Última actualización web: 13/12/2019

Buscar:

Hipocondría

Definición: El hombre normal vive en su cuerpo pero este permanece silencioso para él, de modo que sólo la enfermedad o el dolor hacen que el hombre vuelva la atención a su cuerpo, desaparecida la enfermedad o el dolor, el cuerpo se vuelve silencioso. Por el contrario el hipocondríaco está centrado en su corporalidad. L. Rojas Ballesteros afirma que el hipocondríaco ha perdido la libertad sobre su cuerpo. El paciente tiene temor a presentar una enfermedad grave o bien piensa que la tiene, no dejándose tranquilizar por la negatividad de las exploraciones, lo que le lleva a peregrinaciones médicas (doctor shopping). A veces, además de lo señalado anteriormente, el paciente tiene temor intenso a los posibles efectos secundarios que la medicación, psiquiátrica o no, le puede producir en el cuerpo, y como consecuencia se muestra reacio a tomar medicación y cuando lo hace describe síntomas secundarios inexistentes. La actitud hipocondríaca puede aparecer en sujetos normales como reacción ante la enfermedad grave de un conocido. La hipocondría puede aparecer en depresiones y en trastornos de ansiedad. La hipocondría es el síntoma esencial del trastorno hipocondríaco. En los trastornos paranoides somáticos la hipocondría puede aparecer como la convicción delirante de tener una enfermedad somática. Por último, en la esquizofrenia cenestésica de Huber, llamada por Alonso Fernández timopatía ansiosa, donde abundan las alucinaciones cenestésicas, la hipocondría también es frecuente.


Términos relacionados:

Cancerofobia

Fobia a padecer cáncer que puede formar parte de un trastorno hipocondríaco. Forma parte de las fobias hipocondríacas.


Delirio depresivo

Es el delirio que puede aparecer en las depresiones. Clásicamente ha existido una controversia en el hecho de considerar a este delirio como primario o como secundario o deliroide, es decir montada sobre el fondo depresivo-angustioso y en cierto modo comprensible. Los delirios propiamente depresivos adoptan tres temas: la culpa, la ruina y la enfermedad. Para Kurt Schneider se trata de la revelación de las tres angustias primordiales del hombre. Para J.J. López Ibor los tres temas responden a las relaciones del ser humano con su cuerpo, que origina el delirio hipocondríaco; la relación del sujeto con su mundo que origina el delirio de ruina y la relación consigo mismo que origina el delirio de culpa. Los delirios de culpa pueden referirse al estado actual, pueden tener un carácter prospectivo, refiriéndose al futuro, o, lo que es más frecuente, referirse al pasado. Veamos ejemplos de cada uno de ellos. Yo en realidad no estoy enfermo, lo que soy es un perro, un vago y la gente en el trabajo lo nota. En casa me ocurre igual, llego a casa y me tiendo en la cama y no salgo de ella, no me levanto ni para comer. Ahora se me ha metido en la cabeza que me van a quitar la pensión y me llevo todo el día pensando en eso. Es que creo que la gente se ha dado cuenta de que yo tengo mucho cuento y de que no merezco la pensión. No voy a ser capaz de llevar mi casa. Con mi madre me porté muy mal, me enfadaba cuando ella salía con sus amigas, no quería que me dejara sola en casa. Con mi marido me ocurrió igual, yo he sido muy egoísta con él. Yo tengo la culpa de que mi madre se separara de mi padre. Yo he tenido la culpa de todo lo que ocurrió en casa Pero en las depresiones pueden presentarse otros delirios, generalmente paranoides a veces acompañados de alucinaciones, que son denominados en el DSM-IV-TR, como síntomas psicóticos no congruentes con el estado de ánimo, siendo los delirios de culpa, ruina e hipocondríacos, acompañados o no de alucinaciones como síntomas psicóticos congruentes con el estado de ánimo.


Delirio paranoico

Constituye el delirio de la paranoia de Emil Kraepelin. Este autor, en la octava edición de su tratado describió la paranoia como el desarrollo insidioso, originado por causas internas, de un sistema delirante permanente e inamovible, que cursa con plena conservación de la claridad y del orden del pensamiento, en la voluntad y en la conducta. De la misma manera que los delirios parafrénicos, la clasificación francesa la incluye dentro de los denominados delirios crónicos. En el DSM-IV TR y en la CIE 10, la paranoia para a llamarse trastorno delirante (paranoide) y trastorno de ideas delirantes, respectivamente. Para Henry Ey este delirio, que forma parte de lo que la escuela francesa llama psicosis delirantes sistematizadas, se caracteriza por: 1) La continuidad del delirio paranoico y de la personalidad. El carácter constitucional del delirio. Hay íntimas relaciones entre la personalidad y el delirio. 2) El tema dramático fundamental es el tema de la persecución. Incluso cuando el tema sea megalomaníaco, la persecución siempre estará presente, se le perseguirá porque se le envidia su grandeza. Sin embargo este carácter persecutorio no existe en el tipo somático de este delirio. 3) El desarrollo de este delirio es coherente y sistemático. De ahí que las interpretaciones de tipo psicoanalítico hayan abundado para explicar este delirio. 4) Ausencia de evolución demencial. No obstante con el tiempo el delirio pierde actividad, se empobrece, es lo que Henry Ey llama cristalización del delirio. Su estructura es afectiva. 5) Ausencia de un trastorno paralógico del pensamiento. En todo momento el delirio va a tener el aspecto del pensamiento normal. Los delirios paranoicos pueden clasificarse en los siguientes tipos: 1) Tipo erotomaníaco. Sinónimo: De Clérambault (síndrome de). El tema predominante es la idea delirante de que una persona, generalmente de una condición social o económica más alta, está enamorada del sujeto. Son frecuentes los intentos de contactar con la persona objeto del delirio a través de cartas, llamadas de teléfonos, visitas o incluso el acecho y la vigilancia. La mayoría de los sujetos con este delirio son mujeres. 2) Tipo de grandiosidad. En el que el tema predominante es una sobrevaloración del poder propio, los conocimientos propios, el haber hecho un descubrimiento importante, o una relación especial con una persona famosa o una divinidad. 3) Tipo celotípico. Sinónimo: Otelo (síndrome de) .El tema fundamental es la infidelidad de la pareja. El sujeto suele intervenir coartando la libertad de la pareja, siguiéndola en secreto o agrediéndola. 4) Tipo persecutorio. En el que el tema central es que la persona delirante o alguien cercano a ella es objeto de persecución, es engañado, seguido, envenenado, calumniado. A veces adquiere la forma de paranoia querulante, es decir el sujeto cree que ha sido objeto de una injusticia que se intenta remediar con continuas apelaciones a los tribunales. 5) Tipo somático. Sinónimo: delirio hipocondríaco. El delirio está centrado en la convicción de que se tiene un defecto o enfermedad física. Los más frecuentes son la creencia de que se emite un olor insoportable, que se tiene una infestación por insectos dentro o fuera de la piel, que tiene un parásito interno, que hay partes de su cuerpo que no funcionan, que tiene una parte del cuerpo (nariz, genitales, etc.) deformes cuando esto no es lo que se observa. 6) Tipo inespecífico. Cuando no se ajusta a los anteriores.


Ensimismamiento

Sinónimo: despolarización atentiva (Pérez Villamil). J. Ortega y Gasset llamaba así al aumento de la capacidad de atención pero dirigida hacia dentro. De esta manera en los obsesivos la atención puede estar polarizada hacia las distintas ideas obsesivas, en el autismo hacia las vivencias delirantes o alucinaciones y en el hipocondríaco hacia su cuerpo.


Espectro obsesivo

Para E. Hollander (1993,1997) incluye los siguientes trastornos en este espectro: 1) Trastornos caracterizados por la preocupación por la apariencia corporal (trastorno dismorfico corporal, trastorno de despersonalización, trastorno hipocondríaco). 2) Trastornos del control de impulsos (ludopatía, compra compulsiva, tricolomanía, etc.) 3)Trastornos neurológicos con fenómenos impulsivos (autismo, síndrome de Asperger, enfermedad de Gilles de la Tourette). 4) Otros trastornos impulsivos (personalidad límite, personalidad antisocial, trastorno obsesivo-compulsivo, esquizofrenia con síntomas obsesivos, etc.). Todos estos trastornos comparten con el trastorno obsesivo compulsivos muchas características (respuesta al tratamiento, tipos de síntomas, anomalías genéticas, etc.).


Estreñimiento

Puede constituir una preocupación exagerada en determinados pacientes hipocondríacos o depresivos, estreñimiento que se ve favorecido por los efectos anticolinérgicos de algunos psicofármacos. La dependencia a opiáceos también puede producir estreñimiento.


Frontal (síndrome)

De acuerdo con C. Pelegrín Valero los síntomas propios del síndrome frontal son los siguientes: 1) Disminución de la autoconciencia. Falta de conciencia de las conductas sociales apropiadas y falta de conciencia de los propias deficiencias. 2) Cambios de la personalidad. La llamada personalidad frontal, que a la vez puede ser de dos tipos: a) De tipo apático, con disminución del interés, espontaneidad, de la respuesta emocional y de la fluencia verbal. b) De tipo desinhibido o psicopático, con hiperactividad, hiperfagia, hipersexualidad, euforia (moria), irritabilidad. 3) Otros trastornos psiquiátricos: trastornos del estado de ánimo, de ansiedad, compulsiones, hipocondría, etc. 4) Trastornos de la ejecución de las funciones motoras. Entre ellos tenemos: a) La perseveración o la acción de dar la misma respuesta a diferentes requerimientos. b) La impulsividad o el paso al acto sin reflexión. c) La imitación de conductas o gestos. d) Las conductas de utilización o tendencia a usar los objetos que se les presenta sin ninguna finalidad. 5) Funciones cognitivas: atención, programación de movimientos (apraxia mielocinética), lenguaje (afasia motora transcortical no fluente), fluencia verbal y no verbal, memoria, pensamiento abstracto. En los casos avanzados se puede producir el síndrome de Guiraud que consta de palilalia, ecolalia, mutismo y adinamia. 6) Funciones ejecutivas. Se llama así a la conducta motora dirigida a un fin u objetivo. La función ejecutiva comprende los siguientes pasos: elaboración de un plan para conseguir un objetivo; elegir los patrones de conducta que le lleven a ese objetivo; eliminar las conductas que no van dirigidas a ese fin; anticipar las consecuencias; reconocer que se ha llegado al objetivo previsto y generar nuevos planes. La función ejecutiva se explora a través de las pruebas de laberintos, los test motores de Luria, los test de fluencia verbal y el test de clasificación de tarjetas. La afectación de la función ejecutiva se produce en lesiones del sistema prefrontal dorsolateral.


Hiperalgesia

Es el aumento de la sensibilidad al dolor. En los pacientes psiquiátricos se puede presentar en los trastornos de conversión y en los hipocondríacos.


Hipocondría mnésica

Descrita por German Berrios y cols. Se trata de pacientes que acuden a la consulta con quejas de mala memoria y que no presenta un déficit cognitivo orgánico o un trastorno depresivo. Son pacientes que cumplen los criterios de hipocondría. Suelen ser sujetos del sexo masculino, con buen nivel intelectual y educativo y perfeccionistas.


Hipocondríaco (trastorno)

Trastorno de ansiedad en el cual la hipocondría es el síntoma principal. La hipocondría en este caso es tan intensa que produce un deterioro social, laboral y familiar.


Artículos relacionados:
Trastorno de Conversión

Araceli Martinez Carrascosa , Carmen García Moreno , Mª Dolores Sánchez García , Nora Muros Cobos, Jose Campos Moreno, Carolina Sánchez Mora

Indicadores de depresión en alumnos Universitarios del Valle de Toluca

Daniela Flores Garza , Alejandra Moysén Chimal

Ekbom y psicosis hipocondriacas monosintomáticas, a propósito de un caso.

Juan Bueno Notivol , Miguel Pascual Oliver, Marina García Rapún, Angela González Maiso, Pamela Paredes Carreño, Camino Pérez Pemán

CLASES DE INTERPRETACION COMO TERAPIA ALTERNATIVA EN LA HIPOCONDRÍA

MARIA DEL ALBA ARROYO REY , ALEJANDRO SÁNCHEZ MOYA, ELISABET DE LA ROSA CARRASCO

La hipocondría de la vida cotidiana

Mª José Fernández Guerrero

Síndrome de Ekbom: a propósito de un caso

Horcajo B.M , Boszczyk A.M , Vicente C.

Ubicación nosológica de la dismorfofobia: Análisis de cuatro casos.

Paloma Varela Casal

Tengo una enfermedad.

María Eugenia Sáez Roche

Síntomas de ansiedad en ancianos que residen en la comunidad. Factores asociados.

Elisa Torres

Síntomas de ansiedad en ancianos que residen en la comunidad. Factores asociados.

Elisa Torres

PUBLICIDAD
PRÓXIMOS CURSOS ONLINE

Publica con Nosotros

La publicación en nuestra plataforma es gratuita y gracias a nuestro excelente posicionamiento en la web, tus contenidos tendrán mejor visibilidad.

Publica tu Contenido
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana