Última actualización web: 16/06/2021

Dominios cognitivos en PEP predictores de diagnóstico futuro y funcionalidad a largo plazo.

Autor/autores: P. Vega Pérez
Fecha Publicación: 01/03/2013
Área temática: Psicología general , Neuropsicología .
Tipo de trabajo:  Comunicación

RESUMEN

El funcionamiento cognitivo en primeros episodios psicóticos puede ser un factor pronóstico tanto de la futura funcionalidad del paciente como del diagnóstico que presentarán estos pacientes a lo largo de la evolución de su enfermedad. A continuación se presenta una revisión de los principales dominios cognitivos que se han encontrado alterados dentro de estos trastornos, sobre todo desde los hallazgos en la esquizofrenia y trastorno bipolar, encontrando que en ambos trastornos se produce más una diferenciación cuantitativa que cualitativa y que ambos obtienen, ya desde el debut de la enfermedad, peores puntuaciones que controles sanos en todas las áreas evaluadas .

Al igual se realiza una revisión del momento en el las principales investigaciones encuentran que se producen estas alteraciones, encontrando que éstas ya están presentes desde el primer episodio y que a más temprano sea el debut del trastorno más graves serán, no encontrando al contrario de lo que nos esperábamos que se produzca un deterioro en estas funciones a lo largo del tiempo.

Palabras clave: PEP, dominios cognitivos,

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-4972

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Dominios cognitivos en PEP predictores de diagnóstico futuro y funcionalidad a largo plazo

Sara Barbeito Resa 1, 2, Sonia Ruiz de Azúa García 1, 2, 3, Patrícia Vega 1, 2 Pérez, Ana González Pinto Arrillaga 1, 2, 3

1. hospital Universitário de Alava.

2. Cibersam G10.

3. Universidad del País Vasco.

Se han establecido varias hipótesis acerca de cómo se producen los problemas cognitivos que se encuentran en los pacientes con esquizofrenia y trastorno bipolar y también sobre el momento evolutivo en el que se producen.

La hipótesis del neurodesarrollo (1), en la actualidad, es la más apoyada por los resultados de las investigaciones. Según estas teoría las alteraciones ya comenzarían desde la gestación (segundo trimestre) mucho tiempo antes de las manifestaciones clínicas de la enfermedad. Por otro lado, se encuentra la hipótesis de la neurodegeneración, en la que se defiende la idea de que la persona tiene un desarrollo normal hasta que se produce el trastorno y entonces comienza a producirse un deterioro a nivel cognitivo.  

Para esclarecer estas cuestiones se han hecho estudios con pacientes en diferentes estadios de evolución de la enfermedad y con diferentes edades de debut. Encontrando una asociación entre inicio temprano de la esquizofrenia y una peor evolución en el curso de la enfermedad (2) así como con déficit cognitivos más severos (3; 4). También encuentran que el mayor deterioro se produce al comienzo de la enfermedad (5). Autores encuentran que los primeros episodios psicóticos padecen problemas cognitivos similares a los encontrados en los pacientes con trastornos crónicos (6). De hecho estudios realizados con edades de inicio de la enfermedad temprano encuentran un peor rendimiento neuropsicológico al comienzo del trastorno, mejorando el funcionamiento en todas las áreas al cabo del tiempo cuando ha aminorado la sintomatología aguda de la enfermedad y del inicio del trastorno (7). Mencionar que estudios de seguimiento a largo plazo no encuentran un empeoramiento de las funciones cognitivas en pacientes esquizofrénicos ni en bipolares (8). No parece que se produzca un deterioro a lo largo del tiempo muy significativo, por tanto la esquizofrenia parece no ser un proceso degenerativo (5, 9) y esto mismo se concluye en el trastorno bipolar incluso en estudios de seguimiento a 11 años (10). Por tanto, los estudios a largo plazo señalan que la función cognitiva es relativamente estable en estos pacientes, incluso en edades avanzadas (8, 11, 12).

Existen muchos estudios sobre las funciones cognitivas implicadas en la esquizofrenia, en trastorno bipolar o en PEP. Se ha visto las personas afectadas por estos trastornos comparando con controles sanos obtienen puntuaciones menores en todas las áreas cognitivas estudiadas (13, 14, 15).

En la esquizofrenia se han identificado funciones cognitivas afectadas desde el comienzo del trastorno y se ha visto que se mantienen bastante estables a lo largo de la enfermedad, entre éstas se han encontramos dificultades memoria, déficit presente en el 81% de los pacientes (15), en memoria de trabajo (16, 17), función ejecutiva (18), velocidad de procesamiento (19) y atención (15). Algunas de ésta funciones alteradas, continúan deterioradas a pesar de la remisión de la sintomatología psicótica, como ocurre en el caso de la afectación en la atención (20). Sin embargo, las últimas investigaciones nos indican que no se trata tanto de un problema en funciones específicas sino más bien de un deterioro generalizado, ya que se produce una presencia de peores puntuaciones en todas las áreas cognitivas (14, 15).

En el trastorno bipolar disponemos también de una gran evidencia de la existencia de déficit cognitivos (21), sobre todo en áreas de aprendizaje verbal y memoria (22). Estos déficit persisten incluso en periodos de eutimia (22, 23). Señalar que se han encontrado dificultades en el subtipo I y II de trastorno bipolar i, pero parecen ser mayores en el subtipo I (24). Actualmente las investigaciones están orientándose hacía el trabajo con edades de inicio tempranas o con poblaciones de alto riesgo, con el objetivo de investigar si ya existe una afectación asociada al debut de estos trastornos o si se produce una vulnerabilidad anterior al inicio o independientemente de la aparición explícita del trastorno. De hecho autores encuentran en el gemelo no afectado por trastorno bipolar problemas en memoria específica y otros incluso hallan una afectación cognitiva leve a nivel general (25, 26).

Otro de los temas a tener en cuenta en las funciones cognitivas es el valor pronóstico que éstas presentan y que se puede ver ya desde el comienzo del trastorn. Estos déficits cognitivos son uno de los más potentes predictores de la evolución tanto clínica como funcional a largo plazo de los pacientes afectados por esquizofrenia o trastorno bipolar (24, 27, 28, 29). Se ha encontrado que los pacientes que posteriormente serán diagnosticados de algún trastorno del espectro esquizofrénico, al ser evaluados con una batería neuropsicológica durante el primer episodio psicótico presentarán puntuaciones peores que el resto de diagnósticos desde el momento basal. Además han encontrado que las menores puntuaciones en el CI basal correlacionaran con mayores síntomas negativos al año y con un peor funcionamiento global a los tres años de la evaluación (29).

Por tanto, encontramos que en ambos tipos de trastornos se dan problemas cognitivos generalizados, siendo una diferencia más cuantitativa que cualitativa entre los trastornos. Curiosamente hemos hallado que el deterioro que muchas veces observamos en pacientes de larga evolución no correlaciona con un deterioro cognitivo significativo, quizás se produzca más a un nivel funcional o sintomatológico.

Por último, recalcar que los perfiles cognitivos desde el momento basal pueden tener un valor pronóstico. Estos resultados nos indican que todavía existe mucho camino por hacer, estudiando poblaciones de alto riesgo y trabajando desde una perspectiva cada vez más temprana ya que se ha visto que las mayores pérdidas se dan durante los primeros momentos de la enfermedad, por lo que la intervención precoz e incluso preventiva parece ser el camino a seguir con estos pacientes.

Bibliografía

Weinberger DR. The pathogenesis of schizophrenia: a neurodevelopmental theory. En Nasrallah HA, Weinberger DR, eds. The Neurology of Schizophrenia. Elsevier-North Holland Press, 1986a; 397-406.

Reichert A, Kreiker S, Mehler-Wex C, Warnke A. The psychopathological and psychosocial outcome of early-onset schizophrenia: preliminary data of a 13-year follow-up. Child Adolesc Psychiatry Ment Health. 2008 Feb 27; 2(1):6.

Rajji TK, Ismail Z, Mulsant BH. Age at onset and cognition in schizophrenia: meta-analysis. Br J Psychiatry. 2009 Oct; 195(4):286-93. Review.

Mesholam-Gately RI, Giuliano AJ, Goff KP, Faraone SV, Seidman LJ. Neurocognition in first-episode schizophrenia: a meta-analytic review. Neuropsychology. 2009 May; 23(3):315-36. Review.

Hoff AL, Svetina C, Shields G, Stewart J, DeLisi LE. Ten year longitudinal study of neuropsychological functioning subsequent to a first episode of schizophrenia. Schizophr Res. 2005 Oct 1; 78(1):27-34.

Heaton RK, Gladsjo JA, Palmer BW, Kuck J, Marcotte TD, Jeste DV. Stability and course of neuropsychological deficits in schizophrenia. Arch gen Psychiatry. 2001 Jan; 58(1):24-32.

Bombin I, Mayoral M, Castro-Fornieles J, Gonzalez-Pinto A, de la Serna E, Rapado-Castro M et al. Neuropsychological evidence for abnormal neurodevelopment associated with early-onset psychoses. Psychol Med. 2012 Jul 25:1-12. [Epub ahead of print]

Ekerholm M, Firus Waltersson S, Fagerberg T, Söderman E, Terenius L, Agartz I et al. , Neurocognitive function in long-term treated schizophrenia: A five-year follow-up study. Psychiatry Res. 2012 May 30. [Epub ahead of print]

Censits DM, Ragland JD, Gur RC, Gur RE. Neuropsychological evidence supporting a neurodevelopmental model of schizophrenia: a longitudinal study. Schizophr Res. 1997 Apr 11; 24(3):289-98.

Torrent C, Martinez-Arán A, Bonnin C del M, Reinares M, Daban C, Solé B et al. , Long-term outcome of cognitive impairment in bipolar disorder. J Clin Psychiatry. 2012 Aug; 73(7):e899-905.

Rund BR. A review of longitudinal studies of cognitive functions in schizophrenia patients. Schizophr Bull. 1998; 24(3):425-35. Review.

Friedman JI, Harvey PD, Coleman T, Moriarty PJ, Bowie C, Parrella M, et al. , Six-year follow-up study of cognitive and functional status across the lifespan in schizophrenia: a comparison with Alzheimer's disease and normal aging. Am J Psychiatry. 2001 Sep; 158(9):1441-8.

Altshuler LL, Ventura J, van Gorp WG, Green MF, Theberge DC, Mintz J. Neurocognitive function in clinically stable men with bipolar i disorder or schizophrenia and normal control subjects.

Keefe RS, Perkins DO, Gu H, Zipursky RB, Christensen BK, Lieberman JA. A longitudinal study of neurocognitive function in individuals at-risk for psychosis. Schizophr Res. 2006 Dec; 88(1-3):26-35. Epub 2006 Aug 22

Fioravanti M, Bianchi V, Cinti ME. Cognitive deficits in schizophrenia: an updated metanalysis of the scientific evidence. BMC Psychiatry. 2012 Jun 20; 12(1):64. [Epub ahead of print]

Perry W, Heaton RK, Potterat E, Roebuck T, Minassian A, Braff DL. Working memory in schizophrenia: transient "online" storage versus executive functioning. Schizophr Bull. 2001; 27(1):157-76.

Forbes NF, Carrick LA, McIntosh AM, Lawrie SM. Working memory in schizophrenia: a meta-analysis. Psychol Med. 2009 Jun; 39(6):889-905. Epub 2008 Oct 23.

Iampietro M, Giovannetti T, Drabick DA, Kessler RK. Empirically Defined Patterns of Executive Function Deficits in Schizophrenia and Their Relation to Everyday Functioning: A Person-Centered Approach Clin Neuropsychol. 2012 Oct 4. [Epub ahead of print]

Morrens M, Hulstijn W, Sabbe B. Psychomotor slowing in schizophrenia. Schizophr Bull. 2007 Jul; 33(4):1038-53. Epub 2006 Nov 8. Review.

Harvey, P. D. , Sharma, T. , 2002. Understanding and Treating Cognition in Schizo- phrenia. A Clinicians Handbook. Cromwell Press, Trowbridge.

Sole B, Bonnin CM, Torrent C, Martinez-Aran A, Popovic D, Tabarés-Seisdedos R. Neurocognitive impairment across the bipolar spectrum. CNS Neurosci Ther. 2012 Mar; 18(3):194-200. doi: 10. 1111/j. 1755-5949. 2011. 00262. x. Epub 2011 Nov 29.

Kurtz MM, Gerraty RT. A meta-analytic investigation of neurocognitive deficits in bipolar illness: profile and effects of clinical state. Neuropsychology. 2009 Sep; 23(5):551-62.

Martínez-Arán A, Vieta E, Colom F, Torrent C, Sánchez-Moreno J, Reinares M et al. , Cognitive impairment in euthymic bipolar patients: implications for clinical and functional outcome. Bipolar Disord. 2004 Jun; 6(3):224-32.

Torrent C, Martínez-Arán A, Daban C, Sánchez-Moreno J, Comes M, Goikolea JM, et al. s Cognitive impairment in bipolar ii disorder. Br J Psychiatry. 2006 Sep; 189:254-9. Erratum in: Br J Psychiatry. 2006 Dec; 189:569.

Christensen MV, Kyvik KO, Kessing LV. Cognitive function in unaffected twins discordant for affective disorder. Psychol Med. 2006 Aug; 36(8):1119-29. Epub 2006 May 31.

Gourovitch ML, Torrey EF, Gold JM, Randolph C, Weinberger DR, Goldberg TE. Neuropsychological performance of monozygotic twins discordant for bipolar disorder. Biol Psychiatry. 1999 Mar 1; 45(5):639-46.

Green MF, Kern RS, Braff DL, Mintz J. Neurocognitive deficits and functional outcome in schizophrenia: are we measuring the "right stuff"?. Schizophr Bull. 2000; 26(1):119-36. Review.

Bowie CR, Harvey PD. Cognitive deficits and functional outcome in schizophrenia. Neuropsychiatr Dis Treat. 2006 Dec; 2(4):531-6.

Carlsson R, Nyman H, Ganse G, Cullberg J. Neuropsychological functions predict 1- and 3-year outcome in first-episode psychosis. Acta Psychiatr Scand. 2006 Feb; 113(2):102-11.

 

Preguntas

1. ¿A que nos referimos con la hipótesis del neurodesarrollo?

a) la persona tiene un desarrollo neuronal adecuado.

b) la persona llega un momento en la vida que después de un desarrollo correcto comienza a presentar una degeneración.

c) la persona ya en los primeros momentos de la vida presenta alteraciones que posteriormente se manifestarán a nivel cognitivo.

d) ninguna es correcta.

 

2. Cuáles serían los principales dominios cognitivos implicado en la esquizofrenia

a) memoria y atención.

b) velocidad de procesamiento.

c) función ejecutiva.

d) disfunción generalizada.

 

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar