MENU

PUBLICIDAD

Me Gusta   0 Comentar    0

Actualidad y Artículos | Psicología general   Seguir 48

Noticia | 16/12/2020

Cómo preparar a los niños para una Navidad diferente



0%

La Navidad será este año diferente también para los niños. Las reuniones familiares tendrán medidas preventivas y restricciones que van en contra de la naturaleza habitual de los pequeños, como abrazar, cantar o hablar con el tono elevado. La mejor forma de conseguir un entorno seguro con los niños en el marco que nos impone la pandemia con los eventos familiares navideños es darle la vuelta a estas medidas necesarias y convertirlas en una oportunidad para que los pequeños jueguen y aprendan cosas nuevas.



“En esta pandemia no se ha tratado a los niños como ciudadanos de derecho”

Estos son los síntomas más frecuentes de la covid-19 en los niños

Este año se coló en la Navidad un polizón inesperado e indeseado, la covid-19 que nos obligará a plantear las reuniones familiares de estas fechas de una manera inusitada y diferente a lo habitual. En el marco de la pandemia “los contextos más problemáticos en este sentido son las reuniones sociales con amigos, y los encuentros de familiares en domicilios. Además, la idiosincrasia de nuestra cultura y costumbres juegan en nuestra contra, ya que en casa, con cenas y comidas prolongadas, los participantes se quitarán la mascarilla y, es posible, que eleven el tono de voz. Con lo cual, el riesgo de emitir partículas aéreas a través de la boca será alto y aumenta el riesgo de contagio. Por tal motivo, estas navidades parece razonable limitar las reuniones. De hacerse, ha de tenerse en cuenta que se debe restringir el número de participantes presenciales en dichas reuniones al máximo posible. Hay que tener especial cautela con los amigos y familiares mayores de 60 años. Preocupan más ellos que los niños, cuyas infecciones son, en general, menos frecuentes y más leves”, explica Iván Carabaño, pediatra y editor de la Revista de Pediatría de atención Primaria y profesor asociado de la Universidad Complutense de Madrid.
 
Las reuniones familiares durante la pandemia son un caldo de cultivo para que se produzcan contagios. “Resultan poco seguras, independientemente de si hay niños o no. Aunque, desde el punto de vista afectivo, la reunión de la familia es buena para los pequeños, pero hay que tener en cuenta que, en estos eventos, se dan las circunstancias más favorables para la infección y expansión del virus, como personas sin mantener la distancia de seguridad; en espacios cerrados; no ventilados, donde se mantienen suspendidas las partículas que contienen el virus hasta varias horas y que se producen al hablar, pero sobre todo al cantar y gritar. Estas son situaciones típicas de las reuniones familiares navideñas”, comenta Jesús Ruiz, jefe de servicio e infectólogo pediátrico del hospital 12 de Octubre de Madrid.


Conviene informar a los niños de la situación excepcional a la hora de reunirse este año en Navidad, pero dándoles alternativas para que puedan gestionar la situación desde el juego y la creatividad. Las pautas que los niños deben conocer a la hora de reunirse esta Navidad en familia para participar en la prevención de contagios pasan por cuestiones como las que plantean el infectólogo Jesús Ruiz, el pediatra Iván Carabaño y Joan Carles March Cerdà, profesor de la escuela Andaluza de Salud Pública, entre ellas:


-Explicar a los niños las razones por las que este año la Navidad es distinta y hay que plantear las cosas de una manera similar a cómo se hace en el colegio, como lavarse las manos al llegar al punto de encuentro.


-El uso de mascarilla se puede plantear de una manera lúdica con juegos de manualidades para fabricarla con motivos navideños y así los niños estarán entretenidos mientras se prepara la comida o la cena.


-Hablar en tono bajo; no gritar ni cantar. Para los niños puede resultar complicado frenar su expresividad, pero les podemos ayudar con el planteamiento de un juego antes de llegar al punto de encuentro, como el pequeño reto de mantener un tono de voz bajo o el juego del silencio.  De forma que, quien mejor lo haga, tendrá una recompensa al final de la reunión familiar.


-Ventilar bien las estancias. Abrir las ventanas y crear corrientes de aire. Si los niños están en una estancia aparte de los adultos, explicarles que es importante ventilar la habitación cada cierto tiempo.


-Enseñarles a los niños a mantener la distancia social, sobre todo con los abuelos, con pautas como los abrazos a la cintura o el choque de codos y mantener una distancia con ellos de cuatro metros.


-Procurar que los niños tengan su propio espacio en la mesa. Para conseguirlo, se pueden extender al máximo las mesas donde se va a hacer la comida de celebración para que la distancia entre comensales sea la mayor posible. En caso de disponer solo de una mesa pequeña, se pueden organizar dos turnos; uno infantil y otro de adultos. Es preferible reunirse al aire libre. Como en el caso de que se tenga terraza y se pueda colocar una estufa. En caso contrario, ventilar mucho el espacio de la reunión.


-No compartir cubiertos, vasos o platos. Colocar pegatinas en los utensilios de los niños para que distingan los suyos. Conviene que la mesa la ponga solo una persona y no pasar de mano en mano el pan, la sal o cualquier otro alimento.


-Limitar al máximo el tiempo de la reunión familiar. Cuanto menos tiempo de exposición, menor riesgo de contagio.

Fuente: El País
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-63306

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

PsiquiConsultas herramienta para profesionales de la salud
-Publicidad

Síguenos en las redes

vortioxetina antidepresivos
Publicidad

LIBRO RECOMENDADO

GOLDBERG, STAHL. PSICOFARMACOLOGÍA PRÁCTICA

Goldberg y Stephen M. Stahl. Prologo de Alan F. Schatzberg. Durante las últimas cuatro décadas, l...

COMPRAR AQUÍ

VER MÁS LIBROS RECOMENDADOS
CFC

Trastorno por Comportamiento Sexual Compulsivo (TCSC): Evaluación y diagnóstico

Inicio: 20/03/2024 | Precio: 150€

Ver curso