PUBLICIDAD
Última actualización web: 06/12/2022

REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA: TRASTORNO DE CONTROL DE IMPULSOS EN LA ENFERMEDAD DE PARKINSON CON TERAPIA DE REEMPLAZO DOPAMINÉRGICO

  Seguir al autor

Autor/autores: María Isabel Cano Navarro , Lorena Sinuela Pastor, Miguel Ángel Cuquerella Adell, María Ferrandis Cortés
Fecha Publicación: 02/05/2018
Área temática: Trastorno Control de impulsos .
Tipo de trabajo:  Póster

Psicólogo Interno Residente, Consorcio Hospital General Universitario de Valencia

RESUMEN

Introducción. La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno degenerativo provocado por la muerte neuronal dopaminérgica de la sustancia negra que desencadena alteraciones motoras, cognitivas, depresión y dolor. El tratamiento principal son las terapias de reemplazo (levodopa o agonistas dopaminérgicos). Los trastornos de control de impulsos (TCI) pueden surgir en la EP en relación con el uso de AD, considerándose la disfunción de los circuitos de recompensa el principal mecanismo subyacente. Objetivo. Estudiar la relación entre los TCI y las terapias de reemplazo dopaminérgico en la EP. Método. Revisión bibliográfica sobre la aparición de TCI en la EP con terapia de reemplazo dopaminérgico seleccionando 15 artículos de Google Academic, PubMed y PsycINFO. Resultados. Aproximadamente, entre un 14-20% de los pacientes con EP tratados con AD pueden desarrollar TCI. Las presentaciones más comunes son el juego patológico, el comportamiento sexual compulsivo, la compra compulsiva y el atracón. Actualmente, no existen estudios controlados que permitan determinar un tratamiento óptimo. Algunas alternativas de intervención son: discontinuación o disminución del AD recibido, acompañado de un aumento de levodopa; el uso de antipsicóticos atípicos; el tratamiento quirúrgico (estimulación del núcleo subtalámico); uso de ISRS en conducta sexual y de atracón; y de topiramato en juego patológico. Es fundamental la participación activa de los familiares y la limitación del acceso al dinero. Conclusiones. Los TCI en la EP interfirieren con el normal funcionamiento de la vida personal, familiar y/o laboral. Se requieren más estudios para comprender los mecanismos implicados y determinar tratamientos de mayor idoneidad.

Palabras clave: enfermedad de Parkinson, trastorno del control de impulsos, terapia de reemplazo dopaminérgico


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-8780

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA: trastorno DE CONTROL DE IMPULSOS EN LA
ENFERMEDAD DE PARKINSON CON terapia DE REEMPLAZO DOPAMINÉRGICO
Cano, M. I. , Sinuela, L. , Cuquerella, M. Á. y Ferrandis, M.

Consorcio hospital General Universitario de Valencia
INTRODUCCIÓN

MÉTODO

La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno degenerativo provocado por
la muerte neuronal dopaminérgica de la sustancia negra que desencadena
alteraciones motoras, cognitivas, depresión y dolor. El tratamiento principal son
las terapias de reemplazo (levodopa o agonistas dopaminérgicos). Los trastornos
de control de impulsos (TCI) pueden surgir en la EP en relación con el uso de
AD, considerándose la disfunción de los circuitos de recompensa el principal
mecanismo subyacente.

Revisión bibliográfica sobre la aparición de TCI en la EP con terapia de
reemplazo dopaminérgico seleccionando 15 artículos de:
Google Academic
PubMed
PsycINFO

OBJETIVO

Estudiar la relación entre los TCI y las
terapias de reemplazo dopaminérgico
en la EP.

RESULTADOS
Aproximadamente, entre un 14-20% de los pacientes con EP tratados con AD pueden desarrollar
TCI. Las presentaciones más comunes son el juego patológico, el comportamiento sexual
compulsivo, la compra compulsiva y el atracón.
Se considera que la causa principal de las alteraciones cognitivas y de los trastornos del
comportamiento en la EP es la disrupción de los circuitos fronto-estriados como consecuencia de
la degeneración de las proyecciones dopaminérgicas nigroestriatales y mesocorticolímbicas. Esta
degeneración afecta inicialmente a regiones dorsales del circuito fronto-estriado, comprendiendo
principalmente a la sustancia nigra pars compacta, el núcleo estriado, las cortezas motoras y DLPFC.
En cambio, las regiones ventrales de dicho circuito, como el ATV, el estriado ventral y VMPFC, se
mantienen relativamente preservadas durante gran parte de los estadios de la enfermedad. Esto
tiene implicancias para el entendimiento de los diferentes efectos que la DRT genera sobre algunas
conductas. Se observó que la dopamina restaura las funciones que dependen del circuito dorsal, al
mismo tiempo que deteriora, por medio de un "efecto de sobreestimulación" a aquellas que son
dependientes del circuito ventral. De hecho, se ha demostrado con PET que la DRT reduce el
metabolismo en ciertas regiones del circuito ventral. Este circuito está involucrado en el mecanismo
de la recompensa y presenta una elevada densidad de receptores dopaminérgicos tipo D3
(pertenecientes a la familia de receptores inhibitorios D2), que al ser activados por la medicación
dopaminérgica producen una hipoactivación del circuito ventral. Por tanto, la DRT disminuiría
la actividad cerebral en ciertas áreas involucradas en el mecanismo de la recompensa, lo que
predispondría al desarrollo de TCI.
Pero. . . ¿Por qué el 91% de los pacientes con EP que reciben DRT no desarrollan ningún TCI?
Parece que existen otros factores influyentes como la genética, la personalidad y otras afectaciones
en neurotransmisión en los TCI además de la dopaminérgica (p. e. serotoninérgica).

Actualmente, no existen estudios controlados que permitan determinar un tratamiento óptimo.
Algunas alternativas de intervención son: discontinuación o disminución del AD recibido,
acompañado de un aumento de levodopa; el uso de antipsicóticos atípicos; el tratamiento quirúrgico
(estimulación del núcleo subtalámico); uso de ISRS en conducta sexual y de atracón; y de topiramato
en juego patológico. Es fundamental la participación activa de los familiares y la limitación del
acceso al dinero.

CONCLUSIONES

REFERENCIAS

Los TCI en la EP interfirieren con el normal funcionamiento de la vida
personal, familiar y/o laboral. Aquellos pacientes que comenzarán a tratarse
por primera vez con DA deberían ser advertidos de la posibilidad de desarrollar
algún TCI. En especial, si son pacientes de sexo masculino con inicio temprano
de la EP y con antecedentes personales o familiares de consumo de alcohol o de
enfermedad psiquiátrica. Se requieren más estudios para comprender los
mecanismos implicados y determinar tratamientos de mayor idoneidad.

Rossi, M. y Merello, M. (2008). trastorno del control de los impulsos en la
enfermedad de Parkinson. Arch. Neurol. Neuroc. Neurpsiquiatr. 15 (1), 6-16.
Aracil-Bolaños, I. , & Strafella, A. P. (2016). Molecular imaging and neural
networks in impulse control disorders in Parkinson's disease. Parkinsonism &
Related Disorders, 22(Suppl 1), S101­S105.
Luquin, M. et al. (2012). levodopa in the treatment of Parkinson's disease:
Myths and realties. Revista de neurología, 55, 669-88.

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar