PUBLICIDAD
Última actualización web: 16/05/2022

Manía y consumo de drogas.

Autor/autores: José María Rico Gomis
Fecha Publicación: 01/03/2007
Área temática: Trastorno Bipolar .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

La prevalencia del consumo de drogas en España aumenta anualmente. Según la encuesta promovida por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre drogas el consumo de alcohol en el último año es del 84?5% de hombres y 68?4% de mujeres, para cocaína 4?1% de hombres y 1?2% de mujeres y de cannabis 16?2% en hombres y 6?3 en mujeres. Presentamos un estudio descriptivo de los ingresos de los pacientes diagnosticados de trastorno bipolar episodio maníaco y trastorno esquizoafectivo en fase maníaca y la relación con el consumo de tóxicos.

Como objetivos de este estudio nos planteamos: - analizar la relación de episodios maniacos y el consumo de tóxicos - analizar el perfil de los pacientes en fase maniaca ingresados en la unidad de Hospitalización Psiquiátrica para ello realizamos una revisión de las historias de los pacientes ingresados en la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica del hospital General Universitario de Elche, desde el año 2000 con los diagnósticos descritos anteriormente. De los datos que obtuvimos observamos que uno de cada cuatro varones ingresados por estas causas había tomado drogas. También es importante resaltar que en la mayoría de los casos no constaba en la historia clínica si existía consumo. Por los datos obtenidos y conociendo que el consumo de drogas puede empeorar la sintomatología de estas personas creemos que es importante recoger en la historia clínica el consumo de tóxicos y bien solicitar una prueba de detección en orina.

Palabras clave: Manía, drogas

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-3706

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Manía y consumo de drogas.

José María Rico Gomis; Purificación Carricajo Lobato; Cristina García Núñez; Milagros Fuentes Albero.

MIR hospital General Universitario de Elche (Alicante).

Resumen

La prevalencia del consumo de drogas en España aumenta anualmente. Según la encuesta promovida por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre drogas el consumo de alcohol en el último año es del 84’5% de hombres y 68’4% de mujeres, para cocaína 4’1% de hombres y 1’2% de mujeres y de cannabis 16’2% en hombres y 6’3 en mujeres. Presentamos un estudio descriptivo de los ingresos de los pacientes diagnosticados de trastorno bipolar episodio maníaco y trastorno esquizoafectivo en fase maníaca y la relación con el consumo de tóxicos. Como objetivos de este estudio nos planteamos: - analizar la relación de episodios maniacos y el consumo de tóxicos - analizar el perfil de los pacientes en fase maniaca ingresados en la unidad de Hospitalización Psiquiátrica para ello realizamos una revisión de las historias de los pacientes ingresados en la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica del hospital General Universitario de Elche, desde el año 2000 con los diagnósticos descritos anteriormente. De los datos que obtuvimos observamos que uno de cada cuatro varones ingresados por estas causas había tomado drogas. También es importante resaltar que en la mayoría de los casos no constaba en la historia clínica si existía consumo. Por los datos obtenidos y conociendo que el consumo de drogas puede empeorar la sintomatología de estas personas creemos que es importante recoger en la historia clínica el consumo de tóxicos y bien solicitar una prueba de detección en orina.



Introducción

La prevalencia del consumo de drogas en España aumenta año tras año; la encuesta promovida por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre drogas de 2003 sitúa el consumo de alcohol en los últimos 12 meses en el 84. 5% de hombres y en el 68, 4% de mujeres, para cocaína 4, 1% en hombres y 1, 2% en mujeres y para cannabis en el 16, 2% en hombres y 6, 3% en mujeres.

En diciembre de 2006, el Ministerio de Sanidad ha publicado los datos referentes a la misma encuesta realizada en el periodo 2005-2006, donde se ha entrevistado a más de 25. 000 personas, en ella se obtienen unos resultados muy parecidos en todas las drogas salvo en la cocaína, que continúa con aumentos, las personas que habían consumido en el último mes esta sustancia, han pasado de un 0, 9% en 1999 a 1, 6% en 2006, lo que significa que al menos 474. 000 personas, de entre 15 y 64 años han consumido cocaína en España en el último mes.

Por tanto estamos ante un problema de gran importancia a nivel nacional debido a la gran prevalencia de consumo de drogas y a las consecuencias que de ello se derivan.  

Estas drogas empeoran el curso de las enfermedades mentales y pueden provocar cuadros de mayor gravedad clínica, el cannabis es un factor de riesgo para el desarrollo posterior de esquizofrenia. (1)

Se ha demostrado que utilizando abordajes terapéuticos de patología dual disminuyen los ingresos de pacientes y la duración de la estancia debido a una menor gravedad de los cuadros clínicos. (2)

En anteriores estudios se ha observado una prevalencia de por vida de consumo de tóxicos del 20% en el trastorno Bipolar y del 42, 9% en trastorno esquizoafectivo. (3)
Además se ha observado que en los pacientes en los que había un abuso de drogas la hospitalización se producía antes que en otros pacientes, ya que presentaban mayor número de síntomas y más agresividad. (4) 

Debido a todos estos datos es importante conocer hasta qué punto los pacientes ingresados por estas patologías presentan una prevalencia mayor de consumo de drogas que la población general y si la gravedad de la sintomatolgía se relaciona con el abuso de drogas, ya que de esta forma el abordaje desde un punto de vista dual favorecería un mejor pronóstico.


Objetivos. Material y métodos

Presentamos un estudio descriptivo retrospectivo de los ingresos de pacientes diagnosticados de trastorno bipolar episodio maníaco (con y sin síntomas psicóticos) y trastorno esquizoafectivo (Criterios CIE-10) en fase maníaca y la relación con el consumo de tóxicos.  

Como objetivos de este estudio nos planteamos:

- Analizar la relación entre episodios maníacos y el consumo de tóxicos.
- Analizar el perfil de los pacientes en fase maníaca ingresados en la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica.

Para ello realizamos una revisión de las historias de los pacientes ingresados en la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica del hospital General Universitario de Elche, desde el año 2000 hasta diciembre de 2006, con los diagnósticos de trastorno esquizoafectivo con episodio maníaco y de trastorno bipolar con episodio maníaco.

Además se realizó una búsqueda bibliográfica en Medline utilizando MeSH sobre la relación entre el consumo de drogas y trastornos esquizoafectivos, trastornos psicóticos y trastorno bipolar.

Posteriormente se analizó el perfil de los pacientes ingresados en nuestra unidad con estos diagnósticos y las diferentes variables con el consumo de drogas.  

Se recogieron las siguientes variables: edad, sexo, diagnóstico, uso de drogas, método de detección, ingresos previos, presencia de síntomas psicóticos y año de ingreso en la unidad. Estos datos se guardaron en una base de datos para su posterior análisis.

Para el análisis estadístico se utilizó el programa Epi Info versión 6. Se realizó la prueba del X2 para comparar proporciones, y para comparar las medias de edad se utilizó la prueba de Fisher. Se consideró estadísticamente significativo si el valor de p era menor de 0. 05.

Para determinar la presencia de drogas se utilizaron dos métodos la entrevista clínica y sospecha de uso y posteriormente se comenzó a utilizar el EMIT para detección de drogas en orina. (Ver tabla 1).

 


Tabla 1


Resultados (Ver tabla 2)

Se recogieron datos de un total de 194 pacientes que ingresaron en la unidad de agudos y que fueron diagnosticados de trastorno bipolar o trastorno esquizoafectivo en fase maníaca. De todos ellos, 89 (46%), eran hombres y 105 (54%) mujeres.
De entre los hombres, 25 (28%), dieron positivo para drogas y de entre las mujeres, 15 (14%), por tanto en hombres el resultado fue el doble respecto a las mujeres. Las diferencias fueron estadísticamente significativas con un valor de p de 0. 0178.
Por diagnóstico, fue más frecuente el trastorno bipolar 144 (74%), respecto a 50 (26%) del trastorno esquizoafectivo. En los pacientes con trastorno bipolar, 22 (15%), consumieron drogas, en contraste con los 18 (36%) de los que padecían trastorno esquizoafectivo, siendo estas diferencias estadísticamente significativas con un valor de p de 0. 0018.
De entre los 69 que tuvieron síntomas psicóticos, 17 (25%), habían consumido drogas, en comparación con los 125 que no tuvieron síntomas psicóticos, de entre los cuales 23 (18%) sí las habían consumido; sin ser estos resultados estadísticamente significativos, p=0. 24.
Del total de la muestra, 49 pacientes (25%), no habían consumido ninguna sustancia ilegal, 40 (21%), si consumieron drogas, mientras que en 105 (54%) casos no disponemos datos en la historia clínica que informen del consumo.
El método empleado para conocer si hubo consumo fue en el 12% de los casos (23) la utilización del EMIT, verbalmente en el 34% (66), y en el 54% de los casos (105) no había datos en la historia.
Por años (ver gráfico 1), se puede observar una tendencia al alza, siendo este aumento más llamativo en el 2006, datos que concuerdan con el aumento del consumo de drogas observado en población general.
En el año 2000 el 19% había consumido drogas frente al 36% que lo hizo en 2006.

 

 

El 72% de los pacientes había tenido ingresos previos, de estos el 17% había consumido drogas; el 28% sólo había presentado un ingreso y de estos el 30% había consumido tóxicos, p=0. 058.

La edad media de la muestra fue de 38, 1 años. En los que habían consumido tóxicos la media de edad fue de 32. 3 años; los que no consumieron drogas presentaron una edad media de 40, 8 años y en los que no se disponía de datos, la edad fue de 39. Estas diferencias son estadísticamente significativas entre los que consumieron tóxicos y los que no lo hicieron y entre los que consumieron drogas y aquellos en los que no se disponía de datos, siendo p<0, 01.

 

 


Tabla 2

Discusión

El consumo de drogas presenta una tendencia al alza en todo Occidente, nuestro país ocupa uno de los primeros lugares en cuanto abuso de tóxicos. En el caso de las enfermedades mentales este consumo es aún mayor y esto produce una mayor gravedad de los cuadros clínicos y un empeoramiento del pronóstico, mayor aún si se mantiene en el tiempo.

Con los resultados de nuestro estudio observamos que el consumo de drogas es mayor en los pacientes maníacos que en la población general. Existen diferencias estadísticamente significativas en nuestra muestra entre hombres y mujeres, los hombres consumen en mayor proporción. Además también encontramos diferencias según la patología de base; en los pacientes diagnosticados de trastorno esquizoafectivo hay un mayor número de casos en los que se había producido consumo respecto a los pacientes diagnosticados de trastorno bipolar.

Los pacientes que utilizaron drogas tenían una edad media menor que los que no consumieron y los que no se disponían datos en la historia clínica.

La utilización del EMIT como técnica de detección de drogas en nuestro hospital es relativamente reciente, aproximadamente 2 años, anteriormente se empleaba la entrevista con el paciente y con familiares para averiguar si había existido consumo de drogas. Además hace unos años no era tan extendido el consumo por lo que era más frecuente no preguntar sobre el tema, eso explicaría el número tan alto de casos en los que no se dispone de información en la historia clínica.

El aumento de la prevalencia del consumo de drogas así como la aparición de técnicas rápidas y fáciles de utilizar, harían recomendable su utilización en todos los pacientes que presenten este tipo de sintomatología.
Además sería aconsejable la utilización de escalas para poder valorar si existen diferencias en la gravedad de los cuadros en los pacientes que han consumido drogas respecto a los que no lo hicieron.

Por todos estos motivos se hace necesario continuar investigando sobre este tema en un futuro ya que cada vez será más frecuente la aparición de pacientes con patología dual y así poder ofrecer una mejor atención y mejorar el pronóstico y calidad de vida estos pacientes.


Bibliografía

1- Arseneault L, Cannon M, Witten J, M Murray R. Causal association between cannabis and psychosis examination of the evidence. British Journal of Psychiatry 2004; 184:110-117.

2- Granholm E, Anthenelli R, Monteiro R, Sevckik J, Stoler M. Brief integrated outpatient dual-diagnosis treatment reduces psychiatric hospitalizations. American Journal on addictions 2003 September; 12: 306-313.

3- Verdoux H, Mury M, Besancon G, Bourgeois M. Comparative study of substance dependence comorbidity in bipolar, schizohrenia and schizoaffective disorders. Encephale 1996 Mar-April; 22(2): 95-101.

4- Stephen M, Stakowski SM, McElroy SL, Keck PE Jr, Scout SA. The effects of antecedent abuse on the development of first episode psychotic mania. Journal of Psychiatry Research Jan- Feb 1996; 30(1): 59-68.




Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar