PUBLICIDAD-


Agresividad conductual


Definición: Aquella que tiene como resultado el daño físico.


Términos relacionados:

Agresividad

La palabra agresividad viene del latín aggredio que significa ir contra otro. Entendemos por conductas agresivas aquellas que tienen como propósito causar daño a otra persona. Aunque la agresividad va con frecuencia acompañada de agitación psicomotriz, no debe confundirse con ella.

Agresividad instrumental

Sinónimo: agresividad proactiva.

No se produce como reacción a un estímulo sino que tiene como finalidad alcanzar una serie de reforzadores (dinero, posición social, etc.).

Agresividad interespecifica

Es la agresividad de una especie contra otra. Agresividad intraespecifica

Agresividad reactiva

Sinónimo: agresividad irritable.

Es aquella que se produce como reacción a un estimulo aversivo, como puede ser un insulto.

Agresividad verbal

Sinónimo: hostilidad. Aquella que no tiene como resultado el daño físico.

agresividad

Información

Sinónimo: síndrome de estar quemado, agotamiento nervioso, Tomás (enfermedad de). Síndrome frecuente en profesionales de la medicina, enfermería y enseñanza. Caracterizado por la ausencia de alicientes en el trabajo, el desencanto, deterioro en la calidad del trato con el paciente o alumno, descenso en el rendimiento en el trabajo, absentismo laboral, etc. Está producido por la falta de expectativas laborales, el aumento de la presión en el trabajo,la rutina, la burocratización, la indefinición de roles, etc.

El término "Burnout" no existe en español, ni hay ninguno que pueda sustituirle. Se trata de una palabra que se utilizaba frecuentemente por los deportistas, para describir una situación en la que, en contra de las expectativas favorables, un atleta no lograba obtener los resultados esperados por más que se hubiera preparado y esforzado para conseguirlos. La traducción al castellano podría significar algo así como "estar quemado".

En el contexto de la medicina, fue utilizado por primera vez en 1974 por Herbert Freudeberger, un psiquiatra que trabajaba como asistente voluntario en una clínica para toxicómanos de Nueva York, y que debía ser muy buen observador, ya que se percató de que sus compañeros de trabajo, la mayoría jóvenes idealistas, repetían con mucha frecuencia el mismo proceso. Al principio llegaban llenos de ilusión, con ganas de cambiar el mundo en forma de entregarse a los demás de una forma altruista. Sin 3 embargo, poco a poco, esas ilusiones se iban perdiendo al contacto con la realidad del mundo de la droga y, aproximadamente al año, un porcentaje importante de ellos tenían trastornos emocionales. Se sentían tristes y con otros síntomas de cansancio emocional. Además mostraban conductas poco comprensivas hacia los pacientes y, en algunos casos, mostraban distintos grados de hostilidad hacia ellos, a los que tendían a culpar de su estado. Eligió el nombre de burnout –el mismo que utilizaban para referirse a los efectos del consumo crónico de drogas sobre sus pacientes- para definir un estado de fatiga o de frustración que se produce por la dedicación a una causa, forma de vida o de relación que no produce el esperado refuerzo Creía que las personas idealistas, optimistas e ingenuas y que se entregaban en exceso al trabajo para conseguir “una buena opinión de sí mismos” tenían más riesgo de desarrollarlo. Este tipo de características podían producir una alta motivación y compromiso profesional al principio, pero también una pérdida posterior de los elevados y costosos ideales en forma de mal rendimiento laboral, baja autoestima, diversos tipos de perturbación emocional y un aislamiento en las relaciones. Lo fundamental sería un trastorno adaptativo por desgaste y agotamiento de los recursos psicológicos para el afrontamiento de las demandas del trabajo con personas. Habría un fracaso en la búsqueda del sentido existencial personal a través del trabajo y se produciría un desequilibrio prolongado, habitualmente no reconocido y mal resuelto entre unas excesivas exigencias laborales (que generan un esfuerzo crónico) y una falta de refuerzos adecuados.

Pues bien, a nivel científico se ha evidenciado que el burnout se compone de tres factores o dimensiones:

• Agotamiento emocional. Es el rasgo fundamental y supone síntomas de pérdida de energía, de agotamiento físico y psíquico y una sensación de estar al límite, de no poder dar más de sí mismo a los demás. Puede incluir síntomas indistinguibles de los depresivos.

• Despersonalización. Para protegerse el sujeto puede desarrollar un cambio negativo en las actitudes y respuestas hacia los demás, especialmente hacia los beneficiarios del propio trabajo, mostrándose distanciado, cínico, utilizando etiquetas despectivas para referirse a los demás, o tratando de culparles de sus frustraciones y del descenso de compromiso laboral.

• Baja realización personal. Es una sensación de inadecuación personal profesional para ejercer el trabajo. Implica sentimientos de incapacidad, baja autoestima e ideas de fracaso. Sería una dimensión relativamente independiente de las anteriores.

Para más información recomendamos la lectura del EL MÉDICO Y EL BURNOUT del profesor Jesús de la Gándara y Ramón González Correales que puedes encontrar en estos enlaces:

Manual de Burout

Cuestionario

Test de Cubo

 

 

 

 


Artículos relacionados:
Séptimo encuentro. Vínculos y otras cuestiones de familias PILAR ADÓN y la escritora y psicoanalista LOLA LÓPEZ MONDÉJAR.
“¿Un loco tiene licencia para matar?”: Estudio comparativo/características diferenciales de comportamientos, entre personas agresivas/no agresivas afectas de trastorno mental severo.
Discapacidad intelectual y alteración de conducta. Presentación de un caso clínico y revisión bibliográfica.
Uso problemático del teléfono móvil e internet en la adecuación social en adolescentes
Los nuevos retos para los profesionales de la salud mental
La violencia de los psicópatas
Una aproximación sistémica a la agresividad y la violencia en la postpandemia
Perfeccionismo, regulación emocional cognitiva y habilidades sociales en la niñez tardía
La relación entre el apego y la agresividad en la adolescencia.
Uso de ácidos grasos omega-3 en el Trastorno Bipolar: una revisión

Contenidos relacionados:
El tiempo de ocio de calidad impacta positivamente sobre nuestra salud física y mental

12/04/2024
Ángel Luis Montejo, jefe de Servicio de Psiquiatría en Salamanca

18/03/2024
Calcetines con tecnología avanzada capaces de anticipar crisis de ansiedad y comportamientos agresivos en personas con demencia y Alzheimer

27/02/2024
Tener niveles bajos de oxitocina fomenta comportamientos agresivos en trastornos alimentarios y de personalidad

12/02/2024
Un uso inadecuado de redes sociales provoca baja autoestima y depresión en mujeres y ansiedad en hombres

26/01/2024
Los psicólogos avisan: `Más tiempo en las redes supone un mayor aislamiento y más posibilidad de trastornos mentales´

17/01/2024
Doctor Antonio Calles: `Debemos huir del estigma que produce el tabaquismo en las personas que padecen cáncer de pulmón´

15/12/2023
La fototerapia puede mejorar los síntomas del Alzheimer

10/12/2023
El 40% de las madres de prematuros sufre secuelas en su salud mental

20/11/2023
Nadie se avergonzaría de decir que tiene una hipertensión, ¿por qué sí de una depresión?

17/10/2023

Próximos cursos


Abordaje práctico de los trastornos del sueño

Precio: 200€

Ver curso