESTUDIO
Se forman cuatro grupos de pacientes tratados en el Centro de Salud Mental. Representan a pacientes
agrupados por la modalidad de tratamiento (grupo uno: psicoterapia de grupo PdeG y fármacos, grupo
dos: psicoterapia de grupo PdeG sin fármacos, grupo tres: no psicoterapia de grupo PdeG y sí fármacos)
Se mide la variable de la producción creativa literaria ­la escritura-. Se muestra al paciente
representativo de cada grupo. Se comparan los tres pacientes representativos. No obstante del grupo

ASMR. 2016 - Vol. 16 - Núm. 1

-4-

Salud mental, escritura
creativa y psicoterapia de
grupo en el centro de salud
mental (*)
1 se decide mostrar dos pacientes representativos. Se muestra la variable psicoterapia de grupo (PdeG)
y el grupo control (grupo tres) en el anexo 1.
Usuario 1
Diagnóstico: esquizofrenia paranoide. Jubilado. 46 años. Varón.
Fue tratado en un CSM a base de antipsicóticos ­olanzapina, clozapina, venlafaxina, clonazepam-. Tuvo
9 recaídas con agitación psicomotriz que se trataron con 9 ingresos involuntarios respectivamente, de
una duración entre 15 días y tres meses. . En una segunda fase de su tratamiento, en otro CSM, siguió
otro tratamiento: se bajaron las dosis de los psicofármacos y se añadió hospital de día 7 horas diarias
y grupos de psicoterapia que promocionaba la escritura creativa, Danza Movimiento Terapia,
Arteterapia y grupos de conversación creativa libre. No ha sufrido desde entonces ­abril de 2007recaídas, el síndrome psicótico positivo y negativo ha desaparecido. En la actualidad escribe un diario
íntimo.
En 2016 pauta psicofarmacológica: venlafaxina 225 mg/día, clozapina 400 mg/día, clorazepam 0,5
mg/día, levetirazepam 750 mg/día.
Escritor 1:
Libro:
Título: Me gustaría desaparecer.
Primera oración del texto: Me gustaría desaparecer.
Última oración del texto: Me gustaría desaparecer.
Usuaria 2
Diagnóstico: esquizofrenia paranoide. Estudiante Psicología. 28 años. Mujer.
Fue tratada en los servicios de urgencia de varios hospitales generales correspondientes a dos
comunidades autónomas de España. La paciente sufrió 6 ingresos. Inició otro tratamiento con Hospital
de día desde las 10:00 horas hasta las 17:00 horas. Pudo reducir las dosis de neurolépticos. Se pudo
quitar de la cabeza su plan de autolisis secreto.
Los ingresos fueron de entre dos semanas y tres meses. Las pautas de psicofármacos de los 5 últimos
fueron:
En 2009, tras el segundo ingreso: olanzapina 10 mg/día, anafranil 100 mg/día, lorazepam 1 mg/día,
lormetazepam 2 mg/día,
En 2012, tras el tercer ingreso: quetiapina 50 mg/día, risperidona 4,5mg/día, lorazepam 1,5mg/día,
venlafaxina 75mg/día
En 2014, tras el cuarto inreso: risperidona 3 g/día, lorazepam 4 mg/día, venlafaxina 150mg/día,
trazodona 50mg/día, lormetazepam 2mg/día, aripiprazol 5 mg/día

ASMR. 2016 - Vol. 16 - Núm. 1

-5-

Salud mental, escritura
creativa y psicoterapia de
grupo en el centro de salud
mental (*)
En marzo 2015, tras el quinto ingreso: aripiprazol 5 mg/día, venlafaxina 150mg/día, lorazepam 4
mg/día, risperidona 3 mg/día, trazodona 150mg/día.
En diciembre, tras el sexto ingreso 2015: aripiprazol 10mg/día, venlafaxina 150 mg/día, lorazepam
1,5mg/día, mirtazapina 30mg/día
Escritora 2
Diario:
Fin de semana 24-25 agosto:
"El 24 por la mañana cogí un autobús rumbo a la localidad XXX para ir a casa de A. El día anterior había
estado nerviosísima como siempre cuando tengo que coger un autobús por la mañana o no he
quedado con los de Argia. Hasta me fui al parque de al lado de mi casa a las 12 de la noche a fumar un
cigarro.
Cuando estaba llegando iba a hacerle la perdida a A para que supiera que estaba, llegaba, y descubrí
que el móvil lo tenía sin batería así que tuve que esperar a llegar y llamar por una cabina. Cuando por
fin me cogió me dijo que en diez minutos estaba ahí. Yo por lo mal que lo pasé pensando qué iba a
hacer si no me cogía me fumé dos cigarros del susto que tenía. Cuando vino me dijo que había llamado
a mi madre pensando que al final no iba a venir. Cuando llegamos a su casa justo me llamó mi madre
¡Qué casualidad! Mira que mi madre me dijo antes de salir por la puerta si tenía el móvil con batería y
si llevaba el cargador y ¡ninguna de las dos! Claro, yo pensaba que tenía batería suficiente en el móvil
pero el que cargué fue el otro y el que uso como despertador.
La comida estuvo riquísima, era carne con un huevo y patatas fritas. Así que me salté la dieta a lo
grande.
¡Por una vez! Bueno, ¡unas cuantas! Porque este verano... Después de comer A me enseñó las fotos
donde iba a ser la boda y un vídeo de youtube y era precioso. Con mucha naturaleza. Su novio fue a
recoger a Deba (Pastor alemán que tienen) y a llevarla donde un amigo porque lo quieren aparear
(aunque no lo consiguieron) y nosotras fuimos a la playa a dar una vuelta por la playa. Íbamos a quedar
con V pero al final fuimos nosotras solas. Dimos un gran paseo. La playa de Laredo es bastante grande.
Al volver ya todo el rato preguntando si llegábamos a donde habíamos dejado las toallas y ella que no!
Ja ja ja.
Luego fuimos a dar un paseo por los puestos y había bastantes. A cogió una caja que ponía "N". Así se
llama su compañera de trabajo que cumple los años el uno de septiembre y según A le está todo el día
recordando la fecha para que le compre algo. Una vez le trajo propaganda de consoladores. ¡Qué risas!
Luego A se rayaba porque no sabía si le iba a gustar. Por cierto la vimos de pasada con el coche y A y

ASMR. 2016 - Vol. 16 - Núm. 1

-6-

Salud mental, escritura
creativa y psicoterapia de
grupo en el centro de salud
mental (*)
N y ella a gritos. ¡Maci! De maciza. Ja ja ja. ¡Qué fuerte! Nos fuimos a casa y eran casi las 9 ó 9;30, no
me acuerdo. Se me pasó la tarde volando.
El novio y yo cenamos pizza, carne y ensalada y A sólo ensalada. El novio se fue pronto a la cama porque
el domingo trabajaba 12 horas. A y yo nos quedamos un poco más y la acompañé a sacar a deba. No
llevé el tabaco y lo pasé fatal, ¡tenía ganas de irme para casa ya! Deba me tiró dos veces una piedra
que había cogido por ahí y me hizo un daño, ¡Uf!
Por fin subimos y me fumé un cigarro y A se fue a dormir. Después de fumar yo también. Me puse
música hasta que conseguí dormirme. Me desperté dos veces a fumar y finalmente me levanté a las
11h. Me fumé un cigarro y vino A. Yo estaba temblando y me dio la bata para que me la pusiera.
Desayunamos y me enseñó las fotos de Bélgica, donde la pidió que se casara con él. Eran preciosas.
Me hubiera gustado tener postales de allí pero A no sabía que coleccionaba postales. Bueno cuando
vaya yo (para el 2030... j aja ja). Nos fuimos a la playa, esta vez estuvimos tumbadas en la toalla
tomando el poco sol que había o que no había. Luego fuimos a comer un sándwich a un bar (TINTOS
creo que se llamaba) y quedamos con V. Luego fuimos a un bar llamado EL ESTANQUE. Bueno antes
de eso intentaron pegarse un chapuzón pero el agua estaba helada. Yo fui con ellos también a la orilla.
Intuía que no se iban a meter más allá. ¡No están tan locas!
Cuando entramos V nos enseñó todo el lugar porque no era un simple bar. Era una casa vieja que la
habían habilitado para que sirviera como bar y como restaurante porque tenía arriba, en el segundo
piso mesas elegantes y algunas con terrazas con vistas al jardín.
Nosotras tomamos algo en una terraza donde se pudiera fumar y no lloviera porque cayó una...
Nos reímos un montón porque V tiene una "pedrada" y super simpática. Me cayó genial y va a ir a la
boda y no tiene pareja, así que ya no voy a estar tan sola. Luego fuimos a una tienda de fotos donde
había una foto de espaldas de una novia con un recogido parecido al que quiere hacer A y era bonito.
Parece ser que A y V han visto un vestido y les ha gustado mucho y A está como loca, porque quiere
un vestido así.
Nos despedimos de V. Me preguntó si volvería antes de la boda y yo dije que seguramente que sí y me
dijo de ir de compras a unos grandes almacenes.
Antes de ir a casa fuimos a la de sus padres a coger a deba. Sólo estaba el padre y le saludé porque la
otra vez que pasamos, por la mañana saludé sólo a la madre. Su padre estaba atareado así que no nos
hizo mucho caso. Nos fuimos a casa. Dejé que A se duchara antes y cuando terminó me dijo que eran
7;45 y yo tenía que coger el bus a las 20;40. Todavía tenía tiempo así que me tomé mi tiempo. Pero
tenía que acabar de hacer la maleta y cuando estaba cerrando la maleta me di cuenta que me dejaba

ASMR. 2016 - Vol. 16 - Núm. 1

-7-

Salud mental, escritura
creativa y psicoterapia de
grupo en el centro de salud
mental (*)
las zapatillas, otra vez abrir la maleta. Cuando cerré me di cuenta que había dejado el mechero en el
bolsillo, otra vez abrir. A de lejos:
-¿Te falta mucho?
Y yo:
-¡No!
Cerré la maleta, miré a ver si me dejaba algo y salí de la habitación. Me despedí del novio y nos fuimos.
Yo estaba un poco preocupada porque A me había dicho que si había caravana no llegábamos y había
bastantes coches. A me tranquilizó diciéndome que si no cogía el bus ella me llevaba hasta mi ciudad.
Al final llegamos bien. Nos dimos un abrazo y me monté en el bus. Como siempre me puse música del
mp3 y se me hizo muy corto, mucho más que al ir para XXX. Cuando llegamos a la estación me fumé
un cigarro y me fui al baño.
No sé por qué pero a medida que llegaba la hora de llegar a casa me iba cabreando más y no sabía por
qué. Me fumé un cigarro de más por si acaso estaba mi padre en casa. Pero llegué y no estaba. ¡Menos
mal! A mi madre le dije que estaba cabreada y ella pensó que había discutido con A o que no me habían
tratado bien pero yo le dije que no era nada de eso y que me lo había pasado bien pero que no sabía
por qué estaba así. Llamé a A y se lo dije. Pero a ella le dije que igual era porque había que empezar
otra vez con la rutina.
Contando el fin de semana como lo he contado parece que todo ha estado bien pero hay una cosa que
no: he estado muy nerviosa, con ansiedad se podía decir casi y he fumado bastante como si me hiciera
algo... Tenía como un nudo en el pecho pero he podido disfrutar del fin de semana que eso es lo
importante. CON ESO ME QUEDO."
Usuario 3
Diagnóstico: inhibición. Médico. 36 años. Varón.
Mi experiencia personal. Me han resultado difíciles los procesos de la creación literaria -relatos de
ficción-. El grupo de compañeros y compañeras ha sido determinante para vencer la agresividad
negada dirigida hacia el acto de escribir.
Escritor 3
Relato:
"ODISEO"
"Cuando ayer la nave se hundió no me lo podía creer. Pensé que el proceloso mar sería benévolo con
todos nosotros. No por nada, pero teniendo en cuenta que ahora nos encontramos en pleno mes de
abril y en Europa se considera mes de primavera. al menos el factor tiempo atmosférico lo teníamos a
favor. El navío era cosa de otro cantar. Ya no disponíamos de fragatas ni de galeones. Tampoco de

ASMR. 2016 - Vol. 16 - Núm. 1

-8-

Salud mental, escritura
creativa y psicoterapia de
grupo en el centro de salud
mental (*)
embarcaciones con remos. Así que nos tuvimos que conformar con lo accesible: una embarcación de
plástico. Sí, igual a las que usan desde África las personas que desean dar comienzo a la odisea y cruzan
el Estrecho de Gibraltar. La embarcación llevaba pasaje. Familias: mujeres y niños. Pocos hombres, que
me ayudaban en las tareas de marinería. El timón era similar al de la antigua Grecia. Pero en esta
ocasión se ayudaba con un objeto que llamaban motor. Nos habían advertido de la presencia de navíos
hostiles al proyecto. Pero seguimos el plan previsto y tuvimos suerte al eludirlos. Desde el lado turco
la armada se mostraba permisiva con nuestra salida. Retomamos la singladura a la noche. El reloj del
puerto marcaba las 23 horas. Había mar en calma. Soltamos los amarres y enfilamos rumbo a oeste.
Yo temía que las sirenas nos vararan en alta mar, pero no aparecieron. Algunos me advirtieron que en
esta ocasión me dirigía en dirección correcta hacia Ítaca. Desde Siria pasando por Turquía hasta Grecia
hacia Europa.
-En esta ocasión Ítaca está más allá, un poquito más inalcanzable. ­me decían.
-Siempre Ítaca se encuentra más allá. ­les respondía.
Pero la embarcación no ha mantenido la verticalidad debido a la velocidad de navegación, creo.
Abrimos unos objetos redondos que llamaban chalecos salvavidas. Agarramos a los niños con ambas
manos. Les colocamos los objetos redondos. A continuación ayudamos a las mujeres a colocárselos
con celeridad. Alguna gritaba. La mayoría lucía un comportamiento ejemplar. Mucho compañerismo
entre todos. Nos agarramos para seguir cercanos, en grupo cohesionado. Con unos salvavidas en forma
de rueda improvisamos unas pequeñas balsas para colocar a los niños. El agua estaba fría. Los niños
vestían ropas de abrigo para proteger su temperatura corporal y prevenir en lo posible las hipotermias.
-Al bebé, al bebé. ¡Tómale de la mano!
-¡Pasa! ¡Pasa!
-¡Ahora! ¡Ahora!
-¡Dámelo! ¡Va! ¡Va! ¡Va! ¡Ya está! ¡Ok! ¡Ok! ¡Ok!
-¡Thanks!
-¡Very well!
Pasaron varias horas. Antes del amanecer, a eso de las cuatro de la madrugada, aparecieron por el
horizonte embarcaciones de salvación marítima. Los hombres gritamos con todas nuestras fuerzas. No
nos veían al principio. Ya oyeron. Ya vinieron. Ya nos rescataron. Ayudamos a subir primero a los niños
de las ruedas flotantes, luego a las mujeres. Al final...Agotados, subimos. Sí. Nos vararon las sirenas. Yo
lo predije. Pero en esta ocasión no cantaron...Nos dieron mantas y caldos calientes."
Usuario 4
Esquizofrenia paranoide. Jubilado. 51 años. Varón.

ASMR. 2016 - Vol. 16 - Núm. 1

-9-

Salud mental, escritura
creativa y psicoterapia de
grupo en el centro de salud
mental (*)
El tratamiento consistió en medicación psicotrópica. El paciente se oponía al tratamiento de
psicoterapias. Pasó a formar parte del grupo control por ello. Posteriormente al período de estudio se
trabajó específicamente este déficit para su inclusión en los programas de psicoterapia de grupo.

CONCLUSIONES

1. La inclusión en el plan de tratamiento a aplicar a las personas que siguen tratamientos de
salud mental, de psicoterapias (26) de grupo que cuentan con el desarrollo de la creatividad
artística, hacen posible lo imposible:
2. La recuperación -parcial, total- de salud de personas desahuciadas por la ciencia médica.
3. La evitación anticipada de la segregación social a los enfermos de esta especialidad.
4. La eliminación de las falsas ideas sobre las personas con diagnóstico y tratamientos en salud
mental.
5. La ganancia para la cultura de personas con capacidades de escritoras creativas. La
producción de sus escritos creativos para disfrute de la comunidad. El logro de que estas
ciudadanas y ciudadanos confiesen sus proyectos más íntimos: escribir un libro.
6. Más salud comunitaria, incluyendo a estas ciudadanas y ciudadanos capaces de mayor uso
de pensamiento crítico y de simbolización,
7. Más protección al proceso de tratamientos multidisciplinares a la Salud Pública.
8. Facilitar la inclusión de más personas en el proceso de construcción de una sociedad más
sana y más culta.

NOTA
(*) Este trabajo es una versión elaborada posterior a la ponencia leída ante un auditorio de psiquiatras
en junio de 2016 en la ciudad de Cartagena.

BIBLIOGRAFÍA
1. Freud S. Der Dichter und Phantasieren. Wien: Neuer Revue; 1908.
2. Freud S. El poeta y los sueños diurnos. Madrid: Biblioteca Nueva; 1972.
3. Freud S. El creador literario y el fantaseo. Buenos Aires: Sidmund Freud Obras Completas. Tomo IX.
123-135 p: Amorrortu; 1976.
4. Guimón J. Psicoanálisis y literatura. Barcelona: Kairós E; 1993.

ASMR. 2016 - Vol. 16 - Núm. 1

-10-

Salud mental, escritura
creativa y psicoterapia de
grupo en el centro de salud
mental (*)
5. Paraíso I. Psicoanálisis de la experiencia literaria. Madrid: Cátedra E; 1994.
6. Rodrigué E. Escritura en Uruguay. En Revista de Psicoterapia Psicoanalítica. VI. 1. Julio 2001. 23-31.
Montevideo: AUPP E; 2001.
7. Maruottolo C. Los procesos creativos y la subjetividad. Una perspectiva desde el psicoanálisis. En
Avances en Salud Mental Relacional. Bilbao: Omie E; diciembre 2013. 12. 3. Accesible en :
http://hdl.handle.net/10401/6625
8. Markez I. Religión y psicoanálisis. En Religión y psicoanálisis en la obra de Ángel Garma. Bilbao.
Ekimen E; 2015.
9. Winnicott DW. Transitional Objects and Transitional Phenomena. In Collected Papers. London:
Tavistock Publications;1958.
10. Winnicott DW. Objetos y fenómenos trasicionales. Estudio de la primera posición "no yo". En
Escritos de pediatría y psicoanálisis. 313-330. Barcelona: Laia Ed; 1981.
11. Winnicott DW. The location of cultural experience. In International Journal of Psychoanalysis.
London. IPA E; 48, 368-372. 1967.
12. Winnicott DW. La ubicación de la experiencia cultural. En Realidad y juego. 129-138. Barcelona:
Gedisa Ed; 1999.
13. Moneo F. Puentes. Bilbao: Ekimen E; 2016.
14. Becquer GA. Obras completas. Edición especial del centenario. Barcelona: Bruguera; 1970.
15. Abraham K. Sueños y mitos. Un estudio de psicología colectiva. En Karl Abraham Obras Escogidas.
Barcelona: RBA E; 2006.
16. Vargas Llosa M. Una pasión no correspondida. En La orgía perpetua (Flaubert y Madame Bovary).
Barcelona: Seix Barral Ed; 1973.
17. Sarasua B. Ático para dos. Bilbao: Sarasua B E; 1989.
18. Hierro J. Agenda. Madrid: Ediciones Prensa de la Ciudad; 1991.
19. García A. Convergencia. Madrid: El cazerón; 1991.
20. Silva I. Todo lo pierdes. Madrid: Andrómeda E; 1991.
21. Semprun J. Netchaiev ha vuelto. Barcelona: Tusquets E; 1992.
22. Hastoy G. Le solstice des maudites. L´Histoire des sorcières de Zugarramurdi. Paris: Cheminements;
2004.
23. Fernández L. navegando y creciendo en la distancia. Bilbao: Idazkide SL; 2009.
24. Sarasua B. Adagio para un silencio. Madrid: Vitruvio E; 2016.
25. Bilbao J. Estrómboli. Madrid: Impedimenta; 2016.

ASMR. 2016 - Vol. 16 - Núm. 1

-11-

Salud mental, escritura
creativa y psicoterapia de
grupo en el centro de salud
mental (*)
26. De Maré P. The history of the Large Group phenomena in relation to group analytic psychotherapy.
In Patrick de maré Texos Escogidos. Barcelona: Cogroup Press; 2010.

ANEXO I
USUARIO/A

AL COMIENZO

TRAS 6 - 9 MESES

GRUPO 1: (grupo de PdeG y psicofármacos)
Varón 46ª.
Jubilado PdeG+fármacos

Escribe una frase

Escribe una frase

Diagnóstico:

Esquizofrenia para

Síndr obsesivo

estudiante PdeG+fármacos

No escribe

Escribe un diario

Diagnóstico

Esquizofrenia para

Síndr ansioso

Mujer 28ª.

GRUPO 2: (grupo de Pdeg sin psicofármacos)
Varón 36a.
Médico PdeG No fármacos

Escribe relato corto

Escribe libro completo

Diagnóstico:

Inhibición

Vida activa

GRUPO 3: (grupo no PdeG sí fármacos) (grupo control)
V 51a.
Jubilado No PdeG+fármacos

No escribe

No escribe

Diagnóstico:

Esquizofrenia para

Esquizofrenia resid

ASMR. 2016 - Vol. 16 - Núm. 1

-12-

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar