PUBLICIDAD
Última actualización web: 19/01/2022

Psicología hospitalaria: Validación estructural de la Hoja de Registro Hospitalario (H.R.H.), y diferencias psicológicas entre pacientes con enfermedades crónicas y agudas.

Autor/autores: I. Novo
Fecha Publicación: 01/03/2009
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

La "Psicología de la Salud" tiene entre otros objetivos la de clarificar la importancia de los aspectos psicológicos y de conducta en la enfermedad física. En este sentido la conducta del enfermo hospitalizado parece ser un objetivo interesante para entender mejor el desarrollo, pronóstico y seguimiento de la enfermedad. En el presente trabajo nos hemos planteado un doble objetivo. En primer lugar, hallar una estructura factorial descriptiva y consistente que valide la "Hoja de registro hospitalario" (H. R. H. ) (variables psicológicas y de conducta).

En segundo lugar, utilizar los factores encontrados para diferenciar a dos grupos de enfermos hospitalizados: agudos y crónicos. Se encontraron ocho factores que describen y agrupan adecuadamente las 32 variables, referidas a aspectos psicológicos y de conducta, de la H. R. H. Posteriormente, se estudiaron las diferencias entre ambos grupos de enfermos en los ocho factores. En general, los pacientes con enfermedades agudas parecen tener mayor vitalidad y capacidad de superación, mientras que los pacientes crónicos muestran pensamientos y actitudes cercanas a la depresión.

Palabras clave: Psicología hospitalaria

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-4075

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Guerra, J. *; Haranburu, M. *; Escalante, M. **, Novo, I. *** y López, M. D. ***

Psicología hospitalaria: Validación estructural de la Hoja de Registro Hospitalario
(H. R. H. ), y diferencias psicológicas entre pacientes con enfermedades crónicas y
agudas.

*Departamento de personalidad, Evaluación y tratamiento Psicológico. Facultad de
psicología. Universidad del País Vasco. Avda. Tolosa, 70, 28018 San Sebastián.
Contacto: jesus. guerra@ehu. es
**Servicio de Medicina Interna. hospital de Zumárraga. Servicio Vasco de SaludOsakidetza.
***Mir. Medicina Familiar y Comunitaria. hospital de Zumárraga. Servicio Vasco de
Salud-Osakidetza.

OBJETIVOS
Dentro de la psicología Clínica y de la Salud está surgiendo la
"Psicología hospitalaria" con entidad propia. Los pacientes suelen vivir la experiencia
hospitalaria como un evento estresante, en el cual la capacidad de adaptación está
disminuida, principalmente por la propia enfermedad que, según la gravedad, limita la
capacidad de reacción, pero también por otras características entre las que destaca la
edad, el nivel cultural, la capacidad comprensiva, entre otras (Haranburu y Sansinenea,
2004) (1).
Los hospitales modernos se han ido convirtiendo, desde su origen en el
siglo XVIII en que trataban casi exclusivamente enfermedades infecciosas y
traumáticas, en servicios destinados principalmente a la tercera edad. Con el aumento de
la expectativa de vida y el envejecimiento progresivo de la población los hospitales se
han ido convirtiendo en servicios en los que la mayor parte de los enfermos son
personas mayores con enfermedades crónicas en fase de reagudización.

1

Excepción hecha de los servicios de urgencias que se han ido
convirtiendo en una especie de "ambulatorio exprés", los servicios hospitalarios en un
alto

porcentaje

atienden

a

personas

mayores

con

enfermedades

crónicas

descompensadas. Los pacientes, convertidos en clientes, exigen muchas veces una
prestación más rápida y eficaz que sólo el hospital con todos sus medios materiales y
personales puede aportar, sin perder con ello calidad y "humanidad" en el servicio.
La persona adopta el papel de "paciente hospitalizado" que va más allá
del papel ordinario de enfermo. En este papel se agudizan las limitaciones de la persona
de varias maneras. El trato empieza a ser despersonalizado, no es posible tener acceso
muchas veces a la información que solicita, debe adoptar normas y cadencias del ámbito
hospitalario, y como consecuencia aparece una percepción de "pérdida de control".
Como es conocido, cuando las personas son sometidas a estimulaciones desagradables
que perciben que están fuera de su control experimentan mayor malestar que si perciben
que controlan dicha estimulación aversiva (Glass y Singer, 1972) (2). La necesidad de
control puede conducir a comportamientos definidos como de "reactancia psicológica"
(Brehm, 1966) (3) que implicarían que algunas personas, que se sienten privadas de
libertad o de capacidad de decisión sobre sí mismas, reaccionan con acritud en un
intento de restaurar el control personal de la situación mediante diversas estrategias.
Estos comportamientos pueden ser más o menos importantes para la salud, o, más o
menos molestos para el marco hospitalario. Son conductas tales como fumar, beber, no
seguir las indicaciones del personal sanitario, llegando incluso a boicotear la labor
sanitaria abandonando la prescripción médica o pidiendo el alta voluntaria. En términos
de trastornos de personalidad podríamos hablar de componentes "pasivo agresivos" de
auto y heteroboicot. También dependiendo de otras variables puede conducir a
comportamientos de "desamparo aprendido" (Seligman, 1975) (4). Las personas

2

desarrollan conductas para manejar adversidades o pérdidas, pero no consiguen hacerse
con el control personal a más largo plazo, y adoptan conductas cercanas a la depresión.
Una excesiva pasividad y una actitud poco comunicativa pueden provocar la
disminución de respuestas de inmunidad o de afrontamiento con las consiguientes
consecuencias para la salud. La persona enferma cambia su comportamiento en el
hospital y ello puede repercutir en la enfermedad y su pronóstico. La psicología
hospitalaria estudia e investiga estos comportamientos para poder proponer respuestas a
algunos de los problemas planteados.
En este sentido se han ido desarrollando escalas e instrumentos con los
que poder investigar en el campo médico hospitalario variables psicológicas (Zigmond
y Snaith, 1983 (5); Caro e Ibáñez, 1992 (6); Martín-Ortíz y cols. , 2005 (7)).
El propósito del presente trabajo es proporcionar una herramienta con la
que se puedan evaluar aspectos psicológicos y de conducta en el marco hospitalario,
intentando paliar en parte las limitaciones y sesgos de respuesta de los cuestionarios.
Para ello se confeccionó una Hoja de Registro Hospitalario (HRH) diseñada para ser
utilizada como una "entrevista estructurada". En el presente trabajo presentaremos los
análisis de validez estructural y de fiabilidad, así como diferencias entre pacientes
hospitalizados crónicos y agudos a partir de dicha estructura factorial.

METODOLOGÍA
Participantes
La muestra está constituida por 50 pacientes ingresados en el Hospital
Comarcal de Zumárraga (Guipúzcoa), de los cuales 28 son hombres (56%) y 22 son
mujeres (44%). La edad media de 62, 5 años (desviación típica de 17, 51), siendo las

3

edades más frecuentes (moda) 55, 69, 72 y 76 años, con tres casos en cada categoría. El
rango de edad abarca desde los 27 años hasta los 89.
Se constató que el nivel de comprensión de los pacientes era bueno, de
tal forma que el 96% entendía bien al personal del hospital (media de comprensión
sobre 10: 8, 44).
La mayor parte de los pacientes afirmaban que seguían adecuadamente
los tratamientos médicos (82%) y que no se olvidaban de tomar las medicinas prescritas
(84%).
Los pacientes fueron ingresados o por una enfermedad aguda grave o por
una reagudización de una enfermedad crónica, y algunos para el estudio y seguimiento
de su enfermedad, aunque el 60% de la muestra padecía alguna enfermedad crónica.

Instrumento
Como hemos indicado anteriormente, se confeccionó un instrumento con
un total de 66 ítems para ser utilizado como "entrevista estructurada", al que hemos
denominado "Hoja de Registro Hospitalario" (H. R. H. ), que recogía variables
sociodemográficas (edad, sexo, estado civil), diagnóstico de enfermedades (de ingreso y
otras más graves, en su caso), peso, estatura, conductas patogénicas (fumar e ingesta de
alcohol), uso tanto hospitalario como extrahospitalario de medicamentos, conductas
habituales (sueño, comida, lectura, ejercicio físico), conducta de dependencia del
hospital y 28 ítems recogidos entre otros del cuestionario General de Salud de Goldberg
(Goldberg y Hillier, 1979) (8) para recoger indicadores psicológicos, psicopatológicos y
de conducta (en el anexo adjunto se recogen todos lo ítems de la HRH). Con esto se
pretende tener indicadores de depresión, irritabilidad, sociabilidad, calidad de vida,
energía vital, obsesiones, sentimientos de impotencia, entre otros. La mayoría de los

4

ítems formulaban una pregunta sencilla (por ejemplo: "Tiene la sensación de que todo
se le viene encima") y se diseñó una "regleta" desde 0 (nada) a 10 (muchísimo) para
facilitar una respuesta dimensionalizada de forma continua.

Procedimiento
La pasación de la prueba se efectuó desde mediados de enero a finales de
marzo de 2008. Todos los pacientes fueron entrevistados en sus habitaciones por
personal médico aprovechando algún momento tranquilo en la rutina hospitalaria. Se
tuvo especial cuidado en elegir a las personas que tenían un nivel cognitivo y de
comprensión adecuados, y que la situación de entrevista no interfiriera con su
enfermedad. Posteriormente, se completaron otros datos biomédicos a partir de la
historia clínica.

Análisis de datos
Se han realizado dos tipos de estudio, analizando los datos con el SPSS
v. 14 para Windows. Para el primer trabajo se han utilizado descriptivos estadísticos y
análisis de componentes principales con rotación varimax. En el segundo, a partir de la
estructura factorial encontrada se han establecido diferencias "t" entre dos grupos
criteriales de pacientes: crónicos y agudos.

RESULTADOS
Estudio 1
En la tabla nº 1 viene reflejado el análisis factorial de las 32 variables de
la H. R. H. que recogían aspectos psicológicos y de conducta, es decir, del ítem 35 al 66.
Se optó por un método de extracción de análisis de componentes principales y una

5

posterior rotación varimax. El criterio de extracción de factores fue el usual de
considerar valores propios iguales o superiores a 1.

6

Tabla nº 1 (a): análisis factorial de componentes principales en las variables psicológicas y conductuales de la H. R. H. Rotación varimax.
1
2
3
4
5
6
7
8 Comunalidades
____________________________________________________________________
35. Ejercicio físico que desarrolla fuera del hospital.
0, 147 -0, 224 -0, 295 0, 008 0, 112 -0, 004 0, 673 -0, 087 0, 632
36. Se considera una persona triste
-0, 188 0, 362 0, 805 0, 180 0, 015 0, 008 0, 037 -0, 026 0, 850
37. Se considera una persona nerviosa
0, 243 0, 319 0, 206 -0, 055 -0, 145 0, 225 0, 558
0, 298 0, 678
38. Se preocupa por su enfermedad o enfermedades graves 0, 209 0, 258 0, 151 0, 660 -0, 167 -0, 163 0, 182
0, 298 0, 745
39. En casa come - = +cantidad que en el hospital.
-0, 123 -0, 200 -0, 077 -0, 060 0, 046 -0, 179 -0, 012
0, 845 0, 813
40. Considerar de 0 a 10 su gusto por la lectura
0, 324 -0, 046 0, 036 0, 123 0, 777 0, 081 -0, 089
0, 056 0, 746
41. Se considera fácilmente irritable
0, 029 0, 232 0, 273 -0, 092 0, 346 0, 432 0, 135
0, 552 0, 767
42. Se considera sociable
0, 738 -0, 102 -0, 053 0, 120 0, 321 -0, 209 0, 244 -0, 035 0, 780
43. Se siente en general feliz y satisfecho con su vida
0, 522 -0, 116 -0, 242 -0, 085 0, 547 -0, 255 0, 207 -0, 108 0, 770
44. Se siente a gusto con sus relaciones familiares
0, 723 -0, 048 -0, 047 0, 115 0, 496 -0, 158 0, 152
0, 035 0, 836
45. Se siente o se sentía a gusto en su trabajo
0, 738 0, 091 -0, 081 0, 128 -0, 075 0, 072 0, 312 -0, 012 0, 684
46. Está a gusto con sus amistades
0, 821 -0, 013 0, 138 -0, 040 0, 238 0, 078 0, 168 -0, 082 0, 793
47. Considera suficiente el número de amistades que tiene 0, 769 -0, 158 0, 210 -0, 013 0, 172 -0, 154 -0, 016 0, 053 0, 717
48. Considera grave su enfermedad principal
0, 024 0, 116 -0, 090 0, 881 0, 153
0, 098 -0, 067 -0, 198 0, 875
49. Considera grave su enfermedad de ingreso
0, 087 0, 160 -0, 026 0, 864 0, 136 0, 133 -0, 064 -0, 059 0, 824
50. Cree que es proclive a sufrir enfermedades físicas
-0, 084 -0, 033 -0, 019 0, 164 -0, 051 0, 818 0, 066 -0, 114 0, 725
51. Cree que tiene suficiente fuerza para mantenerse sano 0, 177 -0, 227 -0, 328 0, 197 0, 641 -0, 152 0, 265 0, 147 0, 755
52. Tiene la sensación de que todo se le viene encima
0, 124 0, 619 0, 265 0, 017 -0, 142 0, 522 -0, 147 0, 016 0, 783
53. Tiene la sensación de perder el control sobre su vida -0, 194 0, 865 0, 131 0, 101 -0, 133
0, 118 -0, 174 -0, 089 0, 882
54. En casa se las arregla para estar ocupado y activo
0, 268 -0, 386 0, 200 -0, 104 0, 281
0, 012 0, 549 0, 116 0, 666
55. Tiene la sensación de que está perdiendo la vida
-0, 203 0, 854 0, 055 0, 178 -0, 091 0, 046 -0, 038 -0, 095 0, 826

7

Tabla nº 1(b): análisis factorial de componentes principales en las variables psicológicas y conductuales de la H. R. H. Rotación varimax.
1
2
3
4
5
6
7
8
Comunalidades
________________________________________________________________________________________
56. Piensa que no merece la pena seguir viviendo la vida -0, 152 0, 770 0, 433 0, 141 0, 159 -0, 187 -0, 036 -0, 035 0, 886
57. Piensa en "quitarse de en medio"
-0, 040 0, 507 0, 483 0, 110 0, 023 -0, 304 -0, 241 0, 182 0, 689
58. Da muchas vueltas a las cosas en la cabeza
0, 340 0, 136 0, 369 -0, 131 -0, 034 0, 365 0, 211 0, 317 0, 568
59. Se siente fracasado en la vida
0, 066 0, 034 0, 820 -0, 181 -0, 165 0, 127 -0, 055 -0, 004 0, 756
60. La vida le ha dado lo que esperaba o se merecía
0, 733 0, 135 0, 114 0, 085 0, 185 0, 127 0, 008 -0, 098 0, 635
61. Se siente capaz de conseguir lo que se propone
0, 735 -0, 416 -0, 276 0, 067 0, 147 -0, 002 -0, 033 0, 012 0, 817
62. Tiene suficiente energía
0, 773 -0, 346 -0, 128 -0, 047 -0, 129 0, 054 -0, 014 0, 221 0, 805
63. Le gusta su forma de ser
0, 710 -0, 478 -0, 240 -0, 066 -0, 074 -0, 053 -0, 224 0, 041 0, 854
64. Está satisfecho con el dinero del que dispone
0, 610 -0, 144 0, 044 0, 185 0, 025 0, 069 0, 322 -0, 020 0, 537
65. Le gusta la vida que lleva
0, 705 -0, 472 -0, 257 -0, 090 0, 071 0, 108 -0, 023 -0, 028 0, 813
66. Ha aceptado su enfermedad más grave
0, 408 -0, 550 0, 170 -0, 214 0, 153 -0, 118 -0, 098 -0, 147 0, 612
Valores propios
varianza explicada matriz originaria
varianza explicada matriz rotada
Coeficientes (Factores 1, 2, 3, 4 y 5)
Coeficiente global

9, 351 4, 764 2, 720 1, 952 1, 807
29, 22% 14, 88% 8, 50% 6, 10% 5, 64%
21, 88% 14, 25% 8, 60% 7, 44% 7, 09%
0, 931 0, 654 0, 652 0, 776 0, 704
0, 789

8

1, 275
3, 98%
5, 65%
1, 00

1, 182
3, 69%
5, 58%
0, 512

1, 069
3, 33%
4, 86%
0, 244

Con los criterios anteriormente mencionados se extrajeron 8 factores que
llegan a explicar de forma acumulada el 75, 37% de la varianza. El coeficiente global de
consistencia interna es de 0, 789. Para hacerlos más interpretables hemos elegido en cada
factor a aquellos ítems que obtienen las saturaciones más altas en el mismo sin que se
produzcan solapamientos en otros factores.
De esta manera el factor nº 1 agrupa 11 ítems con saturaciones entre
0, 821 a 0, 610. La consistencia interna es claramente satisfactoria con un índice de
0, 931. Posee un valor propio de 9, 351 y llega a explicar en la matriz originaria el
29, 22% de la varianza, y en la matriz rotada el 21, 88%. Es un factor que agrupa ítems
de "sociabilidad, energía y vitalidad". Las variables asociadas, por orden de
importancia, todas en la dirección positiva, son las siguientes: "gusto por las amistades"
(0, 821), "energía" (0, 773), "número de amistades" (0, 769), "sociable" (0, 738), "gusto
en el trabajo" (0, 738), "capacidad" (0, 735), "expectativa vital" (0, 733), "gusto con la
familia" (0, 723), "gusto forma de ser" (0, 710), "gusto vida" (0, 705) y "satisfacción
dinero" (0, 610). Es básicamente un factor optimista, marcado por un sentido sociable y
de capacidad y energía.
El factor nº 2 viene definido por seis ítems, con saturaciones
comprendidas entre 0, 865 y 0, 507. Posee una consistencia interna aceptable de 0, 654, y
con un valor propio de 4, 764 llega a explicar el 14, 88% de la varianza en la matriz
originaria y el 14, 25 en la matriz rotada. Es un factor claramente negativo, marcado por
pérdidas y deseos de quitarse de en medio, con ítems en la dirección de "sensación de
pérdida en el control vital" (0, 865), "sensación pérdida de la vida" (0, 854), "no deseo de
seguir viviendo" (0, 770), "sensación de que todo se viene encima" (0, 619), "no
aceptación de la enfermedad" (0, 550) y "pensamientos de quitarse de en medio"
(0, 507). Lo conceptualizamos como un factor de "pérdida".

9

El factor nº 3 sólo viene definido por dos ítems sin solapamientos en
otros factores con una consistencia interna de 0, 652. Su valor propio es de 2, 720,
explicando el 8, 50% y el 8, 60% de la varianza en las matrices originaria y rotada,
respectivamente. Este factor viene marcado por el "fracaso" (0, 820) y la "tristeza"
(0, 805). Lo nominamos con ambos conceptos.
El factor nº 4 se forma a partir de un valor propio de 1, 952, agrupa a tres
ítems con una consistencia interna de 0, 776, y explica el 6, 10% y el 7, 44% de la
varianza en la matriz factorial originaria y rotada, respectivamente. Los ítems son los
siguientes: "percepción de gravedad de la enfermedad principal" (0, 881), "percepción
de gravedad de la enfermedad de ingreso" (0, 864) y "preocupación por la enfermedad"
(0, 660). Es un factor centrado en la "percepción de gravedad de la enfermedad".
El factor nº 5 covaría con tres ítems positivos. Viene definido por un
valor propio de 1, 807, llegando a explicar el 5, 64% de la varianza en la matriz originaria
y el 7, 09% de la varianza en la matriz rotada. El índice de consistencia interna es de
0, 704. Los ítems son los siguientes: "gusto por la lectura" (0, 777), "fuerza saludable"
(0, 641) y "felicidad y satisfacción con la vida" (0, 547). Este factor señala aspectos
positivos que puede ayudar a superar la enfermedad. Lo denominamos "vitalidad
positiva".
El factor nº 6 sólo consigue un ítem con suficiente carga y sin
solapamiento con otros factores, por este motivo no se ha calculado la consistencia
interna, que obviamente es de 1, 00. Posee un valor propio de 1, 275 y explica el 3, 98%
de la varianza en la matriz originaria y el 5, 65% en la matriz rotada. El ítem aquí
reflejado señala una "percepción de vulnerabilidad a la enfermedad" (0, 818).
El factor nº 7 agrupa tres ítems. Posee un valor propio de 1, 182 y explica
el 3, 69% de la varianza en la matriz originaria y el 5, 58% en la matriz rotada. La

10

consistencia interna es de 0, 512. Los ítems son los siguientes: "nivel de ejercicio"
(0, 673), "nerviosismo" (0, 558) y "actividad" (0, 549). Es un factor positivo de
"actividad física", aunque con nerviosismo.
El factor nº 8 tiene dos saturaciones importantes. "Cantidad de ingesta"
(0, 845) e "irritabilidad" (0, 552). Se les puede considerar como dos aspectos
independientes de un factor de "adaptación", de ahí la baja consistencia interna, que es
de 0, 244. Posee un valor propio de 1, 069 y explica el 3, 33% de la varianza en la matriz
originaria y el 4, 86% en la matriz rotada.

Estudio 2
Se calcularon pruebas "t" de diferencias en los ocho factores extraídos
entre los grupos de pacientes que presentaban o enfermedad aguda o enfermedad
crónica, para analizar si se producían diferencias psicológicas. Los resultados
encontrados pueden verse en la tabla n º 2.

11

Tabla nº 2: Medias, desviaciones típicas y pruebas de diferencia "t" entre los pacientes diagnosticados de enfermedad "aguda" (N= 20) versus
"crónica" (N=30) en los ocho factores de la H. R. H.

F1. sociabilidad, energía y vitalidad
F2. Pérdida
F3. Fracaso y tristeza
F4. percepción de gravedad de la enfermedad
F5. Vitalidad positiva
F6. percepción de vulnerabilidad a la enfermedad
F7. Actividad física
F8. Adaptación

Aguda
__________________
media Des. Tip.
88, 00
9, 33
-3, 05
6, 98
1, 25
3, 38
16, 35
6, 12
20, 75
4, 07
2, 35
2, 88
17, 40
6, 26
6, 10
3, 02

* p< 0, 05; **p<0, 01.

12

Crónica
_________________
Media
Des. Tip.
77, 10
14, 34
2, 36
10, 09
3, 73
3, 34
17, 43
4, 98
17, 43
5, 98
3, 23
2, 47
13, 76
5, 99
5, 40
2, 52

"t"
3, 255 **
-2, 086 *
-2, 561 *
-0, 687
2, 164 *
-1, 157
2, 062 *
0, 887

Como puede apreciarse en dicha tabla es el primer factor, denominado
"Sociabilidad, energía y vitalidad", el que ha producido las diferencias más
significativas a favor del grupo de enfermos agudos ("t": 3, 255, p<0, 01). Estas personas
frente a las personas con enfermedades crónicas muestran mayor energía y vitalidad, y
mayor gusto social. Hay que destacar que aunque el grupo de enfermos crónicos tiene
significativamente más edad que el grupo de enfermos agudos (67, 76 vs. 54, 60, "t":
2, 776, p<0, 01), este factor es independiente de dicha variable (Tau_b de Kendall:
-0, 140, p<0, 159).
El segundo factor de "pérdida" diferencia entre ambos grupos con
puntuación superior para los enfermos crónicos ("t": -2, 086, p<0, 05). Este factor sí que
correlaciona significativamente con la edad (Tau_b de Kendall: 0, 210, p<0, 05), por lo
que covaría en el grupo de enfermos crónicos.
En el tercer factor de "fracaso y tristeza" tiene una puntuación superior el
grupo de enfermos crónicos, manteniéndose independiente de la edad. ("t": -2, 561,
p<0, 05).
El factor que aparecía en cuarto lugar no diferencia a ambos grupos de
enfermos ("t": -0, 687, p: no significativa). En este sentido ambos grupos perciben como
graves sus enfermedades. Esta percepción viene agudizada por el hecho de que están
hospitalizados y la enfermedad se percibe en este contexto siempre como grave,
independientemente de la edad y del tipo de enfermedad.
El quinto factor ("Vitalidad positiva") diferencia significativamente a
favor al grupo de enfermos agudos ("t": 2, 164, p<0, 05). Aunque aquí la edad juega
algún rol a favor de ellos (Tau_b de Kendall: -0, 238, p<0, 05).
Ni el factor sexto ni el factor octavo diferencian a los dos grupos de
enfermos criteriales. Pero sí les diferencia el factor séptimo ("t": 2, 062, p<0, 05) que

13

mostraría que los sujetos con enfermedad aguda hacen más ejercicio físico y
nuevamente esto vendría explicado en parte por la edad (Tau_b de Kendall: -0, 225,
p<0, 05).

CONCLUSIONES
La H. R. H. puede ser un instrumento de recogida de datos psicológicos y
de comportamiento en el contexto hospitalario. El enfermo hospitalizado, en general por
enfermedades crónicas, suele tener ya una edad avanzada y un cierto deterioro
cognitivo, todo esto hace que su capacidad de adaptación al entorno y su capacidad de
recuperación de la enfermedad estén limitados.
Una evaluación adecuada de aspectos psicológicos puede ayudar a
entender mejor a estos enfermos y ayudarles en la evolución de su enfermedad. Se ha
diseñado la H. R. H. como una "entrevista estructurada", ya que los cuestionarios suelen
tener la dificultad de presentar múltiples sesgos de respuestas con este tipo de sujetos en
este contexto, debido a las limitaciones de comprensión, cognitivas, y relativas a la
gravedad de la enfermedad. La H. R. H. arroja una estructura factorial de 8 factores con
una consistencia interna global (0, 789) y por factores (media de 0, 684) más que
aceptable, y que describe aspectos psicológicos positivos y negativos de "sociabilidad,
energía y vitalidad" (Factor 1), de "pérdida, fracaso y tristeza" (Factor 2 y 3),
"percepción de gravedad de la enfermedad" (Factor 4), aspectos positivos para la
superación de la enfermedad, como es la "vitalidad positiva" (Factor 5), "percepción de
vulnerabilidad" (Factor 6), otros aspectos independientes positivos para la superación,
como la "actividad física" (Factor 7) y varios indicadores de "adaptación" al medio
(Factor 8).

14

Es el primer factor de "sociabilidad, energía y vitalidad" el que diferencia
más nítidamente a los dos grupos de enfermos. Como ya se ha indicado este factor es
independiente de la edad, por lo que estos aspectos psicológicos pueden ser muy
positivos a la hora de manejar la enfermedad.
El segundo factor de "pérdida" con puntuaciones más altas en el grupo de
enfermedades crónicas nos estaría señalando el componente de "desamparo" que
muestran estos pacientes. Para Taylor (1979) (9) una falta de control sobre los
acontecimientos cercanos a corto plazo genera "reactancia", que vendría caracterizada
por conductas de negación y "pasivo-agresivas", pero esa falta de control mantenida en
el tiempo, como es el caso de las enfermedades crónicas, donde no hay una cura
definitiva y donde el "control" del paciente se limita al mantenimiento de la salud que
se tiene y a no empeorar, puede conducir a un sentimiento de desamparo e impotencia
(Seligman, 1975), en el que el sujeto puede considerar que ha perdido el control de su
salud y de su vida en general. La sensación de "pérdida de control" puede vulnerabilizar
y ser un factor de predisposición de varias enfermedades. Aunque quizás este resultado
lo explique en parte la edad, que ha salido relacionada con esta variable, y no sólo la
enfermedad. El deterioro natural del envejecimiento puede verse agudizado al tener que
asumir el padecimiento de enfermedades crónicas.
En la misma dirección se muestra el tercer factor, aunque con
independencia de la edad. Así los sujetos con enfermedades crónicas puntúan
significativamente más en "fracaso y tristeza". La gravedad de la enfermedad, medida
por el cuarto factor no diferencia a los dos grupos en el contexto hospitalario.
Lo que nos indica el quinto factor es que los enfermos agudos parecen
tener más resortes de superación vital positiva que los sujetos con enfermedad crónica.
Aunque en parte se puede explicar por la mayor juventud del primer grupo.

15

Que no haya diferencias significativas entre los grupos en los factores
sexto y octavo podría interpretarse como que es equivalente en el contexto hospitalario
la percepción de gravedad de la enfermedad y que acaban adaptándose a dicho marco, al
menos las personas con suficiente capacidad cognitiva y comprensiva. Por último,
aunque marcado por la edad, los pacientes agudos se muestran más activos físicamente
que los pacientes crónicos.
Por último, en estas conclusiones también es importante resaltar que la
estructura encontrada en la H. R. H. puede ayudar a entender la dinámica psicológica en
el ámbito hospitalario. Y que una vez asentada metodológicamente dicha estructura, se
puede recomendar su uso práctico en el hospital, utilizando la información con los
contenidos concretos de cada uno de los ítems. Para ello se ha diseñado como una escala
no muy extensa, con ítems cortos y claros, y con un sistema de evaluación muy sencillo
de utilizar por parte del personal sanitario. Éste está preocupado principalmente por el
desarrollo de la enfermedad, pero le puede resultar muy importante profundizar en
aspectos psicológicos y de adaptación para el pronóstico y el seguimiento (RodríguezMarín, 1995) (10).

REFERENCIAS
(1) Haranburu M, Sansinenea E. Osasunaren Psicologia. Bilbao: Servicio Editorial
Universidad del País Vasco, 2004.
(2) Glass DC, Singer JE. Urban stress: Experiments on noise and social stressors.
New York: Academic Press, 1972.
(3) Brehm JW. A Theory of Psychological Reactance. New York: Academic Press,
1966.
(4) Seligman MEP. Helplessness: on Depression, development, and death. San
Francisco: Freeman, 1975.
(5) Zigmond AS, Snaith, RP. The hospital anxiety and depresión scale. Acta
Psychiatrica Scand 1983; 67:361-70.
(6) Caro I, Ibáñez E. La escala hospitalaria de ansiedad y depresión: su utilidad
práctica en psicología de la Salud. Boletín de psicología 1992; 36: 43-69.

16

(7) Martín-Ortíz JD, Sánchez MJ, Sierra JC. Evaluación de calidad de vida en
pacientes con cáncer: una revisión. Revista Colombiana de psicología 2005; 14:
34-45.
(8) Goldberg DP, Hillier VF. A scaled version of the General Health Questionnaire.
Psychological Medicine 1979; 9: 139-145.
(9) Taylor SE. hospital patient behaviour: Reactance, helplessness, or control?.
Journal of Social Issues 1979; 35:156-184.
(10)
Rodríguez-Marín J. psicología Social de la Salud. Madrid: Editorial
Síntesis, 1995.

17

ANEXO
VARIABLES DE LA HOJA DE REGISTRO HOSPITALARIO (HRH).
1. Sexo
2. Estado civil y/o convivencia familiar
3. Edad
4. diagnóstico de la enfermedad de ingreso
5. Valoración médica de la gravedad de la enfermedad de ingreso
6. diagnóstico de la enfermedad más grave
7. Valoración médica de la gravedad de la enfermedad más grave
8. Esta última enfermedad es
Aguda
Crónica
9. Peso
10. Talla
11. Fumador
12. Cantidad de cigarrillos al día:
13. Es "exfumador (con secuelas físicas)
14. Si no fuma, se considera "fumador pasivo"
15. Gamma GT
16. Valoración alcoholismo
Medicamentos adicionales (uso frecuente):
En casa:
17. Para dormir
18. Laxantes
19. Tranquilizantes
20. Analgésicos
21. Otros (no referidos al tratamiento actual)
En el hospital:
22. Para dormir
23. Laxantes
24. Tranquilizantes
25. Analgésicos
26. Otros (no referidos al tratamiento actual por gravedad o ingreso)
actitud dependiente hacia el hospital
27. Se quiere quedar en el hospital o no quiere el alta
28. Cuando tenga el alta, dice que quiere volver pronto al hospital
29. Se quiere ir pronto a su casa
30. Entiende bien lo que le dice el personal del hospital
31. Le cuesta seguir los tratamientos médicos
32. Se le olvida tomar las medicinas
33. Número de horas nocturnas que suele dormir en casa
34. ¿En casa se echa la siesta?
35. Valorar de 0 a 10 el nivel de ejercicio físico que desarrolla normalmente, fuera del
hospital.
36. Se considera una persona triste
37. Se considera una persona nerviosa
38. Se preocupa por su enfermedad o enfermedades graves
39. En casa come menos-----igual-----más cantidad de comida que en el hospital.
40. Considerar de 0 a 10 su gusto por la lectura
41. Se considera fácilmente irritable
42. Se considera sociable

18

43. Se siente en general feliz y satisfecho con su vida
44. Se siente a gusto con sus relaciones familiares
45. Se siente (o se sentía en caso de estar jubilado) a gusto en su trabajo
46. Está a gusto con sus amistades
47. Considera suficiente el número de amistades que tiene
48. En qué medida considera grave su enfermedad principal (más grave)
49. En qué medida considera grave su enfermedad de ingreso
50. Cree que es proclive a sufrir enfermedades físicas
51. Cree que tiene suficiente fuerza para mantenerse físicamente sano
52. Tiene la sensación de que todo se le viene encima
53. Tiene la sensación de perder el control sobre su vida
54. En casa se las arregla para estar ocupado y activo
55. Tiene la sensación de que está perdiendo la vida
56. Piensa que no merece la pena seguir viviendo la vida
57. Piensa en "quitarse de en medio"
58. Da muchas vueltas a las cosas en la cabeza
59. Se siente fracasado en la vida
60. La vida le ha dado más o menos lo que esperaba o se merecía
61. Se siente capaz de conseguir lo que se propone
62. Tiene suficiente energía
63. Le gusta su forma de ser
64. Está satisfecho con el dinero del que dispone
65. Le gusta la vida que lleva
66. Ha aceptado su enfermedad más grave

19

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar