Última actualización web: 24/11/2020

La patofiología del trastorno de pánico.

Autor/autores: K. Schruers
Fecha Publicación: 01/01/2002
Área temática: Trastornos de ansiedad .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

[ABSTRACT] Spontaneous panic attacks are unpredictable and therefore hard to study. To be able to study the phenomena of this illness more directly, models of panic were developed, using different types of challenges to provoke panic under laboratory conditions. Lactate was the first model. It induces panic attacks in about 60-80% of panic disorder (PD) patient compared to 0-20% of healthy controls. The finding that hyperventilation is associated with lactate triggered panic, and that hypocapnia is deeper in patients than controls fostered lactate investigators to explore the role of hyperventilation in the genesis of panic. In the carbon dioxide challenge PD subjects reported significantly more anxiety than controls, generalized anxiety, obsessive patients, and those with simple phobia. These findings raise a regain of interest in a metabolic hypothesis to account for the vulnerability of PD subjects to both lactate and CO2. An appealing hypothesis has been formulated by Klein (1993). The vital threat represented by an excess of lactate or CO2 may trigger an inborn suffocation alarm. This phylogenetically evolved alarm releases acute distress, and breathlessness, urging air hunger and flight to open surroundings. Panic attacks may be false alarms in sensitive individuals who have a disregulated hypersensitive suffocation detector. Even though the underlying mechanisms of panic are far from fully unraveled, laboratory challenges may become useful tools to validate clinical diagnosis.Los ataques de pánico espontáneos son impredecibles, y por lo tanto difíciles de estudiar. Para poder estudiar directamente la enfermedad se han desarrollado diferentes modelos de pánico utilizando diversos estímulos de provocación para conseguir provocar las crisis en condiciones de laboratorio. La infusión de lactato fue el primer modelo utilizado. Provoca una crisis en el 60-80% de los pacientes pero sólo en el 0-20% de los controles sanos. El hecho de que el pánico desencadenado por lactato se asocia a hiperventilación y que la hipocapnia es mayor en pacientes, impulsó la investigación de la hiperventilación en el Trastorno de Angustia (TA). En la prueba de provocación con dióxido de carbono los pacientes responden con más ansiedad que los controles, los pacientes con ansiedad generalizada, los obsesivos, y los que presentan fobias simples. Estos hallazgos han renovado el interés en una hipótesis metabólica que explique la vulnerabilidad de los pacientes con TA al lactato y al CO2. La hipótesis de la amenaza vital formulada por Klein en 1993 explica que tras un exceso de lactato o CO2 se puede desarrollar una alarma de ahogo innata. Esta alarma, desarrollada filogenéticamente provoca un estrés agudo, sensación de ahogo y una conducta de huída de lugares cerrados. Los ataques de pánico pueden constituir falsas alarmas en personas predispustas que poseen un "sistema de detección de ahogo" hipersensible. Aunque los mecanismos finales del pánico distan de conocerse, las pruebas de provocación pueden constituir herramientas útiles a la hora de validar diagnósticos clínicos.

Palabras clave: Asfixia, Dióxido de carbono, Lactato, Pruebas de provocación, Trastorno de angustia, Trastorno de pánico

-----

Este archivo no está actualmente disponible para su descarga.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-1919

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana