MENU

PUBLICIDAD

Me Gusta   0 Comentar    0

Actualidad y Artículos | Psiquiatría general   Seguir 68

Noticia | 12/07/2021

Medicina Basada en la Afectividad



0%

La primera y gran necesidad que un paciente expresa en presencia de la enfermedad es la de ser cuidado. No quiere que se trate la enfermedad sino al enfermo. Y por ello, valorará la comunicación humana y la afectividad como las mejores tecnologías sanitarias y a su médico como la persona que sabrá cuidarle en los momentos difíciles.


Hoy más que nunca, en plena pandemia, el pensamiento de nuestro recordado colega Albert Jovell está en plena vigencia. Esta reflexión trata de combinar el progreso de la evidencia científica con el impulso de la dimensión humana de la asistencia, a través del respeto a la dignidad del paciente y el reconocimiento de sus derechos y deberes. Se trata de impulsar un modelo afectivo/efectivo de atención sanitaria.


En el desarrollo y puesta en marcha de ese modelo es necesaria la colaboración de todos los agentes que forman parte del ecosistema sanitario, como los pacientes y sus asociaciones, los profesionales sanitarios, los centros asistenciales, las administraciones y autoridades sanitarias, la industria farmacéutica y sanitaria, las universidades y los medios de comunicación.


El desarrollo de la evidencia científica ha contribuido a mejorar los resultados en salud a través de la toma de decisiones objetivas, el fortalecimiento de la investigación sanitaria y la incentivación de la innovación tecnológica.


Sin embargo, también ha supuesto una orientación de la práctica clínica a un enfoque basado en el conocimiento científico de la enfermedad, la ciencia biomédica, dejando en un segundo plano el enfoque a la persona enferma, el humanismo médico.


Se emplean más y mejores recursos tecnológicos, tratamientos farmacológicos y procedimientos quirúrgicos para mejorar los resultados en salud, mientras que se podría estar dejando de lado el foco en la atención personal, cercana y directa con el paciente.


Nuestro Sistema Nacional de Salud se enfrenta a unos grandes retos en la próxima década. Una demografía cambiante, con menos nacimientos, más esperanza de vida y más jubilados, mayor digitalización y robotización, y más demanda en un contexto de recursos limitados, crean un clima propicio para una mayor deshumanización de la atención sanitaria. Con el fin de prevenir ese escenario es necesario actuar en multitud de frentes.


El proceso de envejecimiento y cronificación de la enfermedad nos lleva a reflexionar sobre un aspecto crucial: todos somos pacientes en potencia, no se trata de quién lo será, sino de cuándo y de cómo. Como indicaba Jovell, “ser paciente es una cuestión de tiempo”, lo que lleva a una de las preguntas clave que formuló: “¿Cómo te gustaría ser tratado?”.


Esa nueva demografía nos sitúa ante un escenario con un volumen creciente de personas mayores con varias enfermedades a la vez. Y a su vez, se constata una reducción del soporte familiar y social, clave en épocas pasadas, para ofrecer apoyo a una realidad que implica mucho sufrimiento, una epidemia de soledad y poca afectividad.


Por ello es necesario seguir avanzando en la integración y coordinación de los servicios sociales y sanitarios.


Es imprescindible desarrollar un Sistema Nacional de Salud más humano y afectivo junto con la consecución de una mayor efectividad y eficiencia en cada intervención sanitaria. Para que un paciente pueda recibir los cuidados adecuados en calidad y afectividad, es fundamental su participación en los procesos clave del sistema sanitario. La evidencia constata que los pacientes más informados y que autogestionan su enfermedad obtienen mejores resultados en sus indicadores de salud y calidad de vida.


Por otra parte, los medios de comunicación, al tratar temas de salud, tienen un papel importante en la difusión de conocimientos y en la modificación o refuerzo de conductas.


“Dice el ágora que sabe, que no cabe que se acabe, esta englobada civilización. Porque todo está perfecto, aunque no hay causa sin defecto, incluso Dios escribe un mal renglón…” (Alguien sueña por ahí, L. E. Aute).


El Dr. Miguel Álvarez Deza es médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.


 

Fuente: Univadis
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-65042

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar


-Publicidad

Síguenos en las redes

página antidepresivos
Publicidad

LIBRO RECOMENDADO

Suicidio Prevención

¡Novedad en libros! La visión actual del suicidio, científicamente fundamentada, es que, aunque ...

COMPRAR AQUÍ

VER MÁS LIBROS RECOMENDADOS

Clínica y psicoterapia de los trastornos de la personalidad - Parte II

Inicio: 17/04/2024 | Precio: 90€

Ver curso