PUBLICIDAD
Última actualización web: 23/05/2022

Estudio de partes del cuerpo y sus relaciones psicosomáticas.

Autor/autores: José Maria García Montes
Fecha Publicación: 01/03/2007
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

La Medicina Psicosomática es un modo de hacer Medicina. La psicosomática implica un enfoque bio-psico-social del enfermar de cada paciente. Y es que, la psicosomática considera que hay que tener en cuenta los factores psicológicos y ambientales que rodean al hombre, no de una forma aislada, sino interrelacionados y en interacción. Para los profesionales de la medicina psicosomática, hay muchos pacientes cuyas enfermedades no son causadas de modo exclusivo o prevalente por factores orgánicos sino que su proceso patológico no es más que el reflejo de un sufrimiento psíquico, emocional, afectivo, personal o social. Entre las patologías psicosomáticas más frecuentes se encuentran las depresiones, los trastornos de la conducta alimentaria, las adicciones, el alcoholismo, las jaquecas, el estrés, los reumatismos y los trastornos de ansiedad, entre otras. La hipertensión arterial, la enfermedad coronaria y las enfermedades metabólicas, como la gota o la diabetes, son también ejemplos de patología eminentemente psicosomática.

En la era tecnológica y de la superespecialización de la medicina, la psicosomática puede jugar un papel imprescindible como integradora y comprensiva del enfermar del hombre de hoy. En España, la medicina psicosomática no está reconocida como especialidad médica. Como en otros países, como Alemania, Holanda, . . . la Psicosomática es una especialidad médica más. El objetivo de este trabajo comunicación es poner de manifiesto, desde una perspectiva bio-psico-social, las distintas formas de enfermar en las personas, poniendo en relación, en que medida los factores emocionales pueden producir disfunciones en distintas partes y órganos del cuerpo. Este trabajo de revisión y reflexión teórica versa sobre el estudio de las distintas partes del cuerpo y sus relaciones psicosomáticas, dando a entender la influencia de los factores psíquicos y emocionales en el desarrollo del proceso patológico. Lo que hacemos aquí es enumerar estas zonas y su relación emocional, describiendo posibles desarreglos fisiológicos causados por traumas, emociones, agresiones externas negativas y un complejo entramado emocional. Estas partes son: la cabeza, el cuello, los hombros, los brazos, las manos, la espalda, el pecho, el abdomen, las piernas, los pies.

Palabras clave: Fisioterapia, Psicosomática, Variables físicas

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-3529

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Estudio de partes del cuerpo y sus relaciones psicosomáticas.

Israel Fornieles Ortiz*; Rubén Fernández García**; José Maria García Montes***.

* Fisioterapeuta en el centro AQUAE, Roquetas de Ma

** Fisioterapeuta y Estudiante de cuarto de antropología por la UNE 

*** Fisioterapeuta

PALABRAS CLAVE: Psicosomática, Fisioterapia, Variables Físicas.

(KEYWORDS: Psychosomatic, Physical Variables, Physiotherapy. )

Resumen

La medicina psicosomática es un modo de hacer Medicina. La psicosomática implica un enfoque bio-psico-social del enfermar de cada paciente. Y es que, la psicosomática considera que hay que tener en cuenta los factores psicológicos y ambientales que rodean al hombre, no de una forma aislada, sino interrelacionados y en interacción. Para los profesionales de la medicina psicosomática, hay muchos pacientes cuyas enfermedades no son causadas de modo exclusivo o prevalente por factores orgánicos sino que su proceso patológico no es más que el reflejo de un sufrimiento psíquico, emocional, afectivo, personal o social. Entre las patologías psicosomáticas más frecuentes se encuentran las depresiones, los trastornos de la conducta alimentaria, las adicciones, el alcoholismo, las jaquecas, el estrés, los reumatismos y los trastornos de ansiedad, entre otras. La hipertensión arterial, la enfermedad coronaria y las enfermedades metabólicas, como la gota o la diabetes, son también ejemplos de patología eminentemente psicosomática. En la era tecnológica y de la superespecialización de la medicina, la psicosomática puede jugar un papel imprescindible como integradora y comprensiva del enfermar del hombre de hoy. En España, la medicina psicosomática no está reconocida como especialidad médica. Como en otros países, como Alemania, Holanda, . . . la Psicosomática es una especialidad médica más. El objetivo de este trabajo comunicación es poner de manifiesto, desde una perspectiva bio-psico-social, las distintas formas de enfermar en las personas, poniendo en relación, en que medida los factores emocionales pueden producir disfunciones en distintas partes y órganos del cuerpo. Este trabajo de revisión y reflexión teórica versa sobre el estudio de las distintas partes del cuerpo y sus relaciones psicosomáticas, dando a entender la influencia de los factores psíquicos y emocionales en el desarrollo del proceso patológico. Lo que hacemos aquí es enumerar estas zonas y su relación emocional, describiendo posibles desarreglos fisiológicos causados por traumas, emociones, agresiones externas negativas y un complejo entramado emocional. Estas partes son: la cabeza, el cuello, los hombros, los brazos, las manos, la espalda, el pecho, el abdomen, las piernas, los pies.

Abstract

The Psychosomatic Medicine is a way to make Medicine. The psychosomatic one implies a bio-psico-social approach of becoming ill of each patient. And it is that, the psychosomatic one considers that there is to have in account the psychological and environmental factors that surround to the man, not of an isolated form, but interrelated and in interaction. For the professionals of the Psychosomatic Medicine, there are many whose patient’s diseases are not caused of exclusive way or prevalent by organic factors but that its pathological process is not more than the reflection of a psychic suffering, emotional, affective, personal or social. Between the more frequent psychosomatic pathologies are the depressions, the upheavals of the nourishing conduct, the addictions, and the alcoholism, Jacques’s, stress, the rheumatisms and the upheavals of anxiety, among others. The arterial hypertension, the coronary disease and the metabolic diseases, like the drop or the diabetes, are also examples of eminently psychosomatic pathology. In the technological era and of the superspecialization of the medicine, the psychosomatic one can play an integrating and comprehensive essential role like of becoming ill of the today man. In Spain, the Psychosomatic Medicine is not recognized like medical specialty. Like in other countries, like Germany, Holland… the psychosomatic one is a medical specialty more.  

The objective of this work communication is to show, from a bio-psico-social perspective, the different forms to become ill in the people, putting in relation, to what extent the emotional factors can produce dysfunctions in different parts and organs from the body. This work of revision and theoretical reflection turns on the study of the different parts from the body and its psychosomatic relations, giving to understand the influence of the psychic and emotional factors in the development of the pathological process. What we do here is to enumerate these zones and their emotional relation, describing possible physiological disorders caused by traumas, negative emotions, external aggressions and an emotional half-framed complex. These parts are: the head, the neck, the shoulders, the arms, the hands, the back, the chest, the abdomen, the legs, and the feet.



Objetivos

Enumeramos las zonas sobre las que se basa el estudio y su relación emocional, describiendo posibles desarreglos fisiológicos causados por traumas, emociones, agresiones externas negativas y un complejo entramado emocional.

Estas partes serán: 

· cabeza
· cuello
· hombros
· brazos
· manos
· espalda
· pecho
· abdomen
· piernas
· pies

1. La cabeza

El estrés y la tensión presionan y provocan tensión. Da cuando nos esforzamos demasiado en el plano mental por conseguir algo.
Es el reflejo de emociones como la preocupación o la ira, que provocan la dilatación de la sangre.

2. El cuello

Puede representar el puente entre la mente y el cuerpo
Un cuello agarrotado indica la imposibilidad de ver en todas direcciones como reacción a un estrés extremo, que inculca el deseo de encerrarse y limitarse.  

3. Los hombros

Expresan el sentimiento más interno de nuestra acción, aquel que expresa cómo nos sentimos o qué pensamos acerca de lo que hacemos y de cómo lo hacemos.
Una patología en el hombro puede indicar de que preferíamos hacer algo diferente a lo que hemos hecho, o lo que hacemos ahora

4. Los brazos

Los brazos comunican y expresan nuestros sentimientos y actitudes interiores. Una dificultad en la afirmación de uno mismo puede observarse e el brazo derecho y un conflicto en la expresión de gentileza y amor suele presentarse en el brazo izquierdo.

5. Las manos

Son el medio que nos permite expresarnos en el mundo. Unas manos frías indican un abandono a la hora de expresar amor e interés, lo que hacemos en el mundo. Unas manos calientes señalan una hiperabundancia de emoción, como miedo o ansiedad.

6. La espalda

Es el lugar donde el cuerpo coloca todo aquello que no quiere ver. Puede indicar un deseo de evasión. Los músculos contraídos vienen dados por un golpe emotivo (enfado) que se dirige a uno mismo.

7. El pecho

Está conectado a nuestro sentido de la identidad. La persona que almacena tensión en esta zona trata de encerrar sus sentimientos y sus emociones más sinceras dentro de una “armadura “protectora

8. El abdomen

El abdomen es el área de las relaciones, con lo que, cualquier alteración de esta zona tendrá que ver con los conflictos entre nosotros mismos y el mundo en el cual vivimos. Esta es la zona donde recibimos, asimilamos y digerimos la realidad propia, extraemos lo que nos interesa y eliminamos lo que no queremos.

9. Las piernas

Estas representan nuestra marcha hasta el mundo exterior.  
Si nos producimos muchos cardenales de un modo constante puede parecer que la dirección que seguimos nos proporciona una dosis de conflicto mental.

10. los pies

Representan el medio que nos permiten guardar la estabilidad en la dirección en la cual nos movemos. Son el centro del contacto con nuestro mundo. La falta de equilibrio o dirección de estos implica el desequilibrio del resto del cuerpo. A veces cuando sale una ampolla en el pie, creemos que el causante del problema es el zapato, y aunque no hay que olvidarlo, habrá que pensar que esa zona ya estaba débil, y el zapato no es mas que el desencadenante de la quemadura.


Material y método

Bibliografía. Estudio exhaustivo de estas relaciones.  

Se realiza una descripción de las diferentes partes del cuerpo con su relación emocional.  

También se realiza una aclaración del concepto psicoemocional y la aportación que esta entraña. Estos principios teórico-prácticos sobre los que nos apoyamos es la base de una disciplina médica; “la mediciona psicosomática”, siendo esta una forma de trabajo la cual le da importancia a los aportes emocionales para el beneficio o perjuicio de las diferentes patologías.


Resultados

Las conclusiones al respecto están relacionadas con la idea de persona como un ser que siente, piensa y se relaciona. El objetivo de este trabajo trata de dar una visión holística en el tratamiento de los problemas físicos y emocionales que afectan a la persona.

El individuo es un ser que siente, piensa, se relaciona y como tal, todas las disciplinas de la vida deben de tratarlo igual. La medicina, se llame como se llame, o se le ponga el apellido de su especialidad, no puede obviar esta afirmación, ya que si no, trata al hombre parcialmente. No es otra el fin de este trabajo que el poner en evidencia esta globalidad, y la influencia psicosomática de la enfermedad.


Bibliografía

1. Shapiro, D (2002) La conexión curativa. Barcelona: Roobin Book.

2. Leveson, J. L (2006) Tratado de mediciona psicosomática. Barcelona: Ars, Médica.

3. Machleidt, W (2004) psiquiatría, trastornos psicosomáticos y psicoterapia. Barcelona: Masson.

4. Valdés, M (2002) psicobiología de los síntomas psicosomáticos. Barcelona: Masson.

5. Von Weizsächer, V (1996) El hombre enfermo. Ed. Luis Miracle.

6. García Campayo, J (1999) Usted no tiene nada: la somatización. Ed. Océano. Barcelona.

7. Martín, P (1997) Enfermar o curar con la mente. Ed. Temas de Debate.

8. Sapolsky, R. M (1995) ¿Porqué las cebras no tienen úlcera? Ed. Alianza. Madrid.

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar