PUBLICIDAD-

Actualidad y Artículos | Neuropsiquiatría y Neurología   Seguir 32

Me Gusta   0 0 Comentar  0 0

Efectos de la raza, la cognición inicial y el APOE en la asociación de la desregulación afectiva con la demencia incidente

  • Autor/autores: Inaara M. Ebrahim , Maryam Ghahremani, Richard Camicioli...(et.al)



0%
Artículo | 26/04/2023

Los síntomas afectivos son factores de riesgo de demencia. El deterioro conductual leve (MBI, por sus siglas en inglés) es un síndrome neuroconductual que refina la incorporación de la sintomatología psiquiátrica en el pronóstico de la demencia al estipular que los síntomas deben surgir de novo en la vejez y persistir durante ≥6 meses. Aq...

Estás viendo una versión reducida de este contenido.

Para consultar la información completa debes registrarte gratuitamente.
Tan sólo te llevará unos segundos.
Y si ya estás registrado inicia sesión pulsando aquí.

Los síntomas afectivos son factores de riesgo de demencia. El deterioro conductual leve (MBI, por sus siglas en inglés) es un síndrome neuroconductual que refina la incorporación de la sintomatología psiquiátrica en el pronóstico de la demencia al estipular que los síntomas deben surgir de novo en la vejez y persistir durante ≥6 meses.


Aquí, investigamos la asociación longitudinal de la desregulación afectiva de MBI con la demencia incidente.


Métodos


Se incluyeron participantes del Centro Coordinador Nacional de Alzheimer con cognición normal (NC) o deterioro cognitivo leve (DCL). La desregulación afectiva de MBI se puso en práctica como depresión, ansiedad y euforia medidas por el cuestionario de inventario Neuropsiquiátrico en dos visitas consecutivas.


Los comparadores no tenían síntomas neuropsiquiátricos (sin NPS) antes de la demencia. Se implementaron modelos de riesgos proporcionales de Cox para evaluar el riesgo de demencia, ajustado por edad, sexo, años de educación, raza, diagnóstico cognitivo y estado APOE-ε4, con términos de interacción según corresponda.


Resultados


La muestra final incluyó 3698 participantes sin NPS (edad: 72, 8; 62, 7 % mujeres) y 1286 participantes con desregulación afectiva MBI (edad: 75; 54, 5 % mujeres).


La desregulación afectiva de MBI tuvo una supervivencia libre de demencia más baja ( p < 0, 0001) y una mayor incidencia de demencia (HR = 1, 76, IC: 1, 48–2, 08, p < 0, 001) versus ningún NPS.


Los análisis de interacción revelaron que la desregulación afectiva de MBI se asoció con una mayor incidencia de demencia en participantes negros que en blancos (HR = 1, 70, IC: 1, 00–2, 87, p = 0, 046), NC que DCL (HR = 1, 73, IC: 1, 21–2, 48, p = 0, 0028), y APOE-ε4 no portadores que portadores (HR = 1, 47, IC: 1, 06–2, 02, p = 0, 0195).


De los convertidores de desregulación afectiva MBI a demencia, el 85, 5 % desarrolló la enfermedad de Alzheimer, que aumentó al 91, 4 % en aquellos con DCL amnésico.


Limitaciones


La desregulación afectiva de MBI no se estratificó por síntoma para examinar más a fondo el riesgo de demencia.


Conclusiones


La desregulación afectiva emergente y persistente en adultos mayores sin demencia se asocia con un riesgo sustancial de demencia y debe considerarse en las evaluaciones clínicas. Artículo anterior en ediciónPróximo artículo en edición


Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original:https://www.sciencedirect.com/

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Recomendamos

GOLDBERG, STAHL. PSICOFARMACOLOGÍA PRÁCTICA

Goldberg y Stephen M. Stahl. Prologo de Alan F. Schatzberg. Durante las últimas cuatro décadas, l...

VER MÁS
VER TODO
desvenlafaxina antidepresivos
Publicidad

Próximos cursos


Abordaje práctico de los trastornos del sueño

Precio: 200€

Ver curso