PUBLICIDAD-

Evaluación y programas de Intervención temprana.

Autor/autores: A. Palacios
Fecha Publicación: 01/01/2003
Área temática: Infantiles y de la adolescencia, Trastornos infantiles y de la adolescencia .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Nuestra participación en esta mesa tiene por objeto exponer nuestros conocimientos, desde la práctica adquirida a lo largo de los años, sobre atención Temprana (A. T. ); cómo intervenimos tras la valoración realizada al niño para conseguir nuestra meta final: EL DESARROLLO INTEGRAL DEL NIÑO PARA QUE APRENDA A SER AUTÓNOMO.

Para ello nos planteamos tres objetivos: El primero de ellos consiste en explicar las sólidas bases teóricas donde se asientan las técnicas de A. T. , veremos en qué consisten, a quién se aplican y cuál es nuestro modelo de trabajo. El segundo objetivo será explicar cómo valoramos y utilizamos las pruebas estandarizadas. Por último, y más importante, pretendemos explicar cómo intervenimos partiendo de la información recabada tras la valoración realizada de cada niño.

Palabras clave: Evaluación temprana, Intervención temprana, Valoración


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2230

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Evaluación y programas de Intervención temprana.

*A. Palacios; **A. González.

* Psicóloga Centro Infantil terapia Mª Isabel Zulueta

** Psicóloga Cento Infantil terapia Mª Isabel Zulueta

E-mail: sedefsdm@downmadrid. org

PALABRAS CLAVE: Valoración, Evaluación Temprana, Intervención Temprana.

[4/2/2003]


Resumen

Nuestra participación en esta mesa tiene por objeto exponer nuestros conocimientos, desde la práctica adquirida a lo largo de los años, sobre atención Temprana (A. T. ); cómo intervenimos tras la valoración realizada al niño para conseguir nuestra meta final: EL DESARROLLO INTEGRAL DEL NIÑO PARA QUE APRENDA A SER AUTÓNOMO. Para ello nos planteamos tres objetivos: El primero de ellos consiste en explicar las sólidas bases teóricas donde se asientan las técnicas de A. T. , veremos en qué consisten, a quién se aplican y cuál es nuestro modelo de trabajo. El segundo objetivo será explicar cómo valoramos y utilizamos las pruebas estandarizadas. Por último, y más importante, pretendemos explicar cómo intervenimos partiendo de la información recabada tras la valoración realizada de cada niño.

 



Atención primaria

Haciendo un poco de historia y para encuadrar el tema que nos ocupa, brevemente os comentamos que los rpimeros programas de A. T. son del año 1960 en Uruguay y Argentina y en los años 70 en EEUU y Australia. A España llegan en los años 1974 – 75 donde empiezan a desarrollarse programas por iniciativa privada, en concreto Mª Isabel Zulueta fue una de las pioneras, abriendo este Centro a finales de los años 70. En 1980 se inician los tratamientos de A. T. en los Centros Base del INSERSO. En la actualidad, el servicio de A. T. está instaurado en algunos centros hospitalarios, en fundaciones o asociaciones subvencionadas o concertadas por las distintas autonomías y en los Centros Base.

Desde una perspectiva social, consideramos la atención Temprana (A. T. ) como la “provisión de apoyo, asistencia y recursos a la familia y niño/a con necesidades educativas especiales”. Esta perspectiva considera, dentro de los programas de intervención, no sólo los factores educativos, sino también los factores sanitarios, los recursos existentes, la familia, la escuela infantil o el colegio y otras experiencias que influyen directamente en el desarrollo del programa.

La A. T. está dirigida a las familias y a sus hijos/as ( de 0-6 años) que presentan retrasos madurativos, alteraciones genéticas, lesiones cerebrales, trastornos del desarrollo, déficits de comunicación y, en general, cualquier tipo de riesgo (biológico, psicológico, social) y/o deficiencia psíquica. Participamos en el proceso de intervención con distintos objetivos a corto plazo teniendo como meta final: El desarrollo integral del niño.

Las bases científicas sobre las que se asienta la A. T. son la neurología Evolutiva, la psicología del Desarrollo y la psicología del aprendizaje.

En el Centro basamos nuestro trabajo en dos vertientes fundamentales: Psicológica y Pedagógica. Ambas están intimamente relacionadas y es imposible separarlas en la práctica: psicología y Pedagogía se entremezclan. Dentro de la vertiente psicológica estaría todo aquello que tiene que ver con la afectividad y las relaciones interpersonales del niño. En la forma de enseñar y fomentar el juego comienza nuestra labor más pedagógica, junto con los aprendizajes propiamente dichos tratando de que se generalicen y se pongan en práctica en el ambiente natural donde el niño vive: su casa, su escuela, el parque. . .

La primera premisa de la que partimos es que el niño es un ser humano integral que debe considerarse en su globalidad, no en una suma de parcelas que hay que tratar (estimulación, fisioterapia, logopedia. . . ). El tratamiento ha de tender a ser armónico y homogéneo. Todos los profesionales que atienden al niño deben llevar una misma línea y estar coordinados y sincronizados.

Mediante un conjunto de técnicas psicopedagógicas, el objetivo de la A. T. es potenciar al máximo las capacidades del niño para que consigan comunicarse, integrarse y ser autónomos dentro de la sociedad.

 

 

Valorar en A. T.

La valoración en A. T. se realiza:

a) Partiendo de la información que se recaba de los padres a través de la Historia Clínica ( Anamnesis).
b) Observando al niño: vemos como se mueve por el espacio, cómo responde a los juguetes, cómo se relaciona con los seres queridos, con los extraños. . . , cómo investiga y responde a los estímulos que se le presentan.
c) Aplicando, cuando es posible, alguna prueba estandarizada (escalas de desarrollo, test de aptitudes, test de lenguaje. . . )

Toda esta información sirve como Línea Base para desarrollar la intervención del niño. Aquí comenzará nuestro proceso de intervención que será explicado en el próximo epígrafe.

Las pruebas estandarizadas utilizadas en nuestro Centro y con resultados satisfactorios cara a la utilización de los datos aportados por ellas para que nos sirvan a la hora de intervenir son:

* Escalas de desarrollo de la primera infancia: Bayley, Brunet – Lezine, Curriculo Carolina.

* inventario de desarrollo Battelle.

* Pruebas de inteligencia: escala Mc Carthy de Aptitudes y psicomotricidad. Escalas de inteligencia de Wechsler. Bateria de evaluación de Kaufman para niños (K-ABC). escala de madurez mental de Columbia.

* Pruebas de Lenguaje: Test de vocabulario en imágenes Peabody. Escalas para evaluar el desarrollo del lenguaje J. K. Reynell. PLON: Prueba de lenguaje oral Navarra. ITPA: Test Illinois de Aptitudes Psicolingüísticas.

* Inventarios de desarrollo: Programa para la ESTIMULACIÓN DEL DESARROLLO infantil de 0–4 años. Guía PORTAGE Educación Preescolar.

 

** Los profesionales del Centro han elaborado un inventario de desarrollo propio y en el que se incluyen los criterios de habilidades básicos de 0-6 años, que se va modificando según las necesidades observadas a través de la reflexión del equipo. En la actualidad, sirve para realizar la valoración inicial de los usuarios (Criterios de habilidades de CIT).

 

 

Intervención

El proceso de intervención se basa en la aplicación de unos programas de estimulación que parten de las secuencias normales del desarrollo evolutivo. Planificamos los objetivos que nos proponemos conseguir para cada niño en concreto teniendo en cuenta sus necesidades, no su edad cronológica. Se van confeccionando los programas de tal manera que se estimulen los aspectos más deficitarios del niño de una forma integrada dentro de su funcionamiento global, tratando de que sean funcionales. Intentamos que se pongan en práctica a través de rutinas o actividades que sean motivadoras para el niño y para los padres.

Principalmente, la intervención comienza informando, apoyando y asesorando a las familias motivándoles a colaborar y participar en los objetivos que se vayan a desarrollar en el programa. Se les propone el utilizar situaciones y objetos de la vida diaria que motiven e inciten al niño a interactuar en la vida familiar. Se insiste en hacerles participes de las actividades familiares para que puedan fomentar y desarrollar la capacidad de generalización y la iniciativa del niño.

Es importante que dentro del ámbito familiar se dé un uso funcional a todo lo que el niño va aprendiendo en las sesiones; poner en práctica lo que aprende, para mejorar en su autonomía personal y para enriquecer su juego.

Nuestra intervención en A. T. es : global, sistemática, individualizada y secuencial.

Global, porque se tiene en cuenta el desarrollo integral del niño/a (aspectos motores, cognitivos y afectivo-relacionales) así como a la familia.

Sistemática, porque se trabaja con el niño/a en un programa de estimulación previamente elaborado de acuerdo con su edad de desarrollo y con las expectativas-necesidades del niño/a dentro de su familia. Desde este punto de vista, los objetivos y actividades a seleccionar dentro de un programa son aquellos que potencian el desarrollo evolutivo del niño/a siendo a la vez funcionales dentro de su ambiente.

Individualizada, porque desde su enfoque personalizado implica la elaboración de un diseño específico con objetivos y pautas adaptadas a cada niño/a en cada una de las áreas del desarrollo evolutivo.

Y secuencial, porque cada ítem de desarrollo alcanzado por el niño/a en cualquiera de las áreas sirve de punto de partida para alcanzar el siguiente.

Para una mejor toma de datos y análisis, así como para la evaluación del progreso, dividimos el programa en 4 áreas fundamentales:

· Área motora gruesa: para facilitar el desarrollo motor del niño/a, así como la coordinación y el equilibrio estático y dinámico.

· Área perceptivo-cognitiva: para mejorar el área sensorial, la prensión, la coordinación óculo-manual, la cognición y el juego simbólico.

· Área de comunicación y lenguaje. Sociabilidad: el objetivo prioritario será la comunicación. Para ello se facilitará desde el principio la aparición de un vínculo seguro entre la familia y su hijo/a. Transmitimos a la familia la posibilidad de identificar e interpretar las señales comunicativas de su hijo/a y como consecuencia darles la respuesta adecuada y contingente.

· Área de Ayuda a sí mismo: para mejorar la autonomía en alimentación, vestido, sueño, autocuidado. . .

El programa (intervención) es comunicado a la familia por escrito que, también, puede observar la sesión del profesional con su hijo/a.

Durante los dos primeros años de vida (aproximadamente) los padres suelen entrar en las sesiones; de esta forma, se facilita el trabajo conjunto con la familia. Posteriormente, pueden asistir siempre que lo deseen y , por lo menos, se les pide que lo hagan cuando hay un cambio en la programación.

En LOGOPEDIA partimos de la intervención activa, no impuesta, sino motivadora, para conseguir la intencionalidad comunicativa del niño/a. A partir de aquí, tendrá sentido la estimulación del lenguaje comprensivo y expresivo.

Si el niño/a precisa FISIOTERAPIA la metodología que se utiliza es BOBATH. El concepto del tratamiento está basado en la importancia de dos factores:

 

1. - La interferencia de la lesión en la maduración normal del cerebro, que
conduce al retraso o interrupción del desarrollo motor.

2. - La presencia de patrones anormales de postura y movimiento, debido a la liberación de la actividad refleja postural anormal.

Es un tratamiento neuroevolutivo, puesto que tiene en cuenta dos aspectos fundamentales: déficit evolutivo y déficit neurológico.
Para lograr un tratamiento ajustado a las necesidades de cada niño/a, es necesario hacer una buena valoración. Ésta deberá determinar qué es lo que impide el tono y el movimiento normal.

Si se valora la necesidad de que un niño/a participe en una sesión de grupo, pasará a sesión de psicomotricidad.
El trabajo en grupo tiene como objetivo fundamental el intentar paliar las dificultades que los niños/as presentan en su integración en la escuela infantil o colegio.
El análisis de estas dificultades han sido valoradas por el equipo tras el contacto y coordinación con las escuelas / colegios y con los Equipos de orientación Educativa y Psicopedagógica.

PSICOTERAPIA: La psicoterapia de juego es la técnica empleada para superar los problemas emocionales del niño/a, mediante el juego y a través de la relación con un psicoterapeuta.

APOYO Y terapia FAMILIAR: Somos conscientes, como profesionales del “remolino” emocional (amor, rechazo, culpa. . . ) que se produce en las familias que han fantaseado con un hijo/a deseado y se encuentran con un handicap.
Por esto sabemos, que es desde los profesionales desde donde debe partir el “empuje” que haga realidad el que las familias participen en los programas de intervención temprana.
Desde esta perspectiva, es decir, desde la relación familia-niño/a-terapeuta, se posibilitará :

* La participación conjunta en un programa de intervención. .
* El cambio de actitudes de la familia: “aprender”, “ensayar” nuevas formas de relación y educación.
* El cambio desde el profesional: el terapeuta descubre a través de la familia, una imagen distinta del niño/a que le abre nuevos caminos de intervención.

La intervención terapéutica de los profesionales proporcionará a los padres un espacio para hablar de estos sentimientos, en la medida que puedan hacerlo, respetando su dolor y su tiempo. De esta forma se podrán conocer más a sí mismos y serán más libres para aceptar y ayudar a su hijo.

 

 

Conclusión

Los objetivos que nos proponemos tras la valoración y la intervención en A. T. son los siguientes:

1. Potenciar el máximo desarrollo del niño/a.
2. Facilitar en las familias el proceso de aceptación del hijo/a con dificultades, así como procurarles la formación adecuada para que sean agentes directos de la estimulación (intervención).
3. Propiciar y colaborar desde el Centro en la integración y normalización de los niños/as en las escuelas infantiles o colegios.
4. Procurar la prevención, ejerciendo detección precoz en los niños/as de riesgo (biológico, social, psicológico), así como disminuir y evitar problemas secundarios.
5. Ser un servicio social coordinado y complementario de recursos.

Nuestras sesiones de A. T. pretendemos que sean un espacio-tiempo de investigación donde el niño busque activamente las estrategias para solucionar los problemas que le planteamos. La sesión es un medio organizado de aprendizaje activo que incrementa la posibilidad de que el niño pueda investigar, probar, buscar y encontrar alternativas de juego y estrategias de solución ante los problemas que se le presenten; en definitiva, aprender.

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!