MENU

PUBLICIDAD

Me Gusta   0 Comentar    0

Actualidad y Artículos | Adictivos, Trastornos relacionados con sustancias y trastornos adictivos   Seguir 34

Noticia | 10/11/2021

El reto del cannabis: abrir el debate sobre su legalización sin exponer sus peligros



0%

Alertan de que los jóvenes podrían acercarse a esta «droga de terciopelo» sin ser conscientes de sus efectos.


Con apenas 16 años, a Luis, que pensaba que lo tenía todo bajo control, le costaba seguir los dictados en clase de Lengua por culpa de su adicción al cannabis. A la falta de concentración se le unían, además, otros problemas relacionados con la pérdida de memoria y le acechaban regularmente brotes psicóticos que lo llevaban al delirio. La marihuana que conseguía en la calle, y a la que se acercó de manera inocente para integrarse con otros jóvenes de su edad, acabó por apartarlo de sus estudios.


Entre los adolescentes como Luis, el cannabis es la droga ilegal que más se consume. Y cada vez empiezan antes: la media de edad con la que experimentan con esta sustancia es de menos de 15 años, según el último estudio publicado por la encuesta Estudes. Con estos datos sobre la mesa, el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre drogas, Joan Villalbí, lamentaba esta misma semana, mientras el Congreso de los Diputados discutía la propuesta de regulación integral del cannabis de Más País, que el debate sobre los efectos que produce en la población se haya banalizado. Villalbí recordó que «más o menos un 10% de la población española lo ha consumido en el último año y un 3% lo hace diariamente», unas cifras «relativamente altas en el contexto internacional», según alertó. Así, una regulación como la que proponen los partidos de la izquierda en el Congreso, dispararía su consumo. En esta misma línea, los psiquiatras también reconocen su preocupación porque se popularicen y se haga aún más accesible esta droga entre los jóvenes.


«Sufrimos el riesgo de que produzca un efecto perjudicial en la percepción del cannabis que tienen los jóvenes. Al legalizarlo se podría mandar un mensaje de que no es malo», cuenta a ABC José Luis Carrasco, jefe de la Unidad de Trastornos de la personalidad del hospital Clínico San Carlos de Madrid. En su opinión, si se regularizara, habría que acompañarlo de «una campaña intensa que alertara de sus efectos», ya que se trata de «una droga aterciopelada, cuyas consecuencias no se perciben en el momento en que se toma pero van en detrimento de la maduración de la personalidad». Este psiquiatra ha comprobado mediante los casos que trata en su consulta que «cuando los jóvenes consumen cannabis regularmente se paraliza su maduración, se vuelven más intolerantes con la frustración y se quedan, en general, atrás». Al final, un consumo continuado desemboca en trastornos de personalidad.


Más vulnerables


En este sentido, a Ana González-Pinto, presidenta de la Fundación Española de psiquiatría y Salud Mental, le inquieta que «los adultos pueden tomar sus propias decisiones, pero que los jóvenes encuentren continuamente mensajes sobre las virtudes del cannabis en su salud no es adecuado». A esta catedrática en psiquiatría lo que le preocupa también es que los adolescentes son «mucho más vulnerables a la hora de desarrollar cuadros psicotrópicos», y según cuenta, esto ocurriría al 10% de ellos. Además, a este porcentaje de los que tienen predisposición genética a desarrollar cuadros como la esquizofrenia se les unen, según cuenta, otros que tienen en su historial factores de riesgo adquiridos como podrían ser haber sufrido problemas en el parto o infecciones en edades tempranas, entre otros.


José Carlos Bouso, psicólogo clínico y doctor en Farmacología además de director científico de la Fundación Icers, aclara los dos tipos de efectos que provocan las sustancias como el cannabis (o similares como antipsicóticos o las anfetaminas), que actúan sobre el cerebro: por una parte están los neuronales o neuropsicológicos (sobre las estructuras cerebrales y sus funciones) y, por otra, los psiquiátricos, donde se englobarían las psicopatologías o trastornos mentales como, por ejemplo, la esquizofrenia. Sin embargo, según expone a ABC, «en términos estadísticos habría unos 15. 000 usuarios que tendrían que dejar de utilizar el cannabis para prevenir un solo caso de esquizofrenia». En este sentido, cuenta que «es muy difícil encontrar una relación causal o un único factor que determine este tipo de enfermedades que tienen muchas causas». El psicólogo reconoce, además, que las políticas actuales fomentan un mercado negro «donde hay productos que pueden estar adulterados con contaminantes o bacterias y al final se producen más riesgos que beneficios». Por otra parte, Bouso reivindica que ningún menor debería tener acceso a ninguna droga y critica que a determinados adolescentes «se les administren antridepresivos o anfetaminas cuando son diagnosticados con TDAH», ya que, en general, «es una barbaridad, al igual que consuman cannabis».

Fuente: ABC
Palabras clave: cannabis, legalización, peligros, adicciones
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-66026

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

PsiquiConsultas herramienta para profesionales de la salud
-Publicidad

Síguenos en las redes

vortioxetina antidepresivos
Publicidad

LIBRO RECOMENDADO

Suicidio Prevención

¡Novedad en libros! La visión actual del suicidio, científicamente fundamentada, es que, aunque ...

COMPRAR AQUÍ

VER MÁS LIBROS RECOMENDADOS
CFC

Trastorno por Comportamiento Sexual Compulsivo (TCSC): Evaluación y diagnóstico

Inicio: 17/07/2024 | Precio: 150€

Ver curso