PUBLICIDAD
Última actualización web: 16/05/2022

Enfermería, salud mental y autocuidado: Un programa de aprendizaje.

Autor/autores: Pilar Valereón Domínguez
Fecha Publicación: 01/03/2008
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Se presenta programa de autocuidados de Enfermería, donde, a partir del adecuado manejo de las relaciones interpersonales, se aprende a aprovechar el trabajo de cada día como medio de crecimiento personal y mejora de la salud mental en su trabajo diario.

Palabras clave: Autocuidado, Enfermería, Salud mental

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-3796

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Enfermería, salud mental y autocuidado: Un programa de aprendizaje.

(Nursing, mental health, selfcare: A program. )

Iván L. Alemán Ruiz; Salvador Alemán Méndez; Pilar Valereón Domínguez.

Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Centro Kairós de psicología y psicoterapia.

Resumen

Se presenta programa de autocuidados de Enfermería, donde, a partir del adecuado manejo de las relaciones interpersonales, se aprende a aprovechar el trabajo de cada día como medio de crecimiento personal y mejora de la salud mental en su trabajo diario.

Abstract

We shown a selfcaring nursing’s program where, based on the correct handling of interpersonal relations, we learn to take advantage of every day’s work, as the means for personal growth and as the improvement of our daily work’s mental health.

Introducción

Se parte de un hecho evidente: el trabajo de Enfermería es altamente contaminante para la salud psíquica de quienes lo realizan (1). El esterotipo social entre los trabajadores del proceso Salud-Enfermedad se define en el sentido de que la Enfermería es una de las profesiones que más abandonos experimenta a partir de los diez años de ejercicio.  

Basta con observar de cerca a estos profesionales para constatar que permanentemente son el lugar donde fluyen las emociones, angustias, contradicciones, propias y de los pacientes. A diario se sienten depositarias de situaciones que de no ser bien resueltas personalmente finalizan en deterioro de ellos mismos. Piénsese, por ejemplo, en la desorientación que ocasiona la enfermedad en los pacientes, los conflictos de relación entre enfermos, facultativos y familiares, la continua demanda de información y cuidado de los enfermos, sobre todo hospitalizados, etc. Ocho horas a pie de cama establece un flujo emocional de ida y vuelta entre el paciente y el personal de Enfermería que supone un sobreañadido importante a su trabajo diario.

Frente a este hecho innegable, contrasta la preocupación, tanto de las enfermeras/os, como de las Instituciones sanitarias, por prevenir el deterioro físico (vacunas, mascarillas, nivel de radiaciones, etc. ), con el lamentable olvido y descuido de la salud mental respecto a estos trabajadores.  

De ahí que se plantee con urgencia abandonar los elementos deteriorantes de la salud mental e iniciar abordajes prácticos para detenerlos. Habrá que atreverse a plantear programas de autocuidado de diagnóstico y profilácticos que ayuden a aprovechar el trabajo de cada día para el crecimiento personal. Se puede contar para ello a los profesionales de la Enfermería, especializados en psiquiatría con experiencia psicoterapéutica.

La dificultad para el desarrollo de un plan de estas características proviene de tres frentes: de la propia inercia de la institución que normalmente no está dispuesta a facilitar tiempo para el cuidado de y prevención de riesgos de la salud psíquica de quienes cuidan de la salud (5), de la carencia de cultura acerca del crecimiento personal y de los prejuicios acerca del tratamiento de la salud mental, dejando los cuidados psíquicos para los enfermos mentales, y finalmente de la falta de de asunción de los enfermeras/os psiquiátricas/os de su papel en el cuidado de la salud emocional del resto de sus compañeros.

Tratándose de un plan de autocuidados de la salud psíquica para el personal de Enfermería, evidentemente debería desarrollarse en un entorno grupal, puesto que la base de su trabajo está en la comunicación (2) (3) y por el convencimiento personal de los autores de este programa de que lo que, en realidad, cura es la relación sana. Cuidando el "vínculo"(4) entre los profesionales de Enfermería, mantendremos sanos la relación profesional de Enfermería-paciente .

Se presenta el diseño de un plan, todavía en fase de experimentación, llevado a cabo con un grupo de siete profesionales de la Enfermería de distintos servicios de un hospital General, titulado: Plan de cuidados de salud mental para enfermeros/as.


Objetivos

El objetivo general: 

- que sean capaces de aprovechar los elementos del trabajo diario para su crecimiento personal.

Objetivos específicos:

- estrechar los vínculos entre los miembros el grupo,
- analizar las situaciones de trabajo, fundamentalmente las escenas temidas,
- plantear formas de relacionarse que ayuden al crecimiento personal.


Material y método

Se trata de un plan de autocuidados para los propios profesionales de Enfermería de 20 sesiones semanales de grupo, de una hora de duración, salvo la sesión sexta que es de mayor duración.
Grupo piloto, compuesto por 7 profesionales de Enfermería de distintos servicio elegidos incidentalmente.
Coordinado por un psicólogo psicoterapeuta y una enfermera, experta en relaciones interpersonales.


Sesiones

- Primera sesiones: el setting o encuadre.
- Segunda sesión: los fantasmas de este grupo.
- Tercera sesión: darse cuenta ahora.
- Cuarta sesión:: ausencia de juicios, el feedback social como método.
- Quinta sesión: la práctica del feedback con los pacientes y compañeros.  
- Sexta sesión: el cine como pretexto: se visiona la película "El príncipe de las mareas" (sesión de mayor duración).
- Séptima a la décimo octava sesión: análisis de escenas temidas a partir del método, observar, analizar, actuar. Consonancias y resonancias
- Décimo novena y vigésima sesión: elaboración de la pérdida de( grupo


Método

Se establece un riguroso setting o encuadre:

- Obligación de sentarse para sentirse. Empezada las sesiones no se admiten interrupciones.
- Semanaridad, seriedad y sinceridad.
- Se analiza el aquí y el ahora, ausencia de interpretaciones e implicaciones "terapéuticas" que no tenga que ver con el trabajo. No es un grupo de psicoterapia, más cerca de una supervisión entre iguales, donde se da cabida a la sensibilización frente a lo que se cuenta.

Método: Se trabaja con el método de la escena temida de Kesselman (6) y el de observar, analizar y actuar de Alemán y Ramírez (5)


Resultados y discusión

Resultados generales de un grupo de discusión entre los participantes 15 días después de la realización del programa. Se aportan las coincidencias más generales.

- Se valora como inusual que entre compañeros se relacionen desde las emociones.
- Se considera positivo el encuentro, aunque no hay acuerdo de que sea conveniente realizarlo con compañeros del mismo servicio por el nivel de implicación emocional.
- 5 personas se sienten motivados para integrarse en un grupo de crecimiento personal con personas que no trabajan en el campo de la salud, pero que trabajen con personas, maestros, trabajadores sociales, psicólogos, etc.
- Coinciden en que la mayor utilidad la encontraron en el análisis de sus escenas temidas y las resonancias y consonancias en su vida personal.
- La mayor dificultad radicó en la dificultad para hablar “desde las tripas” dejando la reflexión racional para después. Para superar esta dificultad se valoró positivamente la realización de escenas.
- Facilitó el trabajo el alto grado de motivación de los participantes. Todos habían tenido algún acercamiento a la tarea de madurez personal, 3 habían leído algún trabajo de autoayuda, 2 habían oído alguna conferencia o tertulia, y todos reconocían que les daban garantías el conocimiento de los coordinadores.

Dadas las características del grupo en el que se experimentó, lógicamente no se considera este instrumento suficientemente validado, aunque no despreciables las percepciones de participante y coordinadores de las sesiones. Se trata, más bien, de un grupo piloto de cara a ser propuesto para su profundización y realización al área de Enfermería Psiquiátrica. A los seis meses se volverán a evaluar los resultados.
Creemos que puede ser el principio de un camino.


Bibliografía

(1)Lanzarote, M. A. y otros ansiedad en los profesionales de Enfermería. rol de
Enfermería. 184: 83-87, 1993.
(2)Peplau, H. . Relaciones interpersonales en Enfermería. Barcelona: Salvat, 1990
(3)Orlando, 1. . La relation dynamique infirmiére-client. Monreal: H. R. M, 1961
(4)Pichon-Riviére, E. . teoría del vínculo. Buenos Aires: Nueva visión, 1983
(5)Alemán, S. Y Ramírez, T. Un programa de relaciones humanas en la formación continuada de Enfermería. Las Palmas de G. Canaria: Asistencia Especializada Las Palmas-Sur, 1993.  
(6)Kesselman, H. Las escenas temidas del coordinador de grupo. Madrid: Fundamentos, 1978.  

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar