PUBLICIDAD
Última actualización web: 30/11/2022

Buscar:

Caja de Skinner

Definición: Caja utilizada por B. F. Skinner, fundador del conductismo, para sus experimentos de condicionamiento operante con animales. La caja tiene una palanca u otro dispositivo que el animal debe manipular para conseguir las recompensas, generalmente alimentos.


Términos relacionados:

Agnosias visuales

Sinónimo: agnosia óptica. En ella el sujeto se muestra incapaz de conocer un objeto a pesar de verlo claramente. Se producen por lesiones en la zona parieto-occipital izquierda de los ambidextros. Dentro de ella distinguimos la agnosia para los objetos animados y las imágenes, la agnosia para los símbolos gráficos, alexia óptica o dislexia que puede acompañarse de agrafia y la agnosia para los colores. Una forma especial de agnosia visual es la prosopagnosia o agnosia para las fisonomías. En ella el paciente se muestra incapaz de reconocer rostros familiares. Hecaen y Angelerges la consideran, no un trastorno del reconocimiento del rostro como tal, sino de lo que le singulariza y permite distinguirlo de otro. También se ha descrito una prosopagnosia afectiva, comprendería a las dificultades ocasionales para encajar una cara con un nombre, dificultades que aumentarían cuanto más nos esforzamos en recordar y desaparecerían más tarde y sin esfuerzo. En la simultagnosia la persona la totalidad de un dibujo aunque se reconozca las partes de este, es incapaz de ver dos objetos al mismo tiempo. La agnosia asociativa, en la que el enfermo fracasa para nombrar objetos que ven e identificar los que se le nombran. La acalculia o discalculia o incapacidad para el cálculo. La agnosia visuoespacial unilateral, es la agnosia espacial más frecuente, en ella el enfermo presenta una ignorancia de la parte izquierda de un modelo que se le presenta para reproducirlo o de la parte izquierda del campo visual. El Síndrome de Balint comprende: 1) Una ataxia óptica. En ella el sujeto se comporta como si tuviese los ojos vendados, la mano no es dirigida por la visión aunque la información visual está intacta. 2) Un trastorno de la atención con negligencia visuoespacial izquierda.3) Una parálisis de fijación de la mirada o simultagnosia.


Conductismo

Escuela psicológica fundada por John B. Watson en 1912. Consideró que la función de la psicología era la de identificar y controlar las relaciones entre estímulos y respuestas observables. La psicología se convierte en una rama experimental puramente objetiva de la ciencia natural. No hay razón para estudiar la llamada caja negra, es decir los procesos mentales. El conductismo no reconoce una línea de división entre los humanos y animales.


Esquizofrenia indiferenciada

Son los pacientes claramente esquizofrénicos que no encajan en un tipo o en otro. Para el DSM-IV-TR son pacientes que cumplen el criterio A de esquizofrenia (ideas delirantes, alucinaciones, lenguaje desorganizado, comportamiento catatónico o desorganizado, síntomas negativos) pero no cumplen con los criterios de los tipos paranoide, desorganizado y catatónico.


Fototerapia

Terapia a través de la luz artificial. Los pacientes se exponen a una luz intensa (1500 a 10000 lux) mediante una caja de luz, durante una o dos horas, generalmente antes del amanecer. Se ha utilizado en la depresión estacional y en determinados trastornos del sueño.


Garma Zubizarreta, Ángel (1904-1993)

Se le ha considerado el primer psicoanalista español. En España estudió con Santiago Ramón y Cajal y José María Sacristán, más tarde estudió en Alemania y se exiló, tras la Guerra Civil Española, a Argentina.


Simbolismo del sueño

Para Sigmund Freud en el contenido manifiesto del sueño aparecen signos que obligan, para su interpretación, a emplear las asociaciones del analizado y el conocimiento que tiene el propio analista de este simbolismo. La mayoría de los símbolos son de tipo sexual. Los símbolos más característicos son: el emperador y la emperatriz (símbolo de los padres); persona con autoridad (símbolo paterno); objetos alargados, armas (símbolo fálico); cajas, cajones (símbolo de los genitales femeninos); acto de subir y bajar escaleras (símbolo del acto sexual); boca, oído, ojos (símbolos de los genitales femeninos); número tres (símbolo de los genitales masculinos).


Skinner, Burrhus Frederic (1904-1990)

Psicólogo americano. Permaneció la mayor parte de su vida en la Universidad de Harvard. Fundador del neoconductismo, se reservó el nombre de conductismo para la doctrina creada por John Broadus Watson. No ve razón para tratar al organismo humano, a la mente, a la caja negra y si a sus entradas y salidas. A diferencia del conductismo clásico es un condicionamiento basado en las consecuencias de las conductas. Las respuestas estudiadas son las que se dan en el organismo y a estas respuestas se les llaman operantes. Escribió Ciencia y conducta humana (1953), Análisis de la conducta (1961), Más allá de la libertad y de la dignidad (1971).


Tipología de Sheldon

Estableció una serie de biopsicotipos análogos a los de E. Kretschmer. Las tres variables que establecen se corresponden con el grado de desarrollo de las tres hojas embrionarias: ectodermo, endodermo y mesodermo. 1) Variable endomorfa-viscerotonía. Predomina en ellos el tronco sobre las extremidades y las caderas sobre la cintura escapular. Débiles muscularmente. Sus contornos son redondeados. Son extravertidos, sociofilos, satisfechos de si mismos y amantes del confort físico. 2) Variable mesomorfa-somatotonía. Se caracterizan por que tienen un cuerpo fuerte con huesos y músculos poderosos. Predomina en ellos la cintura escapular sobre las caderas. Aman el riesgo, su carácter es enérgico y presentan una agresividad competitiva. 3) Variable ectomorfa-cerebrotonía. Presentan un aumento de la longitud de los miembros cuando se compara con el tronco. La caja torácica es plana. Su carácter es introvertido y presentan sociofobia.


Marcelino Baras

Marcelino Baras, un hombre que sabía sembrar

Nos conocimos en los años de facultad de Medicina y ya era él un
diestro sembrador. Ambos, al igual que bastantes compañeros de su curso o
del mío –dos años de diferencia– éramos asiduos de las actividades de
formación del colegio mayor Guadaira en su sede original de la calle
Canalejas. Abundaba allí la preparación cultural, el afán de estudio, la
relación tutorial profesor-alumno, el buen humor y el interés personal por la
vida espiritual, intereses que seguramente dieron forma a su inquietud por
vivir siempre cerca de Dios secundando la espiritualidad del Opus Dei para
descubrir a Dios en el quehacer ordinario.
Marcelino Baras Valenzuela (Sevilla, 1943-2021) fue un universitario
inquieto y aventajado por la ilusión profesional con la que se preparaba y por
el afán de servir a los demás que le caracterizaba. La preocupación por el
otro –y muy en especial por el paciente– apuntaban ya su preferencia por los
enfermos con patologías psíquicas.
Así, pienso yo, fue sembrando amistad y prestando servicios después
de su preparación universitaria teórico-práctica y, luego de modo
permanente, con su actualización cultural y con el trato amable, cálido y
pródigo que dispensaba siempre. Algo así resaltó acertadamente el
celebrante de su funeral, D. Eulalio Fiestas, comparando a Marcelino con el
buen samaritano del evangelio que atiende generosamente al necesitado,
poniendo además él mismo de su bolsillo.
En estos días después de su muerte, he tenido ocasión de hablar con
varios de sus maestros, que han elogiado la audacia del quehacer y la
constancia del desempeño que caracterizó profesionalmente a Marcelino. El
profesor Jaime Rodríguez Sacristán le recuerda “por su hombría de bien”.
El profesor González-Infante me reenvía un elogio de un usuario de
Twitter: “Rindo mi particular homenaje a un médico muy especial, que
siempre estuvo ahí para todo el mundo. Una gran persona y un excelente
profesional que ejerció hasta el final. Rezaré por ti Marcelino. Descansa en
paz. Un abrazo a su familia desde Londres”.
El profesor Manuel Trujillo, que inició con Marcelino y otros
profesionales en Sevilla el Departamento de Orientación Psico-profesional
(DOPP) en los años 60 y luego marchó a Nueva York y fue director de
Psiquiatría del Hospital Bellevue, me escribe en estas horas “entristecido”
por el fallecimiento de Marcelino, de quien refiere que “forjamos una gran
amistad, compartimos mucho y siempre admiré su esencial bondad humana
y su esfuerzo por ayudar y hacer la vida amable y llevadera a todos. Vivió
profundas convicciones con honradez. Dios le tendrá en su gloria y desde allí
nos ayudará a nosotros”.
Ciertamente ayudó a tantos y sembró tanto porque era de buena
cosecha: se formó en Psiquiatría con prestigiosos profesionales como los
profesores Jiménez Castellanos, Fernández Castellá, Rodríguez Sacristán,
Gotor González, Gotor Díaz... y prueba de ello es que fue más tarde miembro
de la Sociedad Española de Psiquiatría Privada y de la Sociedad Española de
Psiquiatría Infantil; jefe de servicio de Psiquiatría Infanto-Juvenil del Hospital
Universitario Virgen Macarena hasta su jubilación (2006); jefe de servicio en

Psiquiatría de la Cruz Roja hasta 2010; así como profesor encargado de
Curso de Psicosociología Industrial en la Escuela de Ingenieros Industriales
de Sevilla durante 7 años.
Personalmente puedo reseñar su buena siembre en la Sociedad
Andaluza de Medicina Psicosomática, a través de la cual aportó brillantes
trabajos sobre “Personalidad y Moda”, “La depresión en jóvenes” y otros
artículos y conferencias, como las que dictaba en los Encuentros de
Psiquiatría y Antropología de Navacerrada.
Y digno de mención es el cultivo familiar de Marcelino: el hogar alegre y de
fe que creó con Carmen. Pensando en sus hijos, cómo encaja aquí tan
oportunamente otra cita evangélica: “por sus frutos los conoceréis”. Es parte
de la huella preciosa que dejó Marcelino, el hombre bueno que sabía
sembrar.

Dr. MANUEL ÁLVAREZ ROMERO
Sevilla, 26 de agosto de 2021



Artículos relacionados:
Cefalea y tentativa autolítica.
Cefalea y tentativa autolítica.
¿Influye la menopausia en la evolución del trastorno bipolar?
El síntoma histérico como metáfora.
Rehabilitación laboral y enfermedad mental.
Implicación emocional del profesional de enfermería en las catastrofes: Experiencia en los atentados.
La depresión como disfunción asociativa.
El Sol negro: Un psicópata en la familia.
Epilepsia y trastornos de personalidad.
Epilepsia y trastornos de personalidad.

Contenidos relacionados:
La ley de discapacidad obstaculiza el abordaje del paciente psiquiátrico

25/11/2022
El director médico de Aita Menni, nuevo presidente de la sociedad española de psiquiatría y salud mental

21/11/2022
Las alteraciones en la defensa inmunitaria innata distinguen a los pacientes con primer episodio de esquizofrenia de los controles sanos

16/11/2022
Las aplicaciones para el dolor reducen el riesgo de que se convierta en crónico

12/11/2022
Investigadores españoles descubren el péptido que une la diabetes y el Alzheimer

08/11/2022
Las áreas corticales de arquitectura más sencilla suelen ser más vulnerables al Alzheimer

23/10/2022
Así se produce el fármaco que viene a revolucionar el mundo del lupus

18/10/2022
Universidades analiza por qué hay más problemas de salud mental en Medicina

14/10/2022
Patricia Fernández, psicóloga clínica: `la polarización política y social está afectando a la salud mental de la gente´

13/10/2022
'Un estudio sobre la depresión', el legado del psiquiatra Castilla del Pino que viaja al Cervantes

10/10/2022

Publicidad
PUBLICIDAD
Próximos Cursos Online
Apúntate ahora y obtén hasta un 50% de descuento en la mayoría de nuestros cursos.
Los niños y los aparatos electrónicos

Publica con Nosotros

La publicación en nuestra plataforma es gratuita y gracias a nuestro excelente posicionamiento en la web, tus contenidos tendrán mejor visibilidad.

Publica tu Contenido