PUBLICIDAD-

Trastorno Disfórico PreMenstrual: una nueva entidad diagnóstica infrecuente y peculiar

Autor/autores: GUILLERMO PÍREZ MORA , Beatriz Villagrasa Blasco, Laura Bosqued Molina, Sonia Pedrosa Armenteros, Anna Salas Martinez, Patricia Latorre Forcén, Candela Pérez Álvarez
Fecha Publicación:
Área temática: Medicina psicosomática .
Tipo de trabajo:  Póster

Autor: Psiquiatra adjunto del Centre Assistencial Sant Joan de Deu (Almacelles; Lleida) Resto Autores: Hospital Clínico Universitario "Lozano Blesa", Zaragoza

RESUMEN

Los trastornos psicológicos se asocian con alta frecuencia a determinadas condiciones ginecológicas, aunque a pesar de ello frecuentemente son infra diagnosticadas e incluso no tratados.
El “Síndrome PreMenstrual” (SPM) se caracteriza por una aparición cíclica de sintomatología física y psicológica junto con alteraciones en el comportamiento días previos al inicio de la menstruación. Se cree que un 5-8% de las mujeres lo presentan, con sintomatología moderada a severa.

Recientemente ha aparecido en el nuevo manual DSM 5 el diagnóstico de “Trastorno Disfórico PreMenstrual” (TDPM), describiendo unos criterios más estrictos: como mínimo algún tipo de síntoma psicológico marcado (labilidad emocional, irritabilidad, ánimo depresivo o ansiedad), así como al menos 4 síntomas adicionales a nivel psicológico, somático, o conductual que produzcan una interferencia significativa. Su prevalencia ronda un 2-8%. En algunas ocasiones dichas entidades pueden incluso confundirse con trastornos afectivos como el trastorno Depresivo Mayor. Para su tratamiento, los Inhibidores Selectivos de la recaptación de la Serotonina (ISRS), están considerados como una herramienta terapéutica de primera línea y eficacia contrastada. A pesar de ello, y debido principalmente a posibles efectos secundarios, algunas mujeres buscan tratamientos alternativos, como puede ser el VAC (Vitex Agnus Castus).

Ésta es una alternativa bien tolerada y efectiva. En definitiva, nos encontramos ante una entidad clínica escasamente conocida en el ámbito de la psiquiatría, con una frecuencia nada desdeñable, y que evidentemente conlleva importantes repercusiones a nivel intrapsíquico. Por todo ello debería ser fácilmente reconocible y tratable por cualquier profesional de la Salud Mental.

Palabras clave: Trastorno Disfórico PreMenstrual, Síndrome Premenstrual, prevalencia, tratamiento


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-7757

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

TRASTORNO DISFÓRICO PREMENSTRUAL
Una nueva entidad diagnóstica infrecuente y
peculiar
Pírez Mora, G (1), Villagrasa Blasco, B; Bosqued Molina, L; Pedrosa Armenteros, S; Salas Martinez, A; Latorre Forcén, P; Pérez Álvarez, C
(2)
(1) Centre Asisstencial Sant Joan de Déu, Lleida; (2)Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS:
Los trastornos psicológicos se asocian con alta frecuencia a determinadas condiciones ginecológicas, aunque
a pesar de ello, estas últimas habitualmente no reciben tratamiento e incluso algunos casos no se
diagnostican.
El "Síndrome PreMenstrual" (SPM) es una entidad clínica con una importante frecuencia de aparición en la
población general, aunque en Salud Mental es bastante desconocida. No obstante, su prevalencia fluctúa
bastante en dependencia de la fuente consultada: desde un 5-8% de las mujeres (especialmente aquellas
pre-menopáusicas), hasta un 25%. La intensidad sintomatológica suele variar de moderada a severa. Este
conjunto de signos y síntomas se caracteriza por una aparición cíclica de sintomatología física y psicológica
junto con alteraciones en el comportamiento días previos al inicio de la menstruación.
No obstante, con la reciente aparición del nuevo manual DSM 5, ha irrumpido otra entidad clínica
independiente denominada "Trastorno Disfórico PreMenstrual" (TDPM). Su prevalencia se estimada en un 28%, lo cual significa millones de mujeres alrededor del mundo .

DIAGNÓSTICO Y DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL:
Los criterios diagnósticos que describen el TDPM son más estrictos: como mínimo algún tipo de síntoma
psicológico marcado (labilidad emocional, irritabilidad, ánimo depresivo o ansiedad), así como al menos 4
síntomas adicionales a nivel psicológico, somático, o conductual que produzcan una interferencia significativa.
Además de poder confundirse el SPM con el TDPM, o viceversa; en algunas ocasiones una equivocación con
trastornos afectivos como el trastorno Depresivo Mayor puede ser posible. Con el claro objetivo de
diferenciar el TDPM de otros trastornos afectivos, ha de presentarse la sintomatología diariamente durante al
menos dos meses.

TRATAMIENTO:
Los Inhibidores Selectivos de la recaptación de la Serotonina (ISRS), están considerados como una
herramienta terapéutica de primera línea (el gold standard según el Colegio Americano de Obstetricia y
Ginecología): son altamente efectivos y su eficacia está contrastada. A pesar de ello, y debido principalmente
a posibles efectos secundarios, algunas mujeres buscan tratamientos alternativos. El tratamiento hormonal
se presenta como una opción de eficacia no contrastada al 100%, ya que se especula que un importante
porcentaje del éxito sea atribuible al efecto placebo. La psicoterapia cognitivo-conductual también se
valora como otra herramienta terapéutica, si bien se ha demostrado que no resulta efectiva en combinación
con ISRS (a diferencia de otros trastornos afectivos).

RESULTADOS Y CONCLUSIÓN:
En definitiva, nos encontramos ante una entidad clínica escasamente conocida en el ámbito de la psiquiatría,
con una frecuencia nada desdeñable, y que evidentemente conlleva importantes repercusiones a nivel
intrapsíquico. Para su tratamiento existen diversas herramientas terapéuticas, aunque de controvertida
eficacia algunas de ellas.
Por todo ello debería ser fácilmente reconocible y tratable por cualquier profesional de la Salud Mental.

BIBLIOGRAFÍA:
· Bosman RC, Jung SE, Miloserdov K, Schoevers RA, Aan Het Rot M. Daily symptom ratings for studying premenstrual dysphoric disorder: A review. J Affect Disord. 2015
Sep 14; 189: 43-53.
· Bryant C, Kleinstäuber M, Judd F. Aspects of mental health care in the gynecological setting. Womens Health (Lond Engl). 2014 May; 10(3):237-54.
· Imai A, Ichigo S, Matsunami K, Takagi H. Premenstrual syndrome: management and pathophysiology. Clin Exp Obstet Gynecol. 2015; 42 (2):123-8.
· Renske C. Bosman, Sophie E. Jung, Kristina Miloserdov, Robert A. Schoevers, Marije aan het Rot. Daily symptom ratings for studying premenstrual dysphoric disorder: A
review. Journal of Affective Disorders 189 (2016) 43­53.
· Dennerstein L, Lehert P, Heinemann K. Epidemiology of premenstrual symptoms and disorders. Menopause Int. 2012; 18:48­51.

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!