PUBLICIDAD
Última actualización web: 12/08/2022

“No puedo comer porque les alimento a ellos”

Autor/autores: Mª Teresa Mongay Elola , Sandra Jiménez Motilla, Zelma González Vega, Silvia Sanz Llorente
Fecha Publicación:
Área temática: Adicciones , Patología Dual .
Tipo de trabajo:  Póster

Todos trabajamos en el Hospital Obispo Polanco de Teruel

RESUMEN

Varón consumidor de cannabis, cocaína y heroína traído a urgencias por referir “tengo bichos por todo mi ser, por debajo de la piel, sobre mi lengua y hasta por mis músculos”, “al principio no me molestaban pero están multiplicándose y comiéndome por dentro”. Expresaba esto con gran angustia y se había producido lesiones de rascado tratando de erradicarlos.
Se negaba a la ingesta “no puedo comer porque les alimento a ellos” y a dormir, permaneciendo toda la noche en vela revolviendo todos los muebles de la casa buscándolos. No entiende porque le han llevado al hospital, quería contratar a un servicio de desinsectación. Enseña una caja de cerillas que según el paciente contiene al parásito (sólo hay restos de piel).

El delirio de infestación consiste en una idea delirante primaria o secundaria (por consumo de tóxicos por ejemplo) en la que los enfermos creen tener infestaciones en su casa o en su propio cuerpo. El paciente tiene alucinaciones somáticas sintiendo el insecto en su piel o dentro de su cuerpo y visuales (dermatozoopsias). En el síndrome de Ekbom, el paciente aporta supuestas muestras de los organismos en tarros, que pueden estar vacíos o contener simples muestras de polvo, conocido como el “Signo de la caja de cerillas”. Lo más difícil consiste que el enfermo entienda el origen del trastorno. Cuando el síndrome consiste en una idea delirante secundaria, es muy importante tratar la causa, en este caso, es completamente necesaria la total abstinencia a substancias para prevenir un segundo episodio.

Palabras clave: Delirio, drogas, parasitos, abstinencia.

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-7488

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

- XVII Congreso Virtual Internacional de psiquiatría -

"No puedo comer porque les alimento a ellos".
Un caso sobre el síndrome de Ekbom.
Mª Teresa Mongay Elola, Sandra Jiménez Motilla, Zelma González Vega, Silvia, Sanz Llorente.
Residentes de psiquiatría del hospital Obispo Polanco de Teruel.
- El delirio parasitario o de infestación consiste en una idea delirante en la que los enfermos creen tener infestaciones
pudiendo llegar a sufrir picaduras, a veces auto producidas, al rascarse compulsivamente.
El paciente tiene alucinaciones somáticas sintiendo el insecto en su piel o dentro de su cuerpo y visuales
(dermatozoopsias) en las que cree que lo está viendo.
Acuden al especialista (dermatólogo. . . ) con supuestas muestras de los organismos en cajas, que pueden estar vacías,
o contener simples muestras de piel. Esto es característico del síndrome de Ekbom: el"Signo de la caja de cerillas". -

Caso clínico
Varón de 38 años, consumidor de cocaína, que es traído a los servicios de urgencias, por su familia, por
alteraciones conductuales y comportamiento aberrante en los últimos días.
- Antecedentes psiquiátricos: Debut a los 22 años con un episodio psicótico secundario a consumo de cannabis
Posteriormente inicia consumo de cocaína (a los 25 años) y de heroína (a los 27).
En la actualidad consumía unos 2-3 gramos de cocaína, los fines de semana, hasta el ingreso actual.
- enfermedad actual: El paciente refiere tener "bichos" dentro de su cuerpo "están en todo mi ser, por debajo
de la piel, sobre mi lengua, en mi estómago y hasta por mis músculos". Los sentía moverse y morderle. Se había
producido lesiones de rascado e incluso mordiscos tratando de erradicarlos. Además refería que podía olerlos,
"huelen a carne podrida".
Dos días antes de acudir al hospital había comenzado con un comportamiento con conductas aberrantes
consistente en duchas de horas de duración y con agua demasiado caliente, produciéndose quemaduras
"ahora ya no podrán vivir en ese trozo de mi piel", negándose a la ingesta "no puedo comer porque les
alimento a ellos" y a dormir, permaneciendo toda la noche en vela revolviendo todos los muebles de la casa
buscando el foco e incluso utilizando el taladro para realizar agujeros y encontrarles. Colabora enseñando una
colección de cajas de cerillas que según el paciente contienen el parásito y para que se puedan ver trae una
lupa (las cajas contienen solamente restos de piel).

- Exploración psicopatológica: Consciente, orientado auto y alopsiquicamente. Múltiples lesiones por mordiscos
y arañazos. inquietud psicomotriz. Discurso centrado en las alternativas (poco viables) que tiene para combatir
la infestación. Angustia reactiva a los fenómenos alucinatorios. alucinaciones visuales (dermatozoopsias) y
somáticos (nota el movimiento y mordiscos de los parásitos). Ideación delirante de infestación. Hiporexia intensa.
juicio de realidad mermado.
- Evolución durante el ingreso: Se instaura tratamiento antipsicótico con pimozida. Progresivamente
desaparecen las alucinaciones olfativas y visuales. El paciente desarrolla conciencia de la irrealidad de dichos
fenómenos. Se aprovecha dicho momento para iniciar una serie de entrevistas motivacionales con el objetivo
de abandonar el consumo de cocaína, aparte de continuar la abstinencia de heroína, que desea seguir de
forma ambulatoria cuando salga de alta.

Juicio clínico
Trastornos mentales y del comportamiento
debidos al consumo de cocaína. F14 (CIE-10).

Discusión
Como en otras enfermedades psiquiátricas, el punto más difícil consiste en que el enfermo entienda el origen del
trastorno. Hecho que es más factible cuando se ha instaurado el tratamiento.
No hay antipsicótico de elección para este síndrome, se ha utilizado pimozida, pero otros fármacos también han
mostrado eficacia.
Cuando el síndrome consiste en una idea delirante secundaria, es muy importante tratar la causa, en este caso, es
completamente necesaria la total abstinencia a substancias para prevenir un segundo episodio.
Vázquez, K. M. , Olivera, R. M. P. , Rosales, V. N. , & Hennigsen, T. U. (2007). síndrome de Ekbom. Dermatologia Rev Mex, 51, 51-56. dfd

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar