Última actualización web: 04/07/2020

Estudian el miedo en perros para comprender la ansiedad en humanos

Noticia | Trastornos de ansiedad | 02/06/2020

RESUMEN

El grupo de investigación del profesor Hannes Lohi de la Universidad de Helsinki ha identificado una nueva región genómica y genes candidatos relacionados con la ansiedad asociados con el miedo en los perros. Los hallazgos respaldan la hipótesis de que el miedo y la ansiedad son rasgos hereditarios en los perros, y puede haber factores compartidos que subyacen a la ansiedad tanto en humanos como en perros.

La región genómica identificada incluye varios genes candidatos asociados con el desarrollo y la función del cerebro, así como con la ansiedad, cuyo análisis adicional puede revelar nuevos mecanismos neuronales relacionados con el miedo.

En el estudio, llevado a cabo por el grupo de investigación del profesor Hannes Lohi  y publicado en la revista Translational Psychiatry, se recogieron datos de un total de 120 grandes daneses. La raza Gran Danés se encuentra entre las razas de perros más grandes del mundo.

El proyecto se lanzó después de que varios propietarios de Gran Danés se acercaran al grupo de investigación para contarles sobre el inquietante temor de sus perros hacia seres humanos desconocidos en particular.

“El miedo en sí mismo produce una reacción natural y vital, pero el miedo excesivo puede ser perturbador y provocar trastornos de conducta. Especialmente en el caso de perros grandes, el temor expresado con fuerza es a menudo problemático, ya que hace que sea más difícil manejarlo y controlarlo”, explica Riika Sarviaho, de la Universidad de Helsinki.

En los perros, los trastornos de conducta asociados con la ansiedad y el miedo incluyen el trastorno de ansiedad generalizada y una variedad de fobias. El miedo puede evidenciarse, por ejemplo, como el intento del perro de huir de situaciones que experimentan como aterradoras. En el peor de los casos, el miedo puede manifestarse como agresión, lo que puede provocar ataques contra otros perros o humanos.

“Estudios previos han sugerido que la ansiedad y el miedo caninos podrían corresponder con el trastorno de ansiedad en humanos. De hecho, investigar el miedo en los perros también puede arrojar más luz sobre los trastornos de ansiedad humana y ayudar a comprender su origen genético”, apunta el profesor Lohi señalando que este es el objetivo más amplio del estudio.

PREDISPOSICIÓN GENÉTICA DE LOS PERROS AL MIEDO
El estudio utilizó un enfoque de ciencia ciudadana ya que los propietarios de los perros contribuyeron completando una encuesta de comportamiento sobre sus perros, en la que los ejemplares recibieron puntajes de acuerdo con la intensidad del miedo. A través de la investigación genética, se identificó una región genómica asociada con el miedo en el cromosoma 11. El análisis se repitió teniendo en cuenta la socialización llevada a cabo en la etapa de cachorro o la familiarización de los perros con nuevas personas, perros y situaciones.

“En el caso de los estudios de comportamiento, es importante tener en cuenta que, además de los genes, el medio ambiente tiene un impacto significativo en la aparición de rasgos específicos. Para los perros, se ha descubierto que la socialización de los cachorros es un factor ambiental importante que impacta fuertemente en el miedo. En este estudio, el objetivo era excluir el efecto de la socialización de los cachorros y, por lo tanto, observar únicamente la predisposición genética al miedo ", dice Sarviaho.

La región genómica se estudió con más detalle también con la ayuda de la secuenciación del genoma completo, pero, hasta ahora, los investigadores no han logrado identificar en ella una variante genética específica que predisponga al miedo.

"Aunque no se identificó una variante de riesgo real, la región genómica en sí es interesante, ya que contiene una serie de genes previamente asociados en varios modelos de estudio con el desarrollo y la función neuronales, así como la ansiedad. Por ejemplo, el gen MAPK9 se ha relacionado con el desarrollo cerebral y la plasticidad sináptica, así como con la ansiedad, mientras que RACK1 se ha asociado con el desarrollo neural y N4BP3 con enfermedades neurológicas", explica el profesor Lohi.

CRECIMIENTO ACELERADO DE LOS CACHORROS DE PERRO Y LA TIMIDEZ
Una región genómica en humanos que se corresponde con la que ahora está asociada con el miedo canino está relacionada con un síndrome raro, que causa síntomas neurológicos y, entre otras cosas, un crecimiento acelerado en la infancia.

“La investigación sobre el tema es solo en las primeras etapas y los hallazgos deben interpretarse cuidadosamente, pero es interesante notar, cuando se enfoca en una raza de perro particularmente grande, que la región genómica asociada con el miedo parece tener un papel neurológico, así como uno relacionado con el crecimiento”, agrega Sarviaho.

Hasta ahora, los descubrimientos de genes en la investigación del comportamiento canino han sido bastante raros, y la región genómica ahora identificada no se ha relacionado previamente con el miedo. El grupo de investigación de Lohi ha descrito previamente dos regiones genómicas asociadas con el miedo generalizado canino y la sensibilidad al sonido.

Los resultados de la investigación genética respaldan la hipótesis de que el miedo y la ansiedad son rasgos heredados. Para poder identificar factores de riesgo más detallados y confirmar la relevancia de los hallazgos, el estudio debe repetirse con un conjunto de datos más extenso.



Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-61951

¿Eres psiquiatra o psicólog@?

Mantente informado y capta nuevos clientes.

Regístrate gratis en psiquiatria.com


Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
PUBLICIDAD
Próximos Cursos Online
Apúntate ahora y obtén hasta un 50% de descuento en la mayoría de nuestros cursos.
Intervención psicosocial en situaciones de emergencias y desastres
PUBLICIDAD
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana