Última actualización web: 25/06/2021

Vinculan los medicamentos para el TDAH con un menor riesgo de suicidio en preadolescentes con hiperactividad

Noticia | Trastornos infantiles y de la adolescencia | 10/06/2021

RESUMEN

Los medicamentos para el TDAH pueden reducir el riesgo de suicidio en los niños con hiperactividad, oposición desafiante y otros trastornos del comportamiento, según una nueva investigación del Lifespan Brain Institute (LiBI) del hospital Infantil de Filadelfia (CHOP) y la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos. Las conclusiones, publicadas en la revista 'JAMA Network Open', abordan una importante laguna de conocimiento sobre el riesgo de suicidio en la infancia y podrían servir de base para las estrategias de prevención del suicidio. "Este estudio es un paso importante en el muy necesario esfuerzo de la prevención del suicidio infantil, ya que aprovecha los datos recogidos de aproximadamente 12. 000 niños estadounidenses para identificar un objetivo procesable para reducir los suicidios infantiles", resalta el autor principal Ran Barzilay, profesor asistente en el LiBI.

 

"El diagnóstico y el tratamiento tempranos de los síntomas conductuales con medicación para el TDAH, en particular entre los niños con síntomas severos de externalización, pueden servir no sólo para mejorar los problemas de aprendizaje y de comportamiento, sino también para disminuir el riesgo de suicidio", añade.

 

"En un mundo ideal, querríamos probar el efecto de un medicamento sobre la suicidalidad con un ensayo prospectivo aleatorizado --prcisa Barzilay--. Pero dados los desafíos de realizar tales estudios, estamos obligados como sociedad y como científicos a generar ideas clínicas utilizando datos recogidos en estudios observacionales a gran escala en niños".

 

Los investigadores del LiBI, en colaboración con el doctor Gal Shoval, de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, sortearon esta barrera aprovechando los datos del Estudio de Desarrollo Cognitivo del cerebro del Adolescente (ABCD). La muestra del Estudio ABCD, el mayor estudio a largo plazo sobre el desarrollo y la salud del cerebro en el país, incluye una cohorte de 11. 878 niños de entre 9 y 10 años de edad que fueron reclutados a través de los sistemas escolares.

 

La cohorte se extiende por 21 centros de Estados Unidos, abarcando más del 20% de la población estadounidense de este grupo de edad, e incluye datos exhaustivos sobre el desarrollo infantil, incluyendo datos sobre la salud mental, social y emocional. La magnitud y amplitud de los datos recogidos en el estudio ABCD permitió al equipo de investigación controlar múltiples factores de confusión y diseccionar específicamente la asociación de los medicamentos para el TDAH con las tendencias suicidas.

 

Los investigadores descubrieron que los niños que manifestaban tendencias suicidas tenían más síntomas de externalización y eran más propensos a recibir medicación para el TDAH que los niños no suicidas. Sin embargo, entre los niños que mostraban comportamientos externalizantes significativos, los que tomaban medicamentos para el TDAH tenían menos probabilidades de suicidarse, lo que sugiere un papel moderador de los medicamentos para el TDAH en estos niños.

 

Para estudiar si este efecto perduraba, los investigadores analizaron los datos de las evaluaciones de seguimiento de un año de los participantes. Descubrieron que los niños con altos síntomas de externalización que fueron tratados con medicamentos para el TDAH al inicio del estudio tenían menos probabilidades de ser suicidas un año después. Los niños que no recibían medicamentos para el TDAH al inicio del estudio, pero que tenían síntomas de externalización elevados, tenían más probabilidades de tener ideas suicidas al año de seguimiento. "Dada la conexión entre el suicidio en la infancia y la mala salud mental en la edad adulta, estos hallazgos enfatizan la importancia de una mejor y más exhaustiva evaluación de los niños en edad escolar para los síntomas conductuales externalizantes --apunta Barzilay--. Estos síntomas son tratables, y abordarlos de forma temprana tiene el gran potencial de prevenir y mitigar graves problemas de salud mental más adelante en la vida"

 

 



Fuente periodística: Europa Press
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-64759

¿Eres psiquiatra o psicólog@?

Mantente informado y capta nuevos clientes.

Regístrate gratis en psiquiatria.com


Comentarios de los usuarios


Es de mucho sentido común lo contenido en este articulo, siendo muy probable que intervenciones farmacológicas y psicoterapeuticas dirigidas al afectado, a su entorno familiar y escolar, sean muy útiles en los niños con conductas externalizantes, en la prevención de morbilidades y problemas presentes y futuros como se indica. Esta intervención sería directa y eficaz sobre la actividad comportamental del afectado y su familia, pero valoro la ausencia de una intervención social mas global, ya que el sistema educativo y por ende el social no está adaptado para los comportamientos muy diferentes independientemente de su causa. Siendo en mi opinión muy perjudicial la respuesta social a estos tipos de comportamientos que provocan un afectación emocional muy negativa en las personas que lo padecen y sus familias. Pienso que casi toda las morbilidadess presente y futura vienen derivada de esta reacción social mas que de los síntomas propios de esta enfermedad, trastorno o diferencia, que espero sea transitoria o temporal hasta la adecuación y entendimiento de la sociedad a la misma. No solo del individuo, en este caso niño a la sociedad, que sería en mi opinión como invisibilizar la diferencia o "meternos de nuevo en el armario" hasta que los tiempos cambien y se pueda salir.

Jose Luis Frias Pulido
Médico - España
Fecha: 10/06/2021



PUBLICIDAD
Próximos Cursos Online
Apúntate ahora y obtén hasta un 50% de descuento en la mayoría de nuestros cursos.
La exploración psicológica a través del dibujo en la infancia y adolescencia

PRÓXIMOS EVENTOS EN Trastornos infantiles y de la adolescencia

PUBLICIDAD