Última actualización web: 01/04/2020

Buscar:

Cotard (síndrome de)

Definición: Este síndrome fue descrito por primera vez en 1880 por Jules Cotard en una enferma de 48 años diagnosticada de melancolía. En 1893, Emil Régis, acuño el término Síndrome de Cotard. En su forma completa comprende el delirio de negación de órganos, el delirio de enormidad y el delirio de inmortalidad. Hoy sólo se ve formas incompletas de este síndrome. Se considera al delirio de Cotard una forma especial de delirio depresivo o esquizofrénico, e incluso puede ser un signo temprano de la enfermedad de Alzheimer, de una Parálisis General Progresiva o de una psicosis alcohólica. En el delirio de negación el paciente manifiesta que sus órganos están destruidos, funcionan mal, están putrefactos, etc.; en el delirio de enormidad, mucho más raro que el anterior, el paciente manifiesta que sus miembros están aumentados de tamaño y alargados, y en el delirio de inmortalidad, no tan raro como el anterior, refiere que es inmortal, pero esta inmortalidad se vive como un castigo, con dolor.


Términos relacionados:

Alucinaciones cenestésicas

Sinónimo: alucinaciones viscerales, alucinaciones somáticas. Son alucinaciones de la sensibilidad general o interna. En este tipo de alucinaciones los enfermos pueden sentir que le destrozan sus órganos internos, pueden sufrir dolores terribles, pueden sentir que tiran de sus órganos, etc. Muy raramente son placenteras. Como en el caso de las alucinaciones táctiles, son interpretadas como producto de la influencia externa. En el hombre melancólico puede darse este tipo de alucinaciones formando parte del síndrome de Cotard o delirio de negación de órganos. Una forma especial es la que aparece en los delirios zoopáticos en los que el paciente está convencido de la existencia de un animal dentro de su cuerpo, animal que se mueve, se arrastra, come sus órganos, etc. Veamos un ejemplo donde aparecen alucinaciones cenestésicas, táctiles, auditivas elementales, seudoalucinaciones auditivas, robo del pensamiento y otras vivencias de influencia o enajenadas: Hace seis años, cuando salí de un bar, pasó por mi lado un hombre y me dijo: ¿Qué hay? A los cuatro días de esto comencé a oír ruidos, eran ruidos que el hombre hacía para que yo no durmiera, ruidos como los que se escucha cuando un árbol está cargado de pájaros. Luego los ruidos se transformaron en las voces de ese hombre, voces que yo oigo dentro de mi cabeza. Me dice que me tiene que matar a mí y a cuatro más de mi barrio, me insulta y me dice de tó. Quiere asfixiarme, me coge la respiración y no me deja respirar. Me ha quitado el andar. Me toca por dentro, en la cabeza, en los hombros, me hace que no ande, me toca el pene y me lo pone potente y no lo puedo soportar. Me nombra cosas de mujeres para que el pene se me ponga potente. Me dice que soy mariquita. Me toca por dentro y por fuera. Me dice todas las barbaridades del mundo. Me toca el estómago para que no haga la digestión, me lo mueve hacía arriba. En el oído me produce zumbidos que pasan de un oído a otro. Me hincha la cara. Yo nosé dónde está. No pienso en nada, no sueño nada, hace que no piense y que no sueñe.


Delirio de inmortalidad

Delirio que puede formar parte del síndrome de Cotard.


Delirio nihilista

Sinónimo: delirio de negación, delirio de no existencia. Término introducido por Jules Cotard en sus pacientes que más tardes fueron diagnosticados de Síndrome de Cotard. Los pacientes muestran una tendencia a negar todo hasta el punto de que pueden llegar a negar la existencia de él mismo y del mundo. En casos menos intensos el paciente sólo niega la existencia de determinados órganos. En el caso descrito por primera vez por Jules Cotard la paciente se quejaba de que no tenía cerebro, nervios, pecho, o entrañas, y que sólo era piel y huesos.


Psicosis atípica

En la actualidad las psicosis atípicas comprende a enfermedades como el trastorno psicótico compartido, la psicosis heautoscópica, el síndrome de Cotard, etc.


Seglas, Louis Jules Ernest (1856-1939)

Psiquiatra francés. Trabajó en los asilos de Bicêtre y La Salpêtriére. Realizó descripciones del delirio de negación descritó por Cotard.


Artículos relacionados:
A propósito de un caso de trastorno bipolar de inicio tardío e hiperhomocisteinemia

Encarna Dominguez-Ballesteros , Lara Lavadiño Zamora, Cristina Garcia Roman

Síndrome de Cotard, existencia y conciencia del yo en su relación con la espacialidad y temporalidad

Matías A , Bernal P , Paolini JP...(et.al)

Un caso extremo de síndrome de Cotard, que casi le cuesta la vida.

Rocío Torrecilla Olavarrieta

SÍNDROME DE COTARD, EXISTENCIA Y CONCIENCIA DEL YO EN SU RELACIÓN CON LA ESPACIALIDAD Y TEMPORALIDAD

Alberto Matías Sanfrutos , Alberto Matías Sanfrutos*, Patricia Bernal Romaguera**, Jennipher Paola Paolini San Miguel**, Catalina Bestué Felipe*, Ignacio Martínez Lausín*, Sandra Gallego Villalta**, Liccet Tatiana Durán Sandoval*, Eva María Mayayo Castillejo*

TEC como recurso terapéutico: a propósito de un caso

Fco. José Ortega Ruibal; Amparo Buján López; Emma Román Fernández; Carmen Garcia Mahía

PUBLICIDAD
Próximos Cursos Online
Apúntate ahora y obtén hasta un 50% de descuento en la mayoría de nuestros cursos.
Abordaje Psicológico del Sobrepeso

Publica con Nosotros

La publicación en nuestra plataforma es gratuita y gracias a nuestro excelente posicionamiento en la web, tus contenidos tendrán mejor visibilidad.

Publica tu Contenido
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana