PUBLICIDAD-

El Rorschach en el diagnóstico de la esquizofrenia.

Autor/autores: María Vives Gomila
Fecha Publicación: 01/01/2002
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Comunicación

RESUMEN

Resumen

El objetivo del presente estudio consiste en revisar, actualizando los estadísticos de cada muestra, las investigaciones que hemos realizado hasta el momento sobre el paciente esquizofrénico de exacerbación aguda y crónico, cuyos resultados fueron los primeros publicados en Cataluña y en nuestro país mediante Rorschach.

El estudio actual consta de cinco muestras: un estudio- piloto de 30 pacientes esquizofrénicos agudos; tres muestras de 54, 40 y 39 pacientes agudos y dos muestras de 30 y 24 esquizofrénicos crónicos.

Se han utilizado 4 tipos de instrumentos: el test de rorschach, el Research diagnostic criteria for schizophrenia (RDC), el DSM-III y la escala de adaptación de Katz aplicada al comportamiento de los internos por sus respectivos cuidadores.

Planteamos las siguientes hipótesis:
1) se trata de verificar si a través de la prueba de Rorschach, aplicada a cinco grupos de pacientes esquizofrénicos, puede confirmarse el diagnóstico psiquiátrico realizado mediante el RDC -primera hipótesis.

2) Interesa comprobar si los valores obtenidos por un grupo de pacientes esquizofrénicos agudos difiere significativamente de los valores obtenidos por un grupo de esquizofrénicos crónicos al aplicarles a ambos la prueba de Rorschach -segunda hipótesis. Se realizan análisis discriminantes, cuantitativos, cualitativos y comparativos.

Los resultados del estudio-piloto permiten confirmar la precisión y eficacia de la prueba de Rorschach en el diagnóstico de esquizofrenia aguda, al diferenciarla de categorías tales como borderline, y estados maníaco-depresivos.

Palabras clave: Diagnóstico, Esquizofrenia, Rorschach


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-1731

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

El Rorschach en el diagnóstico de la esquizofrenia.

(The Rorschach for the schizofrenia diagnosis. )

María Vives Gomila.

Departament de Personalitat, Avaluació i Tractament Psicològic.
Universitat de Barcelona

PALABRAS CLAVE: Rorschach, esquizofrenia, diagnóstico.

(KEYWORDS: Rorschach, Schizopfrenia, Diagnosis. )

[otros artículos] [24/2/2002]


Resumen

El objetivo del presente estudio consiste en revisar, actualizando los estadísticos de cada muestra, las investigaciones que hemos realizado hasta el momento sobre el paciente esquizofrénico de exacerbación aguda y crónico, cuyos resultados fueron los primeros publicados en Cataluña y en nuestro país mediante Rorschach.

El estudio actual consta de cinco muestras: un estudio- piloto de 30 pacientes esquizofrénicos agudos; tres muestras de 54, 40 y 39 pacientes agudos y dos muestras de 30 y 24 esquizofrénicos crónicos.

Se han utilizado 4 tipos de instrumentos: el test de rorschach, el Research diagnostic criteria for schizophrenia (RDC), el DSM-III y la escala de adaptación de Katz aplicada al comportamiento de los internos por sus respectivos cuidadores.

Planteamos las siguientes hipótesis: 1) se trata de verificar si a través de la prueba de Rorschach, aplicada a cinco grupos de pacientes esquizofrénicos, puede confirmarse el diagnóstico psiquiátrico realizado mediante el RDC -primera hipótesis. 2)

Interesa comprobar si los valores obtenidos por un grupo de pacientes esquizofrénicos agudos difiere significativamente de los valores obtenidos por un grupo de esquizofrénicos crónicos al aplicarles a ambos la prueba de Rorschach -segunda hipótesis. Se realizan análisis discriminantes, cuantitativos, cualitativos y comparativos.

Los resultados del estudio-piloto permiten confirmar la precisión y eficacia de la prueba de Rorschach en el diagnóstico de esquizofrenia aguda, al diferenciarla de categorías tales como borderline, y estados maníaco-depresivos.

El análisis comparativo de las dos muestras de agudos y crónicos mostraría la existencia de diferencias estadísticamente significativas, con lo que se confirma la segunda hipótesis, constatándose el trastorno de pensamiento delirante (DR2), la distorsión de la realidad y pérdida de precisión perceptiva, gran dificultad en procesar las emociones con su restricción y distorsión en los procesos de mediación, características propias del pensamiento y estilo del esquizofrénico.

El análisis cualitativo confirmaría las hipótesis de Rapaport (1959) y Piotrowski, que relacionan la ausencia de M con desorden esquizofrénico crónico; y añadiríamos que, en nuestras muestras, la presencia de M- es mayor en el paciente esquizofrénico "agudo".

Coincidimos plenamente con Weiner en que la falta de M en H pura y/o la presencia de más de una M con otros contenidos Hd, A, Ad o éstos entre paréntesis, en respuestas de nivel formal menos sugiere un deterioro de la capacidad para relacionarse con otras personas.

Respecto a la proporción del color, nuestros resultados coinciden, como grupo, con los obtenidos por Exner, CF+C>FC; detectándose un predominio de respuestas C pura entre los "crónicos" y CF entre los "agudos".

Paralelamente, se constata un incremento de las respuestas desviadas patognomónicas (DR2) respecto de otros grupos normativos, sean psiquiátricos o no pacientes, respuestas que mostrarían en el Rorschach la disociación de ideas y sentimientos que podría constituir, por sí mismo, un índice de la presencia de esquizofrenia.

 



La presente investigación, que parte de otras tres anteriores sobre el paciente esquizofrénico, (Vives, 1984, 1990, 1998) plantea las siguientes hipótesis:

1) Se trata de verificar si, a través de la prueba del Rorschach aplicada a seis muestras de pacientes esquizofrénicos, puede confirmarse el diagnóstico psiquiátrico efectuado mediante el Research Diagnostic Criteria (RDC) y DSM-IV.

2) Se trata de comprobar si los valores obtenidos por un grupo de pacientes esquizofrénicos "agudos" difiere significativamente de los valores obtenidos por un grupo de esquizofrénicos "crónicos" al aplicar a ambos grupos la prueba del Rorschach.

El estudio se compone de cuatro muestras de 60, 54, 40 y 39 pacientes esquizofrénicos varones, de edades comprendidas entre 19 y 44 años, procedentes del servicio de Aagudos@ de dos hospitales psiquiátricos de la provincia de Barcelona, instalados en una fase activa de la enfermedad, que coincide con los criterios de esquizofrenia presente, definida en el RDC y DSM-IV.

La quinta y sexta muestra constan de 30 y 24 pacientes esquizofrénicos de las mismas características de sexo y edad que los anteriores, que han sido ingresados en una institución psiquiátrica de la provincia de Barcelona por segundos brotes, siendo considerados crónicos atendiendo a los criterios del RDC y DSM-IV.

Todos los grupos de pacientes presentan síntomas psicóticos destacables, coincidiendo en el 100% con el criterio número 8 del RDC y con los criterios del DSM-IV para la esquizofrenia de exacerbación aguda y crónica.

Se han utilizado tres tipos de instrumentos: el RDC, el DSM-IV y la prueba de Psicodiagnóstico de Rorschach (Sistema Comprehensivo).

Se han efectuado cuatro tipos de análisis: discriminante en el estudio pilot, análisis cuantitativos del resumen estructural, análisis cualitativos de los principales determinantes y análisis comparativos entre las dos muestras de Aagudos@ y Acrónicos@.

Al preguntarnos si la prueba de Psicodiagnóstico de Rorschach constata el diagnóstico psiquiátrico efectuado por RDC y DSM-IV, los análisis cuantitativos, realizados en las cuatro muestras de agudos y en las dos de crónicos, podrían confirmarlo, siendo correcto en el 97% y 97, 4 % de los Aagudos@ y en el 96, 6% y 98% de los Acrónicos@. Estas investigaciones permiten confirmar la precisión y eficacia de la prueba del Rorschach en el diagnóstico de esquizofrenia, constatando su capacidad para diferenciarla de las categorías Aborderline@ y estados maníaco-depresivos.

El análisis comparativo de las dos muestras de Aagudos@ y Acrónicos@ mostraría la existencia de diferencias, estadísticamente significativas, que confirmarían, a tres niveles de confianza, la segunda hipótesis, enfatizándose el trastorno de pensamiento delirante (DR2), la distorsión, falta de ajuste y pérdida de precisión perceptivas, gran dificultad para procesar las emociones con restricción e interferencia en los procesos de mediación, características todas ellas del pensamiento y estilo del esquizofrénico.

El análisis cualitativo de los determinantes de movimiento y color cromático, contenidos humanos, respuestas anatómicas y de nivel formal menos confirmaría las hipótesis de Rapaport (1959), Piotrowski (1959), Weiner (1966, 1971, 1982) y Exner (1986, 1994) sobre el paciente esquizofrénico, siendo mayor, en nuestras muestras, M- en el paciente esquizofrénico Aagudo@, predominando las respuestas de C pura entre los Acrónicos@ y de CF entre los Aagudos@. Del mismo modo, se detecta en todos los grupos estudiados un incremento significativo de las respuestas desviadas patognomónicas (DR2) respecto de otros grupos normativos, sean psiquiátricos o no pacientes. El análisis de dichas respuestas mostraría la disociación de ideas y sentimientos que podría constituir, por sí mismo (y aquí coincidiríamos con el grupo de Lausanne sobre este tema), un índice de la presencia de esquizofrenia.

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!