PUBLICIDAD

Última actualización web: 17/10/2021

Influencia de la serotonina en el comportamiento

Noticia | Psiquiatría general | 14/10/2021

RESUMEN

Descubren una relación entre la conducción temeraria, el consumo de la comida basura y alcohol y una variante genética.

Un nuevo estudio psicológico a largo plazo sobre conductores ha descubierto una asociación entre las condenas por conducir, los accidentes y los comportamientos cotidianos, como comer comida basura o consumir alcohol. Los investigadores también han descubierto pruebas de que esta relación está asociada a una variación genética en el metabolismo de la serotonina, el mismo neurotransmisor al que se dirigen muchos antidepresivos. Esto sugiere que el comportamiento de riesgo en la conducción y en la vida puede tener una base psicológica común.

En un estudio innovador, presentado en la 34ª conferencia anual del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología (ECNP) –la principal organización europea de neurociencia aplicada–, los investigadores del equipo del profesor Jaanus Harro, de la Universidad de Tartu (Estonia), combinaron datos psicológicos, genéticos y bioquímicos del exclusivo Estudio Psicobiológico Estoniano sobre el Comportamiento en el Tráfico con registros policiales y de seguros.

Conducir con exceso de velocidad
El investigador principal, Tõnis Tokko, destaca que pudieron detectar muchas asociaciones entre la asunción de riesgos cotidianos y la conducción arriesgada. “Por ejemplo, descubrimos que los sujetos que tomaban bebidas energéticas al menos una vez a la semana tenían el doble de probabilidades de conducir con exceso de velocidad que los que no las tomaban con tanta frecuencia”, apunta.

“Creemos que el consumo de bebidas energéticas puede estar relacionado con una necesidad de excitación, en lugar de que las propias bebidas sean una causa directa de las infracciones de tráfico; la estructura psicológica subyacente de los conductores puede llevarles tanto a acelerar como a querer consumir más bebidas energéticas o comida basura –explica–.

Transporte de la serotonina
Los investigadores también analizaron los rasgos genéticos de los conductores voluntarios y descubrieron que ciertas variantes de un gen que controla el transporte de serotonina (el polimorfismo 5-HTTLPR) estaban asociadas a la conducción de riesgo. La serotonina es el neurotransmisor que se cree que está implicado en la depresión y que también está regulado por muchos fármacos antidepresivos.

“Descubrimos que ciertas variantes genéticas se asocian a comportamientos de riesgo tanto en la conducción como en otros ámbitos de la vida; pero se trata de un hallazgo inicial y aún debe confirmarse”, resalta Tõnis Tokko.

“Podemos seguir varios factores relacionados con la conducción a lo largo de los años, como el comportamiento psicológico, los análisis de sangre para comprender los cambios biológicos y la genética –explica Tokko–. También tenemos una idea firme de cuáles de estos conductores han cometido infracciones de tráfico o han tenido accidentes”.

De hecho, consideran que se trata de un sistema único. “Este estudio demuestra que las personas que son imprudentes en el tráfico también tienden a arriesgarse en otros ámbitos de la vida, y nuestra investigación demuestra que puede haber una tendencia biológica a este comportamiento”, destaca.

 



Fuente periodística: El médico interactivo
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-65781
Etiquetas: serotonina, comportamiento, psiquiatría


¿Eres psiquiatra o psicólog@?

Mantente informado y capta nuevos clientes.

Regístrate gratis en psiquiatria.com


Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Publicidad
PUBLICIDAD
Próximos Cursos Online
Apúntate ahora y obtén hasta un 50% de descuento en la mayoría de nuestros cursos.
Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT)
PUBLICIDAD