MENU

PUBLICIDAD

Me Gusta   0 Comentar    0

Actualidad y Artículos | Psicología general   Seguir 48

Noticia | 23/10/2021

El empleo es un pilar de recuperación para las personas con problemas de salud mental



0%

En España, la incidencia de los problemas de salud mental es cada vez mayor: 1 de cada 4 trastornos de salud es de tipo mental y patologías como la depresión han aumentado a nivel global, afectando al 5, 2% de la población.



Estas cifras deberían bastar para tomar conciencia: las afecciones de tipo mental no son un mal ajeno, sino una eventualidad a la que todos estamos expuestos. Si el día de mañana una depresión crónica aparece en mi camino o en el de algún familiar, amigo o compañero, no me gustaría toparme con una sociedad que da la espalda, sino un ecosistema empático, abierto y preparado para que las personas podamos llevar una vida digna y satisfactoria. En este proceso, el empleo representa uno de los grandes pilares de recuperación.


Sin embargo, un fuerte estigma sigue empañando a las discapacidades de este tipo. Concepciones muy arraigadas en la percepción colectiva llevan a asociar los problemas de salud mental con conflictividad, extrañeza o impredictibilidad. Estos prejuicios se convierten en grandes muros para la inclusión social y en una inmensa barrera de acceso al empleo.


Reflexiones muy perniciosas


El fantasma de los sesgos inconscientes lleva a reflexiones que pueden resultar muy perniciosas: “Un trabajador con discapacidad mental va a empeorar el clima laboral”, “se ausentará más de su puesto” o “no sabrá trabajar en equipo”. Estas valoraciones suceden cuando solo vemos la discapacidad de la persona y, por tanto, nos perdemos gran parte de ella. Así, no solo reforzamos el estigma que relega a los profesionales con problemas de salud mental al desempleo, aislamiento o exclusión, sino que reducimos la competitividad de las empresas al renunciar a un sinfín de competencias, potencial y talento. Pues en efecto, una persona con problemas de salud mental está acostumbrada a convivir con la dificultad y a tener que sortear barreras de forma continua. ¿Acaso no son éstas, actitudes clave para el desempeño exitoso de un trabajo?


Ha llegado el momento de superar estos tics culturales. En lugar de limitar el acceso al empleo de las personas con discapacidad por trastorno mental hay que contemplarlo como un elemento terapéutico y estabilizador. Tengamos en cuenta que el empleo, cuando se desempeña en condiciones ambientales, psicológicas y socioeconómicas favorables, protege y mejora la salud mental de las personas: no solo proporciona independencia económica o incrementa la red de contactos, sino que también refuerza la autoestima y la realización personal. Como consecuencia, los profesionales dan lo mejor de sí mismos, quedando el problema de salud relegado a un segundo plano y prevaleciendo lo verdaderamente importante: el talento.


Por último y, pensando en global, la apuesta por la inclusión laboral de las personas con discapacidad por trastorno mental constituye un eje esencial de desarrollo sostenible, siendo su abordaje estratégico para interconectar grandes metas de la Agenda 2030 como la salud y el bienestar, el empleo decente o la reducción de las desigualdades.


En el informe Un empleo para la #SaludMental, que desde la Fundación Adecco hemos elaborado junto a Johnson & Johnson, abordamos en detalle estos grandes retos.

Fuente: Diario Médico
Palabras clave: empleo, salud, mental, psiquiatría
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-65849

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

PsiquiConsultas herramienta para profesionales de la salud
-Publicidad

Síguenos en las redes

página antidepresivos
Publicidad

LIBRO RECOMENDADO

Suicidio Prevención

¡Novedad en libros! La visión actual del suicidio, científicamente fundamentada, es que, aunque ...

COMPRAR AQUÍ

VER MÁS LIBROS RECOMENDADOS

Clínica y psicoterapia de los trastornos de la personalidad - Parte I

Inicio: 12/06/2024 | Precio: 180€

Ver curso