MENU
PUBLICIDAD



Modelo


Definición: Dos acepciones nos interesan: 1) Modelo como ejemplo a tomar. 2) Modelo como representación del funcionamiento de alguna cosa, en este caso de un trastorno o enfermedad.


Términos relacionados:

Modelos animales

Un tipo clásico de modelo animal fue el desarrollado en 1972 por Stephen Sooma en el que utilizó monos como terapeutas de otros monos. Los monos separados de sus padres y aislados de otros monos desarrollaban conductas de aislamiento, autoabrazo y de autooralidad. A estos monos se les ponían en contacto con otros monos rehabilitadotes que promovían el contacto físico sin amenazas y sin agresividad.

Modelo bidimensional de la esquizofrenia

Este modelo se inicia con John S. Strauss y col. (1974), y más tarde con John Timothy Crow (1980) y Nancy Coover Andreasen y S. Olsen (1982). Este modelo distingue dos tipos de síndromes en la esquizofrenia, el síndrome positivo (delirios, alucinaciones, conducta extravagante, trastornos formales del pensamiento) y el síndrome negativo (trastorno de la atención, alogia, abulia, embotamiento afectivo, anhedonia y asociabiliad).

Modelo biopsicosocial

El término de modelo biopsicosocial fue acuñado por el psiquiatra estadounidense George L. Engel (1913-1999) como un modelo opuesto al modelo médico. Consideraba que el modelo médico dejaba de lado los aspectos psicológicos y sociales de la psiquiatría.

Modelo diátesis-estrés

Modelo de explicación para la aparición de la esquizofrenia. Una persona puede tener una vulnerabilidad especifica (diátesis) que, cuando es sometida a una situación estresante da lugar a la aparición de síntomas. La diátesis o el estrés puede ser biológico (infección viral, traumatismo), o psicológico (situación familiar estresante).

Modelo evolutivo de la esquizofrenia

Este modelo está basado en la teoría evolucionista de C. Darwin. Timothy Crow ha sido uno de los principales defensores de este modelo. Este psiquiatra considera que la esquizofrenia es el resultado de una alteración en las conexiones interhemisfericas, en concreto de los circuitos relacionados con el lenguaje. La esquizofrenia sería el precio que pagamos por la aparición, durante la evolución, del lenguaje en la especie humana. En este sentido la esquizofrenia sería, en palabras de este autor la única enfermedad específicamente humana. Julio San Juan, psiquiatra español, modifica esta hipótesis, de este modo la esquizofrenia sería el resultado de dos componentes:1) un factor de inestabilidad emocional que afectaría al sistema límbico y sus conexiones corticales y que seria responsable de los síntomas afectivos de la psicosis; y 2) un factor especifico, relacionado con una alteración en la conectividad interhemisférica de los circuitos responsables del lenguaje y que sería responsable de los síntomas relacionados con el lenguaje (alucinaciones, trastornos formales y de contenido del pensamiento).

Modelo jacksoniano o neojacksoniano

Se basa en las ideas del neurólogo John Hughling Jackson. J. Garrabe de Lara (2003) considera que cuatro son los principios fundamentales de este modelo: 1) El sistema nervioso está jerarquizado en tres niveles: centros inferiores (medulares y bulbares), centros intermedios (tronco del encéfalo y ganglios de base) y centros superiores (corteza cerebral). 2) La organización de estos niveles reproduce la evolución filogenético del sistema nervioso central. 3) Toda enfermedad es el resultado de la regresión del sistema nervioso a un nivel inferior. El cuadro clínico presentará conductas negativas resultado de la disolución de los niveles superiores, y conductas positivas que dependerá de la actividad de los niveles inferiores que estaban inhibidos por los niveles superiores. 4) Hay que tener en cuenta el orden cronológico de aparición de los síntomas y el tiempo de evolución de la enfermedad. El modelo jacksoniano aparece en la teoría organodinámica del Psiquiatra francés Henry EY y en los últimos años en el concepto de síntomas negativos y positivos de la esquizofrenia.

Modelo médico

El modelo médico parte de tres supuestos principales: 1) Presupone un sustrato orgánico, más o menos relevante, en los trastornos mentales. 2) Da una gran importancia al diagnóstico y clasificación de los trastornos con el fin de poder predecir el curso de la enfermedad y el tratamiento adecuado. 3) Pone énfasis en la explicación más que en la compresión de los trastornos mentales.

Modelo piramidal de la esquizofrenia

Desarrollado por S.R. Kay y S. Sevy en 1990. Mediante un análisis factorial de la escala PANSS observaron siete dimensiones a partir de las cuales establecieron un modelo piramidal de esta enfermedad en tres vértices: 1) Vértice positivo, que comprenden síntomas como la grandiosidad, los delirios y los contenidos inusuales del pensamiento. 2) Vértice negativo, que comprende síntomas como el aislamiento emocional, el embotamiento, la apatía, la pasividad, la pobreza de contacto y la falta de espontaneidad. 3) Vértice de depresión, que comprende a los síntomas de depresión y a los sentimientos de culpa. La intersección de los vértices positivos y negativos daría lugar a la esquizofrenia desorganizada, la intersección de los vértices positivo y depresivo daría lugar a la esquizofrenia paranoide y la intersección de los vértices negativo y depresivo daría lugar a la esquizofrenia catatónica.

Modelo tridimensional de la esquizofrenia

Los prototipos de este modelo son los desarrollados por R.M. Bilder y col. (1985) y P.F. Liddle y cols. (1987). Distinguen tres dimensiones o síndromes: 1) Dimensión psicótica, positiva o de distorsión de la realidad. Formada por el delirio y las alucinaciones. 2) Dimensión desorganizada. Formada por los trastornos formales del pensamiento, la conducta desorganizada o bizarra, la afectividad inapropiada y los trastornos de la atención. 3) Dimensión negativa. Formada por el embotamiento afectivo, la alogia, la abulia, la anhedonia, el aislamiento social y los trastornos de la atención.

Psicosis modelo

Sinónimo: psicosis experimental. Psicosis producida por drogas psicodélicas. La sustancia más utilizada fue la dietilamida del ácido lisérgico (LSD) que fue sintetizada por Albert Hofmann en 1938 y que psiquiatras como Wernwe Stoll comenzaron a utilizarlo con fines terapéuticos, como un medio para favorecer la psicoterapia.


Artículos relacionados:
Terapia Online para Brasileños en el Extranjero: Superando Desafíos Lejos de Casa
CUARTO ENCUENTRO. Rosa Montero y Marina Carretero. ESTIGMA Y SALUD MENTAL.
Tercer encuentro:MARTA SANZ Y VERÓNICA OLMO. ANSIEDAD Y CUERPO
Sobre “El tiempo y el Otro” de Emmanuel Levinas
Análisis comparativo entre modelos de salud, el modelo de la medicina social, y el modelo biomédico, a partir de una definición de salud.
Un modelo antropológico para la psiquiatria.
Retos de salud pública en el modelo social juvenil del siglo XXI
Prevalencia y variables asociadas a depresión, ansiedad y estrés en estudiantes de educación superior chilenos, pospandemia
La salud mental: una visión acerca de su atención integral
A propósito del Tabaquismo y la Esquizofrenia

Contenidos relacionados:
Cómo el tabaquismo materno y la depresión prenatal influyen en el riesgo de depresión posparto

14/05/2024
Efectos de la terapia de reminiscencia sobre la cognición, la agitación y la calidad de vida en adultos mayores con demencia

03/05/2024
Prescripción de opioides y riesgo de suicidio en los Estados Unidos

02/05/2024
Asociación entre la depresión y la aceleración epigenética de la edad

30/04/2024
Estudios de ansiedad social mediante evaluación ambulatoria

30/04/2024
Análisis de redes contemporáneas y temporales del TEPT

29/04/2024
Predictores y precisión de la predicción de pensamientos y conductas suicidas desde el primero al segundo año de universidad

29/04/2024
Los síntomas depresivos y el neuroticismo median la asociación entre eventos traumáticos y tendencias suicidas

29/04/2024
Innovaciones en la Detección del Trastorno de Depresión Mayor y Bipolar a Través de Biomarcadores Urinarios Metabolómicos

26/04/2024
Innovación en intervenciones de salud mental infantil y adolescente

25/04/2024

Abordaje práctico de los trastornos del sueño

Precio: 200€

Ver curso