PUBLICIDAD
Última actualización web: 08/08/2022

Aproximaciones al abuso psicológico en niños.

Autor/autores: Claudia Carina Oviedo
Fecha Publicación: 01/03/2005
Área temática: Trastornos infantiles y de la adolescencia .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

A partir del reconocimiento del status independiente del abuso psicológico en niños, como una manifestación de malos tratos, esta conferencia intenta reflexionar acerca de algunas dificultades que rodean el concepto de abuso psicológico, de la s interacciones psicológicas abusivas, tomando en cuenta acciones, omisiones y abandono; los mecanismos mediadores del abuso y las posibles respuestas del niño. Se contemplan algunas implicacionesde intervención terapéutica, abriendo la posibilidad de tratamientos preventivos cuando el abuso puede detectarse tempranamente.

Palabras clave: abuso psicológico, niños

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2926

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Aproximaciones al abuso psicológico en niños.

Claudia Carina Oviedo.

Licenciada en Psicología
Hospital Municipal Despeñaderos. Argentina

A partir del reconocimiento del status independiente del abuso psicológico en niños, como una manifestación de malos tratos, esta conferencia intenta reflexionar acerca de algunas dificultades que rodean el concepto de abuso psicológico, de la s interacciones psicológicas abusivas, tomando en cuenta acciones, omisiones y abandono; los mecanismos mediadores del abuso y las posibles respuestas del niño. Se contemplan algunas implicacionesde intervención terapéutica, abriendo la posibilidad de tratamientos preventivos cuando el abuso puede detectarse tempranamente.

Por motivos referentes al significado del concepto supervivencia, el cuerpo ha tenido siempre primacía por sobre el espíritu. A partir de la garantía de la supervivencia física, la atención puede desplazarse hacia los aspectos psicológicos. Entonces, luego de haberse reconocido las distintas formas de malos tratos físicos, es posible la mirada hacia el abuso psicológico.

En función de ello, en esta conferencia intentaré reflexionar acerca de algunas dificultades que rodean el concepto de abuso psicológico, de las interacciones psicológicas abusivas, de los mecanismos mediadores del abuso y las posibles respuestas del niño, y de algunas implicancias de intervención terapéutica.


Dificultades que rodean el concepto de abuso psicológico

Tomaré como referencia la siguiente definición dada por la Dra. Danya Glaser: “el maltrato psicológico a jóvenes y niños consiste en acciones u omisiones que son juzgadas por los expertos y los parámetros de la comunidad como psicológicamente dañinas. Dichos actos son cometidos por individuos que por sus características (edad, status, conocimientos, modalidad organizacional, etc. ) en forma individual o colectiva se encuentran en una posición de poder desigual que convierte al niño en vulnerable.

Dichos actos dañan el funcionamiento cognitivo, afectivo y conductual del niño en forma inmediata o mediata. Ejemplos de maltrato psicológico incluyen actos de rechazo, temor, aislamiento, explotación y escasa socialización. ”

Al momento de reflexionar acerca del porqué de su lenta incorporación en la práctica y respuestas clínicas a esta problemática, encontramos dificultades para señalar cuando la frecuencia e intensidad de los patrones de conductas poco deseados en la interacción padre-hijo, alcanzan niveles preocupantes.

A esto se suma el requerimiento al profesional de “evidencias” de daño significativo o abuso, si éste término es utilizado para describir aquellos patrones de conducta.

Otro punto a tener en cuenta se refiere a la diferenciación entre “abuso” y “abandono”; diferencia que en el plano del abuso psicológico pierde su significación puesto que aquí las acciones y omisiones con frecuencia existen en conjunto.


Interacciones abusivas-Mecanismos mediadores de los efectos del abuso psicológico- Posibles respuestas de los niños

Entre las interacciones y los patrones de conductas poco deseables en los padres, podemos mencionar:

1. Actitudes negativas persistentes, por ejemplo designación persistente, culpa persistente, burlas, disciplina severa, control obsesivo, amenazas de abandono, etc.

2. Impulsar vínculos afectivos inseguros, por ejemplo condicionar el cuidado del niño en función de las manifestaciones conductuales de éste, etc.

3. Expectativas inapropiadas del desarrollo, por ejemplo exposición a experiencias inapropiadas, sobreprotección, imposición de responsabilidades inadecuadas, culpabilización por su fracaso, etc.

4. Falta de disponibilidad emocional, por ejemplo relegamiento del niño en pos de satisfacer necesidades individuales, dificultades para reconocer la individualidad del niño, identificaciones proyectivas, etc.

5. Distorsiones e inconsistencias cognitivas, por ejemplo mensajes contradictorios, mistificaciones, respuestas parentales impredecibles, etc.

La manifestación de estos patrones de conducta en las figuras parentales son percibidos por los niños como contradictorios, confusos y angustiantes, por lo que deben intentar adaptarse a esa situación conflictiva: a través de la búsqueda de explicaciones, de problemas conductuales, retraimiento, dependencia, rasgos depresivos, búsqueda de afecto y satisfacción de un modo no saludable, o a través de demandas constantes e indiscriminadas.


Implicancias de intervención terapéutica

El abordaje terapéutico de la problemática del abuso psicológico necesariamente debe ser llevada a cabo a partir de la convergencia interdisciplinaria de quienes pueden aportar elementos que contribuyan a potenciar los aspectos sano del grupo familiar en cuyo seno exista abuso; no sólo a nivel asistencial sino fundamentalmente a nivel preventivo, a partir del temprano reconocimiento e identificación de dinámicas interaccionales potencialmente abusivas.

En líneas generales, y desde mi experiencia de trabajo, se delinea eficaz el siguiente esquema de trabajo:

1. identificación de dinámicas interaccionales potencialmente abusivas: en Centros Asistenciales, Centros Educativos, Figuras parentales o cuidadores.

2. Asistencia del Abuso psicológico: con el/los padres, padre-niño, madre-niño, niño en forma individual, cuidadores alternativos.

La evidencia empírica señala que, tanto desde lo preventivo como desde lo asistencial, puede mejorarse la calidad de vida de estos niños víctimas de abuso, permitiéndoles desarrollarse en un mundo más saludable, ofreciéndoles la posibilidad de la vida.

 

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar