PUBLICIDAD-

Reflexiones sobre la relación de calidad entre padres y tutores en el primer año de escolarización.

Autor/autores: Elena Rodriguez
Fecha Publicación: 01/01/2003
Área temática: Infantiles y de la adolescencia, Trastornos infantiles y de la adolescencia .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

El objetivo de esta comunicación es reflexionar sobre las relaciones de calidad entre profesores, padres y tutores. La integración durante el primer año de escolarización reúne unas características específicas que debemos tener en cuenta para lograr la satisfacción de familias y docentes.

Realizamos un análisis de los pasos y procedimientos que se siguen en el inicio de la escolarización obligatoria y nos paramos a reflexionar en algunos indicadores que pueden mejorar la calidad de la integración.

Palabras clave: Calidad, Familia, Integración, Profesores


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2231

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Reflexiones sobre la relación de calidad entre padres y tutores en el primer año de escolarización.

Elena Rodriguez.

Miembro del Equipo de Investigación de la Fundación síndrome de Down de Madrid

PALABRAS CLAVE: Profesores, Calidad, Integración, Familia.

[4/2/2003]


El objetivo de esta comunicación es reflexionar sobre las relaciones de calidad entre profesores, padres y tutores. La integración durante el primer año de escolarización reúne unas características específicas que debemos tener en cuenta para lograr la satisfacción de familias y docentes. Realizamos un análisis de los pasos y procedimientos que se siguen en el inicio de la escolarización obligatoria y nos paramos a reflexionar en algunos indicadores que pueden mejorar la calidad de la integración.

 


La tendencia en Educación durante los últimos años ha sido escolarizar al alumnado con Necesidades Educativas Especiales preferentemente ocupando plaza de integración en Centros de Educación Ordinaria. Aún con mucha polémica y múltiples dudas cada vez son menos los que cuestionan las innumerables ventajas de este tipo de escolarización tanto para los “especiales” como para los no “especiales”.

La tendencia actual va un paso más allá; cada vez los niños tienen plaza en colegios públicos o concertados de integración con menor edad; para no perder la plaza en el Centro de Educación Ordinaria al que quieren asistir nos encontramos con niños de 3 y 4 años que no asisten a Escuelas infantiles, donde todo el funcionamiento está mucho más ligado a las necesidades particulares de cada niño, y donde el diseño de las actividades, el desarrollo de habilidades de autonomía personal, y el desarrollo socioafectivo del niño están guiados mucho más de cerca ya que las escuelas cuentan con unas instalaciones más apropiadas y con más personal auxiliar especializado.

Esta nueva tendencia nos lleva a plantearnos cómo mejorar la calidad de la integración de un niño con NEE en un centro escolar, sobre todo en los primeros años. Nos cuestionamos cuáles pueden ser las claves que favorecen que unos padres se sientan a gusto con el trato que su hijo recibe, qué hace que un profesor sienta que hay una buena relación con la familia, en definitiva, qué hace que un niño “sea feliz “ en un Centro. En mi opinión la clave radica en que haya un flujo de información continuo entre padres y tutores en el que se comuniquen sensaciones, sentimientos e incluso dudas y temores.

 

Pasemos a hacer una análisis de los pasos que se dan en el momento de escolarizar a un hijo. Normalmente los criterios que rigen la elección del Centro, no son tanto la cercanía (es curioso como estos padres a menudo están dispuestos a realizar trayectos de hasta una hora en coche o ruta por llevar a sus hijos al mejor Centro) sino las referencias que los padres tienen de cómo han encajado otros niños con NEE. Dichas referencias suelen llegar a través de conocidos o profesionales del campo educativo, pero en muchas ocasiones, sobre todo en el caso de los colegios públicos, no va acompañado de una primera entrevista de contacto con la dirección del centro y con el equipo de orientación, una visita a las instalaciones para que el futuro alumno lo vaya conociendo; en definitiva, una toma de contacto en la que se ajusten las expectativas de padres y profesionales con respecto al futuro alumno y una información básica de cuáles son los objetivos que piensan que se deben trabajar en el primer curso.

Y empieza la preparación del material . . . . lo habitual es que todos los padres reciban un correo en el que se indica que material deben llevar sus hijos para el curso escolar que empiezan, pero es extremadamente frecuente que esto no ocurra en el caso de los alumnos con NEE; En estos casos suelen decirles que a lo largo del primer mes se les facilitará esta información, una vez que ya conozcan al alumno mejor; esto supone que desde un principio los padres ya se sienten apartados y ven cómo su hijo va al colegio sin el material básico de trabajo porque aún no conocen sus necesidades, Yo pienso que se facilitaría muchísimo la integración del alumno en el centro si en las entrevistas previas al inicio del curso el equipo de orientación puede definir una línea base de trabajo y de material a utilizar para el primer mes o trimestre. Esto evitaría el desamparo en el que la familia se encuentra, independientemente de que con en transcurso del curso y conociendo ya mejor al alumno se reorganicen los objetivos y se proponga entonces el material de los siguientes trimestres.

Mi experiencia profesional a lo largo de estos últimos años me ha llevado a considerar que es fundamental para la buena integración de un niño, sobre todo si tiene NEE, que exista una relación de calidad entre padres y tutores, con un intercambio frecuente de preocupaciones. Considero que el grado de satisfacción de los padres aumenta notablemente si tienen información por parte del tutor de cómo se está integrando su hijo en clase, en el recreo y en el comedor, y de qué estrategias educativas están llevando a cabo los profesores, auxiliares y compañeros para ayudarle a integrarse con mayor éxito. Es importantísimo que los padres puedan conocer estas cuestiones, opinar sobre ellas e intercambien estrategias con los educadores de sus hijos.

Considero por tanto que un buen tutor debe ser capaz de informar frecuentamente a los padres sobre el desarrollo de su hijo, intercambiar opiniones con ellos y ser capaz de exigir respeto por sus decisiones al mismo tiempo que respetar él las decisiones de los padres, aunque no siempre estén ambos de acuerdo en todas.

Los padres han de tener en cuenta que pueden facilitar mucho la tarea del tutor si cuentan como comparten con su hijo los ratos de ocio e informan sobre sus gustos, ya que esto facilitará el uso de estrategias motivadoras.

 

 

También suele ser muy enriquecedor que se dejen asesorar por los profesores acerca de cómo trabajar con su hijo habilidades de autonomía; son muchos los casos en los que les protege demasiado en casa y no se les exigen determinadas actividades que en el colegio llevan a la práctica con mayor autonomía, como por ejemplo el comer solos, quitarse y ponerse jersey y chandal, aseo personal en el cuarto de baño. . . todas estos son objetivos que en los centros se suelen exigir de manera más disciplinada y en los que es de gran ayuda que todos sus compañeros de clase les sirvan como modelo.

Por último quiero hacer referencia a la necesidad de coordinar el trabajo más académico que se lleva a cabo con el alumno en casa, en el colegio, y por supuesto también con otros profesionales que intervengan en el apoyo escolar del alumno fuera del centro (centros de estimulación temprana, profesores de lecto-escritura. . . ) El que todos los profesionales que están implicados con el niño se coordinen entre ellos y con la familia aumenta de manera de manera muy positiva el rendimiento académico del alumno, y sobre todo, el que él se sienta mejor comprendido y exigido de acuerdo a sus posibilidades, y todo esto favorecerá el que asista al centro más contento y motivado.

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!