PUBLICIDAD-

Blog de psiquiatria.com

  Seguir al autor Blog de psiquiatria.com

¿Cómo deberíamos hablar sobre la muerte con los niños?

Autor/autores: Jaione Berraondo
Fecha Publicación: 07/05/2024
Área temática: Infantiles y de la adolescencia, Trastornos infantiles y de la adolescencia , Bienestar .

https://jaionepsicologa.com/

¿Cómo deberíamos hablar sobre la muerte con los niños?


Explicaciones breves, claras y honestas - y responder a sus preguntas.


"Creen que me doy cuenta de nada". "Sé que mienten, me esconden algo". Estas son algunas de las frases que expresan los niños cuando viven la muerte de alguien cercano.


La mayoría de los adultos evitan el tema de la muerte con los niños, por miedo a asustarles o traumatizarles. Sin embargo, abordar este tema con ellos les aporta seguridad, y gracias a su capacidad de vivir en el presente, lo asimilan mejor.


Desde la infancia, es aconsejable introducir la conversación, incluso antes de que suceda algo en el entorno cercano. Una manera de hacerlo es a través de pequeños animales o plantas, explicando que la muerte es una parte natural de la vida. Cuando sucede la muerte de un animal doméstico, ya sea nuestro o de otros, puede ser una oportunidad para hablarlo y procesar las emociones que surjan.


Se recomienda que las explicaciones sean adaptadas a la edad y nivel de comprensión de los niños, utilizando un tono calmado y atento a sus reacciones. Es importante asegurarse de que se sientan seguros y evitar sobrecargarlos con información excesiva; es más valioso estar disponible para responder sus dudas y preguntas.


Los niños menores de seis años pueden tener dificultades para entender que la muerte es irreversible y universal. Aún así es importante no esconderles cuando muere alguien que conocen. Si les negamos hablar sobre su muerte o despedirse, pueden sentirse excluidos y no les permitimos que afloren sus sentimientos.



Es recomendable expresarse con claridad, evitando eufemismos como "se ha ido" o "está en un lugar mejor". Estas expresiones pueden sugerir que ha sido su decisión o que morir es mejor que estar vivo. También es fundamental que comprendan que no volverán a ver a la persona fallecida, pero que nadie tiene la culpa de lo sucedido. Además, es importante ofrecerles estabilidad y continuidad en sus vidas, manteniendo sus rutinas habituales para brindarles una sensación de normalidad y seguridad.


Algunos niños podrían no mostrar reacciones evidentes, mientras que otros podrían experimentar irritabilidad, ansiedad o tristeza. Es crucial permitirles procesar la información a su propio ritmo y ayudarles a expresar y validar sus sentimientos. Incorporar rituales como plantar una flor o poner su nombre a una estrella puede ser beneficioso en el proceso de duelo. También podemos fomentar la expresión de emociones a través de cuentos, dibujos o una carta de despedida.


Por último, los niños necesitan preguntar para comprender y procesar lo ocurrido. Es fundamental aclarar sus dudas honestamente y, si no se conoce la respuesta, admitirlo y explorar juntos la solución, enseñándoles que hay aspectos de la vida que son inciertos y que es normal tener dudas. 

Palabras clave: duelo, niños, muerte, psicología


Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-12626

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!

Publica con Nosotros

La publicación en nuestra plataforma es gratuita y gracias a nuestro excelente posicionamiento en la web, tus contenidos tendrán mejor visibilidad.

Publica tu Contenido
Próximos Cursos Online

Coaching Psicológico

Nuestras Revistas


PUBLICIDAD
Más Cursos Online

Coaching Psicológico

La información proporcionada en el sitio web no remplaza si no que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante y en caso de duda debe consultar con su profesional de salud de referencia.