PUBLICIDAD
Última actualización web: 17/08/2022

Relaciones interpersonales y espacios virtuales.

Autor/autores: Patricia Trujano Ruíz
Fecha Publicación: 01/03/2010
Área temática: Psicología general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Las relaciones interpersonales se encuentran en constante transformación en la cotidianidad del ser humano. Esta misma transformación puede resultar beneficiada por las nuevas aplicaciones tecnológicas que también dan apertura a espacios de índole personal antes sólo utilizados para realizar tareas laborales o escolares. Actualmente, gracias al incremento de los canales de chat en todo el mundo, así como a la proliferación de páginas consideradas redes sociales virtuales, se descubre un campo inimaginable de posibilidades shakesperianas, en donde día con día parejas de todo el planeta construyen y deconstruyen relaciones en algunos casos duraderas. Conocerse a través de una sala virtual (chat) o por medio de los llamados SMS vía bluetooth, está resultando más que una tendencia de moda, matizándose como un estilo relacional que probablemente caracterizará nuestro futuro, dada la propensión que ya existe entre los jóvenes y adultos de moverse en el espacio virtual. Este fenómeno genera un sinfín de preguntas en torno a la constitución de las relaciones de pareja dentro de los medios electrónicos, como ¿Qué se busca en las relaciones por Internet?. ¿Pretenden estas transformaciones tecnológicas sustituir los encuentros cara a cara?. Ciertamente, el quehacer psicológico debe prepararse para estas novedosas modalidades y sus múltiples implicaciones, pensando, por ejemplo, en que los involucrados puedan llegar a presentar cuadros no solo de adicción a Internet sino también de trastornos de personalidad o pérdida de identidad tras un rompimiento amoroso que impacta en el plano de lo real.

Palabras clave: Adicción a Internet, Chats, Constitución de la pareja virtual, Internet, Pérdida de identidad, Relaciones interpersonales, SMS


Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-935

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

RELACIONES INTERPERSONALES Y ESPACIOS VIRTUALES

Vania Tovilla Quesada; Patricia Trujano Ruíz; Jessica Dorantes Segura.
cecilyty@gmail. com
Relaciones interpersonales, constitución de la pareja virtual, Internet, Chats, SMS, adicción a
Internet, pérdida de identidad.

RESUMEN:
Las relaciones interpersonales se encuentran en constante transformación en la cotidianidad del ser
humano. Esta misma transformación puede resultar beneficiada por las nuevas aplicaciones
tecnológicas que también dan apertura a espacios de índole personal antes sólo utilizados para
realizar tareas laborales o escolares. Actualmente, gracias al incremento de los canales de chat en
todo el mundo, así como a la proliferación de páginas consideradas redes sociales virtuales, se
descubre un campo inimaginable de posibilidades shakesperianas, en donde día con día parejas de
todo el planeta construyen y deconstruyen relaciones en algunos casos duraderas. Conocerse a
través de una sala virtual (chat) o por medio de los llamados SMS vía bluetooth, está resultando
más que una tendencia de moda, matizándose como un estilo relacional que probablemente
caracterizará nuestro futuro, dada la propensión que ya existe entre los jóvenes y adultos de
moverse en el espacio virtual. Este fenómeno genera un sinfín de preguntas en torno a la
constitución de las relaciones de pareja dentro de los medios electrónicos, como ¿Qué se busca en
las relaciones por Internet? ¿Pretenden estas transformaciones tecnológicas sustituir los encuentros
cara a cara? Ciertamente, el quehacer psicológico debe prepararse para estas novedosas
modalidades y sus múltiples implicaciones, pensando, por ejemplo, en que los involucrados puedan
llegar a presentar cuadros no solo de adicción a Internet sino también de trastornos de personalidad
o pérdida de identidad tras un rompimiento amoroso que impacta en el plano de lo real.

INTRODUCCIÓN

El ser humano se encuentra en constante cambio, se muestra flexible ante las variables externas
que impactan en su labor cotidiana; las relaciones interpersonales son un aspecto esencial del ser,
ya que la mayoría de los individuos desean estar en contacto con sus iguales con la finalidad de
aprender y de subsistir en un mundo de constante transformación.

Ahora bien, las relaciones interpersonales han sido definidas por diversos autores como aquellos
contactos profundos o superficiales que existen entre las personas durante cualquier actividad donde
sea representado un contexto de participación social que depende directa o indirectamente de la
postura personal del individuo en cuestión; se sabe a su vez que las relaciones interpersonales
resultan hoy en día más que una habilidad, una competencia a desarrollar en la vida cotidiana. Si
considerásemos este tipo de conductas "habilidades", nos atreveríamos a afirmar que nacemos con
estos comportamientos, y que durante nuestra vida los debemos perfeccionar, más que aprender.
Sin embargo, la comunicación interpersonal resulta una competencia que se desarrolla como parte
de un trabajo colaborativo diario; lo cual implica una oportunidad de vida tanto para el individuo
como para las personas que le rodean en sus diferentes contextos de participación social.

Así, bien podríamos mencionar que cada uno de los contextos que involucran el quehacer cotidiano
del ser humano se encuentran matizándose por una serie de cambios acelerados donde pareciera
que dicha comunicación es despersonalizada y ambigua; sin embargo, la dimensión interpersonal es
un factor común en los múltiples modelos de madurez psico-social del individuo, donde se destaca el
término "empatía". Ya durante mucho tiempo Allport establecía distintos criterios de madurez
personal en las relaciones emocionales con otras personas, tal es el caso de la auto-objetivación
constituida por el conocimiento de sí mismo (Zácares y Serra, 1998).

Dentro de la amplia gama de características de la comunicación interpersonal encontramos aquellas
que hacen una referencia tangible al modo de relacionarse, tales como la comunicación como el
medio ideal y necesario para el bienestar psicológico, la comunicación como una necesidad humana,
la comunicación como un medio y un fin para satisfacer las necesidades individuales, etcétera.

De tal manera que estas características pueden ser útiles para concluir que las relaciones
interpersonales son un aspecto básico de la vida del hombre, y que funcionan como instrumento
para alcanzar ciertos objetivos; cabe resaltar que en la actualidad, estos mismos objetivos motores
de la comunicación interpersonal cara a cara comienzan a sufrir una metamorfosis muy interesante
sobre el tema de las relaciones interpersonales, metamorfosis que da cabida a nuevas realidades
virtuales, que conglomeran parejas alrededor del globo terráqueo donde el protagonista es la red
mundial también denominada Internet (Aguirre, 2001).

Como toda metamorfosis, Internet ha inyectado en los usuarios de esta herramienta tecnológica un
nuevo panorama de concebir las relaciones de pareja. Cabe resaltar que incluso Internet en sí
mismo ha tenido que evolucionar, a tal grado que los tablones generados al principio de los años 80
resultaron ineficaces para alojar las conversaciones de los primeros usuarios de los canales de charla
(chat); estos primeros prototipos se ramificaron en una particular red de canales creados en su
inicio como foros de discusión laboral, de informática y programación.

Existía entonces en aquellos inicios un inestable grado de interactividad de los usuarios de los
primeros foros, propiciados por las interfases austeras y las conexiones precarias, que daban al
usuario una pobre sensación de realidad; sin embargo, es así como se comenzó a gestar lo que hoy
en día se denominan "redes sociales", mismas que actualmente siguen dando pasos agigantados
para modernizarse. Baste mirar la historia de páginas como match. com, Facebook y hi5, que se
encuentran en plena batalla por adherir más usuarios dentro de sus servicios.

Es así como los años noventa dan a luz los canales de chat modernos, que día con día ganaban más
adeptos en sus filas, dando paso a los canales ICR (Internet Relay Chat) que hasta el día de hoy
aglutinan bajo sus conexiones una infinidad de salas para el deleite de cada uno de los gustos de los
usuarios. Se puede mencionar que dentro de esta diversidad existen canales específicos de tertulia,
entretenimiento, locura e incluso de filias como son el proxenetismo y la pederastia, un lado menos
amable del uso de Internet.

Iniciando el siglo XXI, las salas de chat crecían a pasos agigantados a la par de las redes sociales de
encuentros ocasionales y no tan ocasionales, sino más bien duraderos, donde circulaban historias de
amores distantes separados por una infinidad de millas en extensión territorial, historias que
culminaban rara vez con finales felices como los cuentos de hadas. A partir de este nuevo Internet,
se establecía en occidente una manera no sólo de intercambio con la finalidad de agilizar trámites
empresariales o laborales (networking), sino que se posicionaban como una herramienta de ocio
(Guinalíu, 2003).

Así pues, aquello que se constituyó como un cambio para mejorar las relaciones laborales, supone
hoy en día una transformación en la estructura personal de los usuarios de Internet sobre el estilo
de socialización. Esta nueva estructura acuna la existencia de una simbiosis entre los cambios
acelerados de la tecnología y el modo de comunicarse con los otros.

Bajo esta insignia de posmodernidad, existe una nueva generación de jóvenes y adultos sumergidos
dentro de los beneficios de Internet; estas nuevas cybergeneraciones crean sus propios lenguajes,
sus propios espacios personalizados, donde los iconos, el Messenger, las Webcams y las video

conferencias desempeñan un papel crucial para el establecimiento de relaciones afectivas por medio
de Internet; por tal motivo el objetivo de este trabajo es la realización de una reflexión crítica y
constructiva de estas nuevas maneras de relacionarse socio-afectivamente en un mundo virtual que
de ninguna manera significa que no sea real.

CONSTITUCIÓN DE LA PAREJA VIRTUAL

Como hemos observado, las herramientas y las aplicaciones del Internet se van refinando, lo cual
permite que este instrumento gane más adeptos dada la facilidad de su utilización; así pues, gracias
a esta facilidad se han ido gestando numerosas redes sociales de manera virtual. La mayoría de
ellas forman sitios web mundiales en los que se puede interactuar dentro de ambientes agradables
con el resto del mundo.

Dentro de las aplicaciones más populares se pueden destacar aquellas que han llegado
estadísticamente a los niveles más altos (Facebook, hi5, myspace, etcétera) sea por preferencia de
uso o por simpatía dada la postura personal del individuo; estas páginas de redes sociales se
transforman en la actualidad respecto a la comunicación social, siendo entonces uno de los pilares
esenciales de este nuevo escenario socializador. Dentro de estos escenarios podemos identificar
páginas como Facebook (www. facebook. com), MySpace (www. myspace. com) y Hi5 (www. hi5. com),
páginas que son utilizadas tanto por parte de adolescentes como por personas maduras; aunque
cabe resaltar que los primeros, es decir, los adolescentes, constituyen en los ecosistemas virtuales
el grupo social mayoritario por excelencia. A raíz de la proliferación de este tipo de páginas,
podemos encontrar una infinidad de clónicos, donde el intercambio de culturas e ideologías
constituyen la base fundamental de la comunicación online.

La facilidad de interactuar en estos espacios, sumado al ambiente generado, y el hecho de incluir un
perfil público o privado para poder personalizar a gusto como si se tratase de una habitación, hace
que el impacto de las redes sociales sea mucho más rotundo, ya que permite al usuario expresar su
individualidad o crear una nueva personalidad donde no existen reglas fijas, lo que hace posible el
éxito de las comunidades Web y del incremento de parejas virtuales.

A este respecto, Witte (2009) afirma que en los próximos años Internet se constituirá como el medio
principal para encontrar un compañero o pareja sentimental; asimismo, comenta que la probabilidad
de que las relaciones virtuales sean más eficaces y duraderas reside en el hecho de que este tipo de
parejas rescatan el ideal del amor dadas las pocas probabilidades de éxito que existen; es decir, los
participantes de las relaciones virtuales cuentan con esa ilusión del amor romántico-literario que en
el plano real parece que se ha ido perdiendo.

Dentro de esa misma línea de investigación, algunas páginas dentro de la red han aprovechado los
estudios de Witte (2009) para promover foros y chats con respecto a la constitución de la pareja
virtual en sitios como Moderador. com, con la finalidad de llevar un estadístico sobre el incremento
de parejas virtuales en Internet y sus probabilidades de éxito.

Por otro lado, Cabrera (2008; en Gómez, 2009) menciona a su vez que la virtualización es una
condición cultural que no se puede eludir, y por tal motivo da apertura a perspectivas insólitas, dado
que por lo general existe una tendencia en la que se piensa que las relaciones virtuales son de tipo
superficial o que carecen de los elementos esenciales característicos de vínculos interpersonales
tales como el contacto físico. Sin embargo, Cabrera (op. cit. ) afirma que dentro de la constitución de
la pareja virtual el diálogo es un componente importante para el mantenimiento de la misma, lo cual
provoca que este nuevo tipo de parejas comiencen a redefinir o a reconstruir un nuevo modo de
relacionarse de manera novedosa y diversa, a partir de componentes esenciales en el acaecer de la
psicología, donde conceptos como "comunicación", "confianza" y "respeto" vuelven a posicionarse
como el elemento primario para la estabilidad de la pareja.

La incorporación de esta nueva cultura informática permite analizar los diferentes tipos de vínculos
que un usuario puede establecer con un ordenador (PC, computadora). A este respecto Turkle
(2008) diferencia tres tipos de modalidades para relacionarse virtualmente, las cuales son
catalogadas de la siguiente manera: como herramientas laborales, como fuga del mundo a través de
un monitor, e Internet como espejo existencial; esta última clasificación hace referencia
principalmente a ese nuevo tipo de relaciones interpersonales por Internet y por tal motivo
profundizaremos en él.

INTERNET COMO ESPEJO EXISTENCIAL

A medida que Internet incrementa su alcance a diferentes estratos sociales, se comienza a tejer una
ciudad "virtual" que cohabita paralelamente con la ciudad física; este incremento redefine el espacio
y la identidad personal, así como la propia subjetividad. Las dimensiones fundamentales de la vida
humana espacio y tiempo, han afectado la manera de construir la cotidianidad; sin embargo, en el
mundo virtual el tiempo es relativo y el espacio subjetivo.

Ahora bien, una de las características de la cultura de esta sociedad de la información virtual es que
las redes sociales virtuales se desprenden de los ámbitos de interacción local, lo cual plantea una
reinterpretación sobre los límites territoriales, inexistentes en el caso del mundo virtual, ya que
proporcionan inmediatez y a su vez permiten mezclar los tiempos de uso de Internet a partir de las
necesidades e intereses individuales (Castells, 1999).

Es entonces a través de la vida virtual donde los individuos, sin importar etnia, país, credo, o
condición social, exploran comunidades, naciones y nuevas relaciones virtuales, gracias a los
recursos tecnológicos que influyen en su cotidianidad. De esta manera, el espejo existencial de la
sociedad red significa un cambio cualitativo en la experiencia humana (Castells, 1999), que mezcla a
la globalización de actividades económicas con una cultura de la virtualidad real, en la cual los
actores sociales deben construir la subjetividad y la identidad en un contexto marcado por relaciones
interpersonales diferentes, y en donde la ausencia física del otro es usual.

Sin embargo, y acercándose un poco más a las nuevas tecnologías y a su desarrollo, podemos
mencionar otro adelanto que en la actualidad se utiliza para comenzar a relacionarse con los otros
en un espacio más real y menos virtual, y en donde la ausencia del otro es relativa; nos referimos
específicamente al uso de los SMS vía Bluetooth (herramienta industrial para redes inalámbricas en
áreas personales denominadas WPANs, que permiten la transmisión de datos en áreas pequeñas),
para los cuales resulta indispensable contar con una conexión a Internet a través de un móvil o
celular; y que están siendo utilizados por jóvenes y adultos como un medio para conocer personas
que después de un tiempo conforman parejas. Al uso del Bluetooth con fines interpersonales
(Bluejacking) e incluso sexuales (Toothing), por sus particularidades, nos referimos enseguida.

DE LAS RELACIONES VIRTUALES AL "BLUEJACKING" y "TOOTHING"

Grandes y pequeñas ciudades se han visto invadidas por inquilinos tecnológicos, dentro de los
cuales podemos contar no sólo a Internet, sino a su pariente más cercano: el móvil o celular. Este
aparato tecnológico permite estar en contacto en casi cualquier parte del mundo, y se puede definir
como un dispositivo o herramienta electrónica para telecomunicaciones personales a distancia.
Dentro de la comunicación móvil existen a su vez aditamentos tecnológicos que le permiten al ser
humano facilitar su quehacer cotidiano; nos referimos principalmente a los SMS (Short Messages
Standard, envío de mensajes de texto) y el Bluetooth (sistema de conexión inalámbrica de escaso
alcance, unos 10 metros), ambos con cualidades extraordinarias para facilitar el envío y recepción
de datos e imágenes en cualquier lugar.

Como

podemos

observar,

las

nuevas

tecnologías

de

la información

(TCI)

se

modifican

constantemente, y el ser humano no está exento de este proceso de aceleración histórica. Los
permanentes cambios en materia tecnológica, así como los nuevos modelos de software
(programas) o hardware (herramientas físicas), permiten posicionar a estas herramientas como de
enorme utilidad para el ámbito de la comunicación, ya que algunos jóvenes y adultos están
-611º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

RELACIONES INTERPERSONALES Y ESPACIOS VIRTUALES

utilizando estos aparatos para conocer gente e incluso filtrear en espacios cerrados por medio del
Bluetooth (Fitzgerald, 2009).

Tal es el caso del término conocido como Bluejacking, que es una técnica que consiste en enviar
mensajes no solicitados entre móviles o celulares que cuenten con conexión Bluetooth, aunque
podemos mencionar que este tipo de tecnología es en realidad de alcance limitado, pero resulta
ideal para enviar mensajes que pueden resultar una broma graciosa para el usuario que los recibe,
o por el contrario, una ofensa difícil de contestar, dado que el Bluejacking tiene la ventaja de ser
casi completamente anónimo.
En resumen, esta práctica se está convirtiendo en una moda entre muchos adolescentes, puesto
que lo único que tienen que hacer es "activar" el Bluetooth y crear un nuevo contacto en la agenda
de direcciones. En el campo del nombre escriben el mensaje que desean enviar. A su vez, el
teléfono busca entonces otras terminales o dispositivos, equipados con esta tecnología, que estén
en su radio de acción, unos 10 metros, y enviarlo (Becker, 2007). Por otro lado, muchos jóvenes
comienzan a utilizar esta práctica con fines sentimentales, es decir, para anotar mensajes donde se
cita a la persona que les ha gustado en el metro o el centro comercial (ya que para practicarlo se
necesita estar en un lugar concurrido), asimismo, para realizar el Bluejacking es necesario contar
con un conocimiento básico sobre el tipo de modelos de celular, ya que en algunas ocasiones el
Bluejacking es aleatorio y se puede enviar el mensaje a una persona no deseada.
Pero esta modalidad también ha evolucionado: en el año 2008 un cibernauta creó el término
Toothing como parte de una broma virtual (hoax). Según la definición, Toothing es "una forma de
sexo anónimo con extraños mediante textos cortos, normalmente en ciertas modalidades de
transporte o áreas cerradas, tales como una conferencia o seminario, en donde se intercambian
mensajes hasta que se acuerda un lugar apropiado, sea un lavabo público, o vagones vacíos del
servicio de transporte". Este término refleja la evolución del Bluejacking, pero a diferencia de éste,
es utilizado como un método para conseguir relaciones sexuales de tipo casual (Becker, 2007).
Ahora bien, como ya se mencionaba, el Toothing nace como una especie de broma virtual que poco
a poco ha ido ganando adeptos en los foros, blogs y chats de las carreteras virtuales, adeptos que
en algunos casos utilizan al Toothing como un medio para violentar al otro en vez de construir una
"amistad con un desconocido", utilizando palabras de alto contenido sexual que para algunas
personas pueden resultar insultantes.
Si bien el fenómeno apenas está cobrando impacto entre los jóvenes, se espera que este tipo de
prácticas causen reacciones negativas en la sociedad posmoderna, el temor al acoso, a la invasión
de la privacidad, al robo de datos y agendas personales y otros riesgos que se corren por el uso y
abuso de las nuevas tecnologías; sin embargo, se espera que las relaciones interpersonales y la
-711º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

RELACIONES INTERPERSONALES Y ESPACIOS VIRTUALES

manera de construir y conocer parejas sea transformada por una más tecnológica y menos
personal, donde sólo baste un mensaje SMS vía Bluetooth para invitar a salir a una chica o chico
con la finalidad de realizar "citas a ciegas".
Así es como en la última década, los nuevos recursos tecnológicos van incorporando nuevas
herramientas que modifican las prácticas sociales y el espacio que supera el enclave geográfico;
dichos aditamentos tecnológicos transforman, como se ha observado, las prácticas y relaciones
interpersonales. En algunos casos las tornan más intimistas o más impersonales, todo depende del
usuario. En cuanto a los aspectos de incorporación de las nuevas tecnologías en el quehacer
cotidiano del ser humano, habrá que reprogramarse y aprender a interactuar mutuamente con
ellas, con la finalidad de evitar otro tipo de dificultades como la presencia de cuadros de adicción a
Internet.

DEL AMOR VIRTUAL A LA ADICCIÓN.

Se dice que el hombre sólo existe en la sociedad y por la sociedad. Lo que mantiene unida a la
sociedad es la institución, que en sentido amplio es definida como el conjunto de "normas,
valores, lenguajes, herramientas, procedimientos y métodos de hacer frente a las cosas y de
hacer las cosas" (Castoriadis, 1994). Sin embargo, esa sociedad en la actualidad se está
transformando por una institución social que no tiene necesariamente las mismas características
de la sociedad normalizada, nos referimos principalmente a la nueva sociedad virtual que crea
dentro de sí misma historias de amores y desencantos, donde muchas de estas historias
convierten al "amor" en un tema más que romántico de fantasía, y en el peor de los casos, de
adicción.
Internet ha cambiado el modo de vida de muchos usuarios, pues se ha convertido en mucho más
que una fuente de entretenimiento y comunicación, pues ha transformado los hábitos de algunas
personas que van creando historias de vida o vida en sus historias cotidianas. Un ejemplo del
modo en el que se modifican los hábitos es la dependencia que se puede generar a los diferentes
recursos que ofrece el Internet, mismos que pueden repercutir en diversos ámbitos del quehacer
humano, tales como la vida familiar, escolar y de pareja, sin olvidar que también puede existir
disminución laboral.
Autores como González (2008; en Mejía, 2009) mencionan que la mayoría de las personas que
comienzan una relación de tipo virtual tienen un alto grado de dificultades para establecer
relaciones interpersonales, sobre todo de tipo emocional y sexual, y por lo tanto no resulta extraño
que los recursos más utilizados por los usuarios de Internet sean las páginas de contenido
pornográfico y las salas de chats. De esta manera, una relación amorosa por medio de Internet
-811º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

RELACIONES INTERPERSONALES Y ESPACIOS VIRTUALES

satisface a aquellas personas que no sólo buscan relacionarse sexualmente, sino también
emocionalmente; sin embargo, uno de los riesgos latentes del amor por Internet es el hecho de
satisfacer ilusoriamente la necesidad de interactuar, pero de una manera solitaria. En estos casos,
la presencia de la adicción está acompañada de "el otro" o "los otros" con quienes se conecta el
adicto que son personas que existen, pero funcionan como imaginarios, o individuos a los que el
adicto comienza a atribuirles características que en realidad no poseen.
De tal manera que cuando se presenta la ruptura de la pareja virtual, el adicto a Internet puede
llegar a sufrir un cuadro de indefensión y duelo en el plano de lo real. Sin embargo, el componente
esencial para la presencia de la adicción a Internet podría residir en la fantasía que hasta cierto
punto exige una vinculación que no permite la satisfacción adecuada de todas las necesidades
afectivas y sexuales de los individuos, a diferencia de cuando se conocen cara a cara.
Las relaciones de pareja virtuales pueden desencadenar una adicción a Internet, donde el usuario
sólo piensa en estar conectado con el "objeto de su amor" o "pareja virtual", evadiendo
compromisos adquiridos en cualquiera de sus esferas de participación social, sintiendo depresión o
vacío ante la ausencia de la conexión, incapacidad para controlar el tiempo que se está frente a la
computadora, etcétera. Existen de esta manera relaciones patológicas vía Internet que se prestan a
la fantasía para el adicto.
En algunos casos pueden existir relaciones disfuncionales con el amante electrónico donde se
reproducen, en general, los problemas de parejas no virtuales. Por otro lado, el grado de la
adicción e idealización de la relación sentimental lograda por Internet es directamente proporcional
a la depresión, ansiedad y enojo posteriores al corte de la relación, lo cual significa para muchos
usuarios con parejas virtuales una pérdida de identidad que se ve reflejada en su cotidianidad;
cabe resaltar que en Internet uno mismo puede crear una identidad amorosa mucho más
satisfactoria que en el plano de lo real.
Es así que esta herramienta es capaz de crear ambientes no sólo de satisfacción personal, de
imaginación, de perversión o maldad; no tratamos de decir que todos los casos de parejas virtuales
resulten un total fracaso, sean todas ilusorias, o que no se puedan llegar a construir en el plano de
lo real; simplemente se intenta mostrar las dificultades más tangibles que pueden surgir en un
ambiente como lo es Internet, que no es bueno o malo en sí, sino que depende de los fines para los
que sea utilizado.

-911º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

RELACIONES INTERPERSONALES Y ESPACIOS VIRTUALES

CONCLUSIONES

El incremento acelerado de las relaciones interpersonales y de las comunidades virtuales a través de
Internet está posibilitando nuevas modalidades de interacción social; sin embargo, Internet también
comienza a fomentar un movimiento donde la pérdida de las relaciones tradicionales (cara a cara)
resulta inminente. Es así que las relaciones virtuales parecieran quedarse en el plano más básico
donde no existe una necesidad tangible de estar frente a frente; se podría considerar más bien una
necesidad casi hedonista, que aparentemente tiene poca referencia al ámbito de trascendencia del
desarrollo del individuo.

De esta manera, Internet está modificando el importante papel de la subjetividad personal que se
puede ver reflejado en el incremento de parejas virtuales; sin embargo, cabe resaltar que es
importante actuar con cierta cautela y responsabilidad en la red, y mantener sobre todo los valores
y principios basados en el respeto y la equidad, tan difíciles de encontrar en nuestra sociedad actual.
Esto nos permitirá aprovechar al máximo estos espacios virtuales y al mismo tiempo, transmitir a
las nuevas generaciones herramientas para la prevención de los diferentes tipos de violencia que
circulan por Internet, o del trastorno adictivo que el Internet pueda llegar a generar.
Por otro lado, como psicólogos es importante considerar el hecho de que la búsqueda de relaciones
amorosas en la red puede deberse en parte a que la capacidad de imaginación de los individuos
concibe fantasías que llenan de ilusión y deseo a las personas, a la vez que pueden convertirse en
el amor ideal que en innumerables casos llena el vacío de la soledad. Pero al mismo tiempo, y dado
que se está interactuado a través de una máquina, es frecuente eliminar las inhibiciones y dejar
aflorar sin máscaras las más bellas o perversas intenciones. Las particularidades de cada caso nos
dirán a los profesionales de la salud las ventajas, desventajas, costos y beneficios en los
implicados.
El reflejo tangible de esta nueva realidad presenta retos importantes y aún deja un largo camino por
recorrer, dado que las relaciones interpersonales virtuales generan no sólo aspectos positivos en
esta nueva era de conformación de la pareja, sino que también presentan aspectos negativos a los
cuales se les debe prestar una atención especializada, sobre todo a aquellas relaciones virtuales que
requieren de un análisis mucho más complejo y pausado, en donde se evite concluir de manera
apresurada que las relaciones de pareja virtual no pueden culminar con éxito o que todas ellas
desencadenan problemas de personalidad o adicciones a algún tipo de herramienta tecnológica
(Gómez , 2002), pues es innegable que para muchas personas es una vía de satisfacción y
realización personal.

Internet permite interactuar prácticamente en todas las formas concebibles, con la excepción de
aquellas que aluden específicamente a la interacción física inmediata; no sólo nos referimos a los
-1011º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

RELACIONES INTERPERSONALES Y ESPACIOS VIRTUALES

aspectos sexuales o eróticos, según el momento que atraviesa el andar de las parejas virtuales, más
bien aludimos a elementos esenciales de la comunicación interpersonal tales como: estrecharse la
mano, darse unas palmadas en el brazo o en el hombro, hacer cosquillas, besar, acariciar, abrazar o
cualquier manera de tocar afectuosamente con el fin de demostrar el cariño por su igual (Silveira,
2003). Esta clase de carencias físicas e interpersonales representan a su vez un cambio radical en la
tipología de los espacios sociales en la virtualidad, y por lo tanto, una resignificación de diversas
disciplinas inmersas en las temáticas de las sociedades virtuales (Navarro, 1997). De este modo
pareciera que esta virtualización y modificación de la condición cultural; es decir el espejo
existencial, esta enmarcada meramente en las emociones y contadas veces aterrizada en el plano
real.

Es un nuevo tiempo en el quehacer de la psiquiatría y la psicología en general, quizás debamos
como

disciplinas

cercanas

sumergirnos

más

analítica

y

reflexivamente

en

estas

nuevas

transformaciones hasta dar con las posibles respuestas para la prevención de los diferentes tipos de
patologías que se llegan a presentar en Internet; desde la constitución y auxilio de la pareja virtual,
hasta el Cyberbullyng o la adicción a Internet.

Referencias.

Aguirre J. Nuevas fronteras y escenarios culturales en la Sociedad de la Información. Espéculo,
[Revista de estudios literarios, U. C. M ] 2001 Mar [citado 10 de Abril del 2008 ] Disponible en: URL:
http://www. ucm. es/info/especulo/numero18/fron_cul. html

Becker A.

Bluetooth Security & Hacks. 2007[citado 8 Oct 2008 ] Disponible en : URL:

http://gsyc. es/~anto/ubicuos2/bluetooth_securi ty_and_hacks. pdf

Castells, M. La era de la Información: Vol. 1: La sociedad red. Alianza Editorial. España. 1999
Castoriadis, C. Una sociedad a la deriva. Archipiélago nº 17. 1994.

Fitzgerald, W.

Exposing the Potential to Invade Privacy with Bluetooth Enabled Devices.

2009

[citado 20 Jun 2008] Disponible en: URL: http://www. williamfitzgerald. net/publications/white
papers/ExposingthePotentialtoInvadePrivacywithBluetoothEnabledDevices. pdf

Gómez, J. Relaciones Virtuales. Revista Actualidad. 2009 Feb. p. 8 (7)

-1111º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

RELACIONES INTERPERSONALES Y ESPACIOS VIRTUALES

Gómez E. Los chats: pros y contras de las relaciones virtuales. psicología Práctica Editorial Globus,
Nº 41, pp. 46-49. 2002.

Guinalíu, M . La Comunidad Virtual. [en línea] 5campus. org, Sistemas Informativos Contables. 2003
En: URL: http://www. ciberconta. u nizar. es/leccion/comunidades [Citado Febrero 2009]

Mejia R. Adictos a Internet presos de sus fantasías. 2009 [citado 6 Febrero 2009] Disponible en :
URL: http://www. saludymedici nas. com. mx/nota. asp?id=2203

Navarro, P. Internet como dispositivo de interacción virtual. 1997 Feb. [citado 22 de Noviembre del
2009

]

Disponible

en:

URL:

http://www. netcom. es/pnavarro/Publicaciones/InternetDispoInteracVirtua. html

Silveira, M. Contacto muy saludable. Magazine, La Razón, 23 de Marzo, p. 82. 2003.
Turkle, S. La vida en la pantalla. 4 edición. Paidós. España. 2008
Witte, E (2009) Internet in Everyday Life, Espacios. 2009 Nov: 2 (30).
Zacarés, J. y Serra, E. La madurez personal: perspectivas desde la psicología. Madrid: Pirámide.
1998.

-1211º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar