PUBLICIDAD
Última actualización web: 06/12/2022

Determinantes de la calidad de vida percibida en ancianos institucionalizados.

Autor/autores: Maritza González Blanco
Fecha Publicación: 01/03/2006
Área temática: Psicogeriatría y Trastornos Mentales Orgánicos .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Se realiza un estudio para identificar los factores determinantes de la calidad de vida percibida de personas ingresadas en un hogar de ancianos así como su relación con el modo de vida de la comunidad. Se exploran las actividades de la vida diaria, la percepción del entorno, la utilización del tiempo, la salud percibida y la satisfacción con la vida, mediante la aplicación de técnicas cualitativas a los ancianos así como a trabajadores del centro.

Se destaca la necesidad de estudios de este tipo que tomen en cuenta la dimensión subjetiva de la calidad de vida con vistas a proponer medidas institucionales y sociales encaminadas a elevar dicha calidad en las personas de la tercera edad.

Palabras clave: Calidad de vida, Tercera edad


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-3161

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Determinantes de la calidad de vida percibida en ancianos institucionalizados.

Dra. Carmen Regina Victoria García-Viniegras *; Lic. Maritza González Blanco **; Lic. Odalys Fernández Benítez ***

* Dra. en Ciencias de la Salud. Profesora Asistente. Investigadora Titular Facultad de Ciencias Médicas Miguel Enríquez, Cuba.

** Licenciada en psicología. Especialista en psicología de la Salud.  
Hospital Hermanos Amejeiras

*** Licenciada en psicología. Especialista en psicología de la Salud
Policlínico Julio Antonio Mella

PALABRAS CLAVE: Calidad de vida, tercera edad.

(KEYWORDS: Quality of life, older adults. )

Resumen

Se realiza un estudio para identificar los factores determinantes de la calidad de vida percibida de personas ingresadas en un hogar de ancianos así como su relación con el modo de vida de la comunidad. Se exploran las actividades de la vida diaria, la percepción del entorno, la utilización del tiempo, la salud percibida y la satisfacción con la vida, mediante la aplicación de técnicas cualitativas a los ancianos así como a trabajadores del centro. Se destaca la necesidad de estudios de este tipo que tomen en cuenta la dimensión subjetiva de la calidad de vida con vistas a proponer medidas institucionales y sociales encaminadas a elevar dicha calidad en las personas de la tercera edad.

Abstract

A study was carried out in an aging population of an nternal residence in order to describe perceived quality of life factors as well as its relationship with community life style. Qualitative techniques are applied to residents as well as to workers. Daily activities, enviroment perception, the use of their time, perceived health status and life satisfaction are explored. The importance of taking into account subjective dimension of quality of life inside such institutions is remarked.



Introducción

La calidad de vida no declina necesariamente con el incremento de los años, es decir, ni mejora ni empeora con la edad, ya que los individuos en cualquier etapa de la vida pueden adaptarse a las circunstancias en las que se encuentran inmersos. La literatura reciente intenta desmitificar la imagen del anciano cansado y deprimido por ley natural (1), por lo cual los estudios acerca de los determinantes de la calidad de vida en el anciano cobran una especial significación.

El bienestar subjetivo en esta época de la vida depende de las evaluaciones y percepciones que tengan los ancianos a partir de sus experiencias, de la capacidad de adaptación para afrontar los problemas. La consideración de los factores subjetivos nos lleva, al hablar del nivel de satisfacción del anciano, a prestar atención a los factores psicológicos al grado de satisfacción que los sujetos tienen en relación son su vida, o más bien de cómo perciben que esta ha transcurrido (2).  

Según varios autores: “Los individuos que envejecen de manera óptima y logran una longevidad con bienestar, son aquellos que permanecen activos (física y socialmente), manejan adecuadamente la reducción de su mundo social y sustentan determinados valores personales” (3, 4).

Los estudios realizados en esta esfera identifican la existencia de varias dimensiones como determinantes de la Calidad de Vida de los mayores. Fernández Garrido identifica 6 factores: salud percibida, valoración del entorno, satisfacción social, habilidades funcionales, utilización del tiempo y satisfacción con la vida (5).

Las investigaciones sobre calidad de vida en el anciano han estado orientadas frecuentemente a la evaluación de la funcionalidad, entendida como la capacidad que tiene la persona de desarrollar actividades propias de la vida cotidiana, atenderse a sí mismo y desarrollarse en el medio familiar y comunitario (6). En la vejez, el mantenimiento de la autonomía también tiene una gran incidencia en la calidad de vida.  

La medición de estas capacidades evalúa las respuestas del anciano a sus propias disfunciones, las cuales varían en función de sus atribuciones, creencias, afrontamiento, es decir, por aspectos cognitivos, emocionales, sociales y ambientales, no sólo por causas fisiológicas. Lo importante es el sentido personal que las limitaciones poseen para el individuo en particular. Deben ser consideradas aquellas funciones que se hacían y se han perdido como consecuencia de las limitaciones de la vejez. Según Fernández Garrido la calidad de vida del anciano está determinada por la funcionalidad y la capacidad de permanecer independiente más que por la gravedad de una enfermedad determinada. La posibilidad de valerse por sí mismo cobra una gran importancia. La mayoría de los ancianos aceptan su proceso de envejecer siempre que sea con autonomía y control de las situaciones (5).

De vital importancia suelen ser las relaciones sociales, y en especial las familiares (7), referidas al apoyo y acogimiento que experimenta la persona con respecto a la sociedad y a la comunidad en que vive lo que produce una determinada satisfacción emocional y protección material, que para los ancianos resulta imprescindible.  

Frecuentemente estas relaciones se ven deterioradas al no tener pareja (viudez) y al tener precaria relación con familiares. Las parejas constituyen generalmente un excelente apoyo social y en la ancianidad este apoyo es esencial (8) algunos estudios han señalado que en los viejos las causas del llamado "vacío existencial" están relacionadas con la pérdida de roles, la reducción de la actividad y la participación y la pérdida de amigos y parientes (9, 10).  

Existe una dimensión que subyace en todas las demás referidas en la literatura y es aquella que suela denominarse “satisfacción con la vida”. Aunque esta dimensión depende mucho del balance personal de cada individuo, lo cierto es que debe intentarse llenar de contenido y de deseos la existencia de las personas mayores y tratar de que las nuevas relaciones y actividades den sentido a su existencia. Las actividades culturales y de formación no sólo contribuyen a llenar el día de actividades sino que también otorgan sentido y coherencia a sus vidas y a sus deseos (6). En la tercera edad, la actividad física-intelectual y el interés por el entorno canalizadas a través de actividades de recreación y ocio productivo, favorecen el bienestar y la calidad de vida de los individuos (2).


Objetivos

El presente trabajo pretende identificar los factores determinantes de la calidad de vida percibida de personas ingresadas en un hogar de ancianos así como su relación con el modo de vida de la comunidad. También intentará describir la capacidad funcional de estos ancianos, mediante la aplicación de los cuestionarios de Barthel, Katz y Lawton. Es objetivo de este estudio destacar la importancia de considerar la dimensión subjetiva de la calidad de vida en estudios de este tipo, así como proponer medidas institucionales y sociales encaminadas a elevar dicha calidad en las personas de la tercera edad.


Material y método

Se estudió la población del Hogar de Ancianos 13 de marzo del Municipio Guanabacoa, en Ciudad de La Habana, donde se realizó un estudio etnográfico, para describir la organización social y forma de vida del colectivo de personas que allí convive. Para esto se realizó además un estudio cualitativo utilizando la técnica de observación participante de las actividades de la vida cotidiana y la entrevista en profundidad a hombres y mujeres residentes, así como a trabajadores del centro, para establecer los determinantes de la calidad de vida percibida.


Resultados

La institución y su entorno

El Hogar de Ancianos "13 de Marzo", ubicado en la localidad de Guanabacoa, Ciudad de La Habana, fue inaugurado el 16 de Marzo de 1987. Esta institución tiene la misión social de brindar atención a personas de la tercera edad tanto de este Municipio como de otros de Ciudad Habana y tiene una capacidad de 104 camas para internos y 40 plazas para seminternos. Los ancianos que viven en este hogar, así como los externos que asisten durante el día y luego se van a sus domicilios, tienen diferentes grados de limitaciones físicas y mentales, siendo la mayoría de los externos relativamente independientes.  

Las opiniones de los ancianos en relación con su entorno social son favorables. El hecho de que sea un centro pequeño y que el tiempo de permanencia de los ancianos en el mismo sea, por lo general, de varios años, contribuye a crear, relaciones de amistad y confianza.  

Las principales conclusiones se centran en que todos son muy trabajadores y atienden correctamente a los ancianos. Coinciden en reconocer que trabajan mucho y que la situación de algunos residentes conllevaba mucho trabajo.


Utilización del tiempo

Existe una baja frecuencia de utilización de la lectura, a pesar de los libros existentes. Consideramos que el predominio de ancianos de bajo nivel cultural unido a las dificultades visuales propias de la edad, influyen en este comportamiento, es decir, a no seleccionar la lectura como entretenimiento o instrucción.

En cuanto a “tiempo libre”, les atrae mucho las actividades en colectivo, como los juegos de mesa (dominó) y también escuchar música romántica suave de su época.

“ yo paso buen rato jugando dominó con mis compañeros aquí, eso me es muy agradable, aunque en ocasiones hasta riñamos un poco pero eso de ahí no pasa, es que la emoción del juego todavía se siente”.
Ramón

“ a mi me gusta cuando algunas de nosotras no ponemos a recordar nuestros tiempos y ponemos música romántica y suave, porque esa que ponen los jóvenes atormenta mucho”.
Luisa.


Salud percibida

Las enfermedades crónicas no las perciben como molestas para su vida, excepto en el caso de los dolores articulares, que sí son percibidas como molestas y limitantes.  

Para mí, tener salud es estar bien, poder hacer mis cosas yo sola, que no me tengan que ayudar, que no me duela nada ¿sabe que quiero decir? Yo si no me duelen los huesos estoy bien, se puede decir que tengo salud, pero claro esto de la artrosis hay veces que me deja que no me puedo casi ni mover, aunque así fuerte y de mucho dolor solo son algunos días, por eso yo le decía que sí que creo que tengo salud, porque aparte de eso no me pasa nada malo.
Conchita.

Tener salud para algunos ancianos es “que no me pase nada malo”, “que pueda tener movilidad”, “que tenga disposición para con la vida”. También entienden la salud en términos de independencia, les resulta muy molesto ir perdiendo la capacidad de realizar determinadas funciones aunque sean muy elementales.

“para mi es tener independencia, aquí te dan todo lo necesario para vivir, ya a esta edad no se necesita mucho,  
…. pero si uno no puede hacer las cosas mínimas uno solo, eso es lo último que le puede pasar a una persona”.
Mirtha.

En cuanto a su salud mental, los ancianos la relacionan siempre con el deterioro cognitivo, en particular, con la pérdida de memoria.  

“ yo tengo que irme, no he hecho la comida y pronto llegan los muchachos ……. . (llanto) esto me hace sufrir, se me olvida que ya no vivo con mis hijos”
“ …. . a uno le es muy molesto eso de querer recordar un nombre o algo que le dijeron y eso es muy desagradable, eso hace que las personas más jóvenes no te presten mucha atención a lo que dices” “ también que me dices cuando ya has hecho una historia y la repites porque se te olvido que ya la contaste, tu no sabes lo molesto que es, porque todo el mundo no tiene la delicadeza de hacerse como si fuera la primera vez y te lo dicen y que bochorno”.
Pablo.


Satisfacción social

Los ancianos en la institución disfrutan de la sensación de estar acompañados, protegidos, tener con quién conversar, con quien jugar y pasar el rato, lo cual constituye una compensación al hecho de haber dejado su casa, su entorno habitual, sus pertenencias, etc.

“Me gusta de esto, el medio ambiente es muy agradable, la relación con los demás, aquí uno se puede relacionar con personas de la misma edad, todos estamos en las mismas condiciones y nos damos animo unos a otros”.
Leonor.

Las relaciones sociales de estos ancianos giran alrededor del personal de salud (médicos, enfermeras, trabajadores sociales). En ellos se centran sus esperanzas de mejorar el estado de salud, con ellos se relacionan a diario, con ellos establecen relaciones afectivas. La relación con los trabajadores de la Institución, incluyendo al personal de salud, así como la relación con los otros ancianos se convierte en el centro de la vida social.

“ aquí, los que trabajan son muy cariñosos, aunque todos tenemos nuestra forma de ser, pero aquí son buenos, que será de nosotros sin ellos, muchos a aquí no tiene familia que se acuerdan de ellos y los trabajadores de aquí nos hacen fiestas en los días de las madres y de los padres, y también en fin de año, esas fechas son muy triste cuando uno esta fuera de la familia y ellos se ocupan de que esos días no estemos tristes”
“ yo paso buen rato jugando dominó con mis compañeros aquí, eso me es muy agradable, aunque en ocasiones hasta riñamos un poco pero eso de ahí no pasa, es que la emoción del juego todavía se siente”.
Ramón.

“ a mi me gusta cuando algunas de nosotras no ponemos a recordar nuestros tiempos y ponemos música romántica y suave, porque esa que ponen los jóvenes atormenta mucho”.  
“ la felicidad completa es, tener mucha salud, que no tenga problemas que te atormente, que tenga una familia que se lleven bien y se quieran, pero también que te atiendan y que no te olviden”.
Luisa.


Satisfacción con la vida

Además de las condiciones materiales de la vida cotidiana, los ancianos estudiados valoran elementos altruistas y de la vida familiar.  

“ Me gusta el respeto, ser servicial con las personas, ver la alegría de los niños y que tengan lo necesario para vivir y educarse, que no exista miseria en el mundo”
Reinaldo.

“Tener salud, tranquilidad, tener una familia que te quieran y que no exista la guerra, me gusta la paz en el mundo” 
“que no sean maltratados ni la familia ni las otras personas, que las personas sean cariñosas” 
Maria.

“ me gusta el respeto, ser amigo y compañero, no me gusta el atropello y le salgo al paso a todo lo malo. Lo bueno fue después que vino la revolución y quito muchas cosas malas” .
Carlos.

“ los hijos eso es lo más grande y aquí los que no los tienes lo saben también” 
Dulce.

“tener vida tranquila, mucha salud, sentirse joven, , viajar , el respeto, ser servicial al que lo merece” 
Marino.

“ la felicidad completa es, tener mucha salud, que tenga una familia que se lleven se quieran, pero también que te atienda y que no te olviden” .
Maria.


Conclusiones

1. Las opiniones de los ancianos en relación con su entorno vital son favorables. En general, opinan que los trabajadores de la institución son muy trabajadores y atienden correctamente a los ancianos.

2. En cuanto al empleo del tiempo existe una baja frecuencia de utilización de la lectura, prefiriendo las actividades recreativas en colectivo.

3. Su sentido de la salud se centra en la capacidad de valerse por sí mismos.

4. La vida social satisfactoria es percibida cuando se sienten acompañados y protegidos, y está centrada fundamentalmente en el personal de salud de la institución.

5. Los ancianos estudiados valoran como significativos para su vida, elementos altruistas y de la vida familiar.


Referencias bibliográficas

1. Jocik Hung G, Alvarez Pérez M, Bayarre Vea H: Construcción de un instrumento para medir bienestar subjetivo en adultos mayores. Premio anual de la Salud, 2000. Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba.

2. Zaldívar Pérez DF: Longevidad y Bienestar. En: Salud para la vida: Un sitio cubano para cultivar salud, Octubre 2005.  saludparalavida. sld. cu

3. Lehr U. Procesos de envejecimiento. La necesidad de investigación longitudinal, interdisciplinaria y transcultural. Revista Latinoamericana de psicología 2000; 34 (1-2): 29-40

4. Zimmer Z, Lin H. Leisure activity and well-being among elderly in Taiwan. Journal of Cross–cultural Gerontology 1996; 11:167-86

5. Fernández Garrido JJ: Determinantes de la Calidad de Vida Percibida por los ancianos de una residencia de tercera edad. Informe de investigación, 2004. Facultad de enfermería. Universidad de Valencia.

6. Pérez Duporte J & García Megret E: Influencia de algunos factores sociales en la tercera edad. Revista Cubana de Enfermería 2002; 18 (3)

7. Espín Andrade AM: Familia y Vejez. En: Salud para la vida: Un sitio cubano para cultivar salud, 2005.  saludparalavida. sld. cu

8. Guibert Reyes W; Sánchez Cruz LR: Ancianos con intento suicida en el municipio 10 de Octubre. Rev Cubana Hig Epidemiol, 2001; 39 (2) Mayo-Ago

9. Lawton MP. En: Quintero Danauy. G: Vejez y Calidad de Vida. Apuntes para una conferencia. La Habana, 1989. Centro Iberoamericano de la Tercera Edad.

10. Fernández Guerra N: Ética de la atención geriátrica y envejecimiento poblacional cubano. Acta Médica 2002; 10 (1-2)

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar