PUBLICIDAD
Última actualización web: 17/05/2022

Síndrome Neuroléptico Maligno. A propósito de un caso

Autor/autores: Cristina Martínez García , David Ivars Masegosa
Fecha Publicación:
Área temática: Tratamientos .
Tipo de trabajo:  Póster

C/marzo 13, 1F. 02002 Albacete. Telf: 680 18 65 98.

RESUMEN

Paciente de 45 años, diagnosticado de esquizofrenia paranoide desarrolla un síndrome neuroléptico maligno tras ser ingresado en la Unidad de Hospitalización Breve tras ser tratado con 1200mg de amisulpride y 200mg de quetiapina. El paciente presentó insuficiencia renal aguda con rabdomiolisis, leucocitosis, elevación de la CK y fiebre por lo que fue trasladado a la UCI en estado de conciencia estuporoso.

Tras la suspensión de todos los neuroléptico y recibir el tratamiento pertinente en la UCI, el paciente tuvo que ser hemodializado durante un tiempo por haber sufrido una necrosis tubular aguda secundaria a la rabdomiolisis. El síndrome neuroléptico maligno es una reacción idiosincrática de cualquier medicación con efectos en el sistema central dopaminergica (Neurolépticos). Entre el 0. 5% y el 1% de los pacientes expuestos a los antipsicóticos desarrollan esta enfermedad. La mortalidad puede alcanzar hasta el 55%. Es necesario por parte de los clínicos conocer este síndrome para poder reconocerlo y actuar rápidamente.

Palabras clave: Síndrome Neuroléptico Maligno, antipsicóticos

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-7304

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Síndrome neuroléptico maligno. A propósito de un caso
Cristina Martínez García; David Ivars Masegosa
hospital Perpetuo Socorro, Albacete (CHUA)

CASO CLÍNICO
Paciente de 45 años, diagnosticado de esquizofrenia paranoide desde hace más de 20 años, sin
alergia a medicamentos y con diabetes tipo II en tratamiento con antidiabéticos orales. Había
presentado múltiples ingresos en el pasado y no acudía de forma regular a las consultas de
psiquiatría. Su tratamiento de mantenimiento consistía en Palmitato de Paliperidona 100mg
IM/mensual, quetiapina de liberación prolongada 300mg/día, lormetazepam 1mg/día,
levomepromazina 25mg/día.
Ingresa en la Unidad de Hospitalización Breve por descompensación de su patología de base, y
se le pautan 1200mg de amisulpride y 200mg de quetiapina. Se le realiza TAC cerebral y analítica
de control que son normales. Tras casi un mes de ingreso en UHB sin presentar patología
orgánica, el paciente comienza con deterioro del estado general con fiebre, por lo que se le
realiza una analítica de control. En ella se objetiva ira prerrenal, rabdomiolisis leucocitosis,
elevación de la CK, por lo que fue trasladado a la UCI en estado de conciencia estuporoso.
Tras la suspensión de todos los neuroléptico y recibir el tratamiento pertinente en la UCI, el
paciente tuvo que ser hemodializado durante varios meses por haber sufrido una necrosis tubular
aguda secundaria a la rabdomiolisis.

DISCUSIÓN
Es una reacción idiosincrática de cualquier medicación con efectos en el sistema central
dopaminergica (Neurolépticos). Entre el 0. 5% y el 1% de los pacientes expuestos a los
antipsicóticos desarrollan esta enfermedad. La mortalidad puede alcanzar hasta el 55%.
Las manifestaciones clínica típicas son fluctuaciones nivel de conciencia, hipertermia, rigidez
muscular descrita como rigidez plástica o en "tubo de plomo", disfunción autonómica con
sudoración, taquicardia, taquipnea, inestabilidad de la tensión arterial
La instauración del cuadro clínico se realiza en los tres primeros días desde el inicio del
tratamiento, aunque puede ocurrir en cualquier momento. Existen formas larvadas en las que
faltan algunos de los síntomas característicos por lo que la sospecha diagnóstica se hace muy
difícil.
Es necesario realizar una analítica donde se objetivan la elevación de CK, secundaria a la
rabdomiolisis, leucocitosis entre 10. 000 y 20. 000/mcl, hiper o hiponatremia, descenso de Fe, Ca,
Mg, trombocitosis, elevación de la fosfatasa alcalina En el examen de orina aparecen proteinuria,
mioglobinuria. El TAC cerebral y el LCR son normales. El EEG puede ser normal o mostrar
anomalías específicas como enlentecimiento generalizado de las ondas sin signos focales.
Los factores que predisponen a esta patología son enfermedades sistémicas, infecciones,
deshidratación, afectación orgánica cerebral, trastorno psiquiátrico. Existe una predisposición
especial con el uso de n eurolépticos sobretodo los típicos (incisivos), demencia de cuerpos de
Lewy, cuadro de deterioro cognitivo de predominio frontotemporal con cognición fluctuante,
variaciones en la atención y en el nivel de alerta y parkinsonismo

CONCLUSIONES
Es un cuadro grave y urgente.
No hay prueba o signo patognomónico de la enfermedad.
La variación clínica en los pacientes hace difícil el diagnóstico o la presunción del mismo.
Puede ocurrir con el uso cualquier neuroléptico.
No hay un tratamiento eficaz de la enfermedad

BIBLIOGRAFÍA
- A. Chinchilla et al. Manual de urgencias psiquiátricas 2ª edición. Barcelona. 2009.
- García de Casasola Sánchez. síndrome neuroléptico maligno. Unidad de Medicina Interna. Fundación Hospital
Alarcon, Madrid. 2012
- Langan et al. BMC Psychiatry 2012, 12:214 Disponible: http://www. biomedcentral. com/1471-244X/12/214
- L-F. Viejo Llorente. síndrome neuroléptico maligno. análisis y seguimiento de 21 episodios. Universidad Complutense
de Madrid. 1995.
- Langan J, Martin D, Shajahan P, Smith DJ. Antipsychotic dose escalation as a trigger for neuroleptic malignant
syndrome (NMS): literature review and case series report.

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar