PUBLICIDAD
Última actualización web: 19/10/2021

Buscar:

Rechazo escolar

Definición: El rechazo escolar puede tener un origen diversos, entre sus causas podemos señalar: 1) Una deficiencia intelectual ligera. 2) Un trastorno de ansiedad por separación. 3) Un trastorno del aprendizaje. 4) La existencia de un trastorno afectivo, psicótico o de la personalidad. 5) Situaciones de acoso escolar (bullyng).


Términos relacionados:

Aislamiento social

Sinónimo: asociabilidad, retraimiento social. Se denomina así al rechazo con otras personas. Se puede presentar en las esquizofrenias formando parte de los síntomas negativos, en las depresiones y en el trastorno de la personalidad esquizotípico.


Anorexia nerviosa

Al principio en la anorexia mental no hay tal anorexia, los pacientes siguen teniendo deseos de comer pero rechazan los alimentos, principalmente aquellos que contienen carbohidratos y grasas, por el temor a engordar.

Junto a este rechazo de alimentos, las anoréxicas, y hablamos en femenino porque su frecuencia es mayor en este sexo, presentan trastornos de la percepción de su imagen corporal, se ven así mismas con un peso mayor, con una mayor dimensión de la que en realidad tienen.

Cuando el rechazo de alimentos no es suficiente para perder peso recurren al empleo de laxantes, a la provocación de vómitos y a la hiperactividad física.

Con el tiempo la paciente se torna amenorreica, aunque más raramente la amenorrea es previa a la falta de peso.

A la larga la caquexia producida, si no se remedia, puede terminar en la muerte.

Existen dos tipos de anorexia nerviosa, el tipo restrictivo que no recurre a atracones o purgas y el tipo compulsivo /purgativo que si recurre.

Fue Ernest-Charles Laségue el primero que describió esta enfermedad a la que llamó anorexia histérica (l´anorexie hystérique) (1873). El término anorexia nerviosa fue acuñado en 1874 por William Gull.


Choques en el Rorschach

Se manifiesta en forma de aumento del tiempo de reacción a la lámina, exclamaciones, rechazo de la lámina, etc. Pueden ser al color o al claroscuro. Es un signo de inseguridad, de angustia.


Depresión atípica

Sinónimo: disforia histérica. Llamamos así a la depresión caracterizada por presentar signos vegetativos invertidos (aumento de peso o apetito en vez de anorexia, hipersomnia en vez de insomnio), un estado de ánimo que mejora con los acontecimientos ambientales agradables, sensación de pesadez, se dice que pumplea, de las extremidades, y un patrón de sensibilidad al rechazo. Siempre se ha considerado que este tipo de depresión responde mejor a los antidepresivos tipo IMAO. El término fue empleado por primera vez en 1959 por William Sargent, Eric Douglas West y P.J. Rally distinguiendo a un grupo de depresiones que respondían a la iproniacida.


Diógenes (síndrome de)

Sinónimo: hippie en los viejos (síndrome) (Calvo y cols.). Ha sido descrito en ancianos. Se caracteriza por un aislamiento voluntario, una falta de higiene, de cuidados del hogar y del vestido, a lo que se une la suspicacia y el rechazo de ayuda de otras personas. Normalmente el anciano tiene una economía saneada, pero la llamada pobreza imaginada le evita gastar dinero por temor a que este desaparezca del todo. Suele terminar viviendo entre basuras y excrementos. Pueden tratarse de personas con enfermedades psicóticas (afectiva o esquizofrenia) o con síndromes demenciales, otras veces se trata de personas aparentemente sanas o con sólo características anómalas de la personalidad que utilizan el aislamiento como una reacción a un entorno que ellos consideran hostil, de ahí el nombre que se le ha llegado a dar de síndrome hippie en los viejos. Podemos encontrar también a personas con rasgos obsesivos, acumuladoras de objetos inservibles.


Dismorfofobia

Sinónimo: hipocondría estética, hipocondría dermatológica, obsesión por la vergüenza del cuerpo (Pierre Janet).También se le ha llamado Dismorfestesia, preocupación excesiva por un defecto físico y Trastorno Dismórfico corporal.

Dismorfia (“dis”que significa “alteración” y “morfia” que significa “forma”).

Se trata de un cuadro psicopatológico descrito por primera vez en 1886.

El trastorno dismórfico corporal (TDC) fue reconocido por la Asociación Psiquiátrica Americana en 1987 y fue registrado y reconocido oficialmente como trastorno psiquiátrico en 1987 en el DSM-III-R.

Desde entonces se ha cambiado el nombre de dismorfofobia a trastorno dismórfico corporal.

Sigmund Freud la describió en el Hombre de los lobos, que presentaba preocupación por la nariz. En ella el paciente manifiesta una preocupación excesiva por un defecto real (con materia) o imaginario (sin materia). Esta parte del cuerpo la vive el sujeto como deformado, poco estético. El aristócrata ruso Sergéi Pankéyev, llamado "El hombre de los lobos (der Wolfsmann)" por Freud, para proteger su identidad, Pankejeff manifestaba una excesiva preocupación por su nariz e incluso llegó al punto de evitar exponerse en público.

Normalmente la parte del cuerpo suele ser el cabello, las mamas, los genitales, la nariz. Puede haber varias partes afectadas sucesiva o simultáneamente.

El trastorno dismórfico corporal es un trastorno relativamente frecuente entre la población general, pero que con frecuencia pasa desapercibido sino se pregunta específicamente por sus síntomas durante la entrevista clínica. Se estima que el 1-2 % de la población mundial reúnen los criterios diagnósticos propios del TDC.

El inicio de los síntomas generalmente ocurre en la adolescencia o en la edad adulta temprana, donde comienzan la mayoría de críticas personales relacionadas con la imagen corporal, aunque los casos de aparición de TDC en niños y adultos mayores no son desconocidos. Se cree erróneamente que el TDC afecta principalmente a mujeres, pero las investigaciones muestran que afecta a hombres y mujeres por igual.

El 97 por ciento de los pacientes con TDC evitan las actividades sociales normales y ocupacionales. La mayoría son solteros o divorciados.

El paciente puede someterse a múltiples intervenciones quirúrgicas para corregir este defecto, pudiendo llegar incluso a medidas extremas como la autocirugía.

Esta creencia puede tener el carácter delirante formando entonces parte de un trastorno delirante somático

o el carácter de idea sobrevalorada formando parte entonces de un trastorno dismorfico corporal, según el DSM-IV-TR o de un trastorno hipocondríaco, según la CIE-10

 Se ha de hacer un diagnóstico diferencial con la ansiedad social, con preocupaciones normales por la apariencia, con trastornos de la identidad sexual y de la conducta alimentaria, con el trastorno obsesivo y depresivo y con trastorno delirante e histriónico, entre otros.

Las causas del TDC difieren de una persona a otra. Sin embargo, la mayoría de los investigadores creen que podría ser una combinación de factores biológicos, psicológicos (Vulnerabilidad: yo frágil, timidez, perfeccionismo, disminución de autoestima, temor al rechazo) y ambientales de su pasado o presente. Malos tratos, abuso o abandono pueden ser también factores contribuyentes, alrededor del 60% de las personas con TDC informan de haber padecido reiterados episodios de humillación en su infancia y juventud. . .

Una reciente investigación mediante visualización de escaneos cerebrales, pone de manifiesto que el cerebro de estas personas es, en principio, estructuralmente normal, pero el problema es que funciona de modo anormal cuando procesa los detalles visuales. Los pacientes con TDC utilizaban más a menudo su hemisferio cerebral izquierdo, la parte analítica, mejor preparado para procesar detalles complejos, incluso cuando procesaban las imágenes menos intrincadas, de baja frecuencia.

Comité editorial

Ref. Bibliográfica

Carmen Blanco

 

 


Emoción expresada

Término acuñado por G.W. Brown, J.L Birley y J.K. Wing (1972). Se considera que las familias con alta emoción expresada manifiestan hacia su familiar enfermo altas tasas de hostilidad, de sobreimplicación y de crítica. Los pacientes esquizofrénicos con estas familias presentan más recaídas en su enfermedad.(IGF)

El concepto de emoción expresada (EE) fue desarrollado para describir el ambiente emocional y la actitud de los cuidadores hacia el familiar enfermo, incorporando los aspectos clave de las relaciones interpersonales negativas (Vaughn, 1989; Kuipers, 1992).

La EE es una variable relacional que comprende cinco componentes (Brown, 1985):

1) Criticismo o comentarios críticos (CC), que implica disgusto o desaprobación del comportamiento del paciente;

2) Hostilidad (H), que refleja rechazo del paciente;

3) Sobreimplicación emocional (EOI), que se refiere a conductas y actitudes invasivas o sobreprotectoras hacia el paciente, según lo transmitido por un estilo relacional intrusivo y la angustia emocional evidente del cuidador;

4) Calor o calidez (W), que denota expresiones de empatía comprensión, afecto e interés hacia el paciente; y

5) Comentarios positivos (PR), que se refieren a expresiones de aprobación, valoración positiva o apreciación del paciente y / o su comportamiento.

Dado que la hostilidad se solapa con la clasificación de criticismo, la EE de los cuidadores se basa principalmente en los niveles de CC y EOI (Wiedemann et al., 2002).

El instrumento Camberwell Family Interview (CFI) es la escala de referencia estándar para cuantificar los subcomponentes de la EE (Vaughn y Leff, 1976b), como Criticismo, Hostilidad y EOI expresada por el familiar del paciente (Brown et al., 1972, Vaughn y Leff, 1976a).

La alta emoción expresada o HEE (High Expressed Emotion) definida por la presencia de niveles elevados de crítica, hostilidad y/o exceso de sobreimplicación emocional (EOI), ha demostrado consistentemente ser un importante predictor de recaída en la esquizofrenia (Brown et al., 1972; Butzlaff y Hooley, 1998).

El modelo atribucional (Barrowclough y Hooley, 2003) postula que las actitudes de EE de los familiares están relacionadas con sus creencias sobre las causas y la naturaleza del trastorno mental. Varios estudios defienden que ante la ausencia de información adecuada sobre la enfermedad, los cuidadores atribuyen que los síntomas psicóticos están bajo el control del paciente o son su responsabilidad. En consecuencia, los familiares podrían culparlos por sus síntomas o reaccionar con críticas en un intento de reducir esos comportamientos en el paciente (Weisman et al., 1998).

Por otro lado, se ha sugerido que los cuidadores con EOI creen que han contribuido a los problemas del paciente, presentando sentimientos de culpa reactivos (Bentsen et al., 1998).

Comité editorial

Ref. Bibliográficas.

REVISIÓN DE LA INTERFERENCIA FAMILIAR EN EL PRONÓSTICO DE LA PSICOSIS TEMPRANA: EL ROL DE LA EMOCIÓN EXPRESADA  Helena Becerra Darriba


Homofobia

La homofobia hace referencia a una actitud de miedo o rechazo hacia la homosexualidad.


Misoginia

Aversión a las mujeres.

"odio, aversión o desconfianza a la mujer"

Se piensa que la misoginia puede ser causada por traumas a edades tempranas, ocasionados por una figura femenina de su entorno; por ejemplo, una madre muy severa, una hermana abusadora, una profesora muy estricta. Todos estos traumas pueden desencadenar en el niño sentimientos que lo afectarán en su futuro.

El término misoginia está formado por la raíz griega "miseo", que significa odiar, y "gyne" cuya traducción sería mujer, y se refiere al odio, rechazo, aversión y desprecio de los hombres hacia las mujeres y, en general, hacia todo lo relacionado con lo femenino.


Personalidad evitadora

Sinónimo: personalidad asténica (E. Kretschmer, 1923), psicópata inseguro de si mismo (K. Schneider), autista pasivo (R.L. Kahn), personalidades aisladas (K. Menninger, 1930), carácter fóbico (O.Fenichell), tipo aislado (K. Horney). Se trata de personas sensibles que buscan el aislamiento social porque anticipan un supuesto rechazo. Sólo se implican en relaciones personales si tienen una certeza de que serán aceptados. Se ven así mismo inferiores, ineptos. Muy sensibles a las cargas afectivas de los mensajes de los demás. Su estado de ánimo oscila entre la ira ansiedad y tristeza. El mecanismo de defensa más utilizado es la fantasía. R. C. Cloninger señala que, en las dimensiones de su temperamento, estas personas presentan una baja búsqueda de novedades y una alta evitación de riesgo.


Artículos relacionados:
Aplicación del protocolo estándar de EMDR en un caso de trastorno de estrés postraumático tras hospitalización en UCI

Vega Trujillo López , Auxiliadora Brea Paez, Irene Casanova Menal

Trastorno afectivo con catatonia: a propósito de un caso

Violeta Pibernat Serrano , Batirtze Goitia Aritxa , Diana Crespo Amaro, Carmen Gómez Eguílaz, Pablo Vázquez Herrera

Cuando escuchamos...

María de los Ángeles Corral y Alonso , Carmen Moreno Menguiano, María Marta Gutiérrez Rodríguez, Fernando García Sánchez, Juan José Vázquez Vázquez, Benigno Santamaría Rodríguez

Problemas diagnósticos en los trastornos duales. A propósito de un caso

Mercedes Valverde Barea , Francisca Cartas Moreno, Luis Soldado Rodriguez

HOLLYWOOD Y PSIQUIATRÍA: LOCURA, TEMOR Y NADA DE SALUD MENTAL

Ana Pamela Quezada Peralta

CÓMO DEMOSTRAR EL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL (SAP): LA PRUEBA PSICOLÓGICA

Cristina Ropero Armijo , Sonia Rodríguez Báñez

Acoso Sexual Laboral: el informe psicológico para demostrarlo

Cristina Ropero Armijo , Sonia Rodríguez Báñez

Miedos frecuentes causados por la baja autoestima

Rafael Aragón Arróniz

Aprende a decir no para ganar serenidad 

Rafael Aragón Arróniz

Generalidades: Modelo Psicópata - Complementarios - Víctima

Giselle Lucía Fernanda Corti


Publicidad
PUBLICIDAD
Próximos Cursos Online
Apúntate ahora y obtén hasta un 50% de descuento en la mayoría de nuestros cursos.
Psiquiatría Forense y Criminología Clínica

Publica con Nosotros

La publicación en nuestra plataforma es gratuita y gracias a nuestro excelente posicionamiento en la web, tus contenidos tendrán mejor visibilidad.

Publica tu Contenido