PUBLICIDAD
Última actualización web: 25/10/2021

Un estudio observa que el delirio es una consecuencia común en pacientes hospitalizados por COVID-19 severo

Noticia | Coronavirus | 26/09/2021

RESUMEN

Un estudio realizado en pacientes hospitalizados por COVID-19 severo a comienzo de la pandemia revela consecuencias devastadoras en los pacientes durante y después de la hospitalización; así se observa que más del 70 por ciento sufrió delirio, un trastorno grave en el estado mental en el que un paciente está confundido, agitado e incapaz de pensar con claridad.

El estudio, realizado en 150 pacientes hospitalizados por Covid-19, mostró que los pacientes con delirio tendían a estar más enfermos, con más comorbilidades como hipertensión y diabetes, y también parecían tener una enfermedad más grave relacionada con COVID, señala el autor del estudio Phillip Vlisides, del Departamento de Anestesiología de Michigan Medicine en EEUU.

Utilizando los registros médicos de los pacientes y las encuestas telefónicas después del alta hospitalaria de un grupo de pacientes hospitalizados en la unidad de cuidados intensivos entre marzo y mayo de 2020, el equipo del estudio intentó identificar los hilos comunes entre los pacientes que desarrollaron delirio.

La enfermedad en sí puede provocar una reducción del oxígeno en el cerebro, así como el desarrollo de coágulos de sangre y accidentes cerebrovasculares, lo que resulta en un deterioro cognitivo. Además, los marcadores inflamatorios aumentaron considerablemente en pacientes con delirio. La confusión y la agitación pueden ser el resultado de una inflamación del cerebro.

Para colmo de males, los equipos de atención a menudo no podían realizar técnicas estándar de reducción del delirio, como ejercicios diseñados para hacer que un paciente se moviera o permitir que los visitantes u objetos del hogar orientaran a los pacientes mientras estaban en el hospital.

"Al principio de la pandemia, no estábamos llevando a cabo los protocolos estándar de prevención del delirio como lo hacemos habitualmente. Una gran razón para ello es al principio de la pandemia en la era anterior a la vacuna, teníamos un equipo de protección personal limitado y estábamos tratando de limitar la exposición al Covid-19 y la transmisión de enfermedades", señala.

Además, existía una correlación entre el uso de sedantes y el delirio: los pacientes con delirio eran sedados con mayor frecuencia y con mayor frecuencia a dosis más altas. "Es común usar sedantes intravenosos en la UCI, en particular para pacientes con ventilador. Sin embargo, al hablar con las enfermeras, descubrimos que los pacientes con COVID grave estaban intrínsecamente más delirantes y agitados al inicio del estudio, lo que quizás provocó un mayor uso de sedantes", explica.

El estudio también encontró que el deterioro cognitivo puede persistir incluso después del alta. Casi un tercio de los pacientes no tuvo su delirio marcado como resuelto en su expediente al salir del hospital y el 40% de estos pacientes requirió atención de enfermería especializada. Casi una cuarta parte de los pacientes dieron positivo en la detección del delirio según la evaluación de su cuidador. Para algunos pacientes, estos síntomas duraron meses. Esto puede hacer que la gestión del proceso de recuperación después de la hospitalización sea mucho más difícil.

"Cualquiera que sea la forma creativa en que podamos implementar los protocolos de prevención del delirio, probablemente será muy útil. Eso incluye una comunicación constante con los miembros de la familia, traer fotografías y objetos de la casa, y visitas por video si la familia no puede visitar de manera segura", añade.



Fuente periodística: Europa Press
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-65598

¿Eres psiquiatra o psicólog@?

Mantente informado y capta nuevos clientes.

Regístrate gratis en psiquiatria.com


Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Publicidad
PUBLICIDAD
Próximos Cursos Online
Apúntate ahora y obtén hasta un 50% de descuento en la mayoría de nuestros cursos.
Introducción al abordaje psicológico del sobrepeso
PUBLICIDAD